ed 1640 pregonero fontibon

Download ED 1640 Pregonero Fontibon

Post on 06-Mar-2016

222 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Un medio alternativo de comunicación comunitaria para la discusión y aporte sobre la diversa problemática de la localidad y la ciudad en los ámbitos social y económico, cultural, bienestar, salud, educación, juventud, género y demás....

TRANSCRIPT

  • Nuestro propsito es fortalecer la salud Guillermo A. Jaramillo, secretario Distrital de Salud

    Se despeja panorama de la salud en Fontibn En sesin de la Junta Administradora Local realizada el pasado jueves 09, conto con la asistencia de Guillermo Alfonso Jaramillo Martnez, Secretario Distrital de Salud, Leonel Snchez H, alcalde encargado de Fontibn y Yidney Garca R, gerente del Hospital de Fontibn, se hizo georeferenciacin de los problemas locales de la salud y se dieron a conocer los proyectos inmediatos que adelanta la Secretaria Distrital de Salud en coordina-cin con el Hospital de Fontibn y la red local de salud. Para enfrentar la crisis financiera del Hospital de Fontibn se ha establecido un programa de saneamiento fi-nanciero y fiscal, el plan cuenta inicialmente con un apoyo de 1.500 millones de pesos. Adicionalmente se vie-nen fortaleciendo el funcionamiento de las UPA y los Centros de Salud, igualmente la Secretaria Distrital de Salud girar 1.300 millones de pesos para dotacin de la moderna y amplia UPA que se construye en la Zona

    Franca, la cual entrara en funcionamiento a mediados de diciembre prximo. Dentro de los compromisos se encuentra la proyeccin de una unidad de cuidados intensivos, como primer paso, para en un futuro convertir el Hos-pital de Fontibn a un tercer nivel. Se ampliar la atencin en emergencias y la creacin de dos Centros de Desarrollo Humano, que podran estar ubicados en Puente Grande y Modelia y se destinarn 250 millones de pesos para la operacin de dos unidades mviles de salud. En trminos generales la localidad de Fontibn, en cuanto a salud, dispone, de los instrumentos necesarios para garantizar la atencin en los servi-cios, dentro de una proyeccin de mejoramiento y ampliacin de su cobertura a travs del establecimiento de territorios de la salud que sern sopor-tes para la prevencin y atencin en la salud.

    Colombia tiene ocho razones para celebrar

    En la justa orbital del deporte que termina este Domingo 12 de Agosto en Londres, Colombia ya suma ocho medallas, su-perando todas las expectativas en el certamen olmpico. Es la mejor participacin en la historia por parte de nuestro pas, Mariana Pajn gan una brillante medalla de oro, al igual que Carlos Oquendo bronce en bicicross BMX; Rigoberto Uran Uran medalla de Plata en ciclismo de ruta, Oscar Albeiro Figue-roa Mosquera, una de broce en levantamiento de pesas 62 Kg; Yuri Alvear medalla de bronce en Judo mujeres categora 70 Kg, Caterine Ibarguen Mena presea de plata en Atletismo salto triple, Oscar Muoz Oviedo bronce en Judo 58 Masculino Kg y Jacqueline Rentera, bronce en Lucha categora 55 kilos.

    Petro regresara a sus labores la semana entrante Guillermo Alfonso Jaramillo, alcalde (e) de Bogot, inform que el Alcalde Mayor, Gustavo Petro fue sometido a una intervencin quirrgica en su cabeza para tratarle un posible recada del he-matoma subdural que present el pasado mes de junio. Se pre-senta con frecuencia, pueden reincidir los hematomas y eso es lo que ha sucedido, afortunadamente se ha logrado detectar justo a

    tiempo y esperamos que todo salga bien, asegur Jaramillo Martnez. Resalt que el Alcalde Petro podr regresar a sus labores cotidianas la prxima semana, ya que la intervencin a la que fue sometido es mnima. Todo el gabinete y sus aseso-res sabamos que debamos estar atentos ante cualquier cosa que se presentara. Por fortuna l mismo se dio cuenta que no se senta como en das anteriores, vinimos aqu a un control y encontramos que hay que hacer una intervencin, afirm el Alcalde (e). Por su parte, el Secretario Privado, Jorge Rojas, reiter que la labor y gestin de Go-bierno del Distrito contina normalmente, y que ahora lo importante es prevenir y cuidar la salud del alcalde Gustavo Petro.

    35 Aos Circulando

    por Fontibn

    Registro ISSN 2216-121X

  • Un balance poltico del Gobierno Santos Por: Alejo Vargas V Para EL PREGONERO Al cumplirse dos aos del gobierno de Juan Manuel Santos es pertinente intentar balances; voy a hacerlo tomando bsicamente

    cuatro dimensiones, el funcionamiento de la democracia, las relaciones inter-nacionales, la seguridad y defensa y el comportamiento de la economa. En relacin con lo primero, pasamos de un ambiente de alta polarizacin pol-tica y de confrontacin permanente, a otro de mayor respeto y tolerancia por las opiniones distintas, incluidas las relaciones entre las instituciones y todo esto no es nada despreciable para el funcionamiento de una democracia -no se est s polticos-. Adicionalmente el gobierno conform una coalicin, la Mesa de Unidad Nacio-nal, que le dio una aplanadora en el Congreso, pero parece estar teniendo un efecto perverso, al mestigmatizando a quienes piensan distinto, ni usando eptetos descalificadores para los adversarioinimizar la oposicin, sta se est trasladando a la calle, a la protesta social en el espacio pblico y las redes sociales, que son la expresin de una ciudadana activa y que fortalece la democracia. Las relaciones internacionales es un campo en el cual la gran mayora recono-ce una gestin positiva; se restableci la buena relacin con los vecinos, Ecuador y Venezuela y se ha jugado un papel dinmico en los procesos de integracin suramericanos -la Secretara General de Unasur, en cabeza de Mara Emma Meja fue positiva- y Colombia ha tenido un protagonismo mayor en unas relaciones internacionales ms diversificadas. Sin embargo, el lunar es que se sigue manteniendo una tradicin negativa de anteriores gobiernos, de nombrar como embajadores a los amigos del go-bierno y el fortalecimiento de la carrera diplomtica anda a paso de tortuga. En seguridad y defensa, se dieron en el actual gobierno los golpes ms signifi-cativos a las FARC, la muerte de Alfonso Cano y el Mono Jojoy y a otros man-dos medios, pero como el conflicto es dinmico y cada parte aprende de la estrategia de su adversario, ya desde finales del gobierno Uribe vena dndo-se un reacomodo en el actuar de la guerrilla y una nueva forma de operar, ms de pequeos golpes pero que crean la sensacin de mucha actividad, por ello por momentos se incrementan las acciones pero para nada comparables con las del pasado, pero que s pueden influir en la percepcin de inseguridad y si se le adiciona que hay sectores polticos encargados en maximizar estos hechos, el resultado es que se ha deteriorado la seguridad, pero realmente es mucho ms lo que se infla que la realidad. La economa ha venido teniendo un comportamiento muy positivo -lo cual ha tenido incidencia positiva en el empleo-, en buena medida jalonada por el comportamiento internacional, pero ahora que hay una desaceleracin global, es previsible que igual esto afecte los indicadores de la economa colombiana. Aqu hay una preocupacin adicional y es que buena parte del resultado eco-nmico es debido a la llamada locomotora minera y eso por supuesto ha ge-nerado vlidas preocupaciones en sectores que consideran que el desarrollo de proyectos mineros -desde el gobierno anterior- est llevando costos en destruccin del medio ambiente, que no se estn valorando adecuadamente. La principal equivocacin del gobierno Santos, con costos polticos y de opinin muy altos, fue la fracasada reforma a la justicia, que conllev deslegiti-macin no slo al gobierno, sino al Congreso de la Repblica y a las Cortes. El desafo para lo que resta del gobierno son resultados en las polticas pbli-cas -restitucin de tierras y de vctimas, vivienda social- de eso depender el balance final.

    El caso de Santos es desconcertante Por: Juan Jos Garca P Para EL PREGONERO Cmo es posible que un personaje preparado a lo largo de una vida para gobernar, dotado de experiencia en la funcin pblica y el periodismo, comprometido con un proyecto pol-

    tico de Buen Gobierno, llegue a la mitad del mandato con una repro-bacin del 48% en las encuestas y una evidencia de ineficacia y blo-queo operativo tan inquietante. El caso del Presidente Santos es inslito. Subvierte la lgica. Muestra un extenso catlogo de contradicciones. La dilapidacin de un capital poltico enorme (lo elegimos con ms de nueve millones de votos) tiene muy pocos antecedentes en el pas y el mundo. Ha contado con casi todo a su favor, dira que hasta con la oposicin. Pero ha actua-do con habilidad misteriosa para voltearlo todo en contra, mientras confa en la solidaridad de los presuntos nuevos mejores amigos del vecindario y de los que fueran sus ms acerbos contradictores. Sin entrar en detalles, el mximo error presidencial ha sido el frenazo prematuro de la estrategia de seguridad democrtica, de la cual fue coartfice exitoso. Pensar que ya se haba consolidado ese propsito esencial y poda archivarlo para saltar de la noche a la maana a la Prosperidad ha sido un disparate fatal. Esto explica el desencanto y la frustracin. Las dos encuestas recientes comportan un voto de censu-ra que, en un sistema ciudadanos, el sensible aumento de la descon-fianza y el desaliento de la fuerza pblica parlamentario, podra impli-car elecciones anticipadas y revocacin del mandato. Al paso que andan, las cinco locomotoras (infraestructura, vivienda, agro, minera e innovacin) van a servir de adornos estticos, as como las primeras maquinitas del ferrocarril son monumentos legen-darios en la entrada de las ciudades. Un ejemplo significativo ensea la inercia oficial: La virtual parlisis en materia de innovacin, ciencia y tecnologa. El pas dispone de una ley avanzada (1286 de 2009), que fortalece la inversin presupuestal para fomentar el desarrollo cientfico y tecnolgico. Pero est convirtindose en letra muerta. Con las firmas de centenares de universitarios, se ha exhortado al Presidente a revelar su voluntad poltica para fortalecer a Colciencias y liderar la salvaguarda de la institucionalidad propia del sector, bus-cando una recuperacin de la confianza y la credibilidad por parte de la comunidad cientfica y de la clase empresarial. Del gobernante se espera una respuesta tan convincen