mirta romay en clase ejecutiva jun 2016

of 9 /9
HACE UN AÑO LANZÓ TEATRIX, PRIMERA PLATAFORMA PARA VER TEATRO ARGENTINO ON DEMAND EN EL PAÍS. CONCEBIDA COMO UNA START-UP TECNOLÓGICA CON CORAZÓN CULTURAL, ACABA DE FIRMAR UN ACUERDO CON SU PAR EN BROADWAY PARA INTERCAMBIAR OBRAS DEL CIRCUITO COMERCIAL Y OFF. EL DOMINGO EN QUE SE CELEBRA EL DÍA DEL PADRE AQUÍ, TRANSMITIRÁ, POR PRIMERA VEZ VÍA STREAMING, UNA FUNCIÓN DE VENECIA, CONSIDERADA LA PIEZA DE AUTOR LOCAL MÁS REPRESENTADA EN EL MUNDO. CON UNA INVERSIÓN INICIAL DE U$S 1 MILLÓN, APLICA CRI- TERIOS CINEMATOGRÁFICOS TANTO DE FILMACIÓN COMO DE POSPRODUCCIÓN PARA ALUMBRAR UN NUEVO GÉNERO QUE RINDE HOMENAJE AL LEGADO DE DON ALEJANDRO, SU PADRE, LEGENDARIO PROMOTOR DE LA CULTURA AUDIOVISUAL NACIONAL Y POPULAR. Txt: Andrea del Rio Phs: Antonio Pinta MIRTA ROMAY Durante un tiempo le tuve mucho miedo al éxito” 24 > CLASE

Upload: andrea-del-rio

Post on 02-Aug-2016

232 views

Category:

Documents


3 download

DESCRIPTION

Hace un año lanzó Teatrix, la primera plataforma para ver teatro argentino on demand, una start-up que combina su pasión por la tecnología con el legado cultural de su padre, don Alejandro, legendario zar de la televisión y las tablas.

TRANSCRIPT

Page 1: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

HACE UN AÑO LANZÓ TEATRIX, PRIMERA PLATAFORMA

PARA VER TEATRO ARGENTINO ON DEMAND EN EL PAÍS.

CONCEBIDA COMO UNA START-UP TECNOLÓGICA CON

CORAZÓN CULTURAL, ACABA DE FIRMAR UN ACUERDO

CON SU PAR EN BROADWAY PARA INTERCAMBIAR OBRAS

DEL CIRCUITO COMERCIAL Y OFF.

EL DOMINGO EN QUE SE CELEBRA EL DÍA DEL PADRE

AQUÍ, TRANSMITIRÁ, POR PRIMERA VEZ VÍA STREAMING,

UNA FUNCIÓN DE VENECIA, CONSIDERADA LA PIEZA DE

AUTOR LOCAL MÁS REPRESENTADA EN EL MUNDO. CON

UNA INVERSIÓN INICIAL DE U$S 1 MILLÓN, APLICA CRI-

TERIOS CINEMATOGRÁFICOS TANTO DE FILMACIÓN

COMO DE POSPRODUCCIÓN PARA ALUMBRAR UN NUEVO

GÉNERO QUE RINDE HOMENAJE AL LEGADO DE DON

ALEJANDRO, SU PADRE, LEGENDARIO PROMOTOR DE LA

CULTURA AUDIOVISUAL NACIONAL Y POPULAR.

Txt: Andrea del Rio

Phs: Antonio Pinta

MIRTA

ROMAYDurante un tiempole tuve muchomiedo al éxito”

2244> CLASE

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:38 p.m. Page 24

Page 2: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

CLASE <2255

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:41 p.m. Page 25

Page 3: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

de Claudio Tolcachir; La casa de Bernarda Alba,dirigida por José María Muscari; Como quien oyellover y Maestra Normal, de Juan Pablo Geretto;La Nona, de Tito Cossa; Acuérdate de AgustínLara, por Los Amados; El principio de Arquíme-des; El cabaret de los hombres perdidos, dirigida porLía Jelín; Esquizopeña, de Fernando Peña; Chicoscatólicos, apostólicos y romanos. Pronto se sumaránal portfolio los musicales y unipersonales de PepeCibrián Campoy, así como Salsa Criolla 30 años,de Enrique Pinti; y la actual puesta de Venecia,con dirección de Helena Tritek. Además, acaba de firmar un acuerdo con Broad-way Channel para intercambiar contenidos con esaplaza teatral, una de las más prestigiosas y convo-cantes del mundo. En todos los casos, las obrasson sujeto de “un proceso de registro y pospro-ducción en HD propios del lenguaje cinematográ-fico”, al que se suman backstages, trailers y entre-vistas, de modo de potenciar la experiencia de losespectadores. “Si bien tiene el gran mérito de ha-ber encontrado un lenguaje audiovisual propio,que no es la mera suma del teatro y el cine, esen-cialmente Teatrix es una empresa de tecnología”,enfatiza Romay en los dos encuentros, de más dedos horas cada uno, que mantuvo con Clase Ejecu-tiva. Y precisa que “si tiene algún porvenir en elmercado, está dado justamente por esa bisagra quepude transitar una vez que entendí el modelo deadquisición de clientes, la importancia de la expe-riencia del streaming para el usuario y todo lo vin-culado a la usabilidad y portabilidad de la platafor-ma”. Desde luego, psicóloga al fin, no se le escapael hecho de que este proyecto haya visto la luz casien simultáneo con el fallecimiento de su padre:“Es inevitable que la gente identifique a Teatrixcon él porque tiene su impronta: la innovación, elreconocimiento de los nuevos medios, la integra-ción del teatro y la televisión en un mismo pro-ducto. Es un proyecto que agrega valor, sin dudas,y permite la promoción de productores, artistas yautores nacionales, cuestiones que también sonuna marca en el orillo de ‘lo Romay’”.Teatrix cumplió su primer año. ¿Por qué tuvotan bajo perfil hasta ahora?La escasa pauta publicitaria que ejecutamos hastaahora ha tenido sus razones. Empecé este empren-dimiento como un proyecto de contenidos y, co-mo teníamos apenas 8 obras cuando salimos almercado, ese catálogo acotado no justificaba inver-tir en difusión. Pero la clave fue que, al cuarto oquinto mes, entendí que, en realidad, mi empresaes tecnológica. Eso, por un lado, es un conceptomuy fuerte para alguien de mi generación. Y, porotro, me hizo asumir que su perfil disruptivo re-quería constituir internamente las bases técnicaspara su viabilidad. De modo que la inversión ini-cial se destinó, principalmente, a establecer mejo-ras en la plataforma, en el streaming y en la usabi-

L“Las mujeres se completan con el hijo y tambiéncon el trabajo. Los hombres buscan el statu quo yse afirman en sus trabajos porque tienen todo paraperder. Nosotras, en cambio tenemos todo paraganar. Y por eso nos arriesgamos más”. Esa expli-cación de Mirta Romay sobre las diferencias de li-derazgo según la perspectiva de género, aplicablestanto al mundo corporate como al circuito entre-preneur, resulta una excelente parábola del caminoque recorrió como empresaria buscando, siempre,un lugar propio bajo el sol, no tan lejos pero tam-poco tan cerca de la larga sombra proyectada porsu padre. Porque la hija mayor de Alejandro Ro-may, zar de la televisión nacional y popular desdesu trono en el ex Canal 9, lleva más de 20 añosgestionando compañías disruptivas en áreas que,hasta ahora, poco tenían que ver con el polvo deestrellas sobre el que reinó su progenitor. Tras haber liderado Formar, el sistema de educa-ción televisiva que capacitó a más de 100 mil ar-gentinos entre 1998 y 2001 y exportó a otros paí-ses de la región durante la primera década delnuevo siglo, en 2012 creó Webee, un canal detransmisión online de congresos y jornadas. Casi en simultáneo con la muerte de su padre,ocurrida el 25 de junio de 2015, se reinventó co-mo innovadora techie al lanzar Teatrix. Definidacomo “la primera plataforma del país que permitever obras de teatro por Internet mediante una sus-cripción mensual fija”, fue presentada nada menosque el 27 de marzo del año pasado, Día Interna-cional del Teatro. En su catálogo conviven títulosaclamados por la crítica y el público, tanto del cir-cuito comercial como del off, algunos todavía dis-ponibles en salas. El listado está en crecimiento:La omisión de la familia Coleman y Tercer Cuerpo,

2266> CLASE

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:43 p.m. Page 26

Page 4: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

lidad, para lo cual fue vital que nuestra base de da-tos estuviera bien constituida y que las suscripcionesno tuvieran fallas. Al principio, la propuesta de Teatrix generó resquemor, polémica e incluso abierto rechazoen el ambiente teatral. Hoy, no existe director,productor ni elenco que se oponga a figurar enel catálogo. ¿Cómo lo lograste?Las resistencias empezaron a diluirse y ya no noscuesta tanto conseguir las obras porque el mundodel teatro está confiando cada vez más en la plata-forma. Y si bien ya estamos cerca de la veintena, es-te año el catálogo crecerá exponencialmente por-que, por ejemplo, Pepito (Cibrián Campoy) nos diosus musicales y unipersonales. El teatro es una in-dustria esencialmente analógica, de butaca y bolete-ría, bien artesanal, de cuerpo a cuerpo. Uno piensaen las luces de neón pero, en verdad, allí se está encontacto con la pequeñez todo el tiempo. Y se co-rre siempre un altísimo riesgo, porque el teatro esun misterio: una obra chiquita puede transformarseen un éxito impresionante, mientras que con unapuesta grande puede no suceder nada. Hoy, cuandose habla tanto de métricas, el teatro sigue siendo unnegocio incontrolable, inefable. Además, es un

mundo que empieza y termina en cada función, ypor eso las nuevas generaciones sólo conocen lagrandeza de Lola Membrives o Alfredo Alcón portradición oral. Hasta ahora. Porque Teatrix, ademásde ser una empresa tecnológica y de contenidos, esun servicio de rescate cultural. Por eso, tenemosuna solapa de Memoria Artística donde, por ejem-plo, está el ciclo Alta Comedia, que se emitió porCanal 9 en la década del ‘90, y también iremos su-biendo el teatro filmado entre los ‘60 y ‘70, si bientiene una calidad que no puede competir con elparadigma audiovisual actual. La aceptación del am-biente tiene que ver con la perdurabilidad que ledamos al legado de actores, productores, directoresy autores. Cuando entré al camarín de Enrique Pin-ti, con quien acabamos de firmar por Salsa Criolla,lo primero que me dijo fue: “Me vas a inmortali-zar”. También fue gratificante cuando me reuní conTito Cossa, a quien no conocía personalmente peroimaginaba como una especie de ogro, pero me reci-bió con los brazos abiertos y me planteó: “¿Sabésque le estás haciendo un regalo al teatro?”. Mesiento plena porque esta empresa tiene eso que mu-chos teóricos enfatizan como clave: generación devalor. Y también es muy apreciado del otro lado del

mostrador, entre los usuarios: algunos son mayoresy les cuesta salir de noche a ver un espectáculo,otros se fueron a vivir fuera de la ciudad o tienenhijos pequeños y se les complican los traslados, al-gunos no pueden asumir el costo económico de veruna obra en sala con la frecuencia que querrían. ¿Por qué decís que crearon un nuevo género?“No es teatro. No es cine. Es Teatrix”, solemos de-finirnos. Sin embargo, alguien de la industria del es-pectáculo me planteó que deberíamos decir: “Es te-atro. Es cine. Es Teatrix”. Lo que pasa es que, paranosotros, no es teatro porque esa es una experienciaviva, irreproducible, de conmoción. Y somos cons-cientes de que, por su dinámica, el consumo decontenidos a demanda y móvil convoca desde otrolugar, propone y satisface otra experiencia emocio-nal. La primera obra que filmamos fue La casa deBernarda Alba, en la versión de José María Musca-ri, y tuvo un tratamiento visual tradicional. No eraun mero registro, como se hacía en otras épocas,dado que usamos cinco cámaras, pero creo que nonos pudimos meter en la historia, tan perfecta, co-mo luego sí logramos hacerlo con el resto del catá-logo. De todos modos, junto con La omisión de lafamilia Coleman (NdE: De Claudio Tolcachir y con

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:44 p.m. Page 27

Page 5: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

más de 15 años en cartel, es considerada pionera de lanueva generación del teatro independiente), son lasmás demandadas por nuestros usuarios, así comoMaestra Normal y Como quien oye llover, de JuanPablo Geretto, que alcanzaron el podio de una ma-nera vertiginosa a poco de estar online. Cuando ha-blo de nuevo género me refiero a que logramos quela filmación y la posproducción en HD entendiera,respetara y potenciara el texto y la puesta, generan-do una experiencia cinematográfica del hecho tea-tral. Para lograrlo, rompimos la caja del escenario ynos metimos adentro. Tanto, que en algunos casostuvimos la necesidad de generar inserts para crearescenas que quizás la obra no tiene en sala pero sírequiere en este formato. Es lo que nos pasó conLa Nona, por ejemplo, que tiene 12 apagones, locual era terrible para la cámara: así, creamos miniescenas que permiten transferir esa dramática por-que, si no sos el espectador en la butaca, es difícilque la interpretes si te ofreciéramos un mero regis-tro tradicional. Fue una idea genial de Helena Tri-tek, directora artística de la empresa. ¿Quién fue el primer peso pesado del teatro queconfió en tu idea?Carlos Rottemberg fue el primero al que le comen-té la idea, muy en crudo. No sé si logré que enten-diera muy bien de lo que estaba hablando, porqueni siquiera yo sabía si tenía mercado o no, pero tuvoel maravilloso gesto de ayudarme. Y me advirtió:

“El primer problema que tenés por delante son losacuerdos legales”. ¿Cuáles fueron los pasos iniciales del proyecto?Precisamente, decidí no salir a la cancha hasta tenerun acuerdo con la Asociación Argentina de Actores,Argentores, Sadaic y Sadem, a quienes les propusi-mos un sistema asociativo porcentual: si a nosotrosnos va bien, a los productores, actores, autores, di-rectores y músicos de cada obra, también. Dadoque Internet tiene un marco regulatorio diluido, yante la reacción inicial del medio, que me planteabaque estaba decretando la muerte del teatro –cuan-do, para mí, se trataba justamente de lo contrario,de eternizarlo–, me ocupé especialmente de pulir laestructura legal con cada asociación involucrada.Hubiera sido muy pícaro buscar otros modos, perola picardía tiene un tramo corto y yo, en cambio,aspiro al largo plazo. Gracias a esa seriedad y com-promiso legal, me volví confiable. También tuvo sucostado arriesgado, porque no hice nada, pero na-da, en términos de desarrollo de la plataforma, has-ta que el abogado me confirmó que todo lo demásestaba en orden. ¿Cuál es el criterio de selección de las obras queintegran la cartelera?Partimos de que no se pueden filmar todos loshechos teatrales porque no todos son factiblesde ser filmados. Hay propuestas del circuito offque me encantan pero se deslucirían muchofrente la cámara porque no cumplen los re-quisitos para convertirse en un productoaudiovisual según los parámetros actuales.De todos modos, tenemos un fuerte

compromiso con el teatro indepen-diente, donde hay un montón de

artistas con un talento impresio-nante a los que la gente no

conoce porque la televisión

ya no apuesta a los nuevos sino a los establecidos,que son garantía de rating. Soy muy crítica de esapostura. Antes, el teatro formaba parte de la televi-sión de las grandes masas: era de nicho, sí, pero te-nía un espacio en la programación y, a su modo,evangelizaba y mantenía vivo el gusto por el teatro.Como creo que es una expresión artística que tieneque ver con lo existencial y, por tanto, nunca mue-re, podríamos decir que Teatrix es, de algún modo,un intento revolucionario por dar batalla a una cul-tura muy light, muy líquida. ¿En qué estadío tecnológico se encuentra la plataforma que crearon?El desarrollo es original. Y ahora estamos haciéndo-le cambios importantes para mejorar todavía más laexperiencia en función del crecimiento tanto del ca-tálogo como de los suscriptores, que rondan los mily siguen incorporándose a un ritmo de 150 todoslos meses, por un monto mensual de $ 120, queme parece un costo razonable para una iniciativaque se está posicionando. Tengo muy presente elrecuerdo de haber liderado un proyecto exitoso pe-ro sin la estructura suficiente para gestionarlo. En-tonces, cada decisión de Teatrix se analiza al detalle:¿estamos capacitados para recibir tanta cantidad deadherentes sin expulsarlos?, ¿cuántos servidores ne-cesitamos? Tras una consultoría inicial, incorporé aun Chief Operating Officer que estuvo involucradoen otros emprendimientos donde el software es cru-cial. Ahora estamos en la etapa final de búsqueda deinversores para lanzar una campaña de difusión agran escala. Tecnología y catálogo fueron mis dospreocupaciones iniciales. Ahora ya estamos en con-diciones de definir en quién delegar la apuesta pu-blicitaria porque estamos seguros de que podremosadministrar la gran demanda que se viene.¿Ya es oficial el acuerdo con Broadway Channelpara intercambiar contenidos?Sí, acabamos de cerrar contrato con esa plataforma.Para mí es un orgullo poder darle a nuestros pro-ductores, en el corto tiempo, una segunda ventana–comercial e internacional– que el teatro local ac-tualmente no tiene, y nada menos que en los Esta-dos Unidos. Porque ese pacto va a nutrirnos deobras de Broadway –comenzamos por Romeo andJuliet, con Orlando Bloom; Buried child, de SamShepard; y Cyrano de Bergerac, con Kevin Kline– y,a su vez, va a difundir las obras argentinas entre lapoblación de habla hispana de ese país. Desde luegoque mis costos ni se comparan con los suyos, ya queellos destinan u$s 2 millones a la filmación y pos-producción de cada obra. Por ahora, acá estamostrabajando con una sola unidad. Como en todastart-up, hay mucha motivación y compromiso, locual compensa lo pequeño de la estructura y permi-te ser sustentable en la etapa inicial. Mi viejo usabamucho esa expresión que dice: “Todo armoniosa-mente y a su debido tiempo”. Se lo aconsejaba a to-do el mundo, menos a sí mismo, porque hacía locontrario: todo muy rápido, nada armonioso. Peroyo sí trato de aplicarlo. Aprendí el concepto de

SI BIEN TIENE ELGRAN MÉRITO DEHABER ENCONTRADOUN LENGUAJEPROPIO, QUE NO ESLA MERA SUMA DELTEATRO Y EL CINE,ESENCIALMENTE ESUNA EMPRESA DETECNOLOGÍA”.

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:45 p.m. Page 28

Page 6: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

VENECIA, LA PRIMERA EN STREAMINGEl domingo 19 de junio, Día del Padre, se realizará la primera transmisión de una función en vivo vía streaming.La obra elegida, dirigida por Helena Tritek, es consideradala pieza de autor argentino más representada en elmundo. Será una celebración del primer año de Teatrix yun tributo a Alejandro Romay, fallecido en junio de 2015.

LOS GRANDES ÉXITOS DE BROADWAY Romeo and Juliet, con Orlando Bloom; Buried child, deSam Shepard; y Cyrano de Bergerac, con Kevin Kline, sonlas primeras obras que, por un convenio con BroadwayChannel, se podrán ver a través de Teatrix, que difundirá elteatro argentino entre los hispanos de los Estados Unidos.

SALSA CRIOLLA-30 AÑOS“Me vas a inmortalizar”, fue lo primero que Enrique Pinti leagradeció a Mirta Romay, tras la firma del contrato que habilita a Teatrix a registrar, con criterio cinematográfico, sucreación imperecedera, que batió todos los récords, tanto depermanencia en cartel como de número de espectadores:1.983.375 desde su estreno en 1985.

DRÁCULA... Y OTROS CLÁSICOS DE CIBRIÁN CAMPOYPionero y líder indiscutido de la comedia musical made in Argentina, Pepe Cibrián Campoy acaba de firmar unacuerdo para que sus musicales y unipersonales más exitosos formen parte de la oferta de Teatrix. Están enproceso de posproducción para adaptarlos al formato.

TEATRIXXTEATRIX

EL PRINCIPIO DE ARQUÍMEDESCon 7 nominaciones a los ACE y reciente ganadora de dosEstrella de Mar por su temporada en Mar del Plata, llevacuatro años en cartel. Escrita por el catalán Josep MaríaMiró, fue la primera pieza teatral de autor extranjero ficha-da para el portfolio online.

LA NONAEl gran clásico de Roberto Tito Cossa, protagonizado porPepe Soriano, fue filmado en mayo de 2015 durante supuesta en Multiteatro. Para Romay, el apoyo del dramaturgo,director y elenco significó una validación fundamental queayudó a dejar atrás los resquemores del ambiente.

LA OMISIÓN DE LA FAMILIA COLEMANEscrita y dirigida por Claudio Tolcachir, lleva 15 años enescena y es considerada pionera de la nueva generacióndel teatro independiente. Su inclusión en el catálogo,junto con Tercer Cuerpo, del mismo realizador, le abrió aTeatrix las puertas del circuito off.

LA CASA DE BERNARDA ALBALa versión del director José María Muscari del clásico deFederico García Lorca, que fue originalmente estrenado enBuenos Aires en 1943, fue la primera obra filmada por elequipo de Teatrix pensando en el proyecto de plataformaon demand centrada en el teatro argentino.

marketing mix: a una empresa tecnológica no lapodés manejar como a una industrial, ni tampo-co podés hacer las inversiones publicitarias tradi-cionales, o sea, todo tiene que estar de acuerdocon el modelo. Me di cuenta de que estoy alfrente de un proyecto que puede crecer muchísi-mo. No conozco el tamaño de este nicho, peroa los potenciales inversores les parece interesan-te. Otra de las fortalezas de Teatrix es que notenemos ni necesitamos una estructura grande,lo cual me permite tercerizar filmación y pos-producción con equipos de alta calidad cinema-tográfica y concentrarme internamente en el de-sarrollo tecnológico. ¿Cuál fue tu inversión inicial?Es inevitable que una se pregunte qué hacer conlo que recibió. En mi caso, me ocupé de cuidarel apellido familiar, las relaciones que me ha de-jado mi viejo y también el capital económico.Por eso diría que he sido muy austera y no llegoen este momento –y estoy lejos de hacerlo– alu$s 1 millón. Mi objetivo principal fue armaruna empresa rentable. Porque escucho cómo semanejan otros emprendimientos tecnológicos yme parece una locura: no es posible tirarse a lapileta sólo porque hay disponibles, no sé, cincopalos verdes de los inversores. Eso es subirse auna ola que te puede arrastrar en cualquier momento. ¿Cómo pasaste de ejercer como psicóloga acrear Formar, esa propuesta de televisióneducativa a distancia que fue un boom de Canal 9 en los ‘90?Me recibí en el ‘84, en la Universidad de Bel-grano. Estudié esa carrera porque en ese mo-mento me analizaba y me interesó profundizaresa mirada. Y ejercí la profesión –en consultorioy en los hospitales Israelita, Italiano y Güemes–hasta 1998, cuando lancé Formar. En realidad,ya venía gestionando, en paralelo, un proyectoeditorial. En esa época se habían hecho los pri-meros estudios profundos sobre el rendimientoescolar y se evidenciaba la necesidad de promo-ver un upgrade en Matemáticas y Lengua. En-tonces, lancé Lápiz y Papel, una colección muygrande y original donde invertimos el caminopedagógico tradicional: proponíamos comenzarpor la práctica para luego llegar a lo conceptual.Creció tanto que sumamos Ciencias Sociales ytambién áreas correspondientes a jardín mater-nal. Estaba en el medio de eso cuando papá meconvocó para que me pusiera al frente de unaidea que tenía: aprovechar los horarios margina-les del canal para difundir contenidos universita-rios. En base a mi experiencia, rápidamente medi cuenta de que no podríamos llevar adelanteun abordaje tan complejo. Pero, aprovechandoque, por un lado, se empezaba a consolidar lapropuesta de posgrados y, por otro, muchas per-sonas necesitaban un upgrade en las nuevas he-rramientas informáticas para no quedar fuera del

CLASE <2299

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:47 p.m. Page 29

Page 7: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

mercado laboral, entendí que había una oportuni-dad interesante de brindar otro tipo de capacitacióny con un formato diferente. Se me había ocurridoarmar cursos cortos, que no duraran más de tresmeses, porque había investigado lo que sucede conlas colecciones por fascículos: tienen un pico en losprimeros 90 días y luego la gente se desengancha.Entonces, Formar se pensó en base a tres ejes: loscursos que se emitían por la señal –dos madrugadaspor semana, con repeticiones los fines de semana–,los libros de texto y un centro tutorial. Pensá que,a mediados de los ‘90, el 80 por ciento de los ar-gentinos se estaba comprando su primera computa-dora. Por eso, el primer curso que lanzamos fue so-bre Word y Excel. ¡Fue un éxito! Me acuerdo quecolapsaron todos los teléfonos de Canal 9 –papá yalo había vendido en el ‘97, pero mi empresa seguíatrabajando en unas oficinas en el subsuelo– porqueingresaron al sistema 3 mil personas en un mes. Se-guimos sumando otras temáticas –el curso de mar-keting para emprendedores, totalmente pionero enaquellos tiempos, fue otro boom– hasta que, en2001, la Argentina se cayó y el proyecto también.¿De qué modo asimilaste el rápido ascenso ydescenso de tu primera empresa?Fue una experiencia muy satisfactoria y tambiénmuy traumática. Más allá del contexto del país, enFormar tuvimos un éxito arrasador que descontrolótotalmente el proyecto. Creo, sinceramente, quesus grandes méritos fueron también el motivo de sucaída. Algo que, por otra parte, también adjudico ami falta de experiencia, porque otros empresariospudieron sortear la crisis de 2001. Yo, en cambio,tuve que despedir a 80 personas. Fue un dolor muygrande. De hecho, desde esa época sigo tomandoun antidepresivo: nunca más lo pude dejar. Des-pués de esa experiencia, durante un tiempo le tuvemucho miedo al éxito. Hoy ya entendí que hay queir con pie de plomo porque un crecimiento al do-ble o triple, sin la estructura adecuada, te puede sa-car de escena rápidamente. Por eso Teatrix estácontrolada al detalle. La llevo como a un caballo:con las riendas bien cortitas. También influye queya no tengo los 40 pirulos con que encaré Formar.Estoy en otro momento de mi vida, con 8 nietos alos que dedicarles tiempo. Ya no tengo ganas depasar ciertas situaciones. No sé si sobrevivo a algotan movido. Por eso pongo énfasis en que esta em-presa crezca con amorosidad. Así, cuando llegue elgran momento, podremos abrir una botella dechampagne tranquilos. Pese a que el 2001 se llevó por delante Formar,lograste replicar el modelo en América latina.Tras el cierre, firmé un acuerdo con Pramer paraque distribuyera los contenidos bajo el formatoFormar Latam, porque teníamos tal cantidad decursos que llenaban una señal las 24 horas. Eso ge-neró que me convocaran de Venezuela, Colombia yEcuador para implementar iniciativas similares. Elproyecto más grande, y que cumplió 10 años al ai-re, fue en Ecuador, donde las clases se transmitían

por cadena nacional: el más modesto convocó a 24mil personas y el más numeroso, con foco en em-prendedorismo, sumó 54 mil. Fue una experienciamuy grata porque, justamente, el Gobierno se ha-bía involucrado. Acá nunca pude lograr un acuerdosimilar. De hecho, papá me dijo: “Te bajó el Esta-do”. Fijate que, al tiempo de nuestro cierre, apare-ció Educar, que fue un gran negocio pero no hizonada en términos educativos para la gente, mientrasque nosotros habíamos tenido 100 mil alumnos entodo el país y nadie nos apoyó. Eso es algo que noencuentro bien: no sólo cuando desde el Estado nose apoya a las empresas privadas sino que, encima,se sale a competirles. Bueno, es la Argentina...¿Y por qué volviste a intentarlo en el país?Dirigí el proyecto en Ecuador los primeros cuatroaños. Y después intenté revivirlo en la Argentina.Hice algo pequeño en Misiones y algo más intere-sante en Tucumán (NdR: Donde nació su padre).Me costó, pero pude convencerlos de que la gentequería estudiar y progresar. Hice este cálculo: con 1millón de habitantes, habría 10 mil personas intere-sadas en formarse. Por eso, necesitaba que el go-bierno provincial imprimiera 10 mil libros. La ne-gociación empezó en 2 mil y la cerramos en 5 mil.A las dos semanas de lanzarlo, nos quedamos sin li-bros. Es decir, había chances de llegar a los 10 milque yo había estimado. Fue una lástima...Sos un hueso duro de roer. Porque en 2012lanzaste Webee, otra start-up tecnológica con dimensión educativa (NdR: Es una plataformade transmisión online y a demanda de eventos educativos, congresos médicos y jornadas interreligiosas, más soporte de contenidos)¡Es que ya me había enamorado del streaming!Pensé en ofrecerle a los congresos médicos o de la-boratorios, en primera instancia, que sus conteni-dos fueran accesibles online y, luego le agregué unaplataforma educativa para multiplicar su impacto.Lo que me había motivado era la posibilidad quebrinda el streaming de no depender de un canal detelevisión, como con Formar. A mí me gusta todolo nuevo y enseguida empiezo a delirarme con latecnología, que es tan impresionante, vertiginosa,divertida. Por eso, cuando hubo que entrar en laetapa de comercializar Webee, me aburrí y deleguéla gestión. Y ahí surgió la idea de Teatrix. ¿Cuánto influyó la herencia simbólica de tu padre, tan vinculado a la actividad teatral y,también a su difusión en la pantalla chica, a la hora de idear Teatrix?Para mí, Teatrix es esa pregunta que todo hijo sehace en relación a lo que su padre le deja. ¿Qué sehace con el legado? Esta es mi respuesta. Porquemi papá me dejó algo tan maravilloso como es elamor por el teatro, que me conecta todo el tiempocon lo humano, con lo pequeños, frágiles y efíme-ros que somos. Fijate que Teatrix es un intento pordarle vida eterna al teatro y a sus protagonistas... Aveces me pregunto si este proyecto, que materialicéal poco tiempo de su fallecimiento, no tendrá que

ASUMIR EL LEGADO

Por Leonardo Glikin*

La propiedad futura de la empresa es un tema que, de mane-ra abierta o solapada, está en la mente de todo empresario,ya que en algún momento no estará al frente. Esto puede ocu-rrir porque decide retirarse y traspasar el mando a la próximageneración, porque considera que es necesario que la compa-ñía sea manejada por profesionales no familiares, o porquepiensa en venderla. En ese sentido, muchos padres sueñancon crear un clon, de modo que la hija o el hijo que adquieransu legado piensen, decidan y actúen igual que lo harían ellos.Sin embargo, esto no es posible, ya que toda empresa, delrubro que sea, irá cambiando conforme al paso del tiempo.Por ello, pretender que los sucesores repitan en el futuro losmétodos que fueron sinónimo de éxito en el pasado puede serequivalente a un estrepitoso fracaso.Este escenario que queda ante la sucesión de la empresa y/oprofesión del padre es, en todas sus formas, una oportunidadpara los descendientes, quienes pueden no sólo ocupar unlugar que ahora les pertenece sino presentar sus ideas,opiniones e incluso reinventarse como una mejor versión desus antecesores. Existen múltiples casos en los que una hija oun hijo hereda o elige seguir los pasos de su padre. No obs-tante, no son muchos los que se animan a dar el salto y per-seguir su propio camino. Para ello, quizá no sea necesariodejar de lado todos los hábitos del precursor, pero sí adaptar-los a las nuevas condiciones que plantea la sociedad, para asípoder establecer la propia huella. Esa es, en definitiva, lamarca personal que le permitirá distinguirse, enriquecer las iniciativas que encaren y otorgarles un valor diferencial.Como Mirta Romay, hay cientos de mujeres emprendedorasque siguen los pasos de su papá sin dejar de perseguir sussueños. Es decir, mantienen ciertos valores adquiridos perotambién se animan a reinventar la esencia. Así creó Teatrix,que conserva, de cierto modo, los valores que su padre siempre defendió, aunque trasladándolos a un nuevo campoimpensable anteriormente para el ámbito teatral como es el audiovisual. Entonces, sin importar que sea o no estricta-mente una empresa familiar, asumir el legado de un padrereside en recibir la esencia y transformarla en los propios tér-minos, fijando nuevos horizontes que supongan posibilidadesde superación y generación de impronta personal. Como dijoJosé Ortega y Gasset: “Cada generación enfrenta un doble tra-bajo: recibir lo vivido, y dejar fluir su propia espontaneidad”.

*Abogado especialista en planificación patrimonial y sucesoria,autor de Pensar la herencia e Iguales y diferentes: los espacios

de la mujer en la empresa de familia

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 01:47 p.m. Page 30

Page 8: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

ver con el duelo y una necesidad de acercarme almundo del espectáculo, algo que durante tantosaños evité para hacer mi propio camino. Como sea,gracias a este emprendimiento me encuentro congente que lo conoció y me cuenta anécdotas: es unaforma de tenerlo cerca todo el tiempo.¿Llegaste a contarle esta idea, a pedirle consejo,antes de que falleciera en junio pasado?No, porque papá tuvo una enfermedad muy largaque lo fue inhabilitando de a poquito. Pero bueno,son los vericuetos del camino de la vida, tan inson-dables e imposibles de predecir. Hace poco, conver-sando con un posible inversor, recordé que fueviendo Manzi, la vida en orsai cuando se me dispa-ró la posibilidad de inmortalizar una obra teatral enformato digital. Y recién ahora que esa idea se con-virtió en una empresa, me cayó la ficha de por quéquedé tan pegada a ese espectáculo, que todavía noestá en el catálogo. En un pasaje del musical, Ho-mero Manzi habla de los sacrificios que hizo paraapoyar a la cultura popular. ¡Y eso está tan vincula-do a la historia de mi viejo! Evidentemente, no lle-gué a registrar esa reflexión de modo consciente, sino que simplemente sentí adhesión por la obra. Pe-ro ahora que puedo analizarlo, entiendo que si meenganchó al punto de inspirarme la idea de Teatrixfue porque linkeé que mi papá formó parte de esageneración que se jugó por la cultura popular. Hayuna pregunta que uno se hace siempre con relaciónal padre: ¿cómo llegó a ser la persona que fue? Elmío fue particularmente complicado, porque haymuchas capas de influencia y entrelazamiento decircunstancias que lo definieron. Hoy puedo enten-der perfectamente que alguien tan pasional como élse haya imbuido de su época y haya levantado esasbanderas, e incluso las haya llevado adelante en si-tuaciones muy críticas. Porque el primer período depapá en la televisión fue durísimo (NdR: Entre1963 y 1974 fue director general y accionista mayori-tario de Canal 9, hasta que el gobierno de María Es-tela Martínez de Perón intervino la señal, cuya licen-cia había expirado, lo cual llevó a Romay al exilio enPuerto Rico). Hace poco me encontré, por casuali-

dad, con quien fuera su abogado y me dijo: “Imagi-nate que enfrentamos 18 pedidos de quiebra. Y élseguía con la historia de hacer televisión popular”.Él era así. Siempre siguió adelante. ¿Notás, en algún sentido, un paralelismo con losmolinos de viento que enfrentaste con Teatrix?Esas resistencias eran lógicas porque se trata de unproyecto disruptivo, pero no quiero hacer hincapiéen algo que ya fue superado gracias a que demos-tramos nuestro compromiso con el teatro argenti-no. Porque esta propuesta no compite con la ofertaen salas. Al contrario, recupera espectadores e inclu-so conquista a nuevos públicos. En todo caso, creoque otros medios le robaron al teatro gran parte desu audiencia y, justamente, nosotros encontramoscómo lograr que el teatro saliera a competirles deigual a igual.

X

ES UN INTENTO PORDARLE VIDA ETERNAAL TEATRO Y SUSPROTAGONISTAS.A VECES MEPREGUNTO SI ESTEPROYECTO, QUEMATERIALICÉ ALPOCO TIEMPO DELFALLECIMIENTO DEMI PADRE, NOTENDRÁ QUE VERCON EL DUELO Y UNANECESIDAD DEACERCARME ALMUNDO DELESPECTÁCULO, ALGOQUE DURANTETANTOS AÑOS EVITÉPARA HACER MIPROPIO CAMINO”.

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 03:26 p.m. Page 31

Page 9: Mirta Romay en CLASE EJECUTIVA jun 2016

¿Sos consciente de que tus emprendimientoshan tenido una dimensión social, tal como pasócon los de tu padre?Sí, y eso también me define. Todo lo que hicesiempre tuvo ese sesgo. Lo que hacemos, comopersonas, tiene un estilo. Y eso nos condena, por-que no podemos escapar de lo que somos. Perodiría que recién ahora entretejo esa mirada tan míacon el legado de mi viejo. Él dejó un apellido quees una vara muy alta y, durante muchos años, esaresponsabilidad me generó una enorme ansiedad.Hoy, en cambio, la madurez y la experiencia mepermiten asumirlo con tranquilidad. Desde luego,todos venimos de una familia y es imposible no verese ADN en las cosas que uno hace. Entonces, elhecho de que Teatrix produzca un bien cultural, estambién muy de mi viejo. Vos me preguntarás:“¿Lo pensaste así?”. No, te lo aseguro. Pero mealegra que me haya salido algo que lo representa,que lo mantiene vivo en el recuerdo de la gente.Tengo clarísimo que en Teatrix hay un capital so-cial y cultural enorme que me dejo papá, lo sientotodo el tiempo. Si productores, actores, directoresy dramaturgos confían en que estoy construyendouna segunda ventana para el teatro es porque él hadejado un camino muy bien sembrado y por elque tengo mucho respeto: no sería capaz de trai-cionar un sólo peldaño de lo que hizo. Por eso,por ejemplo, hemos firmado acuerdos que no sehan cumplido y todo bien: entendemos que, endeterminado momento, alguien se arrepienta y,por eso, estamos abiertos a esperar que sea el mo-mento indicado. Es decir, hemos invertido plata enfilmar obras que después nos piden que no suba-mos a la plataforma y lo respetamos. Este es unmomento de construcción. ¿Hay algún rasgo de tu padre, como líder, en el que te reconozcas?No, no. A él le tocó enfrentar cosas mucho másdifíciles que a mí, como los 18 pedidos de quiebray que le prendieran fuego los teatros. Yo tuve quedespedir 80 empleados hace 15 años y sigo toman-do antidepresivos. Claro que él no tuvo el padreque yo tuve (sonríe). En todo caso, creo que hoylidero como él en sus primeros tiempos, cuandoera un joven entusiasta y divertido; después tuvoque endurecerse para sobrellevar desafíos complejí-

simos. Otra diferencia es que él era muy disciplina-do, podía manejar todos los cuadrantes cerebrales,mientras que yo soy más caótica. Sí me reconozcoen la pasión: él deseaba todo, y yo también. Y enla vocación por hacer, aunque nos ponga un po-quito en riesgo. Aunque ahí hay una gran diferen-cia: una cosa es tirarte a la pileta con el agua tibia,como siempre hice yo, y otra cosa es tirarse al marsin red, como las locuras que hizo él, empezandopor comprar un canal de televisión con deuda. ¿Cómo te preparás para este primer Día del Padre sin él?A veces, las cosas suceden de manera mágica. Por-que este domingo 19 de junio lo establecí, sin caeren la cuenta de que era el Día del Padre, para ha-cer el primer streaming de una obra a través de Te-atrix. A las 20, vamos a transmitir la función en vi-vo de Venecia, dirigida por Helena Tritek, conAdriana Aizenberg en el protagónico, desde ElCubo. Es otra innovación que se me ocurrió cuan-do caí en la cuenta de que, tal vez, el streaming seala segunda ventana del teatro y, Teatrix, la tercera.Además, firmamos un acuerdo con varias embaja-das argentinas (NdR: Al cierre de esta edición, ha-bían confirmado las delegaciones en Panamá, CostaRica, Ecuador, Paraguay y Guatemala; al tiempoque estaban avanzadas las conversaciones con Uru-guay, Chile, Bolivia Perú, Colombia, Francia, Ita-lia, Portugal y los Estados Unidos; y también comen-zaban el contacto con España, México, Honduras, ElSalvador, Pakistán y Emiratos Árabes Unidos) paraque convoquen a una velada cultural. Es un desa-fío enorme porque en el vivo no tenés la posibili-dad de elegir la cámara, el plano y otros detalleci-tos de la posproducción. Pero, como le dije a miequipo: si no somos nosotros, ¿quién?; si no esahora, ¿cuándo? Y lo que más me enorgullece esque estará disponible, gratis, para todo el público.En Europa y en los Estados Unidos esto ya estásucediendo. Confío en que, en poco tiempo, Tea-trix va a ofrecer una experiencia del mismo nivelgracias a esta unidad de negocios incipiente. Comosiempre, estoy convencida de que quien golpeaprimero, golpea más fuerte. Alguien podría decirque es mi homenaje a papá. Y voy a decir que sí,porque no podés encontrar explicación para lo quele pasa a tu inconsciente.◆

3322> CLASE

“CONVICCIÓN E ÍMPETU”Por Carlos Rottemberg*

“Ante todo, debo confesar que tengo un especial afectopor todos los Romay, seguramente legado de su padre,quien fue el primero en poner en mis manos la llave deun teatro como inquilino. Esa imagen, 41 años después,la mantengo imborrable, junto a la de su mujer, Lita, sueterna compañera. En el caso de Mirta, me llamó unverano con su idea de Teatrix, un proyecto más parecidoa un sueño que a una realidad. Recuerdo que, como yoestaba trabajando en Mar del Plata, ella hizo el trayectohasta allá para vernos personalmente. Ese gesto tambiénratifica el ímpetu que le imprimió desde el principio.En aquella reunión pudimos puntualizar algunos de lospalos que tendría esta rueda. Palos que, a fuerza detenacidad, convicción y espíritu de trabajo, fue lograndovencer. En lo personal, nunca medí empresarialmente sisu propuesta contenía más beneficios o desventajaspara el teatrero, en el aspecto vivo e irrepetible de estearte. Se impuso mi deseo de apoyar la iniciativa quevenía de manos de una Romay, marca indestructible delespectáculo nacional”.

*Productor teatral y director del Complejo Multiteatro

“UNA PLAYER DISRUPTIVA”Por Enrique Avogadro*

“Teatrix es un modelo de negocios súper interesante quetodavía está en pañales con relación al sector. Y tieneque ver, básicamente, con la ruptura que proponenNetflix y Spotify, que nos hacen incorporar hábitos deconsumo que tienen que ver con el streaming y el ondemand y, por eso, plantean un desafío enorme paratodas las industrias de contenido. Pero también ese contexto genera una oportunidad porque le abre el juegoa players disruptivos como Mirta. El punto de encuentroentre contenidos y tecnología siempre me pareció unagran oportunidad para las industrias creativas porque, enun mundo que tiende a los commodities, competimoscon lo que nos hace únicos, como el teatro argentino”.

*Secretario de Cultura y Creatividad

SE DICE DE ELLA...

NdT ROMAY.qxd 09/06/2016 02:00 p.m. Page 32