dharma - marzo 1916

Upload: cutronio

Post on 07-Apr-2018

232 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    1/42

    , .LA SOCIEDAD TEOSOFICA

    fundada e n NewYork en 1875 ' por. ." H. P. BLAVATSKY ~'" ' ..' .

    La Sociedad no se cree capaz de establecer inmediatamenteIa fraternidad universal. S610 se propone crear elmicleo de se-mejante cuerpo. Muchos de sus miembros creen qu e el eonoct-, miento de las religiones y de las filosofias del Mundo revelaran,junto con e1 principio comtln y fundamental que las unifica, es a: , "identidad espiritual de todas las, almas con Ia super-alma", 1 0cual constituye Ia base de la verdadera fraternidad; y muchostambien creen que la comprension de las fuerzas massutiles de Ia.naturaleza y del hombre, confirmaran la misma idea. :Su organizaci6n es enteramente antisectaria, sin credo, sindogma y sin ninguna auto rid ad que 1a enseiie 0 imponga. Tam-poco se hace responsable de las opiniones de sus miembros, dequienes se espera que observen hacia las creencias de los demasIa misma tolerancia que desean para las propias,Se adopt6, por la Convenci6n de la Sociedad, celebrada enBoston en abril de 1890, Ia resoluci6n siguiente:"La Sociedad Teos6fica, por sus deIegados y miembros reuni-do s en Convenci6n, procIama, por este medio, su fraternal volun-, " tad y sentimientos benevolos hacia todos los estudiantes de Filo-sofia y miembros de la s Sociedades Teos6ficas, como quiera ydonde quiera que se encuentren. Y as! mismo proclama y alir-ma, con las referidas personas y sus organizaciones, su sincerasimpatia y acuerdo en todos los asuntos teosoflcos, excepto en 1 0" que' respecta a gobierno y en punto administrativo; y los invitaa su' correspondencia y cooperacidn,

    "Ofrece espontaneamente sus serviclos, y envia sus mas ter-,yiente~, saludos, a todos los hombres y mujeres de cualquier cas-ta, color, raza y creencia religiosa, que aspiren a la adquisici6n4 de 18 ' paz , d e la cultura, de Ia simpatia desinteresada de los uno!a Ios4?tros/:,del conocimiento del hombre y de Ia naturaleza, para

    t Ia eleva:ciqn:y' el progreso de Ia raza humana. .'; :-. .: "I1e~'r~.ndo su eonfrater'rldad, une su mano a Ia de todas,- . las religiolletJ y cuerpos religiosos, cuyos esfuerzos sa dirijan a..' 'cIa purifi~~ip.;.del pensam_iento d~l hombre r ~ mejoran:uento de.' sus costum~es~ Y tendran gratitud, a las socledades clentrficas~y. a los in~~strgaaores de la sabidurfa en cuaIquier terreno, y sean1::cuaIesfuel"~rl~os medios que consideraren justo seguir~por aque--.1108 descu1:5x;ijhlentosy revelaciones de la Verdad que sirven parap.rOc~ar ' !t:phtirmar una base cientijfca dB 1a e t i c a : .,. .' . , ,~_.Y'1j \atf],~: te~ invita a formar parte entre s us m l emb ro s &. ; tOd~ los !l~ljmCan:do en adelante vida m a s elevada, deseaD co -

    ~ '. , n o ee r' el8enaef~ de elIa. .. : .' C . ~ 't~~ ;{ :{";h: '

    N~ 12 Y 13'.

    ,. , _ ,."

    R E l J l S T f f T E O S O f I G ~ '0 P U B l I G I l O A P O R U T R A M ~ I l I J E N E Z (J E lA " "C IU U'd(]'\S '. . ','.: '.:> v~nu(J~ift":

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    2/42

    ~SUMI\KIOEI Karma de las Naciones, Del "Quarterly" _ ' 1t9Fragmcntos, Cave. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . HINotas, Roman Grim . . . . . 15 0Cartas que me hun uyudado, (Fiflillm Q. Jud.t.-e . , 1.)1)Sabre II I pcntulla d,,1 tlornpo, Del "t:)uartSUSCRIPCION ANUAL: B 5.00

    SEGUNDA EPOCA

    R E DA C C IO H Y A DM IN IS T R AC IO N :NORTE 3. NUMERO 38.

    CARACAS.C D >

    SUSCRIPC10N ANUAL: B 5.00

    "Xlnguna . opiniOn de persona a l-guna puede est ar po r sobre I a op iniOnde nuest ra prop!a conclencla".

    H. P. BLAVATSKY.

    A excepc16a de los documentos on-etates, Ia Rama ..Venezuela... de IaS. T . como tal. no es responsable deJail oplnfones 0 decJaraciones que pu-bllque esta Revlsta. sea qul en fuerequlen las autortce.A na III Num.12.aracas: rnarzo de 1916.

    EI Karma de las Naciones(De l Quart e rl y ).

    Si aceptamos la opinion expuesta en el Theosophical Quarterly, deoctubre de 1915, tocante a la guerra: de que represents, en efecto, unagigantesca, oculta batalla que se libra entre la Logia Blanca y la Negra,entre los poderes de la luz y de las tinieblas; y si reflexionamos sobreesto, veremos que, inevitablemente, el espfritu de cada nacidn compro-metida en la guerra, se probara hasta el extremo; que seran reveladas,de modo infalible, tanto las ocuItas virtudes como las ocultas deficiencias;que por dilatados t iempos venideros se juzgara a las naciones por sushazafias en esta guerra. Las i lusiones que se formen elias respecto de slmismas, careceran de valor alguno. Elias no son de otra manera quecomolas ve Ia Gran Logia; y confonne sean, en esa medida recogersnlas consecuencias. Esta es una razon de por quI!la guerra, tat vez, tengalarga duracidn, mas larga de 10 que suponemos nosotros. Se necesitalIegar a Ia plenitud del proceso de fermentaci6n y fundici6n. Habiendodistribufdo los Altos Poderes las piezas de la obra, las veran representa-das basta su termino,

    I!

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    3/42

    130 DHARAtADe aqui se sigue, tambien, que si una naci6n 0 un grupo de naciones

    se han dedicado a servir de agentes de la Logia Negra en esta lucha tras-cendental-si deI iberadamente han escogido la crueldad, la impureza, latraici6n, la mentira-entonces, que dificil es imaginarse un Karma masterrible que este, Lo que al fin y al cabo se implica con esto, podemosquizas, demostrarIo por un ejemplo. En cierta par te del mundo existe unaregi6n, cuyos habitantes, despues que alcanzaron un grado muy alto deciv il izaci6n material y poUtica, incurrieron en aquel mismo deli to , esto es,se entregaron como nacidn a los terribles Poderes del Mal. Y como na-cion desaparecieron. Su mismo nombre se ha olvidado. Y la zona queocuparon, un parafso sobre la t ierra en cierto tiempo, aparece ahora comoun inmundo y horroroso desierto, donde crecen tan solo plantas veneno-sas, mala vegetacion cubierta de espinas, y la unica vida que Ie resta con-siste en alacranes, nocivos insectos, reptiles ponzofiosos. La naturalezaha maldito ese lugar, de modo que ninguna vida benign a encuentra allfabrigo alguno. Y asi debe quedar todavfa hasta que se cumpla su tiempode purificacidn.

    De igual manera todos aquellos que se entregan a la Logia Negra,ora por participaci6n directa, 0 por apoyar 10que saben que es malo, ten-dran que pasar largos perfodos de dolor, hasta que, como resultado desus sut rimientos, se den cuenta del mal que hic ieron; y al arrepentimientoy la reparacion segui ra la rehabil itac ion lenta y ardua, debiendo de avan-zar e l cu lpable t res pasos por cada paso hacia arras que hubiese dado.

    ASi, pues, para la naci6n 0 las naciones que abren sus puertas a losPoderes del Mal, el castigo sera necesariamente severo. Y ni un solohombre, ni una sola mujer se cuenta entre estas naciones sin que seadebido a su propio Karma, a su libre y deliberada elecci6n en algunacrisis moral. Han pecado contra la humanidad por haber tornado puestoen la fila de los crueles, demonlacos enemigos de ella; y a no ser por sustraiciones en las humanas filas, tendr ian poca potencia para daf iar, Hanpecado contra ellos mismos, porque la eleccion que han hecho, envuelvela peer prostituci6n de sf mismos. Han pecado contra la Logia Blanca,porque, en ultimo analisls, 10que pone termino al avance de sus pecadosson los esfuerzos y suCrimientos de la Gran Logia.

    Y la unica esperanza que resta a ellos se cifra en la cornpasidn de IaLogia Blanca. Que no pidan jusricia nunca, porque la jusr icia para eliassignifies la condenaci6n. Que pidan misericordia, que se arrojen bajo lapiedad de los Poderes Santos. He ahi su unica puer ta de salvaci6n

    . . . . .

    5 .~

    DHARMA 131Por supuesto que a estas naciones se les reserva un castigo de tal

    especie que las obl igara a pedir misericordia al cielo . S610 asl puede cum-pl irse la ley divina . Y como existe poca probabi lidad de que la presenteguerra ahonde 10 bastante en los corazones, hasta compelerlos al arre-pentimiento por medio de la miseria extrema, tenemos que afrontar laterrible realidad de que otras guerras puedan sucederse todavla con losmismos antagonistas, hasta que sea satisfecha la medida de los dioses. Encaso de que hoy resultare insuficiente el castigo, generaciones futurascontinuaran traidoramente las misrnas esperanzas inicuas. Pero las fu-turas generaciones, progenie de las que ahora se les oponen a aquellas,se les opondran de nuevo si permanecen fieles, y les aplicaran el castigo.Si ese castigo resultare completo y decisivo, dandoles a los culpablesIa convicci6n del mal producido, selo asi se impone la posibilidad, bajo laley div ina, de que las actuales naciones renegadas sobrevivan como tales,y escapen de la completa desintegraci6n.

    Pero es de importancia vital tener presente esto: que el fiero ardorfundente de esta gran hora karmica exteriorizara 10 que se mantieneoculto en otras naciones tambien , ya de bueno, ya de malo, combat ien teso neutrales, Y las naciones que, segun su modo de pensar, no han "hechenada," absteniendose por cobardia 0 por engafios de la vanidad, descubri-ran, al contrario, que sf han heche mucho en pro de su propia degrada-ci6n. Porque escrito esta que: La inaccien en una obra de caridad es ac-cion en un pecado mortal. Y existen naciones que acogiendose a una co-bardfa que tratan de santiflcar, han estado sordas a los reel amos del su-frimiento y del dolor, prefi riendo la continuacicn de su ret ire, 0 lavandoselas manos con la actitud de la celebre "neut ra lidad" hist6rica.

    Asi, tarnbien , cuanto a los beligerantes: 10que mantienen oculto S6exterior izara. Lo dicho en secreto se proclamara desde las tor res. Tal po-der penetrante y escrutador tiene la temible ley karmica, Procuremos,pues, ver el Karma de ciertas naciones como los fuegos de la prueba queles estan ya exteriorizando.

    l-

    EI Imper io b r it in i co .Citemos el caso del Imperio britanico. Su unidad, la unidad de sus

    partes constituyentes, la India, los dominios de ultramar, la Union delAfrica del Sur ahora poco organizada, se ha mostrado, con mucho, m a sfuerte, mas firmemente arraigada, mas profunda que la que sus enemi-

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    4/42

    132 DHARMAgas esperaban y crefan. Esa unidad descansa, de modo fundamental, sabreun formidable principio de etica: sabre el acatamiento y obediencia dela ley, y en menar grado, sabre el culto de la l ibertad fundado en la ley.En ultimo analisis: para sostener la ley de rectitud entre las naciones,la suprema ley del honor, can tanta brutalidad violada, fue par 10 que elimperio britanico entr6 en la guerra. Y precisamente porque reconocenesa rectitud con toda reverencia, los dominies de ultramar se han mos-trado en esta ocasidn, en una actitud admirable, desvaneciendo en abso-luto la vana ilusi6n de discordia que, con ansia a la vez violenta y tonta,cretan y propagaban sus enemigos.Tomemos el caso de la India, la tierra para la cual todos los amantesde la Ciencia Sagrada, sienten intensa reverencia, el pais nativo de mu-chas grandes aimas.Toda la India sabe, desde el primer Principe del Im-perio, senor de un reino igual a cualesquiera de los del Occidente, hastael mas humilde labrador, el campesino que trabaja en sus siembras dearroz, 10 mucho que se debe al genio conservador Ingles. Naciones.gente, tribus, costumbres, religiones, todo, como un deposito sacro, se haconservado y protegido par los gobemadores ingteses de la India; y cuan-do despunte eldia enque ella reasuma su santo derecho comogran poderespirituaI, reconocera que a lnglaterra debe la posesi6n continuada desu genio nacional. Tamamos tambien el caso de los extensos dominiosdel Canada, SudAfrica, Australia, cada uno de estos, deudores, por su Constituci6n y suley organica, del poder legislativo y del genio de Inglaterra. Estos exten-50S dominios-Ias naciones de las edades ve:tideras-saben, con clarapercepci6n, 10 que deben al Imperio y la parte que les toea en su notabledestine. Per 10 tanto, se han colocado, por elecci6n consciente y deli-berada dellado de los Poderes de la justicia; porque la reverencia de la, .ley, del deber, del honor, es un principia fundamental de la Gran LogiaBlanca.

    Pero el fiero,penetrante Karma de la guerra, el "ardor fundente de:la prueba", ha exteriorizado grandes debilidades, tanto como fuerzas rna-ravillosas, 1 sentimiento Imp-rial, sirviendo de base a todo, se ha ele-vado a una grandiosa oportunidad; pero tambien se ban promovidodispu-tas sobre tamentabtes triviaIidades, durante el tiempo dela guerra, yvergonzosas campafias de propaganda en beneficio propio, bajo el pre-texto de un patriotismo superior. Ha habido--y quiz ' sea este el pearelemento exteriorizado en Inglaterra-una actitud de un todo indigna y

    DHARMA 133~~t baja, de crude egolsmo y grosero provecho propio, entre aquellas mismas~ clases que una reciente legislacion ha tratado de favorecer diligenternen-~ t te. La legislacion socialista haproducido laNemesis que siempre va de-f. tras de esos movimientos materialistas que solo se interesan por sf.'f Aquellos a quienes se les di6 la mana han tratado, can avidez, de apode-~ rarse del braze todo, gesto que demuestra, sin duda, la inspiraci6n yJ. m6\"ilde aquel para quien primeramente se cred este proverbio..~~. Otra gran debilidad que Ia guerra ha revelado en Inglaterra es la-~. slguiente: una especie de ineptitud para apreciar claramente los impor-t : tantes problemas estrategicos militares, 0 sea la falta de Imaginacion es-~. piritual que ha producido a los grandes soldados. Si somos veridicos en'4. nuestra conjetura de que esta guerra es, en un sentido mas profundo, la~ guerra de la Logia, entonces los generales ingleses que estan peleando,~t resultan acusados de incapacidad para comprender los planes de la Logia,~. 0 de cierta ceguera y corto conocimiento para percibir directas e insis-~ tentes indicaciones espirituales. No se explicara esto por la razon de quef en el curso de ociosas, regaladas generaciones, esos hombres can todo sut' : acatamiento por la ley, con todo su genuino acatamiento por el honor.i fueron indiferentes a la vida del mundo espiritual; y por esto mismo, en~.:.cierto grade, han decaida y muerto sus ojos internos, 0 su poder para per-, cibir, con c1aridad, las casas del espiritu?~. Pero, aun asl, su suerte, su condicion a la luz de la ley karrnica, apa-~~.rece infinitamente feliz en parang6n can la de aquellos que, can intensot. afan, indagaron las teyes de las cosas invisibles can el fin de prostituirlas~ r . hasta aplicarlas a perversos uses, del mismo modo que estudiaron, canf '. una especie de devaci6n demoniaca, los misterios de la ciencia, de la me-'.! canlca, de la psicologia, para deseubrir nuevos venenos, nuevos instru-~ .~. mentes de crueldad, nuevas y diab6licos terrorismos. Comparado canr esta actitud vigilante hacia el mal, es envidiable la sofiolienta indiferen-:;- cia del afortunado Ingles.~h Imposible considerar a la Bretafia sin decir algunas palabras tocan-i i i ; te ala isla hermana que, en un pasado muy remoto, tuvo nobles ele-f'.mentosde grandeza espiritual, obscurecidcs, hace tiempo, par una vanidadt\ ; traidora y ardorosa. Hay un excelente indlcio, esto es, mucha mas tealtad,l,muchisimo mas valor verdadero que 10que esperaban los profetas dell' mal; pero mucho, muchisimo .falta todavfa, .antes d : que se pueda decir# I' que se afirma y establece s6hdamente la Vida naeional, Apenas existen~ baenas promesas.. , . . . \t. . .&...~ ..iiii..

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    5/42

    1 3 4 DHARMA

    EI Imperio ruso.Ahora toquemos esa nacion que figura entre los amigos de la ley y

    del honor, cuyo imperio casi emula al de Inglaterra en sus vastas expan-siones,: patria de la mayor, y en cierto senti d o, de la mas hornogenea delas razas blancas. Aqui se han exteriorizado grandes debilidades a la vezque muy brill antes dones, casi en igual proporcion, Coloquemos el dedosobre la peor, la mas peligrosa de las debilidades: la Ialta de honor per-sonal, esa ceguedad en 10 referente al deber de la honradez personal,especulando con las neces idades y exigencias de la nacion, Hay que asen-tar el hecho de que la conciencia individual de esta gran sociedad todaviano se halla despierta a las demandas de Ia ley del espiritu, ni anda enarmonia con ella. en parte por su juventud, por su estado ernbrionario ye lemental, y en parte porque falto en su historia la epoca de la caba lle rlaque, de manera tan acentuada, profeso el principio de l honor, del serviciodesinteresado hacia el ideal, de las manos Iimpias en el cumplimientode toda obligac idn, No se cuenta entre sus millones de hombres mimerobastante en quienes confiar et desernpefio de elevadas responsabi lidades,con urr puro espiri tu del deber.r Pero, por otro respecto, circula a traves de toda la vasta nacion unaltc'fervor religioso que Ie permite interpre tar, a cabalidad, las ampliasrazones espirituales de la guerra, y ver la Juz y preferirla a las tinieblas.Y si escasean los administradores y agentes que practiquen e l noble idealde rectitud personal, en cambio millones de entre los hombres humildesofrendan sus vidas gustosa y val ientemente, con olvido esplendido de eliosmismos, a conciencia de que se ofrecen en holocausto a la misma causadel Maestro a quien, como nacion, adoran con fervor. Y por causa de eseintenso fervor, soportaron la prueba nacional (cuyo origen inmediatoexte rior consistic en la falta de preparacion y por descuido en la comprade municiones de guerra) de ver sus ejercitos vencidos en el campo, susfortalezas derruidas, sus terri torios ocupados. Todo resultara bien si esainteresante Ieee ion objetiva la aprenden cordialmente, y si arrancan convalentia la debilidad generadora

    Pere, con todo eso, no aparecen elementos de maleflca vanidad, deenvidia traidora, de crueldad, de tiranico terrorismo, 0 culpables de hon-dos pecados contra Dios y el hombre, pecados que ofrecen flicil entradaa los Poderes Negros, a estos negros poderes cuyo unico proposito se con-trae a destruir todo vestigio de vida espiritual en fa humanidad, desde

    DHARMA 135r. ,.. luego que cada chispa espiritual en e l hombre constituye una amenazadesu extincton inexorable.Las pequeifas naciones.-La logia egipcia.

    Hay pequeiias naciones en la guerra que, sin embargo, sobresalenpor su grandeza en el sufrimiento, por su grandeza en aquel valor insu-perable, caro al corazon de los Maestros. Su sufrimiento da la medida desu purificac ion. Y aunque este su poblac i6n masculina mas que diezmaday solo quedare una parte, debernos tener presente que aquellos que hadpasado por los fuegos purificadores de una muerte valerosa, ya por rno-tivos de un ardiente amor patrio, ya victimas de la fiera colera de brutaly cruel dominacion, cada particula de su heroico patriotismo se conser-vara en el aura rnagnetica de su pais y se aprovechara en Ia Iucha ha-ciendose ellos mismos capaces, por la suprema ventaja de esa purifica,cion, de terminar la obra principiada tan ga llardamente .

    Se extiende en Ia zona de la guerra una regi6n que, por causaskarmicas, tiene una significacion especial: la region que pertenece, 0pertenecfa hasta ahora poco, al Imperio turco, y que arranca del Egipto,pasa por la Palestina, hasta Constantinopla y Macedonia. Por edadesesta region ha const ituido 10 que se pudiera llamar un territorio colo-nial de la Logia egipcia, Los lniciados egipcios comunicaron algu-nos de sus antiguos secretes a Soldn, de quien pasaron a Platon y pore:'te recorda do ~n su historia de la Atlantida. Despues, durante el pe-nodo. que termind con Platdn, vino el Avatar OCCidental, relacionadoesenc la lmente con Ia Logia egipc ia, y, por decirlo asr, t rat6 de reencar-nar la vida substancial de esta Logia en el campo del Imperio romano.

    Como parte de ese esfuerzo, el apostol Pablo, agente de la Logiaegipc ia , trabajo mucho sobre el sud-este de Ia zona de guerra . Neapolis,donde desembarco en respuesta del grito de Macedonia, es el puerto deKavala sobre el Egeo; Filipos, sobre cuya ribera tomo asiento, y desdeI~ cual habld de los misterios que ardfan en su corazdn, estaba sobre elno ahora Ilamado eo turco, Kara-Su, el Agua Negra; FiIipos Ie sirvi6con tanta lealtad que el Ie escribi6 una carta inmortal :

    IC y saheis tambien vosotros, ob Filipenses, que al princ ipio del evan-gelio, cuando partl de Macedonia . ninguna iglesia se comunic6 conmigoen razdn de dar y recibir, sino vosotros solos. Porque aun a Tesalonicame enviasteis 10 necesario una y otra vez . Regocijaos en el Maestro

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    6/42

    13 6 UHAI

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    7/42

    1 38 D H AR . ..tAmeses mas tarde. EI dominio propio era la mas notable caracterlstica dela gente. Los que se reunieron para mirar Ia primera bandera alemanacapturada, se mostraron silenciosos, como dan d ose cuenta de 10 quecostarfa para guardarla y afiad ir otras a ella.

    "Despues de seis meses de batallar, los soldados franceses de lastrincheras, hasta el mas joven, impresionaron a la autora con la pose-sion de una mirada de serena autoridad. Todas sus idiosincracias, mez-quindades, vulgaridades, han sido consumidas en la gran llama delpropio sacrificio.

    "Una de las observaciones mas notables de Mrs. Wharton es que,aun en los pocos meses transcurridos, hasta la fisonomia de los francesesha cambiado. Esto la impresion6 en todo el frente occidental, 10 mismoque en los Montes de los Vosgos. No estan rotas simplemente lasbarreras artificia les entre los hombres de las diferentes c1ases soc iales,sino que es comple ta su frate rn idad moral y mental. Todos son re lativa-mente jdvenes y sus flsonomias tienen esa mirada que la guerra ha con-cedido en elias, mirada de intensificada inteligencia, de voluntad for-talecida, de juicio sobrio como si todas las voluntades, tres veces vivi-ficadas, estuvieran tan concentradas sobre un punto unicc que los asun-tos personales parecen relegados hasta desaparecer en el horizonte dela gran perspectiva ... Descendiendo Ia montana, en la obscuridad de laselva , aquella mirada nos siguio, y mientras desfilabamos por el bordede la hondonada abierta entre los ejercitos, sentimos que alla, en el ladomas distante de la linea divisoria, estaban los hombres que hablan he-cho la guerra; y en ellado de mas aca, los hombres a quienes Ia guerrahabia hecho."

    Ese emocionante testimonio, Ileno de discernimien to , es muy dignode una cuidadosa consideracion ; porque Mrs. Wharton es, por naturale -za, de espiritu algo seco y esceptico ; y porque ya ha escrito sobre Fran-cia admirablemente, segtin el concepto que Francia le mereci6 antes desu gran iniciacioa, Lo que se ha logrado por medio de esa iniclacion.ella 10 expresa en terminos excelentes: "A medida que han pasado lostardios meses, aportando una calamidad sin semejanza en los humanosanates, no se han disminuido en toda Francia e l a lto temple de sacrific io ,sino que a grados se ha ampliado, in tensificandose hasta Ia exaltac idn,la energia, la calida resolucion de dorninar el desastre," No niega laescritora que se han sucedido notas de desaliento, de madres y viudas

    DHARMA 13 9

    a quienes el conflicto, por la muerte de algtin ser querido, ha tornadoidiotas, Pero los casos no han culminado a tanto como para romper eltono nacional. La gran mayorla esconde su desesperac i6n Y parece dee iren cuanto al esfuerzo heroico de la naci6n: ..Aunque muera, aun confia-. re." Esto, dice la autora, constituye el triunfo mas noble de Francia: susmiradas de corrien tes ardorosas Huyen de tantos corazones-insensi-bies por el sufrimiento-que por muchas manos muertas es alimentadasu lampara inmortal.Es digno tambien de nota que los escritos sobre Francia hayanahondado y transform ado el atma de esta historiadora, infundiendo ensus venas una nueva vida espiritual. Semejante transformaci6n se haobservado en muchos franceses qu ienes, en pasados afios, escribierona menudo para obscurecer el genuino espiritu de Francia. Entre estosninguno ha escrito mejor que el coman dante Viaud ('Pierre Loti'), laalgo rnadura sentimentalidad de cuyos libros se ha convertido en unapura llama espiritual. Hace pocas semanas escribi6 los parrafos con queterminaremos estas Notas y Comentarios :

    "Cuando sobre el anden de la estaci6n, donde se enfilan hombrespara el frente, encontramos alguna joven mujer reteniendo sus lagri-mas en los ojos lienos de angustia y valentia, con un nino en sus brazos,venida para dar el ultimo adi6s a un soldado que viste el uniforme delas trincheras, digamos: a ese, cuyo retorno sent tan anhelado, labala del enemigo, sin duda, acechara manana para arrojarle sin nombre,entre millares de otros, en uno de aquellos montones de muertos, de-leite del enemigo, quien tanto se complace en aumentarlos mas y mas.

    "Cuando, ea espec ial, vemos que pasan luciendo sus nuevos unifor-mes azules nuestras "clases mas j6venes," nuestros hijos amados, quemarchan magnificamente con una orgullosa alegria en sus ojos juve-niles, y ramilletes de rosas en la boca de sus fusiles, ib! revolvamosnuestra santa venganza contra aquellos que los estan acechando, masalia; y contra aquel gran mald ito, que tiene la noche por alma..."Todavia divisamos la avenida con su verde yerba, tan quieta a laluz mortecina de la tarde, desde este reducto abovedado, donde parapoder ver es precise levantar periscopios de acero; pero no otmos masa los barbaros, ni habla r, ni moverse , ni resp ira r; unicameate retenemosla tristeza inquieta, 0 mejor, la desalentada tristeza de sentirlos tancerca.

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    8/42

    ,{~;,-

    140"Pero para que vuelvan la esperanza y ta alegre fe, basta revolver

    nuestros pasos por entre estos corredores subterraneos, hasta don deyacen los soldados tornando su cena de la tarde, casi terminada, a la bellaIuz crepuscular . Allf, tan pronto como Uegamos a alguna distancia delenemigo para que nuestros soldados conversen, para que rtan libremente,nos encontramos, de subito, bafiados en santa alegria, en consoladora yabsoluta confianza. Alli brota ta verdadera mente de nuestro poder irre-sistible, all! se tiemplan y retiemplan los prodigiosos resortes de nuestrosataques intrepidos, de nuestra victoria final. Lo que primero llama laatencion alrededor de estas mesas, es Ia admirable buena inteligencia,la especie de afectuosa familiaridad, entre los oficiales y los sotdados.Hace largo tiempo nos hemos acostumbrado a esto en ta armada, dondelas largas ausencias y los peligros cornpartidos en nuestros estrechoscascos, nos acercan, por fuerza, los unos a los otros; y creo que mis C3-maradas del ejercito de tierra no se ofenderan conmigo si digo que esafamiliaridad, tan compatible con la disciplina, es un poco mas nuevapara ellos que para nosotros, Es uno de los beneficios reservados a ellosen la guerra de las trincheras, obligados como estan a vivir mas proxi-mos de sus soldados y a hacerse par estes querer mas. Ya conocen acasi todos sus camaradas subaltemos, los llaman por sus nombres, con-versan con ell os como amigos. De modo que cuando las horas solemnesdel asalto Itegan, cuando en vez de arrearlos a golpes de latigo comosucede entre tos salvajes del otro Jado, ellos marchan delante a la ma-nera francesa, tienen poca necesidad de vol verse para ver si todos losestan siguiendo. Se hallan bien seguros, adem lis, de que si caen, estoshumildes compaiieros no vacilarian en llegar hasta eUos, a todo riesgo,para defenderlos y conducirlos fuera,

    "Debemos, pues, a esta guerra sobrehumana, y, en particular, aesa vida en comun de las trincheras, esa union que nos hace gran des,esas mutuas devociones tan sublimes que nos compelen a arrodil Iarnosdelante. ~No deberemos tambien, en algun grado, a esa vida de tast rincheras, a esas prolongadas e int imas conversaciones entre ofic ia lesy soldados, los relampagos de belleza que han venido a penetrar todaslas inteligencias basta la menos receptiva y mas ruda? Ahora sabenestos nuestros soldados, hasta el ultimo entre ellos, que nosotros, fran-ceses, nunca hemos sido tan dignos de admiracion como boy, y que lagloria de Francia los itumina a todos; saben que una raza cuyos corazo-

    ::\::.

    DHARMA 141nes se han despertado de ese modo, es indestruct ible; y que tierras neu-trales, hasta aquellas que mas ciegas parecen, terminaran algun diapor comprendernos ctaramente, ddndoncs el eximio nombre de liber-tadores."Oh! invoquemos una bendici6n sobre estas trincheras nuestras,donde se mezclan todas las clases sociales, donde se forman am is-tades que parectan imposibtes ayer, don de los "hombres de socie-dad" han aprendido que puede, el alma del nlstico, del artesano, delmecanico, ser tan fina y noble como la de un caballero gentil, y hastamas interesante, por mas original, mas transparente, mas l impia de vanosatavios. Trincheras, corredores subterraneos, obscuros, estrechos laberin-tos , pequefios rincones de sufrimientos y abnegacion, en el la tendremosnuestra mejor y mas pura escuela de unidad social. Pero por esta palabra,tan profunda, quiero signi ficar, como bien se comprende, la verdadera uni-dad social, la sin6nima de tolerancia y fra ternidad , que, en una palabra,Cristo vino a damos en la clara fannula, cuya admirable sencillez sumarodas las Connutas: "Amaos los unos a los otros."

    ,+, .Fragmentos

    De Cave.U n discemimiento mas claro apareja mayor responsabilidad-no 10

    olvides-y una responsabilidad que afecta a los otros mas que a d. Cuida,entonces, de que 10 externo no obscurezca 10 interno, porque tu larnparadebe llevarse en alto para que los demas la vean, 0 si no la vieren, decontinuo la sientan ....No confundas, entonces, 10externo con 10 interne. Aunque 10externosea cabal y rico, ten presente que es asi porque a traves de ello 10 internoresplandece. Asi , pues, mira a to que resplandece. Ni tr is teza ni desal ien toaUi residen, 5610 una plenitud de realizacion que no concibes, y un podery u~a fuerza que te elevardn por encimade aqueUas confusiones a ~nseguro lugar propio. Has sido demasiado rigido con tu naturaleza 10-ferior. Eso conduce a pel igrosas reacciones. U n sereno, constante es -fuerzo es mucbo mejor, desechando todo pensamiento de resultados. _Trata a tu mente como a un niiio; condacelo f irme pero suavemente, Ydetodos modes y en todos los riempos fortalece tu fe.

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    9/42

    142

    Tu instrumento no debe ser igual a otro instrumento. No se necesitaduplicarlo. La clase especial tuya es la que se requiere; y ningUn de-fecto constituye la parte en que difieres de los demas, sino que, por elcontrario, te sirve, si perfeccionado, para hacer el trabajo propio tuyoque los otros no pueden ejecutar .

    Por medio de estas lagrirnas de sangre aprenderas; por medio de tussufrimientos adquiriras el poder de ayudar a tus compaftercs, e Que teimporta la aprobaci6n 0 desaprobaci6n de nadie? Trabaja y espera, ytodo estara bien.

    Desciende a las profundidades de tu ser, Alli encontraras todo. Nosigas a nadie. Obedece a la voz interna.

    La felicidad mas real se halla en el profundo, imemo estudio de los

    grandes misterios de la naturaleza y de la vida, tratando ast de encontrarlos mejores medios por los cuales el alma pueda expresarse; y en uneonstante cumplimiento de estos medios de expresion, una vez encon-trados. Si se aprende aver y sentir esto, y su verdadera s ign i ficacion , laobra esta realizada. Esfuerzate, pues, para que se realice en ti; porquesolo podemos enseiiar a los demas 10 que sabemos, y son una misma cosaese conocimiento y Ia experiencia. La luz divina brilla para todos: tomade ella la parte que te corresponde, e iluminando primero tu propio cora-zen, sera entonces tuyo el poder de iluminar a los demas, Ten en cuentaque las palabras no son necesarias. Estas cosas se hacen en silencio.AqueUos en medio de los cuales vives, sencillo e ignorado, recibiran laIu z simplemente por tu presencia. No es 10 que tu dices y haces, sino 10que eres, 10 que deja su sella indeleble sobre cada caracter que encuen-tres tanto como sobre la ptenitud del tiempo. El Espiritu desea expre-sarse en su reflexion: tu vida. Vive de manera que eso se r ea l ic e , P i en s ay aetna de man era que puedas servir de canal para que las cos~ supe-riores desciendan a los pianos infe:iores.

    Medita sobre to que deseas saber. ~ No busques fuera, busca den-

    tro de ti todo conocimiento. Comprendes 10que esto significa, DO que semenosprecien los Iibros, sino que la informacion obtenida de ellos debe

    DHARMA 1 4 3ser deseniraiiada dentro, examinada, probada, Estudia todas las cos asdesde este punto de vista. y 10 mas externo 0 fisico te conducira, a untiempo, al conocimiento mas espiritual.

    EI deber no es un ogro, sino un angel. Cuan pocos ast 10 compren-

    den. La mayor parte obscurecen su concepto como hacen con el deconciencia..:X

    Las tristezas, las desgracias, son nuestras oportunidades. Pudieramosverlas asi! Muy avanzado se halla quien las ve de esa manera. Quienas f plenamente 10cornprende, lIega.

    La fuerza de la Logia obrando en un puro, devoto corazdn, liberta el

    alma y le permite hablar. Las verdades etemas resuenan perennementeen los pianos espirituales y el alma las repite a la mente pura queanhela oir.

    ,',.~

    Para aquellos que ven, nada importan la obscuridad 0 la luz. En losmomentos de elevacion cuan claro es esto, cuan tristemente obscuro otrasveces. Esto te demostrara, quizas, el valor de los momentos elevados, yel gozo de los que los viven siempre.

    S6 tU 10que ames. Procura despues 10 que concibas como bello yalto, y abandona 10 dernas, Toma de normas la harmonia, el sacrificio, ladevocion , expresalas dondequiera y del modo mas eleva do posible. Quienpodrli-medir 0 limitar el poder y la belleza de una vida semejante?

    lNo puedes vivir, de tal modo, que sintiendo el gran coraz6n del

    mundo que late en torno tuyo, ese sentimiento expreses hasta en losmas pequefios detalles?No haya nada frio ni cinico en tu vision de tit vida. Ten compasion y

    piedad en ella. conflando que algtin dla a tus ahora obscurecidos ojos sumisterio y dolor te seran descifrados. Siente, siente con cuanto Ilora, concuanto sufre, y descubre hi la belleza hasta en el mlls pequedo fragmentode la vida. Deja que las propias tremulas fibras de tu coraz6n te ensedena pesar ta angustia de los otros corazones, y a vivir para mitigarla, El

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    10/42

    1 4 4 DHARMA

    dolor es nuestro mejor maestro. Por 10 tanto, no 10 temas ni buyas deel, viene con un misericcrdioso designio. Sal a su encuentro, aun teme-roso, pero reverente, paciente, resueltamente. S610 asi se puede apren-der la lecci6n, y de las obscuras horas, pasadas con el, surgira una luz quemuestre la senda a los pies vacilantes, y te infunda el poder de confortary consolar. Y eo la paz de ella comprendera y sera colrnado tu corazon.

    Cuanta falsa interpre taci6n, cuanto concepto erroneo hay tocante a

    estas cosas, hasta en las mas entusiastas, en las mas devotas almas. Estasse ciegan de un todo, compelidas por su intensidad emocional, y en laa ns io sa c az a de nuevas experienc ias no yen que siguen s610 sus propiosdeseos, y pierden 10 real por 10 ilusorio. De aqui el desaliento nace, ysin embargo. las fuerzas de ese modo generadas pueden usarse para losfines mas elevados, siempre que este a favor del engafiado 10 bueno dela intenci6n. Pero recuerda j oh discipulo! que en el silencio aquellascosas se ejecutan y reconocen, y 5610 en el silencio. Pecos, en verdad,comprenden cuan complete este silencio debe ser, poces, 0 aquellos queuna vez conoc ie ron su paz. Toda exciiacion es pstquica, y aunque estosremolinos de fuerza te envuelvan en su descenso, debes aprender a man-tenerte firme en medio de e llos. sin sentir atracci6n ni repulsion, porquede otra manera se forjaran cadenas que te arrastraran hacia su centro.1ttuchos bay que necesitan esta lecci6n .... todos, mas 0 menos, la nece-sitan. La gran fuerza obra doblemente, y debes permanecer sereno, nopas ivo 0 inactivo sino imperturbable. Debes aprender a gobemar tus emo-ciones tanto psfquicas como fisicas.

    Manten tus propdsitos e ideales c la ra y constantemente. Porque si

    deseas la verdad, de seguro que la poseeras; si amas la virtud, obrarasvirtuosamente , aunque todo parezca conspirar contra ti. Ten presenteesto en los momentos de confusion y dificultad, y permaneceras imper-turbable en medio del desconcier ..J y de las tinieblas.

    Mido, por el silencio, no solo la profundidad de un alma, sino tam-

    bien su altura.

    DHARMA 1 4 5

    Conserva la barmonia en tu alma y asl se difundira en los demas,

    porque sus efectos son mas poderosos de 10 que te imaginas, y mas ex-tensos sus aIcances.

    Por el amor de la obra y devocidn de la causa, mata todo pensa-miento sobre el yo, toda ambicion personal, las mezquinas sospecbas,las suspicacias que rompen las melodlas del corazdn .

    Escucha elgran canto de amor, de comp asion, de temura; y espa-ciandote en e l, olvida las sombras pasajeras. Unido, harmonioso, su poderes i limitado. Sin esto nada podemos hacer.

    Haz, entonces, que tu tono en el gran instrumento suene puro yclaro, porque de otro modo desacordara, Detras de nuestras penas y su-frimientos, detras de semejantes sombras, se dilatan las divinas harrno-nias de la realidad. Busea estas harmonlas , y una vez encontradas, no laspierdas.

    La divina harmonia de la Logia surge de nuestros corazones en olea-das poderosas, que percibiriamos si supierarnos escuchar.

    Buscala y escuchata en las horas de rneditacidn, puesto que nuncacesa; y tuyos seran un poder y una paz inexpresables y divinos.De aqul nace la sabiduria, la sabiduria de las cosas espirituales, el

    d on d e le ng ua s y el fu eg o q ue s an a.Es este el canto de la vida en que se refunde toda la naturaleza, de

    modo que a lcanzando el corazon de la naturaleza a lcanzamos e l corazondel todo, y a lIf leemos los mas sagrados misterios de l ser.

    No desmayes, no vaciles en el esfuerzo de oir ese canto siempre.Ten presente que los lamentos de dolor que lIegan, de continuo, a tusoldos, no son sino la disonancia que acrece la pureza de la rmisica, disc-nancia solo para los oidos inexpertos. Y en algdn tiempo te sera dadooir toda esta grandiosa sinfonia, oyendota primero en tu propio coraz6n,despues en el coraz6n del universo.Oh doliente, bataDadora humanidad! cuyos ojos no saben sino delagrimas, a cuyas ordas no llegan sino disonancias, ciega y sorda, unainfinita compasidn te ampara.

    Despierta y escucha, Voces intemas repiten la harmonia sublime.Haz cesar. por un momento, tus conHictos y oiras una promesa de salva-cion. La paz y e l poder son tuyas, paz divina, poder omnipotente.I

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    11/42

    1 4 6 DHARMAMira! tu liberaci6n ha llegado, La Iuz resplandeciente, la hora esta

    cerca. La na turaleza c lama ruidosarnenre con todas sus voces.No mas en vano se afanara y fatigara la humanidad. Los pies del

    hombre encontraran el sendero que conduce a las gloriosas alturas nir-vanicas.

    Hay dos maneras de adqu irir instrucciones ocu ltas: 1: 1 una~ porquese necesitan para el adelanto, por ser imposible ese adelanto SIR elias;y luego, porque se necesitan para otro, para la ensefianza de otra per-sona. En ambos casos es en obediencia de una necesidad.

    Hay s610una prueba de caracter: el efecto que produc imos en o tro~.Este es un pensamiento solemne, digno de nuestra mas profunda consi-deraci6n. Cada persona con quien nos ccmuniquemos debe ser mejordespues de ese contacto, debe recibir inspiracidn e impulse haci~ unavida mas elevada. En nuestra atmosfera deben elias respirar el aire delas altitudes eminentes y columbrar los destellos de la celeste gloria.Nada importa 10 que digas, porque bajo tus palabras otra vo.zh abla: lavoz del Yo interno . ~Soy yo el guardian de mi hermano? Si, cie rta rnente;y si asf no 10 entiendes ahora, Karma te 10 probara con el tiempo. Nohay medio de e ludir este deber primario. Eso se dec~de por 10que somo~,y no por 10 que hacemos, Nuestra simple presencra en u~ c~arto ~eJauna hue lla inde leble que in tluye, no s610 sobre los que estan inmediata -mente presentes, sino tambien, de modo vario aun cuando a un mismogrado, sobre los que entraren en et, Hazte. cargo , en absolut~, de. quelas mas distantes partes del universo son diferentes porque til existes,

    Y una vez tuya tan estupenda idea, se humilde, no orgulloso, aun-que an te su estimuladora conremplac ion la divinldsd surja en ti con acre-centado poder,

    Espera, y mien tras estes esperando, observe, 6 ra , y no desdenes. nin-gU n trabajo . Porque por humilde , por Insigniflcante .que ese trabaJ? .teparezca es digno de hacerlo si verdadero, y silo ejecutas con esplritude consagracidn, As f la vida -;e vuelve luminosa y los enigmas se aclaran.Y en sencillo se convierte 10 complejo. .Nunca desconfies ni sospecbes de nadie. Si te engaiian, Dios terecompensard si das de tu bondad al ofensor, Y asf con el tiempo soarrepentirli y cambiatf.

    ~.

    :.. .

    DHARMA 1 47Las experiencias de la vida Uegan lentarnente, una a una. Cada ex-

    periencia trae su lecci6n y su promesa. Recibelas. Estas son las verda-deras piedras miliarias del camino, no los aiios; y la edad de un hombredebe computarse por su grado de sensibilidad y de conocimiento. El queha bebido de la Fuen te de la juventud, y conocido, sabido, experimentadotodo, conserva la frescura de su coraz6n, y la muerte 10 hallara con elrecto de la manana en el rostro. Para estes no existe la muerte;y de semejantes criaturas es el "reino de los cielos".

    ""antente siempre dispuesto a renunciar todo amor. Esto es: nunca

    debes cesar de amar, pero no permitas que las fibras de tu coraz6n seenrrelacen, de tal modo, con alguna circunstancia de tu vida, que te im-pida el hallarte pronto, instantanea y valerosamente, a renunciar la, cuan-do asi se demande. EI coraz6n humano no debe estar embotado ni endu-recido por el dolor. No pennitas que tu desapego de las pruebas te in-duzca a semejante idea. No debes sentir menos sino m a s . No debes sufri rmenos sino m a s . Tienes que perfeccionarte en la paciencia, aprender arenunciar, de un todo, a tu coraz6n y tu voluntad hasta en el momentade la mas intensa agonia .

    Una de las falsas actitudes de la mente que impide al hombre ordi-naria vivir correctamente, es la rigurosa division del tiempo en pasado,presente y futuro. En verdad, s610 el presente existe, Contiene, por unaparte, el pasado en cuanto a qu.e en cadamornento somos el resul tadode todo 10 sucedido anterionnente, y contiene rambien el futuro porquecada dia que Uega se colora con las esperanzas venideras. De .este modoexperirnentamos a los tres perpetuamente; pero para su correcta consi-deraci6n deben ser vistos como un todo coherente, sin las rupturas en-gendradas por las ilusiones de la vida material. Esfuerzate en ver lascosas de esta manera precisa, haciendo asi mas hannoniosos y unidos tuspensamientos. La ilusi6n del tiempo es una de las mayores, mayor que lade espacio 0 distancia, una faceta de la gema de Mara que ofusca, ensumo grado, nuestros ojos. Ejercita la mente en esta forrna de visi6n,conforme harfas con tit mana para una labor preciosa; porque el arte devivir es de todas las artes la mas delicada, y requiere perfecto equilibriopara todo acto correcte, La ilusi6n del tiempo perturba la fijeza de lavoluntad, y la uni-concentraci6n de la conciencia individual .

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    12/42

    148 DHARMACada momento tiene su deber, y en el leal cumplimiento de este

    deber radica la satisfaccion de tu vida. Quizas te lleva a grandes exitos,o solo te mantenga en la cansada monotonia de la vida coman. Que teimporta estc? La superficie de las cosas no tiene parte ninguna en tuconsideraci6n. Lo que sobrevive despues de la desaparici6n de todo10 dernds, es el deseo con que el hombre estaba trabajando y no los re-sultados de su obra. Siempre perdura el bien que amaste y serviste; ycasi se extingue, a menu do, el bien que procuraste hacer. Til que hasaprendido algo de paradojas me cornprenderas perfectamente.

    La meditacion no es la inacci6n. Quien as! piense, yerra. Pero 10quevive en la acci6n es el motivo y el deseo. La forma que torrid pasa, comopasa toda forma. pero su esplritu reencarna y lIena de poder y esplendortodas las otras formas que tuvieron su origen en el.

    El discipulo halla una gran tranquilidad al entrar en la vida supe-nor, porque su vida es su meditaci6n, no sus actos; y cuando de corazon.de mente, de plena conciencia percibe el significado de esta idea, en-tonces, en verdad, contempla un nuevo cielo y una nueva tierra.

    En eI silencio de una vida profunda y Iuerte bay gran des fuentesde energia; y ya sabiamente 0 no, todos los que se aproximan a esa vida,se fortalecen. Te basta, si puedes esas fuentes encontrar en ti; te basta,si puedes conservarlas I fmpidas y frescas, no importa 10 que drga el rnun-do. Porque esta es la genuina ensecanza, la que perdura, y sin ella sonvanas las palabras y los actos. Lo que vives, 10 s abran con el tiempo loshombres. Y su poder sobre ellos sera mayor si 10 encuentran en sf rnis-mos, y no emanando de ti ni de ninguna otra fuente. Las otlres que crecena las oriDas del rfo deben su vida a la fresca corriente, pero el rio nolas toma en cuenta, contento solo de cumplir la ley de su propio ser y debuscar el oceano.

    Asf, muchas veces, hacemos mas por los otros, no pensando en ellos,sino simplemente procurando, en cada momento, 10 mejor y mas alto.El bien, por 10 tanto, Huye a traves de nosotros y alcanza, por esta im-personalidad, mayor eficacia. De esn, suerte, quisiera que desearas queel bien se cumple ~ntes que seas quien 10realice.

    La Verdad es una, inmutable, eterna, la raiz de todo cuanto existe,

    aquella que falsas apariencias no pueden ocultar. Nada puede agre-

    DHARMA 149garse a la Verdad, ni nada puede quitarsele, ni ningtln esfuerzo de loshombres 0 de los dioses la afecta. Desde la eternidad ha sido y sent ast,existiendo antes de que los mundos se formaran, continuando existiendocuando los rnundos dejen de ser; porque la Verdad es la verdaderavida de Dios. Y aun esta Verdad es tan varia, tan multicolora comolas mentes que la perciben, y las mentes jamas podran verla identica-mente igual. Ten en cuenta, por 10 tanto, que todas estas verdades sonmeramente aspectos de la Unica, y at considerarlas as! no te preocupesmas por elias. No busques esta verdad 0 aquella, sino tu propia verdad,la que vive en las profundidades de tu naturaleza, la que solo til puedesencontrar, y cuyo hallazgo constituye el prop6sito de tu sere Porque enla forma que Ia Verdad es la vida de Dios, tu verdad es la vida de tupropio espiritu, y esa vida forma tu herencia e inmortalidad. Estas SOil" las aguas vivientes", las "aguas de la vida eterna".

    Procura beber 5610 d e la fuente originaria y no de abajo donde lacorriente pura esta inficionada por los antojos y locuras de la mente in-ferior, Y una vez que hayas bebido, aprende 10 que significa la caridad,debiendo tener presente que conforme la verdad de tu hermano noexiste para tu alma, tampoco la tuya existe para 61; pero que, sin em-bargo, ambas son una misma en vuestros corazones, no importa 10 di-verso que puedan parecer, Porque la Verdad es una, inmutable y etema.

    Que significa para ti la vida, oh buscador de inmortaIidad? ~Que

    significa para ti vivir por siempre, y medir la existencia pOI"eternidades,no por an os ? Ciertamente que alzas la cabeza entre las estrellas, y tellamas "viajero del cielo," porque te sientas en Ia asamblea de los dioses,y sostienes la creacion en el hueco de tu mano. Sin embargo, aunque tepreguntara por aquellos viajes excelsos, por las conversaciones que tu-viste, por la mtisica de las esferas, por 10 que te. ensefiaron los EsplritusPlanetarios, no podrias decirmelo; porque el "Yo" que esta dentro de ti,envuelto por el mundo de la s sombras, arrastrado por el polvo de laexistencia fisica como una hoja por el vendaval (cenizas de extinto rue-go del pasado), no sabe de aqueUos acontecimientos sublimes. Todo re-cuerdo de la Vida ha sido olvidado en la tirantez y violencia del vivir, y .es tan s610 el eco de tus suedos 10 q ue te pertenece de 10 Real,

    Por 10 tanto, cuando la vida de vigilia se convierte para tf en unsuefio, y los sueiios toman ta intens idad del pensamiento consciente,

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    13/42

    150 DHARMA.sabe que tu alma esta en capullo en el jardin de la Vida Eterna; quete cobija, muy de cerca, con las alas extendidas, el Espiritu en su Trian-gulo de oro, y que despunta el misnco momentoen que el bot6n, bajo :a.gran refulgencia de aquella gloria aurea, se abrirli en la Ror perfecta,lIena de la inmortatidad. Entonces e~"viajero del cielo" no caminara sinovolara, caballero en Kala Hansa, la Grande Ave.As! la vida se da, y segana la Vida.

    Los poderes del alma son muy diversos, y a menudo, para obtenerlos,aparecen como obstaculos antes que como ayuda, la posesidn de pede-res pstquicos,EI alma no ve con los ojos psiquicos mas de 10que ve con los fisi-cos. Ni tampoco oye mas con los oidos psiquicos.Para la adquisici6n delconocimiento espiritual, el primer paso consiste en la conquista de S Imismo, en el dominio, en todos los pIanos, de ambos instrumentos fisicosy psiquicos, La puerta del conocimiento espiritual permanece irrevocable-mente cerrada, excepto para aquel que ha logrado ese dominio, porqueel 5610es capaz de "tocar," _ + , . -Notas

    Roman G rim.II

    Porque cree en el bien, no por un simple capricho de creer en algo,sino por la conviccidn consciente y honrada nacida del estudio y cono-cimiento de la ciencia etica. De aqui que el te6s0fo,conforme 10hemosinsinuado arriba, maneje un conjunto de recurses morales que 10 dis-tinguen, con mucho, de cualquier otro miembro de las distintas escuelas~e la cultura occidental.En vfa de comparaci6n, y como de paso, invoquemos el ejemplo

    de un individuo adscrito al credo de la Iglesia romanocat6tica. Este bienpuede creer por varias razones: por mera consecuencia a la tradiciondomestica, por indole sectaria I., ue gusta del acomodofacil de los sistemasdogmaticosantes que de los sistemas abiertos 0 investigadores,y tambienpor apego ingenuo y simpatico a la elevacieu de las cosas de Jesus ..perosean cuales fueran los motivos generadores de su relieve de creyente, ca-rece sin duda de un motivo cientffico. No es dificil eonstatar un hecho se-

    DHARMA. 151mejante respecto de los demas centros educadores entre nosotros. El me-dio en que nacieron y crecieron expJica tanto al cat6tico como al protes-tante, 0 al devoto de la Iglesia griega. Quid el judfo crea, entre otras cau-sas de fuentes diversas, por una fiel raz6n etnica, por el poder de la heren-cia que aporta el prestigio integrador de zozobras comunes yde comunesnostalgias, a 10largo de las mas singulares peregrinaciones hist6ri~as..Sees creyente por una inclinacidn que se nos di6 de nif io, por una lO~llOa-cion aceptada, porque fue el camino que encontraron nuestros pies alsaltar de la cuna, 0 por rnul ti tud de iniciarivas de un genero secun-dario despues. Pero no se nos dieSjunto con esa inclinaci6n la cla-ve explicativa de ella. La mana que desatd nuestra fuente por elcauce, 5610repite, en un exacto remedo mecanico, el impulse precedente.que desat6 la suya,No existiendo, pues, una educaci6n radicalmente etic:aque prep!1r~y mejore, en un toque habit de sembrador, las raices de nuestros desti-nos todos vamos distribuyendonos, cual mas, cual menos, la profundalnconsciencia del movimiento inicial. Se ve claro, asl, que la inHuenciaque recibimos viene sin examen de la parte del exterior : en la forma deun tratado complete de f6rmulas y acti tudes convencionales que no.sconvierte en imitadores, 0 en una especie de resorte puramente maq.ul-nal en el mecanismo religioso de fa humanidad. Esto nos ha conducidoa rendir una reverente consideracion a las rodillas que se doblan de-lante de una imagen cualquiera, a la plegaria de resonantes alardes,a las cuentas del rosario, y a la pompa de las vestidura~ del sacerdote,Mas se aprecia la cantidad que la intensidad de las oraclones,.Y el fer-vor imitado la cabeza ungida de mansedumbre, los brazos surmsos sobreel pecho, t~dos estos ademanes del cuerpo, que el poder Infinite de.unvoto puro y secreto a los dioses inmortales. Parece. ~u~ to.doden~n~l.arael rasgo tfpico e incontrastable de una edad, de una clvlhzacu5n,l~civiliza-ciony la edad del formalismo como pauta del hombre en sus r~laclonesconla t ierra y el cielo, formalismo que teje y entreteje sus hilos desde,elaltar hasta las curvas infer iores y mas oscuras del alma de las multitu-des. Degenero en ceremonias, composturas, gestos reglamen~ados, enla mimica del culto extemo, 10 que debi6 ser piedra y agua v lva .Y deesa suerte la perla todo pureza del Maestro perdi6 el tesoro dlafanode su oriente en el tono luteo y lerdo de la arcitla.Era de esperarse que ese conjunto de circunstancias ~riginase. laenergica actitud reaccionaria del pensamiento modemo, acntud lOgtC&,-

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    14/42

    1 5 2 DHAR . \ {A

    inevitable, una vez extinguida, para ceguedad de todos, la lampara ddsagrado resplandecer en la casa mistica. Todos tenemos presentes elbrio de aquel gran duelo, sin parecido en ningun siglo, hasta que mudasla s relig iones, ya imlti les como norma, gufa y doctrina, no les qued6 masrecurso que irse a inhumar bajo el olvido de los marmoles piadosos lamuerta leyenda de sus divinidades. Entonces, y no exageramos las Hneasdelcuadro, d sentido moral se redujo a un debil rumor clasico, sinluz ni substancia. De esto s hechos todos hemos sido contemporaneos,Somos testigos de que la victoria de la ciencia no aparejaba ningunavictoria etica, sino, antes por el contrario, desvalord el concepto de lavida hasta resolverla en un sencillo fenomeno de la mecanica universal.. Un fuerte olor de yerba nociva subia de la tierra. De los laboratories,de los anfiteatros, del grupo ardiente de los filosofos, hasta de los mis-mos poetas, corri6 la marea violenta de una propaganda en favor dela supervivencia del mas apto y en detrimento del mas debil, La teorfase enderez6 contra toda caridad y abnegacion, y despues no lIevaban losvientos sino los sermones del odio a todas partes. EI hombre peleecontra el hombre su derecho de sefiorto, de tierra, de fortuna, de capa-cidad, su derecho a la supervivencia. Peleo duras peleas, en las diver-sas latitudes, y siempre, hasta el punto de tener mucho mas valor, mu-chisimo mas, un articulo de economfa, un tren de canones, un punadode monedas que la grandeza de un Iimpio fulgor espirituaL En libros yperiddicos, en el turnulto rudo de los apostolados, las teor ias del super-hombre, del individualismo absorbente, del imperialisrno, del puebloamo, del empuje dominador, testimoniaban los diferentes aspectos enque se habia dilundido la nocion primaria de la supervivencia del mascapaz. Esta capacidad no se referta como fuera de justicia al mas se-lecto, al mas virtuoso, al mas br illante ejemplar de nobleza, desde luegoque solo se resucitaba, sobre el escenario del momento, el ensuefio delbarbam que salia del hueco de sus montarias hacia la inquietud beliesde la tienda nomade ; y ese ritmo primitive, asl evocado del remotafondo ancestral de la raza, extendla y afi rmaba su vigor y preponderan-cia en la sangre yen la medula y en el alma del Occidente. No era ya unaformula 5610circunscri ta al Individuo. Desde aquf trascendia vencedorabasta elevarse a la compleja amplitud de una formula colect iva. "Yo pri-mero que todo" le di jo el hombre al hombre, y en esa misma arrogal tcia sefund6 fa nacionalidad y el criterio continental . Era, de esa manera, di fi-cit que surgiese de fa propia naturaleza de las cosas la vision humana,

    DHARMA 1 5 3

    ; .

    la visi6n regocijada, desprevenida, Iejos 0 por encima de las peculiari-dades subyugantes del panorama del nacionalismo; y los estadistas, yapor imperio de las circunstancias 0 por' una insalvable y terea tradicionagresiva, en vez de entretejer intereses reintegradores por medio dela habil accion sabia de disminuir las diferencias y de acrecentar lassemejanzas, vigilaban desde sus aceros la hora 0 el afio en que debiadecidirse a que manes pasaba, a la postre, la magnitud del cetro unico,o la hegemonia cesarea, incontrovertible y universal.

    Los antecedentes que conspiraban a explicar ese aspecto de lossucesos no es dificil advertirlos en la ausencia de un claro, de un firmesentido de rnoralidad, Se percibe el vaclo de una conciencia moral, im-perativa, motora, que vibre en fa misma substancia de la psiquis de indi-viduos y sociedades, hasta el grado de que las estreche y ate, conla solidez de una soldadura sagrada, en harmonia y en fuerza. Falta lafilosoffa moral que diga al nino, al adulto, a las generaciones por quese debe ser bueno de todo bien, por que se debe ser justo de toda jus-ticia, por que se debe ser noble de toda nobleza, y que a los ojos deesas generaciones, de ese adulto, de ese nino, la filosoffa desenvuelvalas Ilneas del esquema con la nitidez irreprochable de una ecuacion al-gebraica. Falta, para exprosarlo en un resumen, la certidumbre eticacientifica, mental izada, cordial izada con la necesidad y seguridad de unafuncion IOgica de ra vida. Asi 10 pregonan, en coro, multitud de vocesque ascienden de todas las cuerdas heridas del alma moderna. De loshumildes, de los poderes, de las religiones cuyas fuentes estan secas,de las academias frias, de todos los sistemas, ascienden las voces angus-tiadas, No parece sino que t:uviera mucha harnbre, mucha sed de cielo,fa tierra; y ascendiendo de todas partes las voces, con la ingenua, la es -pontanea emoci6n de una plegaria contrita, por ultimo, se concentran yrefunden, para rudamente sacudi r las mismas rafces de los siglos futuros,en el bravo, en el hondo trueno dantesco del drama contemporaneo,

    Adrede hemos abordado este punto para que resalte Ia diferenciaque separa at hombre de la vieja civilizacion del mancebo que trae enlos labios la frescura de la buena nueva, la verdad deHnitiva de ueaetica cientifica en la mente, la religion en el corazon y la rosa del es-piritu en el vaso de la vida. Hablamos del teosofo, Y hablamos de elcon sobra de experiencia, por estudio comparativo, en el curso de algu-nos afios, de hombres y escuelas, de culturas, de pueblos, de corrientes

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    15/42

    154 DHARMAde ideas, y poco mas, poco menos, medimos el grade de firmeza delgranito en que empina su escultura la epoca: y ninguno mejor preparadopara el proximo plantfo espiritual de las sociedades. Ninguno pass, entrelos que pasan en medio de los acontecimientos hacia el amor, hacia lajusticia, hacia el bien, ninguno con un hacha mas fuertemente forjadapara la nueva brecha, ni con mas museu los, ni con un ideal mas poseidoni mas hermoso.

    Su devocion por el bien no obedece a ninguna formula amable demoralista sandio, 0 a program a de virtudes mas 0 menos pensadas conhueco metodo, jOh, no! Su devocion proviene de sabiduria. Tiene elconocimiento de que el bien supera el sencillo meri to de un consejo paraasumir la signlficacicn de una ley, de una fuerza, de una vida, de fa mascalida, profunda esencia del alma universal. Cuando realiza el bienpor el bien rnismo, cuando regala a otro, sin reparo a los resultados,el carif io de un pensamiento generoso, 0 afronta un sacrificio cualquierapor la alegrla de los dernas, por la ayuda, la sonrisa, la elevacion delcompafiero, sabe que esta afirmando la mano, seguramente, sobre elmango de un arado divino, y que entra a forrnar parte entre los Iabrado-res de la heredad de Dios.

    Y esta sabiduria nace a grados, por pasos sucesivos y ascendentes.Para adquirirla, el teosofo aprende primero por el auxilio de los librosla filosoffa y la ciencia del bien, como se genera, como crece, como via-ja de un alma a las otras almas. Aprende a ver en el pensamiento, nouna mera funci6n reducida a la materia del cerebro como concluian losfilosofos del positivismo, sino una energia eficiente y viva que se di-lata por todo el corazon de la humanidad, en la forma como se dilata elmovimiento de mi brazo por toda la plenitud del eter, De aqui quecada hombre, cualquiera que sea su latitud 0 condicidn, contribuye enla medida de su perenne dinamismo mental y volitivo a la evoluci6n 0al retroceso de los dernas, Porque ~ospensamientos no viajan aislados,sino que se integran por ley de simpatia, en la masa de los pensamientossimilares, y a la semejanza del resumen electrico de varias pilas 0 alresumen lumlnico de varia" antorchas, concretan y forman un centroactivo de fuerza, de inHuencia , de vida comunicativa y penetrante, den-tro de Ia ciudad, dentro de la naci6n, dentro de la raza, dentro del mun-do. A cada mome n to, por 10 tanto, el hombre se hace merecedor de algabueno 0 de alga malo, por el linaje de los mensajeros de su reinointerior. Y estos mensajeros, intangibles pero reales, ingresan a su

    DHARMA 155zona simpatica de accion, se incorporan a su falange comunicandolemayor eficacia a su poderfo. Esto nos advierte, con harta claridad, que elgobiemo humano, en toda su extension, esta constituldo verdaderamentepor eJ reino interior de cad a quien. Y ya aquf resalta a simple vista,la cifra solernne de la Intima, de la secreta soIidaridad universal. Elte6sofo, por medio de los libros, con forme 10 hemos dicho y a, estudiaesa lecci6n, la leccion de sf mismo, su parte en cuanto al organismoc6smico, su aspecto en cuanto a Ia magnitud y brillo de su reino oculto,como factor extemo, pslquico, espiritual. De este estudio inflere el too.sofo que el es el guardian de su hermano, y que el mundo come y bebedel pan y del vino de su mesa. As f aprende a tocarse las joyas de sucorona y el oro de su cetro de rey,

    Pero esto no basta. No basta que sepa que su corazon forma el po-der de un nucleo dinamico en Ia gran vida humana, y c6mo germ ina yf lorece el bien, '! ti ende su sombra, y cuaja Ia masa y la miel de susracimos eternos, Hay todavia urra lecci6n mucho mas importante que estu-diar, y que la expresa con perfecto vigor la palabra ser, Sin duda que sesabe algo, pero no 10suficiente, cuando se aprende como se hace una cosa,pero no es menos cierto que se sabe todo cuando se la hace, Aqui apa-rece el caracter heroico del teosofo: ser en todo trance el intenso ahin-co de una voluntad noble y sana que le perrnita derramar hacia afueralos resplandores de su reino interior. Ser llama, ser estrella. En estemomento ya los libros no ensefian, porque coronado el muro santo, Iaescala pierde su necesidad y su merito. Fue Emerson quien dijo que parapenetrar en el interior del universe cada hombre era una puerta. F.lteosofo, pues, en esta hora de su aprendizaje, vuelve el rostro hacia sfmismo y regresa por la puerta que Ie pertenece a la vision de su patria,

    Entra, ahora, oh gran artifice, con la santa carga de tus buriles so-noros, en la paz de tu taller sagrado, Entra a Iaborar, sin descanso, laescultura de tu pensamiento y de tu destine, Obrero, a quien el silencioresguarda con la fortaleza de una coraza divina, sabes muy bien quelaboras sobre la sana alegria de todos los hombres en cada repujo de to li-ma, en cada rasgo que evocas para la harmonia y la perfecci6n de tuescultura. Porque sabes, adem as, todo el maraviUoso secreta de la soli-daridad humana. Y manana, cuando ya corran limpias tus aguas yesplenda el jubilo de tu reino bajo la claridad de Dios, toma a nosotros,ob pura llama de toda belleza, que con 'sus oscuros fan ales, vueltoshacia ti, el mundo te aguarda,

    i/;,

    - ,

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    16/42

    156 DHARMA

    Cartas que me han ayudadoVo I . II

    William Q. Jud~eIII

    Le envlo a usted esta Carta. Conserve la, y solo mas tarde, cuandeyo se 10 indique, hara uso de ella. Despues la encabezare,EI movimiento teosofico comenzo como obra de la fraternidad,

    que tiene a H. P. B. como a uno de sus miembros; y al gran Iniciado,a quien ella llama Maestro, como a uno de sus jefes.

    Comenz6 entre los pueblos occidentales por gentes occidentales,siendo los dos prineipaies agentes, H. P. B., de nacionalidad rosa; y HS. Olcott, america no. El sitio donde comenz6 fue tambien occidental.Ia ciudad de New York.

    Pero no obstante de haberlo la Fraternidad empezado de ese modo,debe la sociedad como tal, sostener un programa libre, siendo sus miem-bros a la vez, libres individualmente de aceptar eualquier creeneiaaprobada por ellos, siempre que esta creeneia no se oponga a Ia frater-nidad universal. Por 10 tanto, disponen de una perfecta libertad pancreer en la Logia de esa Fratemidad y en sus rnensajeros, y asimismopara aceptar las doetrinas que sobre el hombre, su naturaleza, sus po-deres y su destine han sido enseiiados por los mensajeros de la Logia,

    Es significative el hecho de que el movimiento teosofico haya co-menzado, como ya se dijo, en el mundo occidental, en la region dondese prepara y donde aparecera la nueva raza ralz. Esto no qui ere decirque se de preferencia a una raza 0 a un pais sobre otro, ni tampoco, quese Ies rebaja, sino que tales sucesos estan de acuerdo con Ia ley de losciclos, ley que forma parte de la evolucidn, Bajo el ojo de la Gran Leyningdn pals es primero ni ultimo, nuevo ni viejo, alto 0 bajo, pero cadauno de ellos, en el momenta oportuno, aparece a proposito para la obraque debe realizarse. Cada pr.Is se halla Iigado con los demas y ha deayudarlos.

    Este movimiento tiene, entre otros objetos, uno que importa saber:la union del Occidente con el Oriente, el renacimiento en el Oriente deaquella grandeza que una vez le perteneci6, el desarrollo en elOccidente

    DHARMA 157del ocultismo que Ie es propio, de modo que pueda, a su vez, tendermano de ayuda a los de sangre mas antigua que, se hayan inmovilizadoen una idea dnica 0 degradado en espiritualidad.

    P or m u ch os siglos se ha venido trabajando en favor de esa uni6n,y se ban enviado trabajadores a traves del Oecidente, para echar los ci-mientos. Pero basta 1875 ningdn amplio esfuerzo se Iogro hacer, yentonces fue cuando aparecio la Sociedad Teosoflca; porque Ia epocaestaba madura y lis tos los trabajadores.Las organizaciones de individuos, son susceptibles de caer en ciertasllneas 0 camles de accidn mental y psfquica que, una vez establecidos,dificilmente se cambian. Para impedir estos carriles en el movimientoteosofico, sus guardianes procuraron que se interpusieran de tiempoen tiempo cheques u obstaculos, necesarios para llegar a Ia solidaridad-cboques que fortalecen en Ia forma que el roble se fortalece resis-tiendo a la tormenta-y para que se borraran los surcos de mente, acci6ny pensamiento.

    No es el deseo de la Fraternidad que los miembros del movimientoteosofico que, segun su percepcion, han creldo en los mensajeros y enel mensaje, se eonviertan en peregrinos hacia la India. EI deseo y laobra de H. P. B. no tendi6 a despertar este pensamiento. Ni la Logiaaspira a que los miembros del movimiento crean que deb an seguir losmetodos orientales y a elegir al Oriente, de hoy, de modelo 0 meta.EI Occidente tiene su obra y su deber, su propia vida y desarrollo. Estoes 10 que corresponde cumplir, a 10 que se ha de aspirar y seguir, y nocorrer hacia otros campos donde se desempeiian los deberes de otroshombres. Si la tarea de levan tar la espiritualidad de la India, hoy de-gradada, y casi ahogada, fuera facil, y si asl levantada pudiera brillary aiumbrar a1 mundo del Occidente, entonces, de cierto, serla tiempoperdido comenzar por nosotros, cuando se abre uo camino mats cortey rapido en el anti guo mundo. Y, en efecto, es mats dificil entrar en loscorazones y en las mentes de los individuos que, por un gran lapso detiempo se ban estaeionado en el dogmatisrno metafisico y construfdoen los pianos psfquieos y psfquico-mentales una cubierta impenetrabley s6lida alrededor de sl mismos, que entrar en los occidentales que,aunque comedores de carne, carecen de opiniones prefundas, 6jas yarraigadas eo los cimientos del misticismo, y consolidadas por el orgulloheredado del pasado. ~

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    17/42

    158 DHAR.'I IALa nueva era del ocul tismo occidental principio en definit iva, el afio

    de 1875 con los esfuerzos de aquella noble mujer que abandono el cuer-po no hace mucho. Por supuesto que esto no !fa motive a pensar queese ocultismo va a ser de un todo diferente ni opuesto a 10 q ue tantosconocen 0 creen conocer como ocultismo oriental Formara el lado occi-dental de un gran todo cuya otra mitad 10constituira el verdadero Orien-te. Tiene Ia misi6n, ampliamente contiada a la Sociedad Teosofica, deproporcionar al Occidente 10 que no podria obtener del Oriente, de di-fundic y levan tar sobre el sendero circular de I. evolucion que hoy sedirige al Oeeidente, la luz que alumbra a todo hombre que viene almundo--Ia luz del verdadero Yo--unico verdadero Maestro de todoser humano. Todos los demas l'1aestros no son sino servidores de eseverdadero Unieo, donde todas las Logias reales se unen.

    Angustias caeran=no por los Maestros sino por las leyes de IJnaturaleza-sobre los que habiendo emprendido la marcha del senderocon la ayuda de H. P. B. trataren, de alguna manera, de ernpequefiecer-la a ella, y tambien a su obra no eomprendida todavta y por muchoserr6neamente eonceptuada. Esto no da a en tender que a una simplepersona se Ia debe seguir a ciegas, pero interpretarla en mengua, em-pequeiiecer la, imaginar vanas explicaciones para separar 10que no agra-da en 10 que ha dicho, es una violaci6n del ideal, escupir sobre el rostrodel Maestro por quien nos vino el conocimiento y la oportunidad, man.char Ia fuente que nos trajo sus dukes aguas. Ella fue y es uno de esosservidores que Ia Logia universal ha enviado al Occidente para comen-zar la obra, sabiendo bien que serfa su suerte desde los principios eldolor, la maledieencia y el insulto al espiritu mismo--Io peor de todo,el insulto. Aquellos que no puedan entenderla hanin mejor en no tra-tar de interpretarla; aquellos que no se encuentren suficientemente fuer-tes para la tarea que ella deline6, con elaridad, desde que inici6 su obra,mejor serfa que no la intentaran. Sabia ella-y esto se ha dieho a us-tedes ya-que desde haee muchos siglos han pennanecido en el Occi-dente elevados y sabios servidores de la Logia con el 6n de ayudarJa ensumisi6n y destine, Es bueno para los miembros del movimiento teo-s6fico continuar esa obra sin desviacidn, sin excitaciOn, sin caer en losextremos, sin imaginarse que la Verdad estriba en una. cues tidn de lon-gitudes y latitudes. La verdad de la vida del alma no se encuentra en un

    DHARMA 159punto especial de la circunferencia, sino en toda ella, quienes la busquenen un punto unico, no la encontraran,

    (Esta carta esta inconclusa, marcada con llipiz rojo, por la mana deMr. Judge. En realidad, termina en "Will," en la expresi6n "Will notfind it" (no la encontraran}; pero al publicarse los primeros extractos,el autor di6 permiso al editor para suplir las tres ultimas palabras,que pensd poner cuando fue lIamado, y que al regresar olvidd escribiren su prisa por alcanzar el correo.)

    v1\ las Sodedadu de publicaciones teosoficas.

    Con gran pesar he sabido, por recientes infonnes de Londres, quelos directores de la Sociedad alii consideran que el tratado "Epitomede Teosoffa" que aparecio en The Path es "demasiado avanzado" paraimprirnirlo ahora, y que 10 que hace falta "es un escalon entre la nove-Ia y la filosoffa."

    Permitame decirle que no estoy de acuerdo con esta opinion nicon la linea de conducts que ella traza. La opinion es err6nea, y defi-ciente la linea de conducta, al mismo tiempo que en desacuerdo con lade los Maestros. Los Maestros han apoyado el proyecto de la nuevaSociedad y vigilan el desarrollo de su conducts. Yo vacilarla en hablarde este modo si yo solo hubiera escrito todo el "Epitome,"pero estono es el caso. La idea general de una semejante serie de tratados,me rue dada ahora cosa de dos aries; y este de que se trata 10p repara-ron varies estudiantes que saben 10 que necesita el pueblo. Resulta,adem a s , comprensivo y fundamental. Abarca casi todos los puntos im-portantes, y si un lector sincero Uega a penetrarlo, encontrara para susreflexiones materia de Ia clase necesitada.

    Si, por el contrario, hemos de proceder por medio de un paso sua-ve a traves de la extravagancia (Ia ficci6n novelesca) hacia la filosofia,nos separamos entonces en un tiempo mismo, del sendero que nos haniodicado los Maestros; y esta asercion puede apoyarse en cartas de elIosque reposan en mis manes, Me basta llamar su atencicSn sobre el hechode que, cuando estos Maestros principiaron a emplear sus servicios en ladivulgacidn de ensefianza en la India, no 10h icieron por medio de las lie-ciones novelescas sino con hechos serios como los que se encuentran en

    ':,

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    18/42

    1 6 0 DHARMA

    los Fragmentos de la Verdad Oculta que se conocio despues con el nombreBuddhismo Esotirico. de Mr. Sinnet. No pretendemos convertirnos enproveedores de los que leen novelas y viven a Ia caza de curiosidadesamenas, s ino satisfacer las urgentes necesidades de las mentes sinceras.Los Iectores de novelas no han influldo nunca en el progreso de unanacion, Y aqueUas mentes sinceras no desean, no merecen ser inclui-das entre los partidarios de ficciones. De nuevo me perm ito recordar arnis hermanos ingleses de esta empresa, que han de tener presente, quelos Estados Unidos encierran mas teosofistas 'y probables suscritores ylectores que toda Europa. Y ellos no quieren novelas, No necesitan deque les alCombren el sendero de la verdad. Son perfec tamente aptos paracomprender 10 que ustedes lIaman "demasiado avanzado." Aiios arrasel Maestro dijo que los Estados Unidos necesitaban la ayuda del cuerpode teosofos ingleses. No la obtuvieron y hoy no la necesitan tanto, y susideas, sus necesidades deben ser consideradas por nosotros. Tenemosveintiuna Ramas para las tres de ustedes en la Gran Bretaiia y casicada mes aparece una nueva. Varias me han escrito diciendorne queesperan que la "Sociedad de publicaciones teosoflcas" les proporcionebuenas y valiosas reimpresiones y no triviales asuntos de ficcion.Por 10 tanto, respetuosamente ruego a us tedes no persistan en seguirla conducta deficiente y erronea a la que me he referido, sino queadopten tuertes lineas de accion, y dejen el relate novelesco a laspersonas que viven de el 0 que creen que por ese medio orientan lamente publica bacia la verdad. Si se adopta una l inea contraria, enton-ces, no 5610 frustramos las esperanzas del Maestro (si tal cosa fuera po -sible) sino que, en un sentido mas amplio, seremos culpables de eje-cutar faIsas representaciones ante un gran cuerpo de suscritores en estey en otros parses.

    Soy fratemalmente suyo,VI

    Alivia grandemente dejar esas perennes chicanas legales de miprofesicin para decir algunas ~al~bras sobre asuntos de la etemidad.

    De vez ell cuando aparecen en The Path trases subrayadas quedeben estndiarse, donde se dice que un yogui no hace sino 10 que vee n la mente de otro yogui, se nos proporciona un tema de estudio. Lareticencia no siempre implica ignorancia; si nosotros, con nuestras

    DHARMA 161propias manos,arrancamos el conocimiento, junto con el adquiriremospedazos de roca y restos de otras materias, mientras que si un mineronos entrega las pepitas de oro ya Iavadas.rsolo tendremos eso por elmomento. Asr muchas veces, una pequeiia reticencia nos obliga a ir acavar con nuestras propias manos.

    En The Path de setiembre hay otra frase subrayada. Todo el pro-ceso consiste realmente en recobrar la memoria de otros renacimientosanteriores, y si algunas personas no comprenden ciertas cosas, se debea que no alcanzaron ese punto en las otras vidas 0 porque todavla noles ha Uegado ningun destello de memoria.

    La comuni6n de los santos es una verdad, y a menudo sucede quelas personas educadas en una misma escuela hablan el mismo idioma.Aunque son seres distintos, parecen condisclpulos, no importa donde nicuando se encontraron. Ademas, hay algunas naturalezas peculiaresen e~te mundo que, no obstante de ser como espejos 0 esponjas quereflejan 0 absorben ciertos conocimientos de otras naturalezas, con-servan, sin embargo, una fuerte individualidad propia. Asi sucede con elcaballero cuya carta usted me incluye. Existe poca duda, en caso deser cierto 1 0 que dice, de que ve en la lux astral. La descripci6n de esascosas "que se mueven como los peces en el mar," resulta una descrip-ci6n real de una de las maneras como se yen muchas de esas form aselementales. Se puede dar por sentado, segun queda dicho, de que veen la luz astral.

    Debiera saber que fa lux astral existe en todas partes e interpe-netra todas las cosas, y no tan s610 se encuentra en el aire libre, Debierasaber que, la capacidad de ver como el ve en la luz, no es toda la visi6n.Qui~r~ decir, que hay muchas especies de vision, por ejemplo, puedepercibir ciertas fornras aereas sin percibir muchas otras que en el mismomomento se hallan realmente presentes como las que percibe. De estasuerte parece que bay "pianos" 0 diferencias de grados en Ia luz astral.Otra manera de establecer esto es que los elementales se mueven cons-tantemente en la luz astral, 0 bien, en todas partes. EIIos, por decirloasi, exhiben figuras al que mira, y las figuras que exhiben depend en engran parte de los pensamientos, de los motivos y del desarrollo del vi -dente. Estas diferencias son muy numerosas. De aqul se sigue que ensu estudio debe eliminarse la vanidad, Y cuando esta vanidad desapare-ce de la vida ordinaria no prueba que no se haya retirado un poco m a s3

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    19/42

    1 6 2 DHARMA

    adentro. Asf, hay que tener mucho cuidado en no envanecerse interior-mente de ver tales cosas; porque si esto sucede resultara que el plano li-mitado donde es uno vidente, se aceptara como si fuera el todo. Y esto,entonces, se rfa falsedad. En tanto que si se reconoce como engafioso parser parcial, permanece desde luego, autentico hasta su grado. Todas lascasas verdaderas deben de ser totales, y todas las totalidades existen a lavez, cada una en todos, en tanto que aquellas formas parciales existenparcialmente en las tetales, De aquf se deduce que 1 0 total revela la ver-dad entera, mientras que 1 0 que par ticipa de la naturaleza infer ior , 0 de laparcial, solo recibe una vista Iimitada de la verdad. Los e lementa les sonformas parciales, en tanto que el alma individual del hombre es total, ysegun e l poder y la pureza de la forma que habita, "sirve a los Dioses."

    Ahora, nuestros cuerpos y todos los poderes del "false Yo," parael alma individual, son "formas parciales," en comun con los centros deenergfa de Ia Iuz astral. De aquf se sigue que no importa cuanto nos-otros y ellos participemos mutua mente de la percepcidn resultante dela Yerdad unica, siempre sera una percepcidn parcial en su natura leza,porque las dos fonnas parciales unidas no producen la totalidad. Peroesto intoxica. Alii se encuentra el peligro de la ensefianza de hombrescomo P. B. Randolph, quien aconseja el comercio con estos seresparciales por medio de los excesos de la sensualidad, todo glorificadoy dorado con un nombre, can la pretension de un propdsito elevado,esto es, el conocimiento. EL CONOCI.I\UE~TO DEBE SER CUIDADOSA.'I\ENTEOBTENIDO CON UN PURO 2\10TIVO.

    Este motivo es el punto que ese caballero debe estudiar. Dice que"quiere saber," y que desea "escapar de las presentes limitaciones deesta personalidad, todo soledad."

    Y, sin embargo, a medida que adelantase en el sendero del conoci-miento encontrarfa que la imaginaria soledad de que habla es, encomparacion con la plena soledad de l sendero, una ruidosa turbamulta,o un regimiento en marcha.

    Que examine cuidadosamente sus motives, mientras tibre , solo, supropia ba ta lla , a l tratar de saber mas y de hufr de su presente "sole-dad." De la soledad no se huye por el odio 0 la aceptacidn, sino por el,reconoc imiento. Y que mas? Pues 10 siguiente, que tal vez sea demasia-do sencillo: debe asegurarse de que su motivo en saber y ser es paraayudar a todas las criaturas. No digo que esto no sea por abora su moti-

    DHARMA 1 6 3;~ , vo, pero 1 0 digo por temor de que no 1 0 sea. Porque como parece ha-I~a~e en los lindes de visiones y sonidos espontaneos, debe tener cono-

    cimtento del magico amuleto que 10 protege unicamente cuando es ig-norante; aquella infinita caridad de amor que movie a Buddha a decir:"Perrnite que los pecados de esta negra edad caigan sobre ml para queel mundo pueda salvarse," y no un deseo de escapar 0 de adquiri r cone-mientos. Esto mismo se expresa en las palabras: EL PRIMER PASO EN LA.\tAGIA VERDADERA ES LA DEVOCl6N HAcrA LOS INTERESES DE LOS DEMAs .Y 10 dijo Krishna asf: "La salvaci6n esta cerca de la renunciacidn" (0 elestado de Jivanmukta)., Pero el preguntara, naturalmente, si debe cultivar sus poderes.

    Sin duda debe hacerlo un dia u otro; pero que principie por su motivoy par la puriflcaclon de su pensamiento. 0 si 10 prefiere de otro modo,puede abandonar las ideas de aque lla grandiosa caridad, y, sin embargo,hacer nO,tables progresos en "poderes," pero de seguro que el resultadosera cenizas y la muerte. Esto no me concierne.

    GPor que razdn sinti6 "terror" cuando logro simplemente salirsedel cue~o, en ser libre un momento? Esto es una cuestidn importante.Su solucion se encuentra de much as maneras. Hare mencion de una.Si el l.ugar 0 la persona a quien quiso visitar, no debia visitarla poraquel tiempo, 0 si su motivo no era puro a l querer ir, entonces es probableque 1 0 repeliera el terror. Pero si aun con un mal motivo intentara ir a unlugar donde existe un motivo s imilar , ningun terror , entonces, resultar fa.Si ~I se dijera a sf mismo, 0 a mf, a ddnde justamente quiso ir, yo podrfadecir par que tuvo terror. Pero no quiero saber.

    Porque, no de modo forzaso, el salir del cuerpo produce terror.S6 que, no hace mucho, un amigo mfo se separd de su cuerpo a una dfs-tancia de diez mil millas y no experimenro terror alguno, Pero en estecaso el deseo fue ver a un amigo para el proposito coman del mejora-miento de esta negra edad; y en otra vez, abandon6 el cuerpo en elcampo, y vieS los bosques y va lles circundantes, sin experimentar, tam.poco, terror en ninguna forma. -

    Si se esta seguro del motivo y de su pureza, entonces la salidadel cuerpo no es per judic:ial .

    ~n ejemplo demostrart el peligro. Tdmese el caso de uno que puc-de dejar elcuerpo y se propane visitar a otro que mantiene relacionessirnpaticas con 61. EI segundo est4 protegido por un motivo elevado y

    -,

    DHARMA - 1 6 5

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    20/42

    1 6 4 DHARMAuna gran firmeza,en tanto que el primero, durante la vigilia, ha mezcla-do su motivo con elementos puros e impuros. Este motivo, tan prontocomo el primero queda desembarazado de su cuerpo, se convierte enuna simple curiosidad de ver al segundo, y quizas con mas 0 menos sen-sualidad, como en el caso de querer ver a una mujer muy deseada y deverter un amor pretendido 0 real en sus oidos renuentes. Los elemen-tales (etcetera) del segundo protegen su alma y arrojan vagos terroressobre el primero, quien, si carece de la experiencia y habilidad de unmago negro, es

    1.-0 simplemente empujado al interior de su cuerpo, 02.-Acometido por temores que le impiden encontrar su cuerpo,

    el cual puede ser ocupado por un elementario bueno, 0 malo, 0 indife-rente, y sus amigos decir que se desperto loco!

    Basta por hoy.

    Sabre la pantalla del tiempaP(it ie l de amigo!

    Del ((Quarterly".fl motivo aleman

    "En los comienzos de Ia guerra, el Secretario de Relaciones Exte-riores de Alemania explico que esta se vio obligada a ir a traves deBelgica para atacar a Francia, porque no podia desperdic ia r tiempo parahacerlo de otra manera. Herr von Jagow dijo:. "E1 G obierno del lm perio tenia que avanzar en Francia por el ladom as r dp id o y fa cil, p ara a si a de la nia r s us o pe ra cio ne s y t ra ta r d e a se st arun golpe d ecisivo tan pronto com o [ueta posible. Era asunio d e vid a 0m uerte, p uesto que si to mab a la d ireeei6 n d el S ur n o p od ia, en vis ta d e lae sc as ez d e c am in os 0 d el p od er d p la s [ orta le za s, a btits e p as o s in u na o po -s id o n f orm id a bl e, 1 0 q ue s ig nific ab a u na g ra n p er did a d e tiempo, Y esiaperdid a d e tiem po babria significad o tiem po ganad o por los rusos parat ra er s us tro pas a la fr on te ra a le ma na : R ap id ez d e acei6 n era el gran cau-dal alem an , m ien tras que el d e Rasia e ra u n i na go ta b le a p ro v is io n am i emode tropas",

    "En el Reichstag, ademas, el 4 de agosto de 1914, el Canciller ale-man dijo, reflriendose a la violacion de la neutralidad de Belgica y delLuxemburgo:

    "EI perjuicio-hablo francamente-que por esto produzcamos, 1 0trataremos de convertir en bien tan pronto como hayamos logrado nues-tro objetivo militar".

    "La violacion de la neutralidad be lga , por 10 tanto, la deliberd Ale-mania, no obstante de haber garantizado esa neutralidad, y de seguro queno hay nada mas despreciable que tratar de justi6car ex post facto laviolacion, invocando contra los inocentes e inofensivos pueblos y gobier-no belga, e l cargo totalmente false de conspirar contra Alemania.

    "En vista de tales asertos, no cabe ninguna duda sobre el motivooriginal aleman. Mas aun: el paso que dio no 10 resolvio de pronto,a lacarrera, en un momento de crisis. Fue premeditado durante afios, Hastala fecha la estrategia militar alemana mantiene su caracter ofensivo. Nopudo ocultar la construcci6n de ramales estrategicos ferrocarrileros di-rectos, a las fronteras de Belgica y del Luxemburgo, terminadas muchoantes de la guerra .... No, como ya dije, no hay duda respecto del mo-tivo, de la intenci6n, de la premeditaci6n ..

    fl p ret el 't o a leman"Sin embargo, en cuenta del clamor que su accion ha producido

    Alemania ultimamente ha tomado el mayor empefio en robustecer supretexto original, (*) esto es, de que Francia intento hacer 10 que e llahizo. Pre texto absurdo. Francia se manifesto ansiosa de asegurar la ayuda. moral, y si era posible, la material de Inglaterra. Fue singularmente pre-guntada por la Gran Bretaiia "si respetaria y sostendria la neutralidadbelga" en caso de guerra. Francia respondio por telegrama recibido elI'? de agosto de 1914 diciendo que estaba "resuelta a respetar la neutra-lidad de Belgica". En respuesta a la misma pregunta dirigida a Alemania,la Gran Bretafia recibid por medio de su Embajador en Berlin, el si-

    ,..' El pretexto original Be expone ell una proclama fechada el 4 de Agostode 19U, firmada por von Emmick como comandante general del ej~rcito dellIeuse,y dirigida ".!l pueblo belga." Las tropaa alemanas, dice, est4n obligadaa a cruzarIa frontera belga. "Proceden bajo el imperio de una necesidad inevitable, habiendosido ya violada Ia neutralidad helga por oficialea franceses que, enmascarados,atravesaron en autom6viles BU territorio, COil el prop6sito de penetrar en Mema-nia." Yada hay mils absurdo!

  • 8/4/2019 Dharma - Marzo 1916

    21/42

    166 DHARMAguiente informe: "He visto al Secretario de Estado, quien me dice quedebe consultar al Emperador y al Canciller antes de poder contestarme".Apremiado para que respondiera algo menos evasivo, Herr von Jagowexpres6 dudas sobre si el Ie convendrfa ai'iadir algo mas, "porque cual -quier respuesta suya no dejarfa, en caso de guerra, de tener el larnen-table efecto de divulgar una parte del plan de carnpafia de Alemania !..

    Otro conceptoEI cargo de que la Gran Bretafia habla conspirado para violar la

    neutra!idad belga, no se dijo sino hasta el otofio de 19! 4. Se basabaen un informe belga sobre una conversaci6n del agregado rnili tar Ingles,conversacion tan extra-oficial y poco irnportante que nunca se trasrnitioni al Ministro de Relaciones Exteriores ni al de Guerra de Inglaterra.En vista de esto, segun las publicaciones alemanas, la conversacion serefiere tan s610 al caso de que Belgica fuera atacada. Prueba, adema s.la inexistencia de convenio 0 acuerdo alguno entre los Gobiernos de In-glaterra y Belgica, No s610 no existia convenio, sino la seguridad posi-tiva y oficial de que las tropas de la Gran Bretafia no serian desernbar-cadas en Belgica, salvo el hecho de que otra potencia violara su terri-torio. Alemania no permit i6, hasta setiembre de 1915, la reproducci6ndel documento que demuestra 10 dicho, y que tambien demuestra lafalsedad de su acusaci6n. Es un despacho de Sir Edward Grey al Minis-tro britanico en Belgica, fechado el 7 de abril de 1913, que dice:

    "Hablando hoy con el Ministro belga, dije extra-oficialmente que seme habra hecho saber de la existencia de cierto temor en Belgica deque pudieramo