nociones fundamentales del derecho

Upload: alexander-huamani

Post on 23-Feb-2018

328 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    1/121

    Acerca de este libro

    Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanteras de una biblioteca, hasta que Google ha decidido

    escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en lnea libros de todo el mundo.

    Ha sobrevivido tantos aos como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio pblico. El que un libro sea de

    dominio pblico significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el perodo legal de estos derechos ya ha expirado. Es

    posible que una misma obra sea de dominio pblico en unos pases y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio pblico son nuestras

    puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histrico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difcil de descubrir.

    Todas las anotaciones, marcas y otras seales en los mrgenes que estn presentes en el volumen original aparecern tambin en este archivo como

    testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

    Normas de uso

    Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio pblico a fin de hacerlos accesibles

    a todo el mundo. Los libros de dominio pblico son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un

    trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros

    con fines comerciales, y hemos incluido restricciones tcnicas sobre las solicitudes automatizadas.

    Asimismo, le pedimos que:

    + Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseado la Bsqueda de libros de Google para el uso de particulares;

    como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.

    + No enve solicitudes automatizadas Por favor, no enve solicitudes automatizadas de ningn tipo al sistema de Google. Si est llevando a

    cabo una investigacin sobre traduccin automtica, reconocimiento ptico de caracteres u otros campos para los que resulte til disfrutar

    de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio pblico con estos

    propsitos y seguro que podremos ayudarle.

    + Conserve la atribucinLa filigrana de Google que ver en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto

    y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Bsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.

    + Mantngase siempre dentro de la legalidadSea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de

    que todo lo que hace es legal. No d por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio pblico para los usuarios de

    los Estados Unidos, lo ser tambin para los usuarios de otros pases. La legislacin sobre derechos de autor vara de un pas a otro, y no

    podemos facilitar informacin sobre si est permitido un uso especfico de algn libro. Por favor, no suponga que la aparicin de un libro en

    nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infraccin de los derechos de

    autor puede ser muy grave.

    Acerca de la Bsqueda de libros de Google

    El objetivo de Google consiste en organizar informacin procedente de todo el mundo y hacerla accesible y til de forma universal. El programa de

    Bsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas

    audiencias. Podr realizar bsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la pgina http://books.google.com

    https://books.google.com.ar/books?id=dMPahZRdS3kC&hl=eshttps://books.google.com.ar/books?id=dMPahZRdS3kC&hl=es
  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    2/121

    .m

    m

    L^^H^l

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    3/121

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    4/121

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    5/121

    j H

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    6/121

    NOCIONESFUNDAMENTALES

    DEL

    DERE HO

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    7/121

    -

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    8/121

    f/3

    NOCIONES FUNDAMENTALES

    POR

    D. CIRILO

    AL

    VAREZMARTINEZ

    t

    3bocjaoo

    > r los

    ilustres Colegios bf krii , . 1

    Uallarolto v j fluraos. ,

    E S T A B L E C I M I E N T O T I P O G R F I C O

    D E A B N A I Z .

    1855.

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    9/121

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    10/121

    ADYBRT3WCXA.

    ->-M*-

    En l a

    publicacion

    de

    e s t a o b r i t a n o

    me guia

    un e s

    p i r i t u de r i v a l i d a d y

    competencia

    , n i

    menos

    e l deseo

    de ponerla en f r e n t e

    de

    o t r a s producciones muy

    e s t i

    mables,

    que s i r v e n

    de i n i c i a c i o n l a juventud

    e s t u

    d i o s a en

    n u e s t r a s

    Escuelas de Derecho. En

    mi cons

    t a n t e a f i c i o n a l

    e s t u d i o

    de

    l a s grandes

    t e o r a s de

    l a

    c i e n c i a , comenc ,

    para

    f i j a r bien mis i d e a s , por h a

    c e r

    algunas

    apuntaciones de

    todo l o

    que

    me

    parecia

    s e r un a verdad fundamental en l e j i s l a c i o n y en j u r i s

    prudencia, s i n

    pensar

    entonces m as

    que en d i r i g i r m e

    mi

    p r o p i o .

    Este

    t r a b a j o

    f u tomando mayores pro

    p o r c i o n e s , y t a l como e s ,

    l e

    abandono l a

    a p r e c i a c i o n

    d e l

    pblico

    i l u s t r a d o

    i n t e l i g e n t e . S i

    mereciera su

    aprobacion,

    ya

    que

    n o

    su

    e l o g i oue

    s e r i a temeridad

    y locura en m i presumirlo

    s i , por

    o t r a p a r t e ,

    p ue

    de c o n t r i b u i r

    apartar l a juventud

    de

    e s o s s i s t e m a s

    e s t r a v i a d o s ,

    que

    amenazan

    e l

    t r a s t o r n o

    s o c i a l

    y

    p o l i t i

    co d e l mundo, quedaran s a t i s f e c h a s

    mis

    p r e t e n s i o n e s

    y cumplido d e l t o d o mi

    nico

    y

    noble

    p r o p s i t o .

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    11/121

    1

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    12/121

    L I B R O P R I M E R O .

    De

    l a Socied ad , d el Poder, d e l a

    Familia

    y

    de

    la

    Propiedad..

    TTULO 1 .

    e

    l a

    Sociedad.

    D i r s 8 h i -

    Sobre

    e l origen

    de

    l a Sociedad

    s e h an hecho

    varias h i-

    orpndeVso- p t e s i s :

    unos

    atribuye n s u form acion

    un

    pacto primitivo;

    t i e a d . 0 t r o s buscan su origen en e l consentimiento

    presunto de

    l o s

    sociados;

    algunos , con

    mejor acuerdo

    , esplican l a Sociedad

    p or

    l a

    familia; pero, aunque

    e s t a

    ltima t e o r i a e s mas ra

    c i o n a l , todavia n o

    n os

    parece aceptable.

    T e o r a d e l El c o n t r a t o s o c i a l de Rousseau e s un sistema seductor,

    e o n

    r a 6 0 C l a porque

    descansa

    en l a h i p t e s i s

    de un a p e r f e c t a

    igualdad

    entre l o s

    hombres.

    Sup on er q ue

    e l hombre en su estado

    n a

    t u r a l y

    primitivo

    era

    un

    s e r

    errante

    y

    s o l i t a r i o ,

    p e r f e c t a

    mente

    igual independiente

    ,

    que s e reuni sus

    semejan

    t e s p or su

    propia

    voluntad, r en un ci an d o e n e s t e acuerdo

    comun un a s o l a parte

    de

    sus derechos, e s condenar en

    principio

    todas

    l a s

    d i s t i n c i o n e s de

    nacimiento y

    de

    raza, es

    romper

    con

    todas l a s gerarquias

    , allanar

    todas

    l a s barreras

    que

    separan

    l o s

    hombres, e s

    reproducir en

    l o s tiempos

    modernos, bajo un a frmula mas palpable , e l

    dogma de

    que

    todos l o s

    hombres

    son hermanos que e l cristianismo a r r o j en

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    13/121

    un

    mundo

    de

    esclavos

    para

    regenerarle ; e s , en f i n , acabar

    l a f i l o s o f a , l a obra

    comenzada

    p or

    Dios p ara

    levantar de

    su

    degradacion

    y

    envilecimiento l a

    muchedumbre,

    n o ya

    esclava

    en

    e l

    s i g l o XVIII como en e l s i g l o

    de Augusto, p e

    r o s i miserable, p r o l e t a r i a ,

    sometida a l

    poder f e u d a l ,

    su

    p e r s t i c i o s a y oprimida bajo e l peso de un a

    i n s o l e n t e

    t e o

    c r a c i a .

    Verdadera l a doctrina en e l fondo, pero absurda

    en

    l a f o r

    ma

    de

    su a p l i c a c i o n , l a

    t e o r i a

    s o c i a l

    d e R ou ss eau n o es

    mas

    que un a b e l l a

    quimera.

    Pretenden l o s p a r t i d a r i o s

    de

    e s t a doctrina que

    e l hombre,

    en e l dia de l a creacion , naci para Y i v i r l i b r e , s o l i t a r i o ,

    errante

    en

    l o s

    bosques,

    a i s l a d o

    y

    en com pl eta

    incomunica

    cion con sus

    semejantes;

    pero que, arrastrado p or e l sen

    timiento de

    su propia debilidad

    de

    su

    conveniencia,

    se

    conform en reunirse en sociedad

    y

    colocarse bajo l a obe

    diencia y

    direccion

    de un

    poder

    comun

    cediendo

    en parte

    su l i b e r t a d

    y

    sus

    derechos

    naturales

    ,

    para conservar en

    co

    mun l a l i b e r t a d y l o s derechos que s e

    reservaba.

    El primer

    error de

    e s t e sistema e s que se funda en un

    h e

    ch o

    desmentido p or l a h i s t o r i a de l a hu manidad.

    El

    hombre

    s o l i t a r i o , errante en

    l o s bosques como l o s brutos

    n o ha e x i s

    t i d o

    jams,

    y

    s i

    e s

    verdad que

    alguna

    vez

    se

    h an

    encon

    trado individuos separados completamente de su

    e s p e c i e ,

    e s

    t o s individuos son unos

    a n i l l o s perdidos

    en l a cad en a d e l a s

    generaciones y de l o s s e r e s .

    Abrid l o s

    l i b r o s

    sagrados , consultad l a h i s t o r i a ,

    l a

    t r a d i c i o n , l a

    fbula, y

    e l hombre s o l i t a r i o ,

    errante

    en l o s

    bosques, a i s l a d o

    y

    en

    completa incomunicacion

    con sus

    se

    mejantes

    e s un fenmeno que

    n o

    aparece en n in gun a p a r t e .

    En todas p a r t e s encontrareis

    a l

    hombre unido sus s e m e

    j a n t e s , cuando menos p or vnculos

    de

    f a m i l i a . Aqui e s t a s f a

    milias

    formarn

    un a

    tribu

    ;

    a l l i

    un a

    poblacion

    nmada

    ; mas

    a l l

    un grande

    imp erio

    estado;

    pero siempre e l mismo

    fe n m en o, s ie mp r e

    l a

    humanidad

    a j i l n d o s e ,

    desenvolvin

    dose, y

    marchando

    su f i n en es a vida de participacion y

    comunidad.

    T e o r a d e u n Muchos, n o atrevindose

    luchar con

    l a realidad

    de l a s

    p r e s u n t o

    c o i s a s ,

    y n o

    aceptando, p or consiguiente, l a t e o r i a

    de

    Rous

    seau

    ,

    s e

    acogen ,

    para

    e s p l i c a r e l

    origen de

    l a

    Sociedad,

    un pacto

    presunto

    t c i t o d e l genero humano, y

    supo nen

    **

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    14/121

    que

    s i l a t e o r i a d e l pacto s o c i a l e s un hecho desmentido p or

    l a

    h i s t o r i a

    y

    p or

    l a

    naturaleza

    ,

    n o

    puede

    desconocerse

    que

    l a Sociedad e x i s t e

    p or

    e l

    consentimiento

    t c i t o p res un to del

    gnero humano, que,

    movido p or

    su

    propio

    i n t e r s ,

    se aco

    moda vivir

    en

    e s t e e s t a d o .

    Esta t e o r i a de un pacto t c i t o

    presunto e s l a misma de Rousseau,

    aunque

    degenerada,

    y

    e s igualmente imposible ante l a razon y ante l a h i s t o r i a .

    Para que h aya pacto t c i t o presunto sobre

    un a

    cosa es

    menester que h aya

    en

    e l que consiente libertad para tener

    otra voluntad. Sin l i b e r t a d

    para

    consentir

    negar

    un a

    cosa,

    n o

    puede

    haber

    consentimiento;

    y

    es dueo e l

    hombre de

    dejar

    l a Sociedad?

    E s

    duea l a

    Sociedad de

    dispersarse?

    Ciertamente

    que no,

    porque

    e l

    estado

    s o c i a l

    n o e s

    solamente

    un hecho que n o s e h a

    contrariado

    nu nca , sino que n o s e

    tuede c o n t r a r i a r , porque e s s obre todo e l destino de l a raza

    umana.

    ,

    f a m i l i a ' 4

    d t i

    as

    r a ( . i o n a l

    e s

    l a opinion que atribuye e l

    origen de

    l a

    Sociedad

    l a familia,

    porque en

    e f e c t o ,

    l a f a m i l i a

    e s

    l a

    Sociedad primitiva.

    Los

    reinos

    y l o s

    imperios

    s e

    forman

    de

    e s t a s pequeas t r i b u s

    en

    que e l gnero humano s e divide y

    s e agrupa

    para

    estrecharse p or l o s

    vinculos

    d e l a f e c t o y de

    l a

    sangre, trasmitindose

    de

    generacion en generacion, de i n d i

    v id uo en

    individuo,

    su

    nombre,

    su

    f o r t u n a ,

    l a s

    g l o r i a s

    y

    l a s

    virtudes de sus antepasados. En l a familia

    adquiere

    e l

    nom

    bre e l sentimiento

    de su

    propia debilidad y

    l a

    necesidad de

    v i v i r a l amparo de sus semejantes. En l a familia s e f o r t i f i c a n

    l o s

    vinculos

    de l a simpatia y l a obediencia , l o s hbitos de

    subordinacion; l a f a m i l i a e s , en f i n , un a sociedad

    qne,

    vi

    viendo

    bajo

    l a direccion de

    un poder comun

    con su

    j e f e ,

    con l a s

    gerarquias domsticas,

    r e f l e j a

    vivamente

    e l

    Estado,

    l a

    autoridad de

    l o s poderes

    pblicos y

    l a s gerarquias del Go

    bierno,

    u

    S o c i e d a d

    pero

    s i

    e s

    verdad

    que

    e l

    i n s t i n t o

    s o c i a l

    se

    robustece

    en

    l a

    e s un elemento r - i . i j v . ' x . c i

    d e l a p e r a o n a i i - f a m i l i a , n o l a debe, s i n embargo, su origen. Se quiere l a

    d a d h u m a n a , demostracion? Pues

    que

    un naufragio arroje

    un a

    i s l a

    un a

    t r i p u l a c i o n

    de

    marineros y

    de soldados;

    en e s t a reunion

    de

    individuos l a f a m i l i a n o e x i s t i r , y s i n embargo, n o s e veria

    que s e d is p ers as en . Si

    fuera

    posible que cayesen

    del c i e l o

    cien individuos sobre un punto s o l i t a r i o

    de

    l a t i e r r a , a l l i e x i s

    t i r i a l a Sociedad y

    s e

    formaria instintivamente. El hombre

    t i e n e e l e s p i r i t u

    de

    proselitismo

    y

    e l i n s t i n t o

    de

    perpetuarse,

    2

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    15/121

    0

    y

    n o

    s e concibe l a dispersion d e l gnero hu mano. El

    hom

    bre

    e s

    un

    s e r

    s o c i a l ,

    como

    es

    un

    s e r

    moral

    i n t e l i g e n t e ,

    y

    p or consecuencia

    de

    e s t a s dos

    condiciones

    l a

    Sociedad

    es

    un

    elemento

    de nuestra personalidad.

    Todas l a s cosas

    en e l

    mundo t i e n e n un a ma nera de

    s e r

    y

    de

    e x i s t i r , y n o p ued en s e r

    n i

    e x i s t i r de o t r o

    modo.

    Cuanto

    encierra l a creacion e s t s u j e t o un rden eterno inmuta

    ble conforme l o s designios

    de

    l a Providencia ; y e l hom

    bre

    e s

    un s e r s o c i a l ,

    porque

    l a sociabilidad e s de l a esencia

    de l a naturaleza humana.

    Con

    e f e c t o , e l hombre

    n o

    puede

    por

    s i s o l o

    cumplir su d e s t i n o ;

    n e c e s i t a

    asociarse sus

    se

    mejantes

    para

    alcanzar

    su

    f i n

    individual

    y

    para

    conseguir

    l o s

    f i n e s que l e

    son

    comunes con l o s demas hombres.

    Dotado d e un a organizacion mas p e r f e c t a que l o s demas

    s e r e s , l l e g a

    mas

    tarde y

    mas p e n os am en t e

    su d e s a r r o l l o .

    Hasta formarse

    y

    crecer en

    l a s

    primeras pocas

    de

    su vida,

    n e c e s i t a l a a s i s t e n c i a y

    l o s cuidados p or un a

    larga s r i e de

    aos

    de

    l a s o l i c i t u d

    maternal,

    y

    a s i s e forma

    l a

    f a m i l i a .

    Dotado d e

    l a facultad

    de comunicarse con sus semejantes

    p or medio de l a palabra, t i e n e que s a t i s f a c e r e s t a necesidad.

    Dotado del poder

    de

    l a

    i n t e l i g e n c i a , n o

    puede renunciar

    l a ley del

    continuo desenvolvimiento de sus

    f a c u l t a d e s

    i n t e l e c t u a l e s y morales ,

    que

    s o l o en l a

    comunicacion

    con sus

    semejantes

    e s

    r e a l i z a b l e .

    Y l o

    que prueba mas que todo que

    l a

    Sociedad e s

    e l

    e s

    tado natural d e l hombre, e s e l caracter de p e r f e c t i b i l i d a d que

    distingue a l gnero humano

    de

    l a s o t r a s r a z a s . E l hombre

    e s

    un ser

    capaz de

    progreso y

    de

    perfeccionamiento. Las

    ovejas,

    l a s hormigas y l o s c a s t o r e s viven en Sociedad;

    pero

    e s t a s razas

    n o adelantan un

    paso desde e l dia

    de

    l a crea

    c i o n ; l a s ovejas

    son

    h oy

    l o

    que

    fueron

    y

    l o

    que

    sern

    cuan

    do e l mundo s e acabe ; mientras que e l hombre adelanta y

    marcha

    h cia su

    perfeccion

    ,

    y

    fuera

    de

    l a

    Sociedad

    n o

    p o

    dria cumplirse e s t a ley Providencial.

    Al hombre

    a i s l a d o , s o l i t a r i o ,

    n o s e

    l e

    e s p l i c a

    como s e r i n

    t e l i g e n t e ; n o s e

    l e

    concibe como s e r

    moral.

    Yerran,

    p or consiguiente, l o s que creen que

    l a Sociedad

    e s l a obra de l a s convenciones 'humanas.

    La Sociedad e s un hecho primitivo de l a naturaleza,

    con

    temporneo de la h u ma n id a d , y p or l o

    mismo

    anterior i n

    dependiente de TODO

    PACTO.

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    16/121

    1

    TTULO

    I I .

    Del

    Poder

    La

    idea del

    Poder e s t a n inherente

    l a idea

    de

    l a Socie

    dad, como que

    e l

    Poder e s

    e l

    complemento,

    l a

    f rmu la pr c

    t i c a de l a sociedad humana ;

    y n o

    hace f a l t a ciertamente l a

    h i p t e s i s de

    un

    contrato s o c i a l , espreso n i t c i t o , para es -

    p l i c a r l a t e o r i a del

    poder y

    sus fundamentos.

    f i n

    toda asociacion, a l

    lado

    d e l

    i n t e r s

    individual,

    s e

    alza

    un

    i n t e r s

    comun, de

    f a m i l i a , d e l que todos l o s

    asociados son

    p a r t i c i p e s

    ;

    pero con

    e l cual

    l o s

    i n t e r e s e s

    de un o

    de

    mu

    chos

    pueden

    n o

    e s t a r

    seguramente

    de

    acuerdo.

    En

    e s t a

    lucha de

    i n t e r e s e s

    generales y p erm an en te s con

    l o s i n t e r e s e s

    privados

    . en e l

    choque de l a s pasiones

    y de

    l o s i n t e r e s e s

    individuales

    entre s i , l a

    primera

    necesidad e s

    l a

    de que h aya un a

    fuerza directora, que, do m i n a n do l a s

    voluntades personales ,

    personifique

    e l i n t e r s

    pblico y s e

    encargue

    de

    m an t en e rl e e n f r e n t e

    de todos

    l o s obstculos

    y

    d e m an ten er

    y

    amparar

    a l propio

    tiempo l o s

    i n t e r e s e s

    p r i

    vados. Esta e s l a razon d e l Gobierno.

    F . i Pode El Poder

    n o

    e s , s i n embargo, un a creacion l e g a l ; n o

    es-

    n h e c h o P r i m i t en e l

    nmero de

    l a s invenciones humanas

    ; e s un hecho

    primitivo que

    toma su origen y

    fundamento

    en l a

    Sociedad

    misma y en l a desigualdad

    establecida

    p or l a

    naturaleza

    en

    t r e l o s individuos de

    nuestra e s p e c i e .

    En

    e f e c t o ,

    aparte de l a s diferencias que nacen de l a edad

    d e l sexo, l o s hombres

    n o

    son iguales en fuerzas f i s i c a s ,

    n o

    son iguales

    en t a l e n t o ,

    n o

    l o son en e l valor

    n i

    en o t r a s

    condiciones que d an

    algunos s e r e s

    privilegiados l a supe

    rioridad sobre l o s

    demas

    , y p or consiguiente e l

    derecho de

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    17/121

    2

    ma ndo. Se

    reunen

    cien individuos

    en

    un

    parlamento, en

    un a

    academia

    c i e n t i f i c a ,

    en

    cualquiera

    sociedad,

    y

    n o

    t a r

    dar en haber diez que l l e v e n

    l a

    voz , cuya palabra , cuyo

    voto s e escuche con p r e s t i g i o , y que ejerzan l a soberania de

    l a asamblea ; y s i entre e s t o s diez apareciese un gnio es -

    traordinario muy

    superior

    l o s demas

    l gnio

    de

    Bona-

    parte

    e l

    de

    Mirabeaul s o l o ser e l

    soberano de

    hecho.

    Este e s un

    hecho

    de

    l a naturaleza, que

    aparece n o

    solamente

    en l a s

    regiones d e l Poder sino en l a s

    reuniones mas i n s i g

    n i f i c a n t e s

    y c a s u a l e s .

    En

    donde

    quiera

    que

    l a

    convencion,

    e l destino e l

    acaso

    reunen dos mas individuos

    ,

    s o l a

    mente dos individuos , h ay un o que s e s i e n t e superior a l

    o t r o , y que l o e s

    efectivamente

    segun l a ocasion y l a s c i r

    cunstancias. La mujer que reun e en su persona mas a t r a c

    t i v o s ,

    e s ,

    p or ejemplo, l a reina de l a s f i e s t a s y de

    l o s

    b a i l e s .

    Ims desigualdades

    naturales

    son, pues, e l origen

    d e l

    Po

    der ; l a

    superioridad

    r e l a t i v a

    su

    fundamento.

    teo^wfosC E l

    Poder s o c i a l pertenece naturalmente

    l o s

    hombres su-

    b r e s

    s u p e r i o r e s

    periores

    y

    mas

    capaces

    para

    e l

    ma ndo.

    En

    vano

    s e r i a

    que

    d e c a d a p o c a . rer ^^3,. e\ man(]0 l o s que n ace n con un a organizacion

    privilegiada para entregarlo a hombres i n e p t o s vulgares.

    Haced l a

    prueba.

    Po n ed e l Poder, en ma nos

    de

    l a debilidad,

    de

    l a

    cobardia

    de

    l a

    ignorancia

    ,

    y

    n o

    l o g r a r e i s

    hacerlo

    permanente n i durable.

    E l

    Poder,

    para

    s e r legitimo

    y tenor

    p or consiguiente condiciones de firmeza y e s t a b i l i d a d , h a de

    c o n f e r i r s e l a s personas

    l a s

    c l a s e s quien es

    l a

    natura

    leza se l e h a dado

    de

    hecho p or un a reunion

    de

    m otiv os

    c i r c u n s t a n c i a s . Las leyes l e

    confieren;

    pero son

    impotentes

    para crearlo.

    E l Poder e s un hecho

    preexistente,

    a n t e r i o r

    l a l e y ,

    , y e s t a n o hace mas, a l c o n f e r i r l o , que declarar en donde

    s e h a l l a .

    De

    e s t a

    t e o r i a

    s e

    desprende,

    como

    primera

    consecuencia,

    que

    e l Poder

    s o c i a l

    puede

    e s t a r

    perfectamente

    en

    un o en

    muchos,

    en

    un a

    fam il ia en varias ,

    porque

    e s t o d e p e n d e

    de

    l a

    ocasion , de l a

    poca

    y de multitud de combinaciones.

    En

    un a

    tribu

    guerrera

    y conquistadora nadie podr dispu

    t a r l e l o s

    hombres

    mas arrojados; en un a poblacion nma

    da, en p uebl os s a l v a j e s y cazadores , mandarn naturalmen

    t e l o s mas v a l i e n t e s y

    mas

    d i e s t r o s ; en pueblos inofensivos

    y p a c i f i c o s que

    n o

    tengan e l e s p i r i t u

    de

    conquista, l a direc

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    18/121

    3

    d e l Gobierno

    coiTespon de l o s

    hombres de

    esperieneia

    y de

    c o n s e j o .

    La

    h i s t o r i a

    confirma e s t a

    t e o r i a .

    En l o s

    tiempos

    p r i m i t i v o s ,

    en

    l a antigua

    sociedad

    p a t r i a r c a l

    de

    que

    n os

    dan

    cuenta l o s

    l i b r o s

    sagrados

    y l a tradicion, l o s pueblos s e

    gobernaban

    p or un consejo de

    ancianos.

    En l a

    repblica

    romana,

    en aquel pueblo

    p o l i t i c o y con

    quistador, e l poder era e l patrimonio d e l o s p o l i t i c os , de l o s

    hroes y de l o s f i l s of os ; en l a edad me dia , en

    aquella

    so

    ciedad

    r e l i g i o s a , pero

    turbulenta, l o s

    sacerdotes y

    l o s

    gran

    des capitanes s e

    compartian e l

    mando ; en l a restauracion

    del

    s i g l o XV

    l a

    i n q u i s i c i o n

    y

    l o s

    hombres

    de

    Estado

    ;

    en

    l a s

    sociedades

    modernas , que

    s e ba

    despertado en todas l a s ca

    bezas

    e l

    e s p l r i t u de discusion y de

    duda ,

    que e l

    estudio

    de

    l a s c i e n c i a s s e h a

    generalizado

    , s e h an apoderado d e l Go

    bierno

    l a s

    c l a s e s medias, l a parte i n t e l i g e n t e y pensadora de

    l a sociedad , l a

    soberania de

    l a i n t e l i g e n c i a y

    l a

    riqueza.

    Por e s t e mtodo r a c i o n a l , en cuyo

    apoyo

    viene l a

    h i s t o r i a

    de todos l o s pueblos de t a t i e r r a , s e e s p l i c a l a t e o r i a d e l

    Po

    der

    y sus

    fundamentos

    algo mejor que p or h i p t e s i s ab

    surdas ,

    y

    se

    esplican tambien l o s derechos y l o s deberes

    en

    t r e gobernantes y gobernados.

    aeSro dd?o-

    ^ '

    e l * > 0 < k r Pertenece I * * hombres

    superiores

    ,

    e s por-

    a t t .

    que e l l o s

    son

    l o s

    nicos capaces de

    mantenerle

    y de

    r e a l i

    zar e l

    pensamiento

    s o c i a l .

    Luego e l

    Poder

    t i e n e

    un a mision

    que cumplir, y e s t a e s l a de gobernar bien l o s pueblos,

    l a de l l e v a r l o s l a f e l i c i d a d ;

    y s o l o

    con

    e s t a -

    condicion e s l e

    gltimo y

    natural e l derecho

    que

    t i e n e

    e l

    que

    mauda

    s e r

    obedecido p or l o s que

    nacieron

    para obedecer. En f a l t a n d o

    e s t a condicion , e l Poder n o s e r i a mas legitimo en l o s hom

    bres superiores que en l o s

    necios ; porque

    peor

    que gober

    nar mal, peor

    que

    n o hacer

    e l bien

    de l o s gobernados

    ,

    n o

    podria

    suceder.

    Por

    consiguiente

    l o s

    gobernantes

    t i e n e n

    de

    recho

    s e r

    obedecidos,

    porque

    s i n o n o

    podrian r e a l i z a r su

    mision.

    En cambio l o s gobernados t i e n e n

    derecho

    -ser man

    t e n i d o s en paz y en j u s t i c i a , p orque d e o t r o modo l a so

    ciedad y

    e l

    Gobierno

    s e r i a n

    un mal,

    un a

    calamidad p er

    manente.

    Esta e s un a

    mxima

    que todos reconocen, cualesquiera

    que s ean p or o t r a parte sus opiniones en materia de Gobier

    n o , l o mismo

    l o s

    partidarios . d e -

    4*

    monarquia

    pura

    que l o s

    .

    y

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    19/121

    4

    demcratas, y

    l o

    mismo l o s que e s t n p or l a a r i s t o c r a c i a

    de raza.

    El

    d er ech o d e

    l o s

    individuos

    de

    un a

    nacion

    s e r

    bien

    gobernados

    n o

    l e niega nadie. Sobre e l

    Poder

    , cualquiera

    que

    sea su forma,

    sobre

    l a .

    soberania de

    l a s

    naciones como

    sobre l a

    soberania de l o s

    reyes, estn

    l a s

    leyes

    eternas de

    l a

    Providencia.

    Hay algo en e l mundo moral m as a l t o que l o s

    tronos,

    y mas a l t o tambieu que l a voluntad de l o s pueblos:

    l a j u s t i c i a .

    Tan i n t i m o , tan universal e s e l sentimiento en e s t a p a r t e .

    que todos pretenden

    establecer

    l a

    bondad de

    sus

    t e o r i a s y l a

    legitimidad de sus p r i n c i p i o s , intentando

    demostrar que

    son

    l o s

    mas

    propsito

    p ara h acer

    l a

    f e l i c i d a d

    de

    l o s

    pueblos.

    Todos l o s

    Gobiernos,

    todos l o s

    Poderes,

    hasta l a s

    usurpa

    ciones aspiran e s t a b l e c e r su legitimidad

    sobre

    e s t a b a s e .

    Pero

    n o h ay

    que confundir e l

    Poder

    en s u acep cion f i

    l o s f i c a y en a b s t r a c t o ,

    como

    aqui l e

    consideramos,

    con e l

    Poder p o l i t i c o ,

    y

    con

    l a s

    formas que determinan su

    orga

    nizacion y su

    e g e r c i c i o .

    El Poder p o l i t i c o

    de

    un p a i s

    c l a

    ro e s que

    ha de

    s e r un a creacion l e g a l ,

    e s

    e l

    Poder cons

    t i t u i d o .

    A q r i i

    n o

    l e juzgamos bajo e s t e p un to de v i s t a .

    s i

    n o

    bajo

    de un aspecto

    puramente

    f i l o s f i c o

    , 7 en e s t e

    s e n t i d o

    todas

    l a s formas

    de

    gobierno

    pueden

    s e r igualmen

    t e aceptables,

    s i

    e s t n

    bien escogidas

    l a ocasion

    y

    l a s

    circunstancias.

    Bajo todas l a s formas de

    gobierno

    h e mo s

    v i s t o

    formarse y m ori r gran d es

    imperios.

    Podemos

    hacer

    varias h i p t e s i s . Supongamos un a sociedad en que, a l l a

    do

    de un a muchedumbre

    de

    hombres vulgares, a l lado

    de

    un a

    degradacion

    general

    , s e

    presenten

    algunas fami

    l i a s poderosas y privilegiadas,

    y e l Gobierno ser p e r f e c t a

    mente a r i s t o c r t i c o . Sup n gas e q ue

    en

    medio

    de

    e s t a so-iedad

    nace

    un hombre

    muy

    sup erior su especie,

    y

    que.

    favorecido p or l o s sucesos, s e apodera d e l Gobierno y l e

    usurpa:

    h

    aqui

    l a

    monarquia

    naciendo

    de

    l a

    a r i s t o c r a c i a ;

    a s i

    Alejandro,

    a s i

    Cesar,

    a s i Napoleon.

    Sup n gas e, en f i n ,

    un

    p a i s en

    que

    n o haya ningun hombre superior, pero s i un a

    c l a s e

    general

    i n t e l i g e n t e

    , i l u s t r a d a ,

    y

    e l Gobierno c o r r e s

    ponder l a

    democracia.

    A s i , p or punto general, e l m ejor G obier no para un p a i s

    e s e l que e s t e

    h a

    tenido por mucho tiempo , porque necesa

    riamente

    ha de

    s e r e l mas

    conforme con sus hbitos , con su

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    20/121

    - 5

    estado s o c i a l , con su h i s t o r i a y con sns c r e e n c i a s . En l a s n a

    ciones n o

    h ay

    s o l o

    individuos , n i grupos

    de personas

    n i de

    f a m i l i a s ;

    h ay creencias, h ay

    sentimientos,

    h ay ideas; e s t n

    l a s

    g l o r i a s de l o pasado que

    l a

    generacion e x i s t e n t e

    recibe

    como un a herencia de l a s que l e precedieron. Pero en l a s

    naciones,

    como en l o s individuos.

    n o

    h ay s o l o l o que f u ;

    con l a memoria

    de

    l o pasado

    s e

    junta l a necesidad

    de

    con

    servar l o p res en te y d e avanzar a l porvenir , p or l o que e l

    mejor Gobierno ser aquel que

    , su

    conformidad con l o s

    hbitos y creencia* de un pueblo

    ,

    reuna l a circunstancia de

    s e r e l mas propsito

    para es e desenvolvimiento continuo

    y

    progresivo, q ue con duce s a t i s f a c e r l a s necesidades y l a s

    ideas

    ,

    segun

    que

    s e

    presentan

    y

    s e

    suceden

    en

    e l

    desarrollo

    y l a vida

    de

    l o s pueblos.

    Este

    principio

    en

    materia d e Gobiern o n o

    sufre contradic

    cion

    n i

    admite

    escepcion de ninguna e s p e c i e . Las dos condi

    ciones r e f e r i d a s constituyen l a bondad de l o s Gobiernos, su

    duracion, sus s e r v i c i o s

    y

    su flexibilidad para prestarse

    todas l a s exigencias de un porvenir, q ue p ued e s e r muchas

    veces precipitado p or l a predicacion

    de

    un a nue va doctrina

    que,

    rompiendo con l a autoridad

    de

    l a s edades

    pasadas,

    ve

    r i f i q u e

    de

    pronto un a

    revolucion

    en

    l a s ideas y

    en

    l a s

    creen

    c i a s

    que

    naya

    necesidad

    de

    trasladar

    l a s

    i n s t i t u c i o n e s .

    A

    veces

    e s t a s transacciones entre l o que fu , l o que e s y l o

    que h a de ser son convulsivas , repentinas ,

    y p r od uce n

    un a

    lucha

    de

    i n t e r e s e s que e s

    seguida de

    t r a s t o r n o s y

    turbulencias.

    Por consiguiente , e l

    Gobierno

    que sea a l propio tiempo

    l a personi / r a c i o n

    de l o s

    i n t e r e s e s morales y

    materiales, y

    de l o s que nacen

    p ara reemplazarlos,

    e s c e s

    e l l e g i t i m o , e t

    que t i e n e de su parte e l derecho.

    U a n t i g e d a d Los que n o reconocen l a legitimidad n i l a bondad d e l G o-

    n o o e ^ s i c m - tierno smo en su an tig ed ad , e n su duracion y en sus ser-

    p r e

    u n

    t i t u l o

    v i c i o s

    renuncian

    seguramente

    tod a id ea

    de

    adelantamiento

    e t a b l e c C T s u Y

    de progreso.

    No h ay

    p or

    qu

    negar

    que

    cuando

    un Estado

    *uuad ab*~ a vivido mucho tiempo bajo un a form a d e Gobierno y bajo

    e l imperio de un a d i n a s t i a , y h a crecido en p od er, en pros-

    i i e r i d a d material y ha aumentado l a g l o r i a de su nombre, e s

    que

    e l Gobierno h a

    sido bueno

    y h a

    s a t i s f e c h o todas l a s

    condiciones y necesidades de s u tiem po;

    pero un a

    revolucion

    de

    l o s e s p i r i t u s

    cambia

    l a s i d e a s ,

    varia

    l a s tendencias,

    y

    ese

    ismo

    Gobierno n o e s

    ya

    propsito para

    d i r i g i r l a Socie

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    21/121

    6

    d ad que s e

    l e r e v e l a .

    Ha perdido

    en

    parte

    su bondad,

    y

    l e

    f a l t a n

    l a s

    condiciones

    que n e c e s i t a

    para

    acaudillar l a

    Socie

    dad

    en su

    nue va

    marcha,

    y

    l e

    e s

    necesario,

    pues,

    adoptar

    l a s nuevas condiciones del poder

    provocar l a r e s i s t e n c i a .

    S i

    e l Gobierno s e obstina

    imprudentemente

    en

    chocar

    con e l

    e s p i r i t u pblico ,

    n o

    ced ien do ni nguna

    de

    sus j u s t a s e x i

    gencias, podr t r i u n f a r p or

    algun

    tiempo ,

    pero

    mas me

    n os

    pronto

    l a revolucion

    s e hace

    inevitable, necesaria,

    f a t a l ,

    y

    puede

    l l e g a r ser hasta

    nacional y

    legitima;

    porque,

    como decia

    Mr.

    Guizot

    l o s Diputados

    l e g i t i m i s t a s en

    un a

    clebre sesion

    de

    l a Cmara f r a n c e s a , eso de que l o s pue-

    blos h an

    de

    e s t a r obligados s u f r i r l o todo d e l Pod er, t o -

    l e r a r l o

    todo

    ,

    soportarlo

    todo

    de

    un a

    d i n a s t i a

    de

    un a

    raza, es

    un a idea

    degradante

    y v ergon zos a

    para

    l a

    huma

    nidad. La antigedad,

    l a duracion

    de un Gobierno, n o

    son

    t i t u l o s s u f i c i e n t e s

    por s i s o l o s

    para

    establecer su

    l e g i t i

    midad;

    sino

    m ar ch a ad em s

    a l

    f r e n t e de l a s . ideas y de

    l a s

    tendencias de l o s

    pueblos,

    s i n o a c i e r t a ganarse su confianza

    y estimacion , sino l e s

    conduce

    un engrandecimiento pro

    gresivo retarda l a desgracia ,

    ha sonado

    l a hora

    de

    su

    de

    cadencia.

    l a s ^ i c r a n i a n a -

    E l principio de l a

    soberania

    nacional, proclamado p or

    l a

    c i o n a i .

    escuela

    del

    s i g l o

    XVIII

    , n o

    e s t

    en

    contradiccion

    con

    e s t a

    t e o r i a s i l e es tud iam os e n su origen , en su razon y en sus

    causas.

    r i e r e c h o X < n o d e Cuando l a f i l o s o f i a d e l ltimo s i g l o

    proclam

    e l principio

    de l a soberania nacional , gobernaba l a s naciones e l

    p r i n c i

    pio de d e r e c f i o d i v i n o , y aquel

    naci

    para

    combatirle.

    Los r e y e s , amparados

    por

    e s t a t e o r i a , s e habian acostum

    brado

    considerar l o s

    pueblos como

    un a

    herencia de

    f a

    m i l i a ;

    s e

    decian l o s representantes

    de

    l a divinidad en l a t i e r

    r a , y a s i

    defendian

    l a

    omnipotencia de su autoridad . E s te

    Poder exagerado y f a n t i c o detenia todos l o s progresos d e

    l a

    h u ma n id a d

    y

    l o s

    hacia

    imposibles,

    condenndolos

    de

    ante

    mano. Cabalmente

    en

    e l

    s i g l o

    XVIII e l mundo estaba ya

    bastante i l u s t r a d o para n o pasar por e l envilecimiento

    de

    que

    se l e considerase

    como

    e l patrimonio

    de un a f a m i l i a

    de

    un a

    c a s t a .

    Fuerte l a h u ma n id a d con sus

    propios

    medios,

    s e

    encontr con que

    podia

    d i r i g i r s e

    s i

    propia

    , y opuso

    l a s

    exageradas

    pretensiones

    de l o s r e y e s , de

    un a

    parte l a igual

    dad d e l gnero humano s a n t i f i c a d a p or e l cristianismo

    ,

    y

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    22/121

    n

    de o l a e l p r i n c i p i o de l a s o b e r a n i a de l a s n a c i o n e s ; pero

    l a

    s o b e r a n i a

    n a c i o n a l ,

    e l

    Gobierno

    de

    l o s

    pueblos por

    l o s

    pueblos.mismos, que con

    r a z o n , con

    derecho han reclamado

    en

    e l

    s i g l o XV III, n o

    e s un a

    t e o r i a

    a p l i c a b l e

    en t o d a s oca

    s i o n e s y en t o d a s p a r t e s , y nunca t r a t n d o s e de pueblos ab

    y e c t o s y e n v i l e c i d o s , que n i

    q u i e r e n ,

    n i

    aunque

    q u i s i e r a n ,

    s a b r i a n conservar un poder que s e l e s c a e r i a de l a s manos,

    s u p e r i o r s u s medios, y

    que n o

    podrian r e a l i z a r

    en

    provecho

    propio n i de n a d i e . Entendido de t a l m odo e l p r i n c i p i o de

    l a soberania

    n a c i o n a l

    ,

    considerando

    e l e s t a d o de c i v i l i z a c i o n

    V e r d a d e r a n - j , , | o s n uebl os en que e s t e p r i n c i p i o

    s e

    proclam, n o o l v i -

    teligencia

    d e l , , l

    J .

    i J .

    .

    K , , ' . ,

    p r i n c i p i o

    d e

    l a

    dando

    que

    en

    a q u e l l a

    poca

    p r e v a l e c a e l

    derecho

    d i v i n o de

    M t e r a n f

    a

    . -

    | o s

    r e v e S j

    e s

    un

    dogma

    que

    n o

    puede

    menos

    de

    a c e p t a r s e .

    Se q u i e r e que e l p r i n c i p i o de l a s o b e r a n i a n a c i o n a l s i g n i

    f i q u e que l a s n a c i o n e s n o son e l patrimonio de ninguna d i

    n a s t i a

    n i

    familia? En

    e s t e s e n t i d o

    e s un a

    verdad f i l o s f i c a .

    Se

    quiere

    que

    s i g n i f i q u e que n in gun p od er e s l e g i t i mo s i n o

    cuando s e conforma en s u

    o r g a n i z a c i o n ,

    en s u s e l e m e n t o s ,

    con

    l a marcha de l a

    humanidad, con l a s t e n d e n c i a s

    de l a

    p o c a ,

    con

    l o s

    p r o g r e s o s de

    l a

    o p i n i o n p b l i c a ?

    E s t o

    n o puede

    c o m b a t i r s e . Se q u i e r e e s p l i c a r e l derecho de l a s

    n a c i o n e s

    go

    b e r n a r s e s i mismas en e l s e n t i d o de que t o d o s l o s i n d i v i d u o s

    que

    tengan

    a p t i t u d

    para

    mezclarse

    u t i l m e n t e

    en

    l o s

    negocios

    p b l i c o s gocen

    de

    l o s

    derechos p o l i t i c o s ,

    s i n

    d i f e r e n c i a s de

    o r i g e n y de r a z a , y que para t o d o s e s t a b i e r t a l a p u e r t a por

    donde

    s e

    e n t r e a l goce de e s t o s derechos , un a vez adqui

    r i d a s l a s

    c o n d i c i o n e s

    de a p t i t u d ?

    E s t e

    e s e l

    p r i n c i p i o

    de l a

    igualdad, y

    l e

    aceptamos.

    Pero se q u i e r e que e l p r i n c i p i o

    de l a s o b e r a n i a n a c i o n a l s i g n i f i q u e e l sufragio u n i v e r s a l , y

    que l o s muchos, aunque

    i n e p t o s ,

    por s o l o s e r m uch os , ob

    tengan e l

    poder

    . c o n m as

    derecho

    que l o s p o c o s , aunque

    e s

    t o s sean l o s

    n i c o s

    capaces

    de

    mantenerlo y r e a l i z a r l o

    en pro

    vecho

    de

    l a

    humanidad?

    No

    s e r i a

    un

    p r i n c i p i o ,

    s e r i a

    un

    absurdo;

    s e r i a

    c o n f u n d i r j e l n m e ro con l a r a z o n . \ s e r i a de

    c l a r a r

    que

    dos c i e g o s

    de

    n a c i m i e n t o , por

    s o l o s e r

    d o s , t i e

    n en derecho

    d i r i g i r

    un

    hombre de

    buena

    v i s t a

    ;

    s e r i a

    en

    f i n , conceder l o s s o l d a d o s de Napoleon e l derecho de c o r r e

    g i r s u s p l a n e s de campaa, por l a s o l a razon de que l e r a

    un o y e l l o s

    muchos. La d i r e c c i o n

    de l o s

    negocios

    d e l Estado

    corresponde

    l o s hombres que

    t i e n e n e l

    t a l e n t o

    y l o s medios

    de d i r i g i r l o , y l e s

    corresponde

    de derecho

    y

    de

    hecho,

    por-

    3

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    23/121

    8

    que s e r i a vano empeo

    pretender

    que l a direccion se dejara

    l o s

    que n i quisieran t e n e r l a

    n i

    serian capaces de d i r i g i r s e

    s i mismos.

    Esta t e o r i a legitima

    todos

    l o s

    poderes

    antiguos ,

    todos

    l o s

    poderes

    e x i s t e n t e s ,

    como

    n o

    sean

    aquellos que h an vivido

    c o r t o s periodos, y e s t o s d e r e s i s t e n c i a , p or n o s e r pro p

    s i t o para s a t i s f a c e r

    l a s necesidades de

    s u tiem po.

    En l a

    monarquia

    goda,

    en

    l a

    juv en tud d e un pueblo n a

    c i e n t e ,

    l a

    aristocracia era un poder

    l e g i t i m o . Cuando l a

    Igle

    s i a reunia todas l a s luces y todo e l saber de su tiempo, mand

    l o s pueblos de Europa y l e s mand con derecho. Cuando

    l a sociedad era r e l i g i o s a

    y

    guerrera , l a teocracia

    y

    e l poder

    m i l i t a r

    se

    legitiman

    y

    s e

    conciben

    facilmente.

    En n ue stro si-

    ; l o e l

    poder se h a

    trasladado

    de l o s campos de b a t a l l a y de

    o s templos l a s academias c i e n t i f i c a s , l a s bolsas y l o s

    mercados ; e l e s p i r i t u humano se

    h a

    revelado contra todos l o s

    dogmas,

    y h a puesto

    en

    cuestion todas l a s creencias

    ,

    todas

    l a s i n s t i t u c i o n e s ,

    y p or

    consiguiente

    e l poder pertenece

    a l

    saber y

    l a riqueza.

    Las

    nuevas generaciones se h an levan

    tado del

    antiguo

    abatimiento , l a muchedumbre se

    h a i l u s

    trado,

    y

    h an crecido

    en

    sus ambiciones

    y

    deseos; y e l

    Go

    bierno

    pertenece

    e s t a c l a s e general, que vive, s e a j i t a y s e

    desenvuelve

    con

    e l

    e s p i r i t u

    de

    asociacion

    y

    en

    l o s

    Parlamen

    t o s

    modernos.

    Ya n o sucede l o que en o t r o tiempo, que

    unos

    pocos hombres

    de

    estado

    tenian

    e l encargo

    de

    p en sar p or l o s

    demas;

    ya l a s naciones piensan y discuten sobre sus i n t e r e

    s e s ; y a s i como e l poder era legitimo en un os pocos, cuando

    e l l o s s o l o s

    eran

    capaces

    de

    comprenderlo,

    h oy

    que l a s

    n a

    ciones

    se bastan s i mismas, e l

    Gobierno de l o s

    pueblos p or

    l o s pueblos mismos,

    su

    participacion en e l poder, descansa

    en

    tan

    buen

    derecho y

    en

    t i t u l o s

    tan legitimos

    como l o s que

    c o n s t i t u i a n l a legitimidad

    de

    esos antiguos poderes.

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    24/121

    19

    TTULO I I I .

    De la

    Familia.

    La

    familia

    ,

    como

    l a

    Sociedad

    ,

    e s

    e l

    estado

    natural

    d e l

    hombre; es , como e l l a , un hecho primitivo de l a naturale

    za, contempornea

    de

    l a h u ma n id a d .

    Por varios mtodos

    p o d emo s

    l l e g a r

    l a

    demostracion de

    e s t a verdad.

    S e n t i m i e n t o

    El hombre e s e l s e r mas

    perfecto

    de

    l a creacion, y su

    ? a i 8 c n d i a P F a - vi^a

    e s generalmente mas

    larga que l a

    de l o s

    brutos; pero

    m i l l a .

    por l o mismo e s mas

    tardo

    y penoso

    su

    d e s a r r o l l o . Necesitan a madre que l e meza en su cuna un padre que l e i n s

    pire en su juventud l a

    f o r t a l e z a y

    e l v a l o r . En e l hogar d o

    mstico

    comienza

    e l

    hombre

    compre nder

    su

    debilidad,

    y

    l o s s a c r i f i c i o s que sus padres hacen p or l l e inspiran l a s

    pri

    meras

    ideas

    d e l a v irtud , d el sufrimiento y

    de

    l a abnegacion.

    En e l

    hogar

    domstico aprende verse

    rod ead o d e

    seres

    su-

    periores

    l , iguales

    l , inferiores l ;

    y

    a s i

    nace en

    su

    alma e l sentimiento de su propia dignidad y estimacion , y

    de

    l a

    estimacion

    y

    dignidad de

    l o s

    d e m s

    , y a s i se

    f o r t i f i

    can

    l o s hbitos del a f e c t o ,

    de

    l a obediencia

    y de

    l a su mi

    sion

    : primera

    razon en

    abono

    d e nuestra t e o r i a .

    e i

    a t r a c t i T o gi

    atracflv0 e i o s

    sexos,

    que e s un a

    lev

    comun todos

    de t o s sexos y e l

    .

    . . ? v i J

    m o r t i e n e n e n l o s v i v i e n t e s , s e presenta en e l hombre con caracteres

    espe-

    r c t e r b r e s p e -

    cw/c. Hay

    muchas

    razas

    que

    n o

    sienten

    e s t e

    i n s t i n t o

    de

    l a

    a t e . reproduccion sino en c o r t o s y determinados periodos, mien

    t r a s

    que en

    e l

    hombre e s t e

    i n s t i n t o

    e s

    igualmente

    poderoso

    y

    constante en todas l a s e s t a c i o n e s . He aqui un a especialidad

    de nuestro

    s e r .

    El

    a t r a c t i v o de

    l o s sexos en l o s animales

    e s

    todo f i s i c o ,

    todo material: s e reunen p or acaso, y

    e s t a

    union n o

    e s t a b l e

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    25/121

    0

    ce entre e l l o s ningun vinculo

    duradero,

    n o deja recuerdos

    n i

    r a s t r o s . En l a estacion

    en

    que e l i n s t i n t o d e l a aproximacion

    d e

    l o s sexos

    s e renueva

    en

    e l l o s

    p or

    un a

    ley

    de

    l a natu

    r a l e z a , s e cambian

    l a s parejas

    y l o s

    individuos

    vuelven

    reu

    nirse l a casualidad para separarse

    del mismo

    modo un

    i n s t a n t e despues de l o s placeres materiales. En e l hombre,

    p or e l

    contrario

    , e l

    amor e s todo

    ideal y

    n o

    s e

    parece

    es e

    placer

    instantneo,

    que e s

    e l nico

    lazo

    pasajero

    de l o s

    sexos

    entre l o s brutos.l hombre da un gran precio en su

    imaginacion

    l o s

    5rimeros favores

    de

    un a mujer,

    y

    todavia e l cario primero

    e

    un a m ujer n o

    l e s a t i s f a c e , sino l e acompaa o t r a

    idea

    , l a

    idea

    de

    que

    e s t e

    favor

    sea

    esclusivo

    y

    perptuo,

    porque

    e l

    hombre e s un

    ser celoso

    , i n t o l e r a n t e , que n o consiente en l a

    participacion; quiere ser e l

    primero

    en e l cario

    de

    un a mu

    j e r ,

    pero tambien

    e l

    nico; l o s primeros y l o s

    ltimos favo

    res: n

    aqui

    e l

    amor,

    h aqui es a

    pasion

    ciega que

    muchas

    veces e l hombre en sus d e l i r i o s h a divinizado. Volved l a

    v i s t a l a s

    primeras

    edades. E l

    amor era un a de l a s divi

    nidades de

    l a

    fbula. Los caballeros

    cruzados en l a edad

    media peleaban p or su

    Dios

    y s e encomendaban

    en

    l o s com

    bates su dama. En l a r e l i g i o n musulmana l a s

    mujeres

    her

    mosas

    son

    l o s

    encantos

    de

    l a

    t i e r r a

    de

    p rom is ion . E l

    hom

    bre, en f i n , h a

    embellecido

    en

    todas partes

    l a

    mujer,

    a l

    gunas

    veces

    para declarar en nombre

    de sus

    celos

    que es

    su

    esclava, o t r a s

    para

    proclamarla

    su compaera y pronunciar

    su

    emancipacion,

    u d u r a c i o n

    Las

    muieres sienten instintivamente e l noble orgullo de

    su

    d el s ie cto en 0 1

    h o m b r e e s u n a

    fecundidad;

    nada h ay igual en un a

    mujer a l

    orgullo,

    a l

    h o-

    s u P s e r a l l a d c n or ^e s e r adre. E l nombre n o p u ed e tam p oco olvidar

    l a

    madre de

    sus h i j o s ; e l cario

    de

    l o s padres

    n o

    e s

    even

    t u a l n i

    pasajero,

    porque

    e l hombre

    n o

    t i e n e s o l o e l

    i n s t i n t o

    de

    su

    reproduccion; cuenta entre s us d es eos mas vehementes

    e l

    de

    perpetuarse.

    Por

    es o

    e l

    parentesco

    n o

    e s

    un a

    f i c c i o n l e

    gal;

    l a familia n o es simplemente

    un a

    agregacion de indi

    viduos,

    e s algo

    m as ; h ay en

    e l l a un nombre

    y

    e s t e nombre

    revela un a i d e a ,

    un

    sentimiento,

    t a l

    vez

    un

    conjunto de me

    morias honrosas; e l nombre de un a familia e s un a heren

    cia que s e trasmiten en depsito sus individuos con e l deber

    de conservarlo,

    y a s i

    e s

    que l a familia

    n o

    l a forman p ro

    piamente l o s individuos

    e x i s t e n t e s

    en un periodo

    determina

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    26/121

    -41-

    do; e s mas bien e l grupo

    de

    l a s generaciones

    que

    pasaron,

    eslabonadas

    con

    l a s

    generaciones

    e x i s t e n t e s , que

    su vez

    se

    encadenan

    con

    l a s

    generaciones

    futuras

    :

    tUima

    demostracion

    de que

    l a

    Familia e s , como l a Sociedad, un

    hecho

    natural

    y

    primitivo.

    L a F a m i l i a

    s e per0

    i a Familia

    s e form a p or e l matrimonio, y de

    aqui

    ?[monw ma~ nacen

    varias

    cuestiones. Cul

    e s

    e l

    carcter de

    e s t a i n s t i

    tucion ? E l matrimonio principia p or un sentimiento moral,

    luego se convierte en un sentimiento

    s o c i a l

    p or

    l a

    Familia,

    l a

    Sociedad se ap od era d e e s t e

    sentimiento, l a

    r e l i g i o n

    l e

    s a n t i f i c a .

    C ar i . ct Br d o Obsrvese

    que

    en todas partes

    s e

    hace

    intervenir

    l a

    d i -

    f ' m a t r i r a o n i o

    vinidad

    en

    l a

    celebracion

    d e l

    matrimonio,

    y

    e s

    que

    s i n

    e l

    auxilio

    de

    l a religion l a raza humana

    n o

    concibe

    bien

    l a

    idea

    d e e s t e lazo misterioso, que un e

    l a existencia

    de

    dos

    seres

    en l a f e l i c i d a d como en e l infortunio , para dejarles s o l o en

    l a

    tumba.

    El

    matrimonio l l e v a consigo un carcter de

    p er

    petuidad que

    l e

    diferencia de

    todos l o s

    o t r o s actos humanos

    en que interviene l a voluntad. No hableis d e divorcio, de

    separacion dos amantes

    que

    v an casarse; despertadles

    e s t a idea

    y l e s hareis

    estremecer,

    y

    en

    aquel

    i n s t a n t e

    n o

    l a

    concebirn.

    e i d i v o r c i o e s

    p or

    es o e \ divorcio puede ser un a i n s t i t u c i o n l e g a l , nece-

    c o n t r a r i a

    Ta

    s a r i a , j u s t i f i c a b l e

    t a l

    vez

    en

    presencia

    de

    l a s

    debilidades

    h u-

    n a t u r a t e a . manas para l a austera razon del l e g i s l a d o r ; pero n o e s con

    forme a

    l a naturaleza

    del

    matrimonio.

    l a f g i c l l a u - La

    Ig 3

    l e n a aceptado como un a necesidad; l e aceptan

    c a . igualmente l a s

    leyes de muchos

    paises , pero h ay

    e s t a d i f e

    rencia;

    e l

    divorcio

    tolerado p or

    l a

    I g l e s i a Catlica

    autoriza

    simplemente l a separacion de l o s cnyuges

    ,

    n o rompe n i de

    sata l o s vinculos que l o s unen ; mientras que en muchas le-

    j i s l a c i o n e s e l divorcio

    ro m pe

    todos l o s vinculos

    d e l matri

    monio,

    y

    l o s

    cnyuges divorciados

    recobran completamente

    su

    antigua

    l i b e r t a d .

    El

    divorcio

    limitado l a separacion

    de

    l o s cnyuges, como

    l e acept l a I g l e s i a ,

    s o l o

    p u e d e

    estimarse p or

    dos

    causas;

    e l

    t r a t o

    cruel

    del

    marido y e l adulterio de

    l a

    mujer ; causas muy

    graves ambas, pero principalmente l a segunda, sin o fuera

    ) o r

    l a

    f a c i l i d a d

    con

    que un a cabeza ardiente

    y

    exaltada

    p or

    os celos equivoca l a i n f i d e l i d a d de un a mujer con

    sospechas

    menos fundadas.

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    27/121

    2

    A pesar de todo

    , e l

    divorcio

    , en cuan to

    disuelve

    todos

    l o s vinculos d e l matrimonio, t a l

    como

    l e aceptan algunas

    1

    j i s l a c i o n e s

    p or

    causa

    de

    adulterio

    y

    o t r a s

    ,

    n o

    se

    j u s t i f i c a ,

    en

    nuestra

    opinion,

    ante l a

    razon

    n i ante l a

    naturaleza.

    Nos parece que es calumniar

    l a

    naturaleza humana

    supo

    n er que

    porque

    l a s malas pasiones d e un momento, e l justo ren

    cor p r od uci do p or un a ofensa hayan separado profundamente

    l os cnyuges en un periodo determinado,

    ya n o

    sea

    dable

    su j

    econciliacion n i

    reparacion

    de

    ninguna

    especie;

    y en e s t a

    h i p t e s i s exagerada se fundan

    l o s

    partidarios

    del

    divorcio.l hombre n o puede vivir s i n sus recuerdos. El presen

    t e , l a

    realidad

    a c t u a l

    s e ofrece

    sus o j o s como un a

    cosa

    rida

    ; l a

    memoria

    de

    l o

    pasado

    embellece

    su

    existencia

    ;

    l a

    esperanza d e l porvenir l a mantie ne. Quitadle un hombre

    l a

    memoria,

    e t

    recuerdo de

    sus

    dias

    f e l i c e s ,

    y

    au n e l

    de

    sus

    pesares

    y

    desgracias

    ;

    negadle

    e l derecho

    de p erdon ar y

    e l

    de arrepentirse

    y l e habreis

    hecho desgraciado. El hombre

    quien se l e . h a

    f a l t a d o

    p or un a p e rs on a q ueri da , s i e n t e

    tambien

    en

    un

    dia l a necesidad

    de

    perdonarla. La mujer que

    ha

    f a l t a d o , mas (linos t a r d e ,

    n e c e s i t a de

    e s t e

    perdon

    para

    su tranquil id* l y s u dicha, preparado, s i , p or e l s a c r i f i c i o

    y espiacion ie su parte , porque sino e l alma n o s e j u s t i f i

    ca,

    e l agrav

    n o s o deshace, e l rden

    moral

    n o s e

    repara.

    El

    matrimonio

    deja

    r a s t r o s

    p rofun dos en

    l a

    vida

    hu mana.

    Los dias de f e l i c i d a d que s e pasaron, l a s i l u s i o n e s y espe

    ranzas

    de

    un tiempo,

    hasta

    l a s

    e n fer me dad es y

    e l infortunio

    que s e

    compartieron,

    s e im primen

    de

    t a l ma nera en l a exis

    t e n c i a

    del hombre ,

    que

    a l acabarse l a locura

    de l o s

    a f e c t o s

    pasajeros, n o s e v l a f e l i c i d a d sino en e l e n cade n am i en to de

    e s t o s sucesos ad vers os p rs peros

    de

    l a

    s u e r t e .

    El hombre

    que

    n o sabe

    olvidar e l pas en que pas sus primeros aos,

    que

    v uel ve

    ver con i n e f a b l e alegria l o s

    montes

    y

    l o s v a-

    I e s que l e recuerdan l a s horas

    de

    su juventud , que n o

    Cuede

    o i r s i n

    estremecerse

    l a

    campana

    de

    l a

    i g l e s i a

    de

    su

    pue-

    o ;

    e l

    hombre

    que

    s e

    apega

    y

    s e

    un e

    e s t o s

    objetos

    materia

    l e s

    p or

    l a

    memoria

    y

    p or

    e l

    a f e c t o , cmo h a de

    olvidar

    un a p e rs on a q ueri da con quien ha compartido s us p l aceres

    y sus penas, y quien consider en sus dias de esperanza

    como e l

    compaero perptuo inseparable de

    su

    suerte?

    Los peligros d e l

    divorcio

    s e aumentan

    en

    e l estado de

    l a

    f a m i l i a v de l a s costumbres modernas.

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    28/121

    3

    P e l i g r o s d e l

    Cuando l o s

    hombres vivian en e i f o r o , en l a plaza pbli-

    oSdeTmo- ca , en l a s luchas de l a tribuna y en l a guerra , l a Familia

    d u a . era un a i n s t i t u c i o n p o l i t i c a , l a

    mujer

    era

    esclava,

    l a p t r i aotestad era

    un

    poder s i n l i m i t e s que mantenia l a severidad

    e

    l a s

    costumbres domsticas.

    En l a constitucion

    de

    l a

    Familia

    moderna r i j e n principios

    d i f e r e n t e s . Se h a p rocl am ad o

    l a emancipacion

    de

    l a mujer;

    se h an devuelto l o s h i j o s sus derechos' y

    l a

    d i s t i n c i o n de

    l o s peculios , e l sistema d o t a l e l rgimen sobre gananciales

    y o t r a s

    i n s t i t u c i o n e s

    h an

    debilitado de

    t a l

    modo

    e l

    e s p i r i t u de

    f a m i l i a ,

    que n o

    f a l t a

    mas que

    despojar a l

    matrimonio

    d e l ca

    rcter

    de

    indisolubilidad

    que ahora t i e n e

    ,

    l l e v a r

    l a

    me nte

    de l o s esposos l a posibilidad de s u s ep aracion y l a esperan

    za

    de nuevos

    lazos

    y

    de

    uniones

    mas lisongeras

    para

    que

    l a

    familia s e disuelva y se

    disperse.

    No es tam os p or

    devolver

    l a familia su antigua c o n s t i t u c i o n , para convertir a l padre

    y a l marido

    en

    un dspota domstico; queremos que e l h o

    gar domstico

    sea un a s i l o venerable en

    donde, refujindose

    e l

    hombre

    su

    propio corazon

    , levante

    un a l t a r

    sus afec

    t o s y halle un consuelo contra l a s

    adversidades

    de l a suer

    t e ; pero

    n o estamos

    p or eso

    de

    ennoblecer e l carcter de l a s

    mujeres dndolas

    esa absoluta independencia que, s egun

    s e

    dice,

    l a s

    recordaria

    su

    p rop ia d ign id ad . El padre

    honrado

    con

    e l

    a f e c t o

    de

    su esposa

    y

    rodeado

    d e l

    respeto

    de

    sus

    h i

    jos ,

    e s

    e l monarca

    de

    l a

    f a m i l i a

    ; l a

    madre n o debe s e r

    ma*

    que e l

    gnio

    benfico que vela

    p or l a

    dicha de

    sus i n d i

    viduos.

    E s e sistema

    de

    completa

    emancipacion

    d e l sexo que

    ha

    sido

    de

    moda

    p or mucho

    tiempo,

    y

    que

    s e

    apellida l a obra de l a

    f i l o s o f a

    y

    de l a

    mo d er na

    c i v i l i z a c i o n , aparta,

    en

    nuestro

    concepto, l a s mujeres

    de

    su destino, y p or consiguiente

    de su dicha.

    Las

    m uje re s p or sus gracias , que estn preci

    samente

    en e l pu dor

    y

    en l a

    timidz, h an

    nacido para

    h a

    cerse f e l i c e s s i

    propias, estableciendo su

    dominio sobre l o s

    o t r o s

    p or

    medio

    d e l a f e c t o , rodendose d e l cario de

    sus

    h i

    j o s y v iv ien do en medio de l a Familia como e l ngel de l a

    f e l i c i d a d de

    todos s us

    individuos.

    Lo

    que

    importa

    e s l l e v a r

    l a cabeza de l a s mujeres

    e s t a

    i d e a , hacerlas comprender

    que su f e l i c i d a d y dignidad estn en e l hogar domstico;

    que a l l i un a buena esposa y un a buen a madre es en do n d e

    debe

    atraerse

    e l

    amor y

    respeto de

    l o s suyos, y l a considera

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    29/121

    4

    e i o n

    de l o s

    a g e n o s . Lo que importa e s h a c e r l a s c r e e r que

    l o s que pretenden

    e m b e l l e c e r l a s

    y embellecer su

    c a r c t e r

    dn

    d o l a s

    en

    e l

    mundo

    un a

    p l a z a

    que

    n o

    l e s

    corresponde

    ,

    l a s

    degradan y

    l a s

    p i e r d e n .

    Las mujeres

    son

    mejores y

    t o e r a n

    en

    l o s tiempos de e s a l e j i s l a c i o n

    que t a n t o r e b a j a e l c a r c t e r

    de l a mujer l o s o j o s de l a moderna c i v i l i z a c i o n , y de que

    t a n t o maldicen

    algunos

    hombres

    vulgares

    y s u p e r f i c i a l e s de

    e s t a

    edad, porque s o n i n c a p a c e s de

    comprenderla. La c i v i l i

    zacion y l a

    f i l o s o f i a moderna

    han

    condenado

    muchas i n s t i t u

    c i o n e s , que v a l e n h a r t o

    m as

    que

    e s a

    c i v i l i z a c i o n t a n

    ponde

    r a d a . Para que

    s e

    vea l a equivocacion que en e s t a s

    c o s a s

    s e

    padece,

    l a a u t o r i d a d de

    l o s

    padres en Roma y l a ninguna

    que

    t e n i a n

    l a s mujeres,

    contribuyeron

    dar

    a a q u e l p ue

    b l o l a f i e r a

    indomable

    c o n d i c i o n

    que

    produjo despues t o

    dos s u s t r i u n f o s ,

    que

    l a v a l i e r o n

    l a s

    v i r t u d e s de s u s matro

    n a s y l a

    c o n q u i s t a y

    e l

    poder

    d e l m u n d o

    e n t e r o .

    Roma f u e l primer

    pueblo d e l

    orbe

    por

    l a

    v i r t u d

    de Lu

    c r e c i a

    .

    por l a dignidad de l a s matronas romanas. E l f a u s t o

    de

    l a C r t e

    de

    Augusto ,

    d e s t e r r a n d o de

    aquel

    gran pueblo

    l a severidad de

    costumbres

    r e p u b l i c a n a s , f u l a primera cau

    s a que, s i n p r e v e e r l o , empez minar e l poder de un impe

    r i o que, despues d e h aber conquistado a l m u n d o , t e n i a que

    s e r a s u vez c o n q u i s t a d o . La

    l e j i s l a c i o n de l o s

    primeros

    t i e m

    p o s ,

    que

    consideraba

    l a s

    mujeres

    l a

    p ar

    que

    como

    com

    paeras como

    e s c l a v a s ,

    t e n i a s u f i l o s o f i a

    que n o

    conocen

    mu

    chos de l o s que en tiempos p o s t e r i o r e s l a han

    c e n s u r a d o .

    A l a

    r i j i d z

    de

    s u s

    costumbres y por

    consecuencia

    l a de

    s u s

    l e y e s ,

    debi

    a q u e l pueblo su

    engrandecimiento

    m as

    t a l vez

    ue l a h a b i l i d a d

    de

    s u s c a u d i l l o s

    y

    g o b e r n a n t e s . Tanto

    i n -

    uyen en l o s Gobiernos l e y e s que parecen s e c u n d a r i a s .

    Sin remontarnos tiempos

    t a n

    l e j a n o s ,

    l a

    I n g l a t e r r a

    , e s e

    pueblo

    de

    hombres que, cercado

    por e l

    Ocano, ha s a b i d o ,

    p e s a r de l a desmoralizacion de l a s n a c i o n e s de Europa,

    con

    s e r v a r

    en

    l a s

    costumbres

    de

    s u s

    mujeres

    l a

    severidad

    de

    l o s

    Espartanos

    ,

    parece l e v a n t a r s e e n t r e l a

    corrupcion

    u n i v e r s a l

    para

    acusar

    a l o s

    pueblos y

    l o s Gobiernos

    , y

    e s m as gran

    de por

    s u s

    costumbres

    que

    por l a profunda p o l i t i c a de s u s

    hombres de E s t a d o .

    Tanto

    importa f o r t a l e c e r

    e l e s p i r i t u

    de Familia y t a n t o i n

    f l u y e n l a moralidad de l a s costumbres p b l i c a s .

    I I

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    30/121

    > : ;

    TTULO

    V .

    De la

    Propiedad.

    L a P r o p i e d a d La Propiedad e s e l ltimo complemento de la personali-

    mk ilino dad

    humana.

    Refujindose e l hombre s i p rop io, su con-

    dH mK c i e n c i a l e dice que e x i s t e n aparte d e l o t r o s s e r e s em e l e

    d a d h u ma n a . S O I del todo

    semejantes

    en organizacion y en f a c u l t a d e s y

    que deben s e r l o , p or consiguiente, en su destino sobre l a

    ( i e r r a . Esta d i s t i n c i o n , q ue com p ren d e

    e l hombre

    i n s t i n t i

    vamente entre

    l mismo

    y l o s

    o t r o s o b j e t o s

    de l a

    naturale

    za, en tre

    l

    y

    l o s

    d e m s

    s e r e s

    que

    se

    l e

    parecen,

    despierta

    en su alma l a

    primera idea de

    l o que

    l

    l e

    pertenece

    y

    d e

    l o

    que

    pertenece l o s dems ; idea

    que

    n o s e

    aparta

    de su

    men te en todas sus acciones

    sobre

    e l mundo material, en

    todas

    sus relaciones

    con

    l o s

    o t r o s hombres. Tal

    e s

    e l origen

    de l a Propiedad.

    La

    d i s t i n c i o n entre e l luyo y e l m o n o e s

    m as que l a l g i c a de l a

    propia

    individualidad, la conciencia

    de una c o c i s t e n c i a independiente.

    P ar a m an t en e r

    t e t a

    independencia , y como

    l a realizacion

    p r c t i c a

    d e e s t e sentimiento,

    e l

    individuo s e apropia todo l o

    que hace, l o que pierna, l o que c r e e .

    Y

    ciertamente ,

    s i

    nadie

    mas

    que

    l

    puede

    s e r

    responsa

    ble de

    sus hechos,

    de nadie

    mas

    que de

    l puede

    s e r

    l a glo

    r i a e l bien de sus obras. S i nadie mas que l e s

    dueo

    de sus pensamientos y t i e n e l a l i b e r t a d de pensar, e s t a l i

    bertad, e s t e fenmeno

    producido por l l e

    pertenece

    l so

    lamente. Por ltimo, s i independiente de

    l o s demas

    t i e n e

    cada

    individuo e l p oder de crear,

    obrando

    activamente sobre l a

    naturaleza, e s t a s creaciones, h i j a s de su

    actividad individual,

    . ;

    son

    suyas en virtud d e l

    propio

    derecho. Por

    eso e l senti-

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    31/121

    6

    miento de

    l a

    Propiedad e s

    i n s t i n t i v o en n o s o t r o s . Ved

    un

    hombre

    que

    ejecuta

    un a

    buena

    accion

    ,

    un

    a c t o

    de

    valor

    d e h er ois m o ; observad en

    un a

    t r i b u

    s a l v a j e

    a l que p or m as

    v a l i e n t e p or mas

    f u e r t e

    h a librado

    del

    peligro sus com

    paeros

    matando

    un a

    f i e r a que amenazaba

    l a e x i s t e n c i a de

    t o d o s , y l e

    vereis

    l enorgullecerse, s e n t i r su superiori

    dad, y e l l o s resignarse, rodearse

    de

    l , reconocerse i n f e

    r i o r e s en

    aquel

    momento. Disputadle e s t e

    individuo

    l a

    glo

    r i a

    de

    e s t a accion y se sublevar

    contra

    e s t e despojo. Que

    s e presente un

    t e r c e r o atribuyndose e l mrito

    de

    e s t e

    acto

    d e d en ued o y de valor, y pedid entonces e l voto

    l o s

    de-

    mas

    y

    v e r e i s

    quien

    adjudican

    e l

    premio

    en

    e s t a

    contienda,

    s i a l que

    pretende

    usurpar un a g l o r i a que n o e s suya a l

    que de derecho l e pertenece. Pues h aqui n o s o l o l a d i s t i n

    cion entre e l tuyo y e l mio, sino e l reconocimiento por l o s

    demas

    de l a

    Propiedad individual.

    Disputad s i

    podeis a l

    soldado que

    a s a l t a

    e l primero un a

    f o r t a l e z a ,

    que clava

    l a

    ban dera d e

    su

    Tejimiento

    en e l

    muro

    de un a

    plaza

    enemiga , e l mrito de e s t a accion ; disputad

    Colon l a g l o r i a

    de haber

    descubierto e l NuevoMundo ;

    n e

    ga d Newton e l descubrimiento de l a s leyes

    que

    r i j e n e l

    movimiento

    de l o s

    a s t r o s ; negad

    Napoleon

    e l genio

    de

    l a

    guerra.

    Intiles tentativas El

    gnero

    humano

    n o s e aso

    ciar nu nca

    e s t a idea

    de

    espropiacion.

    Por e l contrario, atribuid un

    inocente

    un crimen

    age-

    no, y vereis reproducido e l mismo fenmeno. Sin e l s e n t i

    miento

    de

    l a Propiedad, s i n e s t e i n s t i n t o que e x i s t e en l a con

    ciencia del

    gnero humano, l a s ideas de

    responsabilidad ,

    d e

    g l o r i a ,

    de

    mrito ,

    d e recom p en s a

    ,

    de p en a n o e x i s t i r i a n

    ,

    e s t a s

    palabras n o tendrian

    s i g n i f i c a c i o n .

    Sin

    l a Propiedad,

    s i n e s t a d i s t i n c i o n entre

    l o

    tuyo y

    l o

    m io n o s e concibe a l

    hombre,

    n o

    s e concibe a l amor propio, n o se

    esplican

    sus

    i n s t i n t o s

    y

    sos

    pasiones.

    Por o t r a

    p a r t e , e l

    hombre

    t i e n e e l

    poder de crear y producir

    como e l de perfeccionarse

    y perfeccionar

    l a naturaleza. Se

    concibe que l o s

    o t r o s s e r e s

    ,

    que n o

    pueden

    apoderarse

    de l o s

    o b j e t o s d e l mundo

    material, sino como s on , s in o

    como s a l i e r o n

    de l a s ma no s d e l

    Criador,

    n o tengan e l sentimiento de apro

    piacion, porque e l l o s nada producen; se aprovechan para su

    conservacion, y obedeciendo e s t e

    i n s t i n t o , de l o s

    f r u t o s

    e s

    pontneos

    de

    l a t i e r r a , y

    como

    e s t o s

    n o

    l e s pertenecen, como

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    32/121

    -21-

    sobre e s t o s o b j e t o s n ada h an puesto de su

    propia

    individua

    lidad

    mas

    que e l a c t o de ocuparlos, n o s e apegan

    e l l o s

    por

    ningun

    v i n c u l o , n i

    p or

    l a

    memoria

    de

    su trabajo

    n i

    p or

    l o s l a z o s d e l a f e c t o . As i como e l hombre n o

    t i e n e

    e l s e n t i

    miento de apropiacion respecto d e l a i r e que r e s p i r a

    y

    o t r a s

    cosas

    comunes

    todos en que su activid ad

    n o

    toma par

    t e ,

    a s i l o s

    animales en

    general;

    y

    p or e s t a causa estn en

    tregados

    l a

    Providencia,

    a l

    acaso,

    porque

    hallan

    en l a

    naturaleza l o

    que basta para s a t i s f a c e r sus necesidades y

    deseos.

    El hombre n o e s a s i . No l e basta l a Creacion en su ru

    deza primitiva para l l e n a r todas l a s condiciones d e su s e r ;

    n o

    l e

    bastan

    l a s

    cosas

    como s a l i e r o n

    de

    l a

    mano

    de

    Dios,

    y

    estudia l a naturaleza

    y

    l a

    perfecciona

    ; hace s e r v i r l o s bos

    ques para

    sus construcciones

    ;

    e l mar

    parece

    ponerle

    barre

    ras

    insuperables para su comunicacion , y l

    convierte e s t e

    elemento en un m edio

    de

    acercar y

    aproximar todos

    l o s p ue

    b l o s ; l a t i e r r a produce v e j e t a l e s s a l v a j e s y l l o s mejora, l o s

    modifica con

    e l

    c u l t i v o ,

    y

    mezclando l a s razas l a hace ar

    r o j a r

    de

    su

    seno f r u t o s

    mas

    abundantes y

    delicados. To

    das

    l a s

    fuerzas

    de

    l a naturaleza estan a l s e r v i c i o

    d e l hom

    bre, que, bajo e l p oder de

    su actividad,

    l a s

    convierte en

    instrumentos

    de

    sus

    pasiones

    y

    de

    sus

    necesidades

    ,

    y

    cada

    adelanto , cada descubrimiento

    e s

    un a conquista

    de

    su i n t e

    l i g e n c i a con l a cual

    s e

    un e ,

    s e

    i d e n t i f i c a ;

    y cuya

    Propiedad

    reclama

    nombre de su

    superioridad

    y como l a obra

    de sus

    s a c r i f i c i o s v de

    su

    t a l e n t o .

    El hombre, dice Lerminier,

    s e

    apodera

    de un caballo s a l v a j e ,

    l e

    monta,

    l e

    doma,

    y e l

    animal reconoce su dueo. En c a s i todos l o s animales

    domsticos s e

    ota e l

    mismo

    fenmeno , p or do n d e s e

    v

    que

    e l sentimiento

    de

    l a apropiacion e x i s t e instintivamente en

    n o s o t r o s ,

    y

    e l

    reconocimiento

    del

    dominio

    instintivamente en

    l o s

    d e m s

    s e r e s ,

    t r a ^ l n l s ^ e s i n - ^er0 l a Propiedad , t a l como

    e s t e derecho

    e s t organizado

    h c r c n t e a i d e r e - en l a

    l e j i s l a c i o n ,

    n o

    e s s o l o

    l a simple posesion de un o b j e t o ,

    hodeadqmnr.

    su us0 y e l

    aprovecDamieni0 de

    sus productos, e s algo ma*;

    l a s

    leyes reconocen en e l propietario e l

    derecho

    de disponer

    de

    sus

    cosas

    favor

    de

    un

    t e r c e r o ; e l p r o p i e t a r i o t r a s m i t e

    su

    fortuna

    su

    posteridad

    p or

    herencia,

    y

    aqui principian

    l a s d i f i c u l t a d e s de

    e s t a t eo r i a

    f i l o s f i c a . La Propiedad s e

    ad

    quiere

    y s e trasmite p or medio

    de cambios

    y t r a s l a c i o n e s ;

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    33/121

    8

    s e

    t r a s m i t e p or a c t o s

    de

    pura liberalidad, s e

    trasmite por

    sucesion,

    y

    e s t o s

    derechos,

    que

    d n

    l a

    Propiedad

    particu

    l a r

    toda su im portancia, son

    e l gran problema que h ay

    que

    resolver

    para im po ner s i l e n c i o

    l a s escuelas

    adversarias

    de

    l a l e i i s l a c i o n e x i s t e n t e .

    El derecho

    del

    d ueo d e un a cosa cedrsela un terce

    ro descansa

    en

    l o s mismos fundamentos que e l

    derecho

    de

    apropiacion.

    No se puede concebir l a Propiedad,

    n i aun

    l i

    mitada

    l a ocupacion de

    l a s

    c o s a s , s i n reconocer en su d ue

    o e l derecho

    de

    desapropiarse

    de e l l a s

    su

    voluntad.

    La f a

    c u l t a d

    de

    t r a n s m i t i r

    o t r o l a

    que

    nos pertenece

    e s l a

    lgica

    del derecho

    de apropiacion, porque

    sino l a Propiedad

    s e r i a

    muchas veces n u la, i ncom pre n sible siempre.

    Seria

    nula J a

    Propiedad l i t e r a r i a . Si e l autor de un l i b r o , aunque v a l i e r a

    l o que l a I l i a d a

    de

    Homero e l

    Quijote

    d e Cervantes , n o

    E l i d i e r a vender

    su obra, cules serian sus derechos?

    El

    hom-

    r e

    fuerza de t a l e n t o

    ,

    de i n t e l i g e n c i a y de

    trabajo l l e g a

    poseer

    y apropiarse

    muchas

    cosas que n o p ued e

    uar

    p or

    s i n i l e producirian ni nguna ventaja s i

    n o

    cedindolas

    en

    cambio de o t r a s que l e hicieran mas f a l t a inmediatamente.

    Precaria s e r i a l a

    e x i s t e n c i a de

    un individuo que

    poseyera

    un a

    inmensa

    f o r t u n a ,

    muchas

    casas, p or ejemplo,

    s i

    sus

    de

    rechos

    se limitaran

    habitarlas

    p or

    s i

    propio.

    Por

    consi

    guiente, s e niega

    l o s

    individuos

    e l derecho

    de apropia

    cion,

    e s

    verdad que e s t e derecho

    n o

    puede

    legitimarse

    originariamente porque n o e s conforme l a naturaleza,

    h ay que admitir e l derecho de transmision

    en

    e l dueo d e

    un a c o s a , porque e s t e derecho e s , como h e mo s dicho, l a l

    gica i n f l e x i b l e d e l primero.

    e i d er e c ho d e Mejor defensa t i e n e aun l a

    testamentifaccion y

    l a

    sucesion

    t e s t a r

    e s u n

    e l e - legitima de l o s parientes

    del

    p r o p i e t a r i o .

    El

    derecho d e Pro-

    roy nwmio

    P i e < ^ a ( ^ '

    ( I u e > como nemos v i 8 l 0 ,

    f i e

    funda

    en

    e l sentimiento

    d e

    l a

    P r o p i e d a d ,

    individuat,

    en

    l a

    conciencia

    de

    un a

    existencia

    independien

    t e , recibe e l s e l l o

    de

    su perpetuidad

    de

    ma no s de l a

    natura-'

    e z a , y l a s leyes

    n o

    pueden despojarle de e s t e earcter s i n o

    en cuan to l o

    aconsejan l o s principios

    en

    que

    se

    funda.

    Ha

    podido l a posteridad

    despojar

    Cesar

    de

    su gloria?

    Pode

    mos

    quitar

    Newton

    l a s g l o r i a s

    de sus

    descubrimientos?

    Cuando l o s individuos de un a f a m i l i a h an hecho grandes

    s e r v i c i o s su pais h an

    adelantado

    l o s progresos de l a h u

    manidad con su t a l e n t o , puede d es pojarse o s t a familia de

  • 7/24/2019 Nociones Fundamentales Del Derecho

    34/121

    9

    es e nombre

    h i s t r i c o

    que l a legaron sus mayores , de

    esos

    t i t u l o s de orgullo y de legitimo envanecimiento? Hay poder

    humano

    para

    d es p ojar

    l a s

    naciones

    de

    su

    h i s t o r i a

    ,

    para

    q u i t a r l e s l a

    Propiedad de

    sus

    grandes

    recuerdos?

    Pues

    h aqui

    l a Propiedad convertida en

    un derecho

    perpetuo,

    sobreviviendo

    a l individuo que muere,

    trasmitindose y pasando

    p or enci

    ma

    de l a s

    generaciones

    que

    perecen, sobrenadando,

    como e l

    arca del

    d i l u v i o ,

    sobre l a

    h i s t o r i a de l o s pueblos.

    En

    nom

    bre de l o s antecedentes de un a vida s i n mancha , reclama e l

    hombre particular sus t i t u l o s a l aprecio de sus semejantes; en

    n o mbre

    de

    sus gran d es h ech os

    apela

    l a j u s t i c i a

    de

    l a pos

    teridad contra l a i n j u s t i c i a

    de sus contemporneos,

    aspira

    l a

    fama pstuma

    y

    a l

    reconocimiento

    y

    gratitud

    de

    l a s

    ge

    neraciones.

    Los

    pueblos

    , en

    f i n , son

    grandes p or su

    his

    t o r i a .

    Por un designio

    admirable de

    l a Providencia e x i s t e n eu

    nosotros

    dos i n s t i n t o s

    poderosos

    que

    constituyen

    l a

    escelencia

    de

    nuestro

    s e r

    sobre

    todos