lectuta 12 barrios de costa rica libro1

of 236/236
De Turrujal a Barrio Luján ¡Al Barrio México! Un recorrido por la historia y arquitectura de Barrio México

Post on 18-Feb-2016

75 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

barrios de costa rica diseño urbano

TRANSCRIPT

  • De Turrujal a Barrio Lujn

    Al Barrio Mxico! Un recorrido por la historia y arquitectura de Barrio Mxico

  • De Turrujal a Barrio Lujn

    Al Barrio Mxico! Un recorrido por la historia y arquitectura de Barrio Mxico

  • InstitucinMinisterio de Cultura y Juventud

    Institucin administradora del proyecto Barrios, Costa RicaMuseo de Arte Costarricense

    EdicinMarianela Camacho Alfaro

    Diagramacin y diseo de portadaSebastin Mello

    Diseo logotipo de proyectoPriscila Coto

    Diseo de isotipos de cada barrioVega Corts Diseo

    Coordinadora de proyecto Virginia Vargas M.

    Revisin y correccin de estilolvaro Zamora

    TextosArq. Rosa Elena MalavassiVirginia Vargas M.

    FotografasArq. Rosa Elena MalavassiLeonardo Malavassi

    Impresin y pre-prensa digitalGEDI - Gestin, Documentacin e Informacin-, Presidencia Ejecutiva, ICEEdicin de 1.000 ejemplares

    Derechos reservados conformea la Ley de Derechos de Autory Derechos Conexos. D. R.

    Prohibida la reproduccin total o parcial.Todos los derechos reservados.Hecho el depsito de ley.

    Proyecto Barrios Costa Rica: Barrio Lujn y Barrio Mxico / Rosa Elena Malavassi, Virginia Vargas Mora y otros. -- San Jos, Costa Rica: Ministerio de Cultura y Juventud, Museo de Arte Costarricense: Imprenta GEDI, ICE, 2010.200 p.: il. ; 22 x 22 cm. (Coleccin Proyecto Barrios Costa Rica ; 1)

    ISBN: 978-9977-59-226-8

    1. URBANISMO - SAN JOSE (COSTA RICA). 2. ARQUITECTURA DEL PAISAJE SAN JOSE (COSTA RICA). 3. BARRIO LUJAN (SAN JOSE, COSTA RICA). 4. BARRIO MEXICO - (SAN JOSE, COSTA RICA). I. Vargas Mora, Virginia. II. Malavassi, Rosa Elena. III. Ttulo. VI. Serie.

    712P969p

    MCJ//ehc.2010

  • Presentacin de la Ministra de Cultura, Mara Elena Carballo ............. 01Presentacin Virginia Vargas ..................................................................... 03Introduccin general .................................................................................. 05

    Barrio Lujn .............................................................................................. 13Resea histrica: i. Origen ...................................................................................... 19 ii. Lmites ...................................................................................... 30 iii. Primeras familias ..................................................................... 33Actividades econmicas ............................................................................ 39Servicios, instituciones, infraestructura i. Servicios de electricidad, agua, salud ............................... 51 ii. Educacin .............................................................................. 54Tradicin, cultura y recreacin: i. Tradicin religiosa .................................................................. 59 ii. Recreacin ............................................................................. 61 iii. El bsibol ................................................................................. 65 iv. Organizacin comunal ......................................................... 69 v. Actividades culturales ........................................................... 75Arquitectura ................................................................................................. 79

    Barrio Mxico .......................................................................................... 89Resea histrica: i. Origen ..................................................................................... 95 ii. Lmites ...................................................................................... 98 iii. Primeras familias .................................................................... 102Actividades econmicas ........................................................................... 107Servicios, instituciones, infraestructura i. Educacin .............................................................................. 117 ii. La Estacin de Bomberos ..................................................... 129 iii. Infraestructura y servicios pblicos ...................................... 131 iv. La calle veinte ........................................................................ 132Tradicin, cultura y recreacin: i. Tradicin religiosa .................................................................. 135 ii. Recreacin ............................................................................. 139 iii. El ftbol ................................................................................... 145Arquitectura ................................................................................................. 149

    Invetarios de inmuebles .............................................................................. 169Rehabilitacin urbana ................................................................................ 179Catlogo de obras de los artistas ............................................................. 189Talleres con los nios de los barrios ........................................................... 198Premio de ensayo Barrios de San Jos ..................................................... 200Glosario ......................................................................................................... 209Biliografa ...................................................................................................... 211Crditos y agradecimientos ...................................................................... 213Notas bibliogrficas .................................................................................... 216

    Contenidos

  • En su famoso poema Fundacin Mtica de Buenos Aires, Jorge Luis Borges se pregunta:

    Y fue por este ro de sueera y de barroque las proas vinieron a fundarme la patria?

    Al evocar en su imaginacin cmo pudo haber sido aquel momento, cmo fueron aquellos hombres que dieron perfil y nombre a lo que hoy llamamos Argentina, Borges dice:

    Prendieron unos ranchos trmulos en la costa,durmieron extraados. Dicen que en el Riachuelo,pero son embelecos fraguados en la Boca.Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.

    Para el poeta, como para todos nosotros, la patria nace en el barrio. No puede ser de otra manera. Las calles y aceras, la casa nuestra y las de los vecinos, los pequeos comercios, el parquecito de juegos, cada rincn se fija en nuestra memoria y nuestro espritu y va formando la idea que nos hacemos del lugar del mundo donde nos toc vivir.

    Presentacin

    01

  • El barrio es nuestra primera patria. All aprendemos algunos de los valores inherentes a la vida en democracia: solidaridad, tolerancia, respeto al derecho ajeno y a la diversidad. En los viejos barrios de Costa Rica se forj una sociedad integrada, inclusiva, que reconoce y respeta la dignidad de cada cual, independientemente de su circunstancia.

    Los aos pasan y muchos de nosotros nos alejamos del barrio que nos vio nacer. Sin embargo, cuando nos acercamos para visitar a viejos vecinos, o incluso cuando lo recordamos desde lejos, el barrio despierta nuevamente en nosotros las sensaciones vvidas e intensas que poblaron la infancia; los afectos, los juegos, las penas y alegras que construyeron nuestra inicial visin del mundo y de la vida.

    Todo eso es demasiado valioso como para que se pierda en la destruccin y en el olvido. Ante lo inevitable del progreso y los cambios urbanos, es urgente que conservemos el registro, la memoria y la devocin de los viejos barrios. El Ministerio de Cultura y Juventud quiso poner en marcha ese proceso de recuperacin, mediante el proyecto que da origen a este libro. Este ha incluido numerosas actividades en las que participaron funcionarios y profesionales, pero tambin, muy activamente, vecinos de los distintos barrios, y muy en especial sus nios. Eso nos hace pensar que tendr frutos perdurables.

    Hemos dado los primeros pasos, pero el trabajo apenas se inicia. Quedan muchos barrios que investigar y valorizar en Costa Rica. Barrios que no son menos entraables que los que aqu reseamos, y que merecen igual inters y cuidado de parte de las autoridades pblicas y la ciudadana.

    Mara Elena CarballoMinistra de Cultura y Juventud

    02

  • si de pensar la ciudad que queremos maana se trata, hemos de pensarla tambin en funcin de sus barrios de hoy, no solo como las sobrevivencias de antao que son, sino como partes vivas e integrales de su existencia histrica

    que deben volver a serAndrs Fernndez

    El Proyecto Barrios, Costa Rica del Ministerio de Cultura y Juventud, administrado

    en el Museo de Arte Costarricense, procura el estudio y la puesta en valor del

    patrimonio tangible e intangible de nuestros barrios, tanto en la ciudad de San

    Jos como en cabeceras de provincia, con especial inters en el rescate de los

    valores que han conformado nuestra identidad. El proyecto se enmarca dentro

    del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno en la accin estratgica que

    procura bienestar para las comunidades.

    Un legado intangible acompaa, ciertamente, al patrimonio edificado

    con casas, parques y carreteras. El barrio es un lugar para vivir, un esfuerzo

    colectivo, un complejo entramado de relaciones que puede atesorarse

    en la oralidad y en la escritura.

    Cada vecindario alienta una identidad y ciertas caractersticas

    particulares. Pero quiz todos ellos expresan, a su manera, el espritu

    03

    El Proyecto Barrios, Costa Rica

  • DibujoMaykel Torres.Lpices de color y dibujo en grafito.Escuela Repblica de ChileSeccin 1-2.2008.

    04

  • de solidaridad, participacin y tolerancia caracterstico de nuestros

    pueblos. Recordar el lugar de donde procedemos nos ubica, nos permite

    reconocemos en ese particular universo de recuerdos y nos afirma en la

    temprana construccin de valores.

    En esta iniciativa se ha procurado incluir a la comunidad, a los habitantes

    de cada barrio. La labor ha contado con el entusiasmo y sustento de

    personas y grupos de todas las edades. Mediante esta modalidad de

    inclusin, se ha fomentado el trabajo interinstitucional, la articulacin

    de sectores pblicos y privados, la convergencia de profesionales de

    diferentes disciplinas.

    El proyecto ha generado productos diversos: reseas histricas de

    los barrios, inventarios de sus inmuebles e imgenes, colecciones de

    arte, propuestas de intervencin y rehabilitacin de espacios urbanos,

    concursos de ensayos, tertulias de vecinos, todo esto desplegado en

    exposiciones y una coleccin libros.

    Nuestro agradecimiento abraza a todos los participantes y constructores

    del proyecto: los nios, los artistas, los vecinos, las instituciones, el equipo

    interdisciplinario. Tambin a quienes aprecien su legado y procuren

    propuestas de conservacin de la ciudad y sus inmuebles, de este

    paisaje urbano entraable donde la memoria de sus habitantes promete

    enriquecer la vida ciudadana del futuro.

    Virginia Vargas MoraCoordinadora del Proyecto Barrios, Costa Rica

    05

  • arribaLuciano GoizuetaLa ltimaAcrlico sobre tela38 x 43 cm2008

    izquierdaRodrigo Brenescasa verdeAcrlico sobre tela38 x 43 cm2008

    derechaFlorencia MadrigalHotel arrecifesAcrlico sobre tela43 x 38 cm2008

  • Barrios, Costa Rica asume la tarea de rescatar lo mejor del pasado para

    procurar su aprecio y caminar con firmeza en la construccin de futuro.

    La estructura del proyecto establece dos mdulos: los seis primeros

    barrios constituyen el primer mdulo del proyecto y contemplan:

    Lujn, Mxico, Pithaya, Otoya, Escalante y La Cruz, San Cayetano. En

    el segundo mdulo se pretende considerar barrios emblemticos en

    cada una de las cabeceras de provincia.

    Este libro abarca los dos primeros barrios: Lujn y Mxico, de entraable

    presencia en el imaginario josefino, cada uno con su particular paisaje

    urbano y su identidad barrial.

    El anlisis abarca varios temas: la arquitectura, el espacio urbano y las

    vivencias. Se establece el origen del barrio, su delimitacin perceptual

    segn los vecinos, se identifican las primeras familias que llegaron al

    sitio, sus viviendas y actividades econmicas, espacios de recreacin,

    actividades culturales y tambin, la organizacin comunal, que es la

    que permite el desarrollo de un sitio.

    07

    Introduccin general

  • Igualmente, se realiza un balance de la arquitectura desde el punto

    de vista esttico, se destacan los diversos lenguajes arquitectnicos

    presentes en el barrio con sus diversas tipologas y se suma el

    significado que tienen para los vecinos las distintas edificaciones

    estudiadas. As valoramos viviendas, edificios comerciales e

    instituciones que representan hitos en la comunidad. Cada uno de

    estos temas combina el patrimonio tangible, es decir, la arquitectura

    con el patrimonio intangible, referido a la memoria, a las vivencias,

    costumbres y tradiciones de esa particular comunidad barrial.

    Colecciones: Con la participacin de artistas plsticos de prestigio,

    se han preparado colecciones de pinturas sobre los inmuebles

    representativos de distintos lenguajes arquitectnicos, tipologas e

    hitos por barrio. Los nios de las escuelas tambin han contribuido

    con su rescate de imgenes al participar en los talleres desarrollados

    con el propsito de inducirlos a observar el espacio barrial.

    Rehabilitacin de espacios pblicos: Estudiantes de la carrera de

    Arquitectura en varias universidades han realizado una labor de

    estudio y de identificacin de espacios deteriorados en los barrios,

    con el fin de plantear soluciones de rehabilitacin que procuren

    bienestar para la comunidad.

    08

  • Exposiciones: A partir del material de

    investigacin: reseas, inventarios de

    inmuebles y de las colecciones, se han

    preparado exposiciones. El itinerario de

    estas se inicia en el propio barrio, sea en

    escuelas o bibliotecas y luego se lleva

    a diversos sitios como las universidades

    participantes, recintos patrimoniales,

    centros comerciales, galeras,

    municipalidades, entre otros.

    Concurso de ensayo: Se ha convocado

    a todos los ciudadanos que quieran

    participar en el concurso de ensayo

    sobre el tema de los barrios incluidos en

    el proyecto. Se seleccion, mediante la calificacin de un jurado

    compuesto por especialistas, un ensayo para ser incluido en el libro

    del barrio correspondiente.

    Tertulias: Alrededor de las exposiciones, se han llevado a cabo

    convocatorias de los vecinos para que acudan al sitio y compartan

    ancdotas, fotografas y cualquier material que aporte mayor

    aprecio por la historia barrial y sus habitantes.

    09

    Guillermo PorrasLa cordilleraAcrlico sobre tela43 x 38 cm2008

  • 10

    Publicaciones: En el mdulo de barrios de San Jos, se ha

    contemplado la publicacin de un libro para cada dos barrios:

    Lujn y Mxico, luego Otoya y Pitahaya y, finalmente, Escalante

    y La Cruz, San Cayetano. En el segundo mdulo para los barrios

    de cabeceras de provincia se publicar un libro por barrio.

    Finalmente, tal y como lo seala la Arquitecta Ileana Vives,

    los barrios son centros o conjuntos histricos por derecho

    propio, portadores de una memoria cultural cuya conservacin

    contribuye con el significado de la existencia y su necesidad

    de identidad y arraigo, para cumplir una funcin integradora

    entre el pasado y el presente. As, el Proyecto Barrios, Costa

    Rica ha nacido con la finalidad de recuperar y reconstruir la

    memoria histrica de nuestros barrios, de apropiarse de ella con

    la esperanza de contribuir a delinear el desarrollo del pas.

    arriba izquierdaSebastin MelloSerie Barrio Mxico # 2Tinta sobre tela38 x 43 cm2009

    arriba derechaJuan Carlos CamachoEscuela repblica de argentinaAcuarela adherida a la tela38 x 43 cm2008

    abajo izquierdaJos Miguel Rojas casa art - Decleo sobre tela38 x 43 cm2007

    abajo derechaFabrizio Arrietacasa # 10Acrlico sobre tela38 x 43 cm2008

  • 11

  • De Turrujal a Barrio Lujn

  • 15

    La presente memoria se asoma a la ciudad y al recuerdo de sus

    vecinos. Arquitectura y vivencias son los elementos fundamentales

    de esta resea sobre Barrio Lujn que, a partir del contexto de las

    transformaciones sociales que vive la capital costarricense en la

    primera mitad del siglo XX, permiten recorrer una parte de la historia

    de este barrio otrora obrero, que desarroll una arquitectura y un

    espacio urbano propios.

    Es por este motivo que el primer acercamiento al actual Barrio Lujn

    lo realizamos a travs de sus edificaciones y su espacio urbano, en el

    cual precisamente por su carcter de barrio, domina la vivienda que

    Motivacin

    Cmo asomarse a esta ciudad sin mostrar su presencia concreta? Cmo vislumbrarla slo con

    la confianza en la pura interioridad del recuerdo?. Arq. Roberto Villalobos1

  • muestra una amplia variedad de lenguajes y materiales. Como lo

    indica la arquitecta Ofelia Sanou en el proemio a la obra Imaginario.

    Un itinerario josefino,2 la San Jos de principios del siglo XX, al igual

    que otras ciudades, se vio favorecida con el mejoramiento de los

    servicios de abastecimiento de agua, alumbrado pblico, red de

    cloacas y la inauguracin de un tranva que comunicaba diversos

    sectores de la ciudad. En este contexto la vivienda desarrolla diversos

    lenguajes y los barrios enfrentan luchas por mejorar su entorno. Para

    comprender el desarrollo de Barrio Lujn nos acercamos a su gente,

    sus habitantes que guardan en sus memorias las experiencias de lo

    que ha sido el desarrollo del barrio durante los siglos XX y XXI. Son los

    relatos de los habitantes del barrio y las fotografas de sus lbumes,

    sus tesoros familiares, los que dan vida a estas lneas.

    16

    izquierda Florencia Madrigal

    neocolonialAcrlico sobre tela

    43 x 38 cm2008

    derechaLuciano Goizueta

    VerduleraAcrlico sobre tela

    38 x 43 cm2008

  • En la actualidad la ciudad de San Jos est asediada por numerosos problemas que slo se podrn enfrentar si los josefinos toman conciencia de sus posibilidades y limitaciones. Sin embargo, tal proceso requiere una identificacin con el lugar donde se vive. Para ello debemos hurgar en el pasado y descubrir los lazos comunales que caracterizaron al San Jos de antao, ya que ese es el marco que nos permitir reflexionar sobre los problemas del presente y la reconstitucin de la identidad josefina.

    Francisco EnrquezHistorias de mi barrio

    Editorial Costa Rica, 1997

  • Rodrigo BrenesEl cerritoAcrlico sobre tela38 x 43 cm2008

  • Resea histrica

    i. origen

    Barrio Lujn se ubica al sureste de la ciudad de San Jos, pertenece

    al distrito Catedral del cantn Central de San Jos. Es parte de los

    llamados barrios obreros, pues su historia no escapa a las luchas de

    los trabajadores de inicios del siglo XX, situacin que origin dicha

    denominacin para estos barrios. Pero, por qu hablar de barrios

    obreros cuando nos referimos a Barrio Lujn y sus barrios vecinos? Para

    comprenderlo debemos ubicarnos en el San Jos de la dcada de

    1920, una ciudad que si bien era la capital del pas, tena importantes

    problemas de pobreza en su periferia. Esta pobreza se manifestaba

    en la obtencin de pocos ingresos econmicos que impedan el

    acceso a alimentacin, vestido y vivienda, entre otros aspectos.3

    Es en esta poca cuando los trabajadores realizan huelgas con el fin

    de reivindicar su derecho a una jornada laboral de ocho horas y un

    19

  • salario digno; a la vez, se vuelven evidentes las malas condiciones

    en que viven los obreros: falta de agua, ausencia de instalaciones

    sanitarias, basura en los solares, criaderos de zancudos,4 etc. Ante la

    falta de vivienda algunas personas alquilan casas que son llamadas

    en la poca chinchorros, estos se caracterizaban por el hacinamiento

    y las malas condiciones de la edificacin, eran lugares insalubres.5

    Estos grupos de bajos recursos se ubicaron en lugares con condiciones

    geogrficas difciles, as a inicios del siglo XX se describe la zona sur

    de la capital como un lugar con suelo arcilloso y

    hmedo. Evidentemente estas condiciones, entre

    otras que incluyen la falta de servicios bsicos,

    hacen el lugar poco atractivo para vivir, y esto se ve

    reflejado en la ocupacin del espacio: al norte de

    San Jos las clases altas, al sur los barrios populares.

    Estas condiciones insalubres son un problema al que

    se debe dar solucin, por dicho motivo surgen varias

    iniciativas: el municipio josefino dona unos terrenos

    en Barrio Carit y en los alrededores del Liceo de

    Costa Rica; Minor Keith dona un milln de colones

    para que la Cruz Roja construya casas; Arturo Wolf

    adquiere los terrenos necesarios para desarrollar un

    plan de urbanizacin obrera barata, precisamente

    este es un punto clave en el desarrollo de Barrio

    20

  • Imagen 1: La Calle Turrujal y su ensanche.Fuente: Abarca Zamora, Rger et al. San Jos-Ensanches 1900-1941. San Jos, Costa Rica: Tesis de Licenciatura en Arquitectura, Escuela de Arquitectura, Universidad de Costa Rica, 1990, p. 93.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    Lujn, pero antes de hablar sobre l, devolvmonos en el tiempo hasta

    el momento en que Turrujal era el nombre de este barrio.

    El actual Barrio Lujn corresponde al ensanche de lo que originalmente

    se llam Turrujal, o mejor dicho, Calle del Turrujal. Esta calle es la que

    actualmente se conoce con el nombre de Jos Mart y empieza en

    la Plaza Gonzlez Vquez, para finalizar en las cercanas del parque

    adyacente a la Escuela Repblica de Chile (imagen 1). La palabra

    Turrujal proviene del vocablo indgena turr, referido a un rbol frutal

    casi extinto.6

    La Calle del Turrujal originalmente naci, segn lo mencionan algunos

    autores, como una forma de unir la Estacin del Ferrocarril al Pacfico,

    concluido en 1890, con la Estacin del Ferrocarril al Atlntico,7

    concluido en 1910; por su parte, Ileana Vives menciona que tambin

    se argumenta que esta calle ya exista antes, y era utilizada a diario

    por los vecinos.8

    Lo importante de esta calle es que da nombre al barrio que se genera

    en sus alrededores, el cual corresponde al actual Barrio Lujn, por eso

    su antiguo nombre de Turrujal, o bien, tambin se le conoce como

    el ensanche de Turrujal. Pero, qu es un ensanche? La historiadora

    Florencia Quesada explica que inicialmente el concepto ensanche

    se concibi como un crecimiento de la ciudad en forma cuadricular,

    que era el trazado original de las ciudades desde la poca colonial.

    No obstante, en la ciudad de San Jos el proceso de ensanche, que

    21

  • se desarrolla entre 1890 y 1920, se caracteriza por ser descoordinado,

    azaroso y estar ligado a los intereses privados,9 as la cuadrcula

    desaparece y en su lugar nacen las calles inclinadas que caracterizan

    el actual Barrio Lujn.

    Pero Turrujal, antes de experimentar el proceso de ensanchamiento,

    aparece citado en documentos histricos del siglo XIX, algunos

    autores mencionan que en 1825 Turrujal es descrito como un sector

    aislado y alejado del centro de la ciudad,10 en el ao 1841 aparece

    como cuartel11 del Barrio del Mojn.12 La descripcin de los lmites del

    Turrujal en el ao 1841 es la siguiente:

    Linda: al Oriente, con las haciendas dichas de los seores de Vars y Carranza; al Norte, la calle que baja del Zapote, aguas abajo del ro de Ocloro hasta la calle que va a la hacienda del seor Antonio Castro, y por el Sur, la hacienda de dicho seor Castro, aguas arriba hasta la del seor de Vars, y por el Poniente desde la misma hacienda de Castro, calle recta para el Norte hasta la casa de Manuel Robles.13

    Otro aspecto a rescatar es que adems del nombre Turrujal, tambin

    exista la denominacin Chile de Perro; no obstante, es difcil

    discernir si ambos nombres efectivamente se refieren al mismo lugar

    geogrfico,14 o si haba alguna distincin. Tirza Bustamante indica que

    Chile de Perro se ubicaba en las cercanas de Plaza Vquez y Barrio

    Lujn, y que entre 1900 y 1925:

    Hacia el sureste, San Jos empezaba a unirse a los barrios Chile

    de Perro y Turrujal, para cuyo fin se crearon comits especiales que

    22

  • atendieron no slo su ornato y el saneamiento sino una serie de

    cuestiones urbansticas como la construccin de los Mercaditos de

    Plaza Vquez.15

    Pero para los vecinos Turrujal y Chile de Perro eran el mismo lugar, as

    lo comenta don Manuel Mora Quirs, el sastre del barrio: siempre

    hemos sido de este sector, que aqu en Barrio Lujn le llamaban Chile

    de Perro... y otros dicen que le llamaban Turrujal tambin. Chile de

    Perro es por ese chilito que haban matitas.16

    A inicios del siglo XX buena parte de las tierras donde hoy se ubica

    el barrio, que eran potreros y cafetales, pertenecan a don Pnfilo

    Valverde; posteriormente esas tierras fueron compradas por don

    Arturo Wolf, quien las segreg en lotes. En esos aos Turrujal era un

    potrero dividido por cercas, en lugar de calles tena trillos que en

    invierno eran difciles de transitar.17 Inclusive don Manuel Mora cuenta

    que: esto era una laguna. Esto era muy hmedo o sea, si usted

    est en una de estas casas y pasa un carro todo se mueve casi

    todas las casas. Porque el suelo, aqu es muy hmedo.18

    Segn la tradicin oral, muchos de los primeros pobladores del

    ensanche de Turrujal llegaron a estas tierras despus del terremoto

    de 1910, ya que debieron abandonar sus viviendas ubicadas en

    los sectores afectados por el sismo.19 Sin embargo, hay familias

    establecidas desde antes de esa fecha, tal es el caso de los Esquivel.

    Doa Jeannette Ramrez comenta que su abuelita compr a inicios

    23

    Dibujo.Diego Rodriguez.Dibujo en grafito.Escuela Repblica de Chile.2008.

  • de la dcada de 1900 el terreno donde ella vive actualmente, en esa

    poca el lote le cost tres mil colones.20 As en el ao 1911 el incipiente

    ensanche de Turrujal contaba con aproximadamente 20 viviendas,

    pero no haba todava actividad comercial importante.21

    Otros llegaron buscando una vivienda a buen costo, ya que a

    mediados de la dcada de 1910 el seor Arturo Wolf inici la divisin

    de sus tierras, y las vendi a precios cmodos. Don Herberth Barboza,

    conocido ebanista de la comunidad, cuenta que su familia lleg a

    Turrujal en el ao 1918: La familia de mi pap vino en 1918, compraron

    aqu a la par 25 al norte de la Estacin de los Bomberos, eran dos

    terrenos, viva mi abuelita y las hijas.22 El padre de don Herberth

    proceda del sector aledao al Cementerio General, su madre era

    de Barrio Mxico.

    El padre de don Herberth tom la decisin de adquirir un lote y

    construir su casa en Turrujal por los cmodos precios que ofreca

    Arturo Wolf: Arturo Wolf venda lotes muy baratos, entonces toda la

    gente compraba, ese seor tena un aserradero y tena terrenos muy,

    muy grandes aqu y los lote, eran de 8 metros x 7.25 metros, y todo

    el mundo compr Fjese que los venda en abonos a 25 centavos la

    vara, entonces todo el mundo compr.23

    Las casas que se construan eran de madera, sencillas como lo

    menciona don Herberth. La materia prima vena del aserradero

    propiedad del mismo seor Wolf en las inmediaciones de la Estacin al

    24

    Estos recuerdos que vienen del pasado nos permitirn reflexionar sobre el futuro que estamos forjando

    Francisco Enrquez

  • Pacfico. Y es que el seor Wolf junto con el Ingeniero Jaime Carranza,

    tuvieron un importante papel en la construccin de viviendas en los

    barrios obreros de San Jos, as lo expresan en un memorial presentado

    a la Secretara del Congreso Constitucional el 30 de mayo de 1911:

    Por las nuevas construcciones nos hemos preparado empleando fuertes sumas, comprometiendo as capital propio y ajeno, para ese mismo objeto se han instalado aserraderos del lado del Pacfico y del Atlntico, a un costo de sumas no despreciables; contando con el trabajo que se impone hase [sic] preparado tambin el comerciante; y ciertos gremios de obreros aguardan lo que les corresponder por su trabajo, en asocio del empresario y del capitalista.24

    Ellos defienden la construccin de las viviendas de madera pues

    consideran que es la mejor opcin para las personas de bajos

    recursos, el seor Wolf se dirige en una nota al municipio defiendo

    su proceder a favor de las personas beneficiadas con las viviendas,

    alega que si el proyecto es detenido por la municipalidad vendr

    a afectar directamente a doscientas y tantas familias pobres que no

    encuentran lugares baratos donde poder construir sus habitaciones,

    me han comprado terreno a m a muy bajo precio y en condiciones

    de pago sumamente favorables.25

    Anteriormente mencionamos que en Costa Rica los ensanches no siguen

    el trazado reticular original de las ciudades principales, y el ensanche

    de Turrujal no es la excepcin. Este trazado irregular gener problemas

    cuando el seor Wolf empez a dividir los lotes y a urbanizar, un Regidor

    25

    Dibujo.Suzana ZigaDibujo en grafito y acuarelaEscuela Repblica de ChileSeccin 4-32008

  • de apellidos Carvajal Mora present una queja ante el Municipio de San

    Jos porque consideraba que las tierras de Turrujal eran insalubres por

    ser pantanosas, que las viviendas que se estaban construyendo no eran

    de buena calidad, y que el trazado urbano irregular alteraba la imagen

    que tena San Jos. Esta es la queja del seor Carvajal Mora:

    Que en el Turrujal se han abierto unas cuantas calles y construido en ellas setenta casas al capricho, pues ni las calles obedecen al cuadrante de la ciudad, ni las casas renen las condiciones de Salubridad necesarias, mxime en aquel lugar tan mal sano por ser tan pantanoso. Que cree urgente que el Municipio dicte las disposiciones del caso, a fin de impedir que se continen dichas construcciones, pues cuando se quiera continuar el cuadrante de la ciudad por aquel lado se tropezar con muchas dificultades.26

    Sin embargo, el cuadrante, aunque irregular, sigui creciendo, y las

    viviendas efectivamente se construyeron. Es interesante que en este

    contexto se desarroll una discusin sobre la pertenencia o no de

    Barrio Lujn al distrito de San Jos. Anteriormente se indic que en

    1841 se considera a Turrujal un cuartel del Barrio del Mojn, ms de

    sesenta aos despus, a inicios del siglo XX, Turrujal es considerado

    parte del distrito Zapote, de esta situacin se vale el seor Wolf para

    alegar que la Municipalidad de San Jos no tiene razn en prohibirle

    lotear y construir en Turrujal, ya que no forma parte del distrito San

    Jos. Esta es la posicin del seor Wolf:

    Que el terreno que he dividido y vendido en lotes no pertenece a San Jos, lo pruebo con el plano Oficial levantado por la Municipalidad el

    26

    Dibujo.Josu Garrido.Marcador, dibujo en grafito y lpices de color.Escuela Repblica de Chile.Seccin 5-2.2008.

  • cual seala la calle del Turrujal, como lmite entre ciudad y el distrito de Zapote, y con la inscripcin de la finca que es como sigue: terreno de caf, situado en El Turrujal del Zapote distrito quinto cantn primero de esta provincia.27

    No obstante, el tema de fondo no era precisamente si Turrujal perteneca

    o no al distrito San Jos. Lo importante es que la Municipalidad estaba

    preocupada por el ornato de la ciudad, y as era tan importante un

    barrio que perteneciera a San Jos, como uno que perteneciera a

    Zapote. El municipio se apoy en el Reglamento de Construcciones del

    ao 1906 que persegua altos fines de esttica e higiene, y expresa que:

    las prolongaciones de la ciudad son parte de esta y que por lo tanto, las reglas de higiene y ornato son aplicables a ellas ya que solo as una reglamentacin tan benfica como la de construcciones puede dar los resultados que la misma busca.28

    Esta situacin se explica porque en ese momento la ciudad de

    San Jos est inmersa en un proceso de modernizacin bajo la

    ideologa liberal, expresada en sus ideales de orden, progreso y

    civilizacin.29 As en la ciudad capital se dio una transformacin

    en los campos del urbanismo, la higiene, los espacios pblicos,

    entre otros aspectos. En el ao 1924 sucedi otra serie de temblores

    que causaron daos en las casas, esto foment la construccin

    de nuevas viviendas para obreros en los barrios al sur de la

    capital. El aumento de vecinos implic la aparicin de actividad

    comercial, especficamente las primeras pulperas: La Cordillera y

    27

  • La Evangelina.30 Es en esta poca cuando la avenida 14 adquiri

    importancia como va principal del barrio que se compona de 13

    cuadrantes (imagen 2).

    Hasta este momento el lugar que estamos estudiando todava se

    llama Turrujal, es precisamente en la dcada de 1930 cuando se da

    el cambio de nombre a Barrio Lujn en honor al Lic. Jos Lujn Mata,

    Gobernador de San Jos en los perodos 1919-1924 y 1935-1936. Don

    Jos Lujn naci en San Jos en 1875 y muri en la misma ciudad

    el 11 de abril de 1966, tena el ttulo de Licenciado en Leyes.31 El Lic.

    Lujn es considerado el benefactor de Barrio Lujn, como lo expresa

    doa Mara de Los ngeles Cambronero:

    l hizo varias obras aqu. l puso la cloaca y todas esas cosas. Cuando yo me vine aqu, todo esto era de piedra. Don Jos Lujn fue como el ave buena del barrio. Muchas cosas se pudieron hacer. Y le dio mucho auge al barrio.32

    El Lic. Lujn realiz una importante labor en beneficio del barrio, por

    ese motivo Turrujal pas a llamarse Barrio Lujn a finales de la dcada

    de 1930 (imagen 3). Hacia el ao 1945 el barrio tiene 15 cuadrantes

    debido al crecimiento que experiment el eje de la calle 21 hacia

    el sur, llegando inclusive al sector conocido hoy como Vasconia. En

    1956 el crecimiento se da hacia el este de la calle 21, en el sector

    conocido como El Cerrito, que para esa poca se defini como el

    lmite sur de Barrio Lujn debido a su quebrada topografa.33

    Imagen 2: Ubicacin de las edificaciones existentes en el ao 1920.Fuente: Abarca Zamora, Rger et al. San Jos-Ensanches 1900-1941. San Jos, Costa Rica: Tesis de Licenciatura en Arquitectura, Escuela de Arquitectura, Universidad de Costa Rica, 1990, p. 100.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    28

  • En el ao 1975 se construye hacia el sur de Barrio Lujn la Autopista

    Estado de Israel, que viene a convertirse en un elemento que divide

    el barrio, y que separa el sector que hoy se conoce como Vasconia.

    Doa Mara de Los ngeles Cambronero recuerda cuando Vasconia

    perteneca a Barrio Lujn, y sobre esto coment que: Este barrio ha

    perdido mucho y nadie ha dicho nada. Son cosas que la ciudad va

    cogiendo. Porque la carretera la dividieron, y qued dividido Barrio

    Lujn. Barrio Lujn segua hasta la Vasconia, hasta salir ahora la carretera

    que va a Desamparados.34

    Para el ao 1980 el barrio est totalmente poblado, el mapa de la

    imagen 4 muestra que los espacios libres son los centros de cuadra

    donde se ubican los patios de las viviendas. Esta configuracin se

    Imagen 3: Placa en honor al Lic.Lujn ubicada en el barrio del mismo nombre.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 4: Ubicacin de las edificaciones existentes en el ao 1980.Fuente: Abarca Zamora, Rger et al. San Jos-Ensanches 1900-1941. San Jos, Costa Rica: Tesis de Licenciatura en Arquitectura, Escuela de Arquitectura, Universidad de Costa Rica, 1990, p. 101.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    3 4

    29

  • mantiene hasta el da de hoy. Este breve recorrido

    por los orgenes de Barrio Lujn permiti identificar

    calles y avenidas que son claves en su desarrollo; por

    ejemplo, la Calle Jos Mart, la calle 21, la avenida

    14 y la avenida 20 o Autopista Estado de Israel. Pero,

    considerando a Barrio Lujn como parte de una trama

    urbana, cules son los puntos que lo delimitan?

    Esa es la pregunta que tratamos de responder en el

    siguiente apartado.

    ii. Lmites

    Obtener una nica respuesta a esta pregunta es difcil, casi

    imposible, porque cada vecino del barrio define su entorno de

    acuerdo con sus vivencias, as no cabe pensar en Barrio Lujn

    desligado del barrio Gonzlez Lahmann, de Vasconia y de Plaza

    Gonzlez Vquez. No obstante, queda claro que para los vecinos

    de Barrio Lujn existen puntos importantes al momento de definir los

    lmites de su entorno, podemos citar la lnea del tren, los palos de

    mango y la autopista.

    Doa Alicia Albertazzi y su hija doa Gabriela Echandi35

    comentan que para ellas el barrio tiene su lmite norte ms all

    de la antigua Dos Pinos, llegando a la Casa Matute Gmez, lo

    que evidencia una relacin con el barrio Gonzlez Lahmann.

    5

    Imagen 5: fotografa area de Barrio Lujn, estado actual.Fuente: Google Earth.

    Imagen 6: La Dos Pinos, ao 1995, considerada por los vecinos como uno de los lmites del barrio.Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, fotografa n 7326.

    30

  • Al sur consideran como lmite el sector donde se

    ubica su vivienda, cercana a la pista, al este el

    punto de referencia son los mangos, y al oeste la

    Plaza Gonzlez Vquez.

    La mencin a los Gonzlez Lahmann es recurrente,

    as don Enrique Cabezas, fundador del antiguo

    Depsito Lujn, cuenta que el lugar donde estaba

    la Dos Pinos (hoy instalaciones del Patronato Nacional de la Infancia),

    eran potreros pertenecientes a la familia Gonzlez Lahmann. Este

    recuerdo marca su percepcin de los lmites del barrio:

    yo deca que Barrio Lujn era de donde estaba la Dos Pinos, como un charral alrededor de esto y hasta la carretera que va a Zapote por Plaza Vquez a Zapote, si todo esto era Barrio Lujn y digo ms o menos porque digo que nunca existi un lindero donde diga Barrio Lujn es de aqu, hasta aqu hasta all.36

    Doa Mara de los ngeles Cambronero comenta que Barrio Lujn

    llegaba hasta la Casa Matute Gmez en el sector norte, hacia el sur

    inclua lo que actualmente es Barrio Vasconia:

    Barrio Lujn segua hasta la Vasconia, hasta salir ahora a la carretera que va a Desamparados. Eso era un potrero. Y no supe quien fue que le puso el nombre de Vasconia Barrio Lujn llegaba hasta casi Matute Gmez. Hasta la cuesta de la Tabacalera, que llamaban. Porque ah haba una tabacalera. Eso era lo que pap deca. Otros decan que era hasta la Avenida 10, pero es la misma de Matute.37

    6

    31

  • Para limitar el barrio de este a oeste existen dos puntos importantes: El

    Cerrito y la calle por la que pasa la lnea del tren y que remata en Plaza

    Gonzlez Vquez. As lo describe doa Mara de Los ngeles Cambronero:

    La orilla de Plaza Vquez, por donde pasa la lnea del tren, todo eso era Barrio Lujn. Era un barrio muy grande. Y llegaba hasta lo que nosotros llambamos El Cerrito. El Cerrito era una colinita que haba ah, al final. Estaba el ro Ocloro y a la par estaba la colinita.38

    Ms adelante vamos a ver que El Cerrito, adems de ser un punto de

    referencia para delimitar el barrio, es sinnimo de un antiguo lugar de

    diversin donde muchos de los vecinos del lugar, y de otros barrios, se

    resbalaban en tablas de madera: Y todo el mundo, hasta de Barrio

    Mxico, vena a resbalarse en la colina, en el verano.39

    Pero antes, conozcamos un poco sobre las primeras familias que

    poblaron este barrio josefino.

    7

    Imagen 7: El Cerrito, considerado por los vecinos como uno de los lmites del barrio.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 8: Mapa de los lmites perceptuales de Barrio Lujn, reconstruccin realizada a partir de la informacin de las entrevistas.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    8

    32

  • iii. Primeras familias

    Las familias tradicionales de Barrio Lujn son aquellas que han vivido

    en el lugar desde hace ms de ochenta aos, algunas son fundadoras

    puesto que cuando llegaron al lugar casi no haba casas, les toc

    poblar unas tierras que eran hasta ese momento potreros.

    Como lo indicamos anteriormente, ya desde el ao 1825 se hace

    mencin a Turrujal, y para el ao 1834 encontramos una lista de

    contribuyentes de caminos,40 en la cual se indica cules son los

    vecinos que dan un monto econmico para reparar los caminos. Este

    listado permite conocer cules son las familias que en ese momento

    vivan en Turrujal, sobresalen los siguientes apellidos: Badilla, Chacn,

    Cubero, Marn, Durn, Quesada, Cruz, Rivera, Madrigal y Fernndez.

    En el ao 1892 se encuentra otro nuevo listado de contribuyentes de

    caminos,41 en esta ocasin sobresalen los apellidos Chavarra, Echandi

    y Villalta.

    Anteriormente se indic que la tierra y la vivienda a bajo costo fueron

    el estmulo para que muchas familias decidieran trasladarse de otras

    partes del pas a lo que en ese momento era Turrujal. Doa Jeannette

    Ramrez cuenta que su abuelita compr, en la dcada de 1900,

    por un costo de tres mil colones el lote que hasta el da de hoy han

    heredado las posteriores generaciones. Y como era el lugar donde

    se ubicaba ese lote? Doa Mara de Los ngeles Esquivel, la madre

    de doa Jeannette, cuenta que: No haba nada ms que cordn

    33

  • de cao. Cuando ellos compraron, aqu solamente haba cordn de

    cao. Despus se empez a poblar.42

    Para recaudar el dinero para adquirir el lote en Turrujal, la familia

    Esquivel, y otras familias como los Vargas y los Abarca, se trasladaron

    a trabajar a las Minas del Aguacate, as fue como la abuelita de

    doa Jeannette pudo ajustar el dinero necesario para comprar la

    propiedad: Mi abuelita serva comida, a 75 hombres. Y as reuni los

    3500 colones para venir a comprar aqu. Esto era un retiro.43

    La propiedad que adquiri la abuelita de doa Jeannette se ubica

    justamente sobre la avenida principal de Barrio Lujn: la avenida 14.

    En ese momento esa avenida no estaba igual de poblada que hoy,

    al contrario, las familias que habitaban eran pocas, adems de los

    Esquivel, doa Mara de Los ngeles y doa Jeannette dicen que

    tambin vivan los Rodrguez, la familia de Francisco Caldern y la de

    Juan Daz.44

    En otro sector del barrio, donde se ubican los bomberos,

    encontramos tambin familias de tradicin. Ya mencionamos un

    caso, el de don Herberth Barboza, descendiente de una familia

    que lleg a Turrujal en el ao 1918. Inclusive don Herberth naci en

    el barrio pocos aos despus de que sus padres se establecieran

    ah. Otras familias que tienen aos de vivir en el sector de los

    bomberos son las de Vctor Fonseca, Berta Ramrez y Alejandro

    Chacn Meza.

    34

  • Al final de la calle 19 bis, al sur, encontramos

    otra de las familias tradicionales del barrio:

    los Albertazzi. Conversamos con doa

    Alicia Albertazzi y su hija doa Gabriela

    Echandi, contaron que casi toda la cuadra

    donde se ubican las casas donde ellas

    habitan era de su familia. As, por ejemplo,

    la actual propiedad de la familia Perera

    era de don Atilio Albertazzi Avendao,

    le segua la propiedad de su hermano

    Hctor, ambos eran tos de doa Alicia.

    La propiedad donde vive doa Alba Lila Madrigal, de quien

    trataremos ms adelante, tambin perteneci a los Albertazzi.

    En la propiedad de los Albertazzi haba cultivos como caf, pltanos

    y rboles frutales, es interesante que a la entrada haba un campo

    plano porque se jugaban bochas, diversin que es una remembranza

    del origen italiano de la familia, y as lo explica doa Gabriela:

    son unas bolas que mi bisabuelo trajo de Italia, unas bolas de madera pesada, y hay un boccino.cuando se inicia el juego se tira el bocina, y entonces de lo que se trata es de arrimar lo ms posible las bochas de uno o de otro equipo al boccino.45

    El recuerdo de este juego se mantiene hasta el da de hoy, por eso la

    entrada a la casa de doa Alicia se llama las bochas.

    Imagen 9: Doa Mara de Los ngeles Esquivel.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    35

  • Y siempre por el sector de los Albertazzi encontramos otra familia tradicional

    del barrio: la de doa Mara de Los ngeles Cambronero, quien hace

    mencin a su padre, don Abel Cambronero Hernndez, como fundador

    del barrio. Inicialmente don Abel se estableci sobre la avenida 14, donde

    vivi junto a su familia y fund la Panadera La Nueva Amrica, una de las

    primeras del barrio.

    Finalmente, doa Mara Gutirrez,46 la duea de la emblemtica verdulera

    del barrio, cuenta de otras familias tradicionales del lugar, hace especial

    mencin a don Francisco Solano quien tiene 100 aos. Tambin cuenta

    de las familias de Ricardo Sevilla y Ricardo Soto, y del Cerrito menciona a

    las familias Mena y a la familia de Ral Arroyo.

    Y no podemos omitir que doa Mara Gutirrez tambin tiene muchos

    aos de vivir en Barrio Lujn, sus recuerdos del barrio se remontan 50 aos

    cuando empez a trabajar junto a su padre en la verdulera, fue en esa

    poca cuando dej su natal Tres Ros para trasladarse a Barrio Lujn, lugar

    Imagen 10: Doa Gabriela Echando y su madre doa Alicia Albertazzi.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 11:Doa Mara Gutirrez en su verdulera.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    10 11

    36

  • al que lleg para quedarse pues ah conoci a su esposo. Doa Mara

    cuenta que:

    mi marido se vino a vivir aqu a Barrio Lujn, yo me vine a la verdulera y l caminaba porque l viva aqu, entonces yo me qued en Barrio Lujn, cri la familia en Barrio Lujn, en la escuela y kinder Justo Facio, en la Escuela de Chile, el Liceo de Costa Rica, o sea esas instituciones son excelentes, calidad, porque mis hijos de esos lugares fueron al Instituto Tecnolgico de Costa Rica.47

    Pero, por qu decidir vivir en el Turrujal? Inicialmente uno de los motivos

    fue la cercana a instalaciones y elementos urbanos importantes, por

    ejemplo, las lneas del tranva y el ferrocarril (imagen 12), la Estacin del

    Ferrocarril al Pacfico, el Liceo de Costa Rica, la Plaza Gonzlez Vquez y los

    Mercaditos.48 Esta caracterstica, unida a que se trata de una zona donde

    se ubicaron los grupos obreros y artesanales, defini una caracterstica

    propia de la zona: la variedad de oficios que se heredaron de generacin

    a generacin, algunos de los cuales ya han desaparecido.

    Imagen 12: Locomotora ensayndose despus de salir de los talleres de reparacin, calles 15 y 17. Dcada de 1930 aproximadamente. Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, fotografa n 9041.

    37

  • Como lo mencionamos en el apartado sobre el origen de Barrio

    Lujn, a finales del siglo XIX el sector de los barrios del sur empez a

    urbanizarse y a adquirir la caracterstica de barrio obrero artesanal,

    as en Turrujal aparecen comercios como la Jardinera Mil Flor, el

    aserradero de don Fernando Rudn y la zapatera El Esfuerzo.49

    Actualmente, se mantienen varias actividades que podramos

    llamar tradicionales, tal es el caso de la sastrera, la vulcanizadora y

    la verdulera. Otras han desaparecido y solamente queda el relato

    de quienes sacaron adelante a sus familias con el desempeo

    de algn oficio, un ejemplo es la antigua Mueblera y Ebanistera

    Carlos Barboza e hijos.

    Para conocer la historia de esta mueblera conversamos con don

    Herberth Barboza, hijo de don Carlos, y que se desempe en el

    oficio de ebanista hasta que el local cerr en el ao 1992. Cuenta

    Actividades econmicas: de los oficios artesanales a la industria

    39

    Guillermo PorrasLa SaludAcrlico sobre tela43 x 38 cm2008

  • don Herberth que su padre lleg a Barrio Lujn en 1918, un ao

    despus abri la mueblera que se ubicaba frente a la actual

    Estacin de Bomberos. As empez la mueblera que inicialmente:

    era un galeroncito y nada ms, los hermanos eran como tres o cuatro y era piso de tierra, cuando la corriente era medio caballo de fuerza por siete colones, era muy barato pero la corriente costaba mucho conseguirla, o sea el pas no tena corriente suficiente hasta que despus pusieron el ICE, nosotros conseguimos los transformadores....50

    Al tener acceso a la electricidad la mueblera se estabiliza, y as

    se encamina a una de sus mejores pocas ubicada entre los aos

    1961 y 1975, antes todo se trabajaba a mano. El acceso a la materia

    prima siempre era complicado, todo se compraba por aparte,

    las maderas, las telas, los espejos. Otro aspecto era la clientela,

    comenta don Herberth que fueron aos difciles tratando de abrir

    un mercado, pero esto le dio prestigio a la mueblera que lleg a

    tener alcance nacional:

    Clientela de todo el pas. Nosotros empezamos a hacer propaganda, todos hacan propaganda eran los hijos de los hijos, los hermanos de los hermanos de todos los que quedaban contentos, porque ahora hacen propaganda el que mejor la hace es el que vende antes era el que mejor trabajaba.51

    Don Herberth enfatiza en la importancia que tenan los oficios

    heredados, los nios trabajaban con sus padres o con los dueos

    de los talleres, as aprendan el oficio desde pequeos. En el caso

    40

    DibujoJossette Naranjo.Dibujo en grafito y lpices de color.Escuela Repblica de Chile.Seccin 4-2.2008.

  • de don Herberth l empez a trabajar con su padre a los 11 aos, a

    los 17 abandon el taller para formarse como Contador Mercantil,

    pero cuatro aos despus regres a la ebanistera. De esta forma

    el oficio le proporcion el sustento para hacerse cargo de la familia

    que form cuando se cas hace 60 aos.

    Otro negocio que tiene muchos aos de haberse establecido en el

    barrio es la Vulcanizadora Lujn, fundada en el ao 1962 por don

    Salvador Cruz Mora, el padre de don Antonio Cruz Arias, su actual

    dueo. Don Antonio asumi su trabajo en la vulcanizadora en el ao

    1964 por insistencia de su padre, esto porque don Antonio estudi

    aviacin en Argentina, donde estuvo entre 1954 y 1962. Al regresar de

    Argentina, don Salvador le sugiri a don Antonio que abandonara la

    aviacin, profesin que consideraba insegura, y lo inst a insertarse

    en el mundo de los vehculos; si bien en ese momento no haba

    una flota vehicular muy grande, don Salvador estaba convencido

    de que la cantidad de automotores iba a aumentar, y por eso le

    deca a don Antonio: Esto va a ser el futuro de aqu de Costa Rica.

    Aqu van a haber muchos carros, muchos camiones, muchos buses

    y ms bien yo le doy plata para que vaya a Estados Unidos compre

    maquinaria, agrande ms esto.52 Y efectivamente as sucedi, hoy

    44 aos despus don Antonio cuenta con gran orgullo que:

    nosotros empezamos con una maquinita pequeita y un compresor pequeo, ah nada ms. Pero al ver que esto estaba

    41

  • resultando, yo fui como dos o tres veces a Estados Unidos a comprar maquinaria y cada vez se me haca ms grande el negocio. Y hasta que inclusive llegamos a tener personal que trabajaba hasta las 10 de la noche.53

    Esas mquinas que don Antonio trajo de Estados Unidos son las mismas

    que estn en uso en la actualidad. Mquinas que son testigos de las

    erupciones del volcn Iraz en la dcada de 1960; incluso cuenta don

    Antonio que fueron tiempos difciles porque la ceniza daaba el sistema

    elctrico de la maquinaria, hasta los vehculos utilizados para recoger y

    repartir llantas se vean afectados.

    Pero al pasar la lluvia de ceniza la vulcanizadora entr en su mejor

    poca, los aos comprendidos en el perodo 1965 a 1980 fueron los

    mejores, inclusive en una poca llegaron a tener de 6 a 7 empleados.

    Don Antonio fue a Mxico a visitar recauchadoras y vulcanizadoras que

    tenan sistemas ms avanzados, as su negocio fue creciendo. Muchos

    de sus empleados aprendieron de una forma tan completa el oficio que

    luego se independizaron y montaron su propio taller,

    otros fueron contratados por empresas como Quirs y

    Compaa y Reenfro.

    En la dcada de 1980, la vulcanizadora experimenta

    una baja debido a la crisis econmica de la poca, a

    la aparicin de nuevos talleres, pero principalmente

    a la llegada de grandes empresas. Sin embargo,

    esto no implic el cierre del local, al contrario, fue la

    Imagen 13: Don Norman y don Antonio Cruz en la Vulcanizadota Lujn.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    42

  • reafirmacin de un negocio con tradicin que se mantiene hasta

    hoy. Y decimos tradicin porque al entrar a la Vulcanizadora Lujn

    encontramos llantas que han sido llevadas a reparar por hijos y

    nietos de los que originalmente fueron clientes de don Salvador, el

    padre de don Antonio: Han venido hasta nietos aqu. Y dicen Yo

    me acuerdo cuando mi abuelo me traa aqu, a comprar llantas.

    Todava estn aqu? Qu barbaridad! Nietos de camioneros o

    autobuseros.54

    Otro aspecto importante es que, al igual que la mueblera de la

    familia Barboza, la vulcanizadora tiene alcance nacional. Hoy

    al igual que hace muchos aos, don Antonio recibe llantas que

    provienen de todo el pas, el da que lo visitamos, don Norman, su

    hermano que trabaja en la vulcanizadora, estaba reparando una

    llanta proveniente de San Carlos, tambin haban otras tradas desde

    Limn y de Guanacaste. Y hablando de tradicin, otro oficio que ha

    sido heredado en Barrio Lujn es el de la sastrera. Don Manuel Mora

    Quirs es un conocido sastre del barrio, aprendi el oficio al lado de

    su padre tambin llamado Manuel Mora, quien tena inicialmente

    la sastrera frente al cine Center City, pero en el ao 1963 traslad

    el negocio a su casa de habitacin que se ubicaba en el sector

    donde estaba la bomba La Mil Flor.

    Don Manuel hijo se inici al lado de su padre a la edad de 15

    aos, pero luego ingres a trabajar al INA, en 1984 decidi

    43

  • retomar el oficio que le ense su padre, trabajo en

    el que se desempea hoy da. Aunque el local donde

    actualmente tiene su taller lo ocupa hace apenas un

    ao, las mquinas de coser y las reglas de costura

    hablan de tiempos pasados, son instrumentos que

    don Manuel hered de su padre, los cuales conserva

    con el orgullo y, a la vez, con la nostalgia de saber

    que, al igual que sucede con la vulcanizadora, no

    hay quien herede su oficio.

    No obstante, la sastrera se mantiene vigente, y con una clientela

    que va ms all del barrio, don Manuel cuenta orgulloso que por

    sus manos han pasado vestidos para reinas de belleza y personajes

    destacados de la poltica nacional: Le hicimos ropa a ms de

    una Miss Costa Rica.55 Y otros clientes fieles son algunos abogados

    que confan en las manos de don Manuel la elaboracin de sus

    vestidos enteros.

    Y siempre tratando el tema del comercio en Barrio Lujn, es imposible

    dejar de mencionar la verdulera de Mara, punto de encuentro del

    barrio. Doa Mara Gutirrez cuenta que su padre, don Tobas Gutirrez,

    compr la verdulera en el ao 1950. Inicialmente el local tena la

    verdulera y una carnicera, pero don Tobas mantuvo solamente la

    venta de verduras. Ser en el ao 1958 que doa Mara empiece a

    trabajar de lleno con su padre, oficio que mantiene hasta hoy.

    Imagen 14:Don Manuel Mora en su sastrera.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 15: La verdulera de Mara.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    14

    44

  • Pero ms que verdulera, doa Mara es toda una institucin

    en el barrio. Si alguien desea conocer la historia del lugar, la

    referencia obligada es ella. Adems, la verdulera es ms que un

    lugar donde adquirir lo necesario para preparar el almuerzo o la

    cena, es un punto de reunin y de informacin, as lo expresa la

    misma doa Mara:

    esas son las cosas lindas que uno ha aprovechado de este lugar y entonces hay ancdotas de que aqu se comparta con la sociedad como si esto fuera la casa de uno porque es muy importante porque no funciona como negocio, sino como centro de informacin, centro de socializacin... centro de ubicacin porque se le da respuesta positiva.56

    Adems de la verdulera de Mara, en el barrio existen otros comercios

    con historia, tal es el caso de la otra verdulera que se ubica 100

    metros al este de la esquina de Mara, o las

    famosas pulperas, conocidas por existir una

    en cada esquina, as lo relata Mara:

    La Salud ha sido siempre pero ha cambiado de dueos, siempre ha estado, ha estado mnimo 60 aos. La Bola Roja, funcion por muchos aos, dej de funcionar hace 20 aos. Luego la Reforma era del seor Adrin Prez, la Milonga tambin como pulpera, que era pulpera y cantina y la vieja Milonga. Estos nombres son caractersticos de Barrio Lujn.57

    15

    45

  • Claro que muchas de estas pulperas tambin tenan la

    cantina incorporada, as lo cuenta don Mario Espinosa quien

    menciona las cantinas emblemticas del barrio:

    el Mar Azul, frente a la Lujanea. Y despus de esa, el American Bar, que queda por la Escuela de Chile. El American, desde que yo era chiquillo, el dueo era Fernando Bigotes Vzquez. Otro bar era El Piloto y La ltima. El Piloto estaba por la Dos Pinos.58

    Otras industrias representativas del barrio son las panaderas.

    Doa Mara de Los ngeles Cambronero cuenta que su

    padre, don Abel Cambronero, fund la primera panadera

    de Barrio Lujn a inicios de la dcada de 1930, se llamaba La

    Nueva Amrica.59 Luego aparecieron otras, de las cuales son

    especialmente recordadas Panaderas Unidas (imagen 18), la

    Tres Equis y Las Amricas. Otro negocio que es mencionado

    por los vecinos del lugar es la antigua fbrica de refrescos

    16

    Imagen 16: Pulpera La Salud.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 17: Bar La ltima.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 18: Antiguo edificio de Panaderas Unidas.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    17 18

    46

  • La Navarra. Algunas vecinas de Barrio Lujn trabajaban en oficios

    domsticos en el Barrio Gonzlez Lahmann, tambin se prestaban

    servicios a otros barrios, tal es el caso de don Israel Araya que en el ao

    1945 laboraba como guarda del Teatro Lbano (ver imagen 19). A una

    escala mayor, una industria representativa del lugar es el Depsito Barrio

    Lujn. Su dueo, el Ingeniero Enrique Cabezas, cuenta que al regresar

    de estudiar ingeniera en Estados Unidos, abri el depsito en el ao

    1954, pero no se trataba del edificio que conocemos actualmente, al

    inicio se ubicaba en el patio de una casa, pero fue creciendo hasta

    llegar a tener alcance internacional, as lo explica don Enrique:

    la primera vez cuando comenz esto era el patio de una casa, es decir el patio del frente de una casa y lo alquilamos y el primer da que abr eso, consegu un muchacho que trabajara aqu directo, que se hiciera cargo del Depsito y cuando llegu a las 6 de la tarde, le dije: Como le fue? Y me dijo: Mire hoy vendimos una libra de cal. Vala 15 cntimos, eso fue lo que vendimos cuando abrimos esto.60

    El alcance internacional se da con la idea de don

    Enrique de introducir en el mercado casas prefabricadas,

    estas se vendieron en el barrio, en el resto del pas y en

    el extranjero, especficamente a Guatemala, Panam y

    Nicaragua:

    el auge fue con la venta de casas modulares, esas casas las comenzamos hacer aqu, casas modulares, tenamos la empresa completa, los aserraderos los tena en San Carlos,

    Imagen 19: Tarjeta de afiliacin de Israel Araya Delgado al Frente Nacional Federico Volio.Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, Fondo Frente Nacional Federico Volio, n 1739.

    Imagen 20: Ingeniero Enrique Cabezas.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    19

    20

    47

  • tena los camiones para halar la madera, luego las armbamos en Zapote y las vendamos en todo el pas, la fbrica cuando la mont, tena capacidad para cinco casas al da, nunca llegamos hacer las cinco al da, talvez cuatro y media algo as, pero vendimos casas en todo el pas y fuera del pas.61

    Al igual que le sucedi a don Antonio, el dueo de la vulcanizadora,

    don Enrique vio afectado su negocio con la crisis de inicios de la

    dcada de 1980, esta situacin lo lleva a tomar la decisin, junto a

    sus hijos, de cerrar el aserradero ubicado en San Carlos, y quedarse

    con el Depsito Barrio Lujn, que era el punto ms conocido por

    la gente. Actualmente, en las instalaciones del antiguo depsito

    funciona un centro de vitrales a cargo de doa Gabriela, la

    esposa de don Jimmy, hijo de don Enrique. Pero para muchos el

    Depsito Barrio Lujn contina siendo un punto de referencia.

    Las lneas anteriores muestran que en Barrio Lujn encontramos

    Imagen 21:Desarrollo de la infra-estructura de la empresa Dos Pinos. Fuente: Briones Fernndez, Harold. Diseo del edificio administrativo para la Cooperativa de Productores de Leche R.L. Dos Pinos en Barrio Lujn. San Jos, Costa Rica: Tesis de Licenciatura en Arquitectura, Escuela de Arquitectura, Universidad de Costa Rica, 1998, p. 14.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    A- 1945 - 47

    B- 1957 - 70

    C- 1970 - 2000 (cierre de dichas instalaciones)

    48

  • diversas actividades econmicas, desde los pequeos negocios

    propiedad de vecinos de la comunidad, hasta industria de mayor

    escala, as una empresa emblemtica fue durante mucho tiempo

    la Cooperativa de Productores de Leche R.L. Dos Pinos, conocida

    simplemente como la Dos Pinos.

    La Dos Pinos es fundada en agosto de 1947, cuatro aos despus

    se adquiere el lote en Barrio Lujn, en avenida 12, calles 21 a 25, y

    se construyen las instalaciones que ocup la empresa hasta el ao

    2000, cuando se traslada al Coyol de Alajuela. El traslado de las

    instalaciones se da en un contexto en el que la empresa crece, y no

    tiene posibilidades de extender su planta fsica ante el crecimiento

    urbano habitacional de Barrio Lujn.62

    Adems de ser una fuente de empleos, la Dos Pinos se convirti en

    todo un punto de referencia, cuenta don Enrique Cabezas que:

    Hubo una poca cuando estuvo la Dos Pinos que uno deca de la

    Dos Pinos para ac o por all.63 Inclusive, todava se hace mencin

    a la Dos Pinos, aunque sus

    antiguas instalaciones

    estn ocupadas por el

    Patronato Nacional de la

    Infancia (PANI). Imagen 22: La Dos Pinos, ao 1995. Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, fotografa n 7338.

    49

  • Luciano Goizuetacasa azulAcrlico sobre tela38 x 43 cm2008

  • i. acceso a servicios de electricidad, agua y salud

    Como se explic en el apartado anterior, el acceso a la electricidad

    fue fundamental para el desarrollo de la pequea industria en Barrio

    Lujn, pero tambin es necesaria para asegurar la seguridad en el

    barrio, as lo expresa en el ao 1914 un grupo de vecinos conformado

    por Rafael Chacn, Vctor Staucari, Jos Ramrez E., Juana de Salazar,

    Ramn Monge, Jos M. Jaubert, Josefina de Caldern y Delfn Castillo.

    Ellos solicitan al municipio mediante la siguiente nota que se les dote

    de alumbrado en pblico:

    Corporacin Municipal de este cantn: Los que suscribimos, todos vecinos de El Turrujal de esta ciudad, a vos con todo respeto decimos: Para vuestros intereses, para nuestra comodidad y para beneficio del ornato pblico en el lugar donde residimos, venimos a suplicaros nos deis alumbrado de arco. La avenida 18, ya bastante poblada,

    Servicios, instituciones, infraestructura

    51

  • en la cual tenemos ubicadas nuestras casas, carece por completo de dicho elemento, indispensable para muchos fines, entre ellos, la moralidad; por cuyo motivo, creemos, como es natural, que no desoires nuestra peticin. San Jos, febrero 24 de 1914.64

    Pero una de las luchas ms importantes en el barrio fue el acceso al

    agua potable, inclusive, de ah se deriva el actual nombre de Barrio

    Lujn. El 7 de diciembre de 1917 don Miguel Flores, vecino de Turrujal,

    present una nota al General don Federico Tinoco, presidente de la

    Repblica, solicitndole 300 varas de tubo para construir una caera

    en el sector.65 En su nota se deja ver un problema comn en otras

    comunidades: la contaminacin de las aguas por los desechos de las

    industrias procesadoras de caf.

    Finalmente, la nota es remitida al Ministro de Fomento, quien indica

    la imposibilidad de la Direccin General de Obras Pblicas para

    proporcionar los tubos indicados. De esta forma, la construccin de

    la caera se mantuvo pendiente hasta la dcada de 1920 cuando

    llega a la Municipalidad de San Jos el Lic. Jos Lujn.

    En esos aos los vecinos deciden constituir un comit, piden permiso

    a la municipalidad para hacer zanjas de drenaje en las calles, y luego

    toman una tubera que estaba sin uso, la instalan y construyen pilas

    pblicas para que los vecinos tuvieran acceso al lquido.66 Cuando

    el Lic. Lujn llega al barrio Turrujal a ver lo que sucede, la gente lo

    recibi con gran alegra y con pancartas que decan Bienvenido

    52

  • a Barrio Lujn, as el barrio logr asegurar el acceso al agua, y de

    paso cambi su nombre.67 En general, se considera al seor Lujn

    el benefactor del barrio, y se afirma que por ese motivo los vecinos

    solicitaron el cambio de nombre.68

    Ya mencionamos que antes de tener caera, los vecinos de Turrujal

    consuman agua de los ros, la cual estaba contaminada por los

    desechos del caf de los beneficios cercanos. En esos aos cuando

    los vecinos se enfermaban asistan al hospital San Juan de Dios, pero

    en 1966 cuando se funda la Clnica Carlos Durn, Barrio Lujn tendr

    acceso a la salud pblica en un lugar ubicado a pocos metros del

    lugar.

    Los medios de transporte tambin son importantes en una comunidad.

    En Barrio Lujn ser cerca del ao 1939 que inicie el servicio de buses.

    Cuentan doa Mara de Los ngeles Esquivel y su hija Jeannette,

    que los primeros buses se llamaban majiros, eran buses de madera

    llamados tambin cazadoras.

    2423

    Imagen 23: Bus de Barrio Lujn frente a la Escuela Repblica de Chile en el ao 1982.Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, fotografa n 7313.

    Imagen 24: Escuela Repblica de Chile. Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    53

  • ii. Educacin

    Otra institucin representativa de la comunidad es la Escuela Repblica

    de Chile. Este centro de educacin empieza a impartir lecciones el

    17 de marzo de 1927, en ese momento se llamaba Escuela de Barrio

    Lujn, y funcionaba en un edificio construido en bahareque francs

    que se ubicaba en el mismo lugar donde est el edificio actual.69

    Dicho terreno fue adquirido por la Junta de Educacin de San Jos

    el 20 de octubre de 1924, el lote perteneca a don Enrique Garca

    Solano. El edificio se construy con ayuda del Gobierno.70

    El 16 de octubre de 1927 se le cambia a la escuela el nombre original

    por el que lleva actualmente: Escuela Repblica de Chile. El motivo es

    Imagen 25: Detalles de la fachada de la escuela Repblica de Chile.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    54

  • la visita que realiza a Costa Rica el Buque Escuela General Baquedano,

    proveniente de Chile. En homenaje a la ayuda brindada por parte de

    la repblica chilena a nuestro pas, se decide dar dicho nombre a la

    escuela de Barrio Lujn.71

    En el ao 1931 los vecinos se preocupan porque el edificio escolar

    estaba en mal estado, as se decide construir uno nuevo en el mismo

    sitio, para ese fin en 1932 se destruye la edificacin de bahareque para

    iniciar la construccin de la escuela que conocemos actualmente,

    diseo del arquitecto costarricense Jos Mara Barrantes. Este edificio,

    construido en cemento con estructura metlica, es inaugurado el 12

    de diciembre de 1933.

    Desde su inauguracin, y hasta el ao 1974, la escuela funcion como

    Escuela de Nias y como Escuela de Varones, alternando horarios. En

    1975 se unen las dos escuelas, funcionando como una escuela mixta

    hasta la actualidad.72

    La Escuela Repblica de Chile est llena de recuerdos tanto para

    los vecinos del

    barrio como algunos

    que, viviendo en

    c o m u n i d a d e s

    vecinas, asistan

    a este centro de

    educacin.

    Imagen 26: Nios de la escuela Repblica de Chile, dcada de 1960.Fotografa: cortesa de Jeannette Ramrez.

    55

  • Es el caso del Lic. Leonardo Crespi, l creci en Barrio Gell, pero su

    infancia est ligada a Barrio Lujn al haber realizado la primaria en la

    Escuela Repblica de Chile. Entre sus principales recuerdos figura la

    nia Zulema, quin le inculc el sentido de la responsabilidad:

    De la escuela recuerdo a la Nia Zulema. Fue un ciclo muy positivo para m y la escuela, cosa que ahora carece la sociedad, de lderes. Era una especie de lder del barrio. Ella viva detrs de los bomberos. Cuando yo entraba a las 12:30 m.d., a veces por este sector jugbamos mejenga en el parquecito, el que est a la par de la Polica Municipaly recuerdo que media hora antes la nia Zulema antes me llamaba y me pegaba un grito: Leonardo vaya bese que ya paso por usted! Y entonces yo me iba en carrera, me baaba, y me agarraba de la mano y me llevaba para la escuela.73

    Otros recuerdan las actividades culturales que se realizaban, por

    ejemplo, don Antonio Cruz, el dueo de la vulcanizadora, rememora

    cuando se present en la escuela el cantante argentino Hugo del

    Carril a finales de la dcada de 1940. Cuenta don Antonio que: Ese

    era famossimo porque en aquel entonces, en el 48 o 49 decan

    Imagen 27: Actividad con participacin de nios de la escuela Repblica de Chile, dcada de 1960.Fotografa: cortesa de Jeannette Ramrez.

    Imagen 28: Grupo de nios de la Escuela Repblica de Chile.Fotografa: cortesa de Jeannette Ramrez.

    Imagen 29: Mapa de hitos de Barrio Lujn.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    2827

    56

  • que este era el segundo de Carlos Gardel. Y lo presentaron ah en

    la Chile.74 Y no puede faltar la mencin a los juegos, don Manuel

    Mora cuenta que se jugaba trompos, bolas de vidrio y las clsicas

    mejengas.75 Por su parte, don Mario Espinosa cuenta que cuando l

    estaba en primer grado, su grupo era el nico que jugaba bisbol.76

    Al salir de la escuela, los vecinos que continuaban estudiando

    asistan al Liceo de Costa Rica en el caso de los varones, las mujeres

    asistan al Colegio Superior de Seoritas. Otra opcin era el Liceo

    Anastasio Alfaro que

    se ubicaba en Barrio

    Escalante, en la casa

    que ocupa el Museo

    Caldern Guardia.

    Los edificios que

    albergan distintos

    servicios se convierten

    en puntos de referencia

    en una comunidad, o

    bien, lo que se llama

    hitos. El siguiente mapa

    sintetiza cules son los

    hitos de Barrio Lujn.

    29

    57

  • Rodrigo Brenescalle TurrujalAcrlico sobre tela38 x 43 cm2008

  • i. Tradicin religiosa

    La historia de la iglesia catlica en Barrio Lujn est ligada a los

    esfuerzos de los vecinos por tener un edificio que la albergara, situacin

    que conoceremos en el apartado sobre organizacin comunal. Pero

    tambin est llena de recuerdos, por ejemplo, lo sucedido el da que

    lleg la imagen de la Virgen de Lujn, procedente de Lujn, ciudad

    de Buenos Aires, Argentina.

    Doa Mara de Los ngeles Esquivel, y su hija Jeannette Ramrez,

    relatan que la imagen lleg en un avin que aterriz en el antiguo

    aeropuerto de La Sabana, luego la trasladaron en automvil hasta

    el barrio, y ah se le hizo una pequea procesin. Luego cada 31 de

    mayo el Sacerdote Julio Fonseca, mejor conocido en el barrio como

    Padre Pipo, sigui realizando una procesin. Doa Jeannette cuenta

    como eran esas procesiones:

    Tradicin, cultura, recreacin

    59

  • el padre Pipo organizaba la procesin del 31 de mayo. Entonces todas las chiquillas bonitas del barrio salamos de ngeles. Ya le cont que yo era el arcngel. Otras veces me acuerdo que hicieron un altar en una esquina y a mi me subieron a uno de esos altares. Otra vez, los bomberos sacaron una bomba. Y cuando la bomba pas por ah, era una alegra tan grande. Y en ese entonces, la gente arreglaba las calles como en Guatemala. La noche anterior no se dorma. A la maana, a las chiquillas nos suban en los altares o salamos de jardineras.77

    Para otras fechas tambin se realizaban

    procesiones importantes; por ejemplo, para el Corpus Christi, doa

    Mara de Los ngeles cuenta que en una oportunidad

    Se hizo una procesin muy linda. Se hicieron dos altares. Ella [se refiere a la duea de la Panadera Las Amrica, llamada doa Elena] hizo arco, mi pap hizo arco en las esquinas. A media cuadra unas palomas de cartn.78 Don Manuel Mora cuenta que estas procesiones pasaban por la avenida 14. Agrega don Manuel que en Semana Santa se realizaba la quema de Judas en El Cerrito, actividad a la que asistan un montn de chiquillos.79

    Una figura importante en el barrio es precisamente el Padre Pipo,

    capelln emrito de la Fuerza Pblica e hijo del conocido compositor

    Julio Fonseca, este sacerdote tiene, literalmente, toda una vida de

    servir a Barrio Lujn. Son tantos los aos de estar en el barrio, que

    Imagen 30: Altar para una actividad religiosa, dcada de 1960. Fotografa: cortesa de Jeannette Ramrez.

    60

  • doa Mara Gutirrez cuenta que casi todos los vecinos tienen alguna

    relacin con l: toda la gente que lo saluda le dice usted fue el

    que me cas, el que me bautiz, usted fue el de la primera comunin,

    o sea todas las generaciones tienen relacin con el padre.80 As el

    Padre Pipo es toda una institucin en el barrio.

    ii. recreacin

    Como en todo barrio, los vecinos de Barrio Lujn, desde los nios hasta

    los jvenes y adultos, han tenido diferentes espacios de recreacin,

    son lugares para jugar, para bailar, para conversar, y hasta incluyen

    una poza para darse un chapuzn o una colina donde resbalarse.

    Cuenta doa Mara Gutirrez que donde hoy est la Clnica Carlos

    Durn era el lugar donde se hacan las fiestas de fin de ao, luego se

    Imagen 31: Vista interna de la Iglesia de Barrio Lujn. Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 32: Iglesia de Barrio Lujn.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    31 32

    61

  • pasaron a Plaza Vquez.81 Otro lugar para la diversin de los vecinos

    era la poza del Ocloro.82 Tambin los nios jugaban con ruedas en la

    calle, el juego consista en llevar la rueda con un palito, y claro que

    no podan faltar los chumicos. Otros juegos eran los jackses, el cuartel

    ingls y los pases pelados.

    Sobre estos juegos explica doa Mara de los ngeles Cambronero

    que el cuartel ingls se juega en grupos uno de 5 y otro de 4.

    Usted va y le pega en la mano a uno y el otro se viene corriendo a ver

    si lo agarra.83 Los pases pelados Era parecido, uno tambin tena

    equipo. Y uno le pasaba una bola, como de basquet, para echarla

    en una canasta.84 Adems: en la calle jugbamos las mujeres. Los

    chiquillos se iban a la plaza por la Corte. Ah estuvo la Universidad.

    O sino iban a Plaza Vquez. Ah se jugaba de todo.85

    Los nios tambin jugaban las tradicionales mejengas: Todos jugaban

    bola, con pedazos de bola, con bolas que llamaban de coyunda,

    porque era una bola amarrada con un pedazo de cuero, pero todo

    el mundo jugaba porque por todo lado haba potreros.86 Y cuenta

    don Enrique Cabezas que los trompos no podan faltar: Mire en

    aquella poca, lo que ms jugbamos era trompos, todos tenamos

    un trompo, era tirar los trompos en la calle, por cierto que las calles

    eran de tierra, no haba pavimento por aqu.87

    Pero el lugar que mencionan prcticamente todos los vecinos es

    El Cerrito, colina a la que iban a resbalarse en tablas. En El Cerrito

    62

    De repente, todo se conforma en un cmulo de sensaciones, de colores y formas que surgen de lo ms profundo del sentimiento humano

    Trestereii

  • tambin se realizaban actividades para jvenes, por ejemplo, el

    baile de las Melcochas Danzantes, que se haca espordicamente

    los domingos en las tardes. En estos bailes repartan melcochas en

    hojas de naranja.

    Y otro lugar donde hacan bailes se ubicaba al oeste de la actual

    estacin de bomberos. Cuenta don Herberth Barboza que los bailes se

    realizaban de dos a seis de la tarde, la entrada costaba diez colones

    y se tena derecho a estar las cuatro horas que duraba la actividad.

    Pero el baile que no faltaba cada ao era el de los bomberos, doa

    Jeannette Ramrez relata que:

    Antes aqu, el 4 de diciembre se haca el baile de los bomberos, porque el 4 de diciembre es el da de la Patrona de los bomberos, Santa Brbara. Entonces, era un baile donde ellos se ponan muy guaposy traan a sus esposas, a sus madres, y a sus hermanas. Entonces ese da se cerraba la estacin y se sacaban las bombas afuera y se haca una calidad de baile. Elegantsimo!.88

    Y los cines forman parte de las diversiones de los vecinos del barrio,

    principalmente los que estaban ubicados cerca de Plaza Gonzlez

    Vquez; por ejemplo, el Lux, el Ideal y el Castro, auque tambin

    frecuentaban los cines ubicados en el centro de San Jos, como el Cine

    Variedades. As lo cuenta don Herberth Barboza: Al Teatro Castro ah

    por los mercaditos, era el ms popular, ms barato, vala 10 centavos

    la preferencia y luneta, y el Moderno que era tambin ms barato, el

    Ravents si era de lujo, y haba que ir con chaqueta, bien vestido.89

    63

    DibujoMaykel Torres.Lpices de color y dibujo en grafito.Escuela Repblica de ChileSeccin 1-2.2008.

  • Pero uno de los cines ms mencionados es el Reforma, relata don

    Manuel Mora que: Quedaba en Avenida 10 y 12, calle 11. Era muy

    interesante ese cine, porque todos los domingos, en tanda de 2 p.m,

    costaba 75 cntimos, en 1963. Y no se me olvida que rifaban dos

    bolas de ftbol, marca Nike. Entonces uno, con poquita plata iba al

    cine.90

    La Plaza Gonzlez Vquez es un referente obligado para los vecinos

    de Barrio Lujn, es un punto de encuentro, tanto la plaza en s misma,

    como sus alrededores. Pero esta plaza tambin tiene estrecha

    relacin con el desarrollo del deporte que representa a los barrios del

    sur, y que tratamos a continuacin: el bisbol.

    Imagen 33:Espacios de Barrio Lujn para la recreacin. Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    64

  • iii. El bisbol

    Indiscutiblemente bisbol es sinnimo de barrios del sur, y Barrio Lujn

    no se escapa a esta realidad. Este deporte cal tan hondo, que

    hoy encontramos vecinas que muestran orgullosas las fotografas

    de cuando fueron madrinas de los equipos locales, otros cuentan la

    experiencia de haber sido campeones y seleccionados nacionales.

    Por lo tanto, desde el juego callejero hasta el deporte a nivel profesional

    es imposible hablar de Barrio Lujn sin mencionar el bisbol.

    Una de las familias que guarda gratos recuerdos asociados con este

    deporte es la de doa Alicia Albertazzi, en el ao 1938 su hermana

    Virginia fue la madrina del Top, equipo del Ministerio de Obras Pblicas.

    Aos despus, en 1980, David Dumanni, nieto de doa Alicia, jugaba

    con el Club ICE-Arenal de la Asociacin Nacional de Bisbol menor.

    Adems otros miembros de la familia Albertazzi incursionaron en

    este deporte, por ejemplo don Fernando Albertazzi Herrera, lo que lo

    convierte en un juego de tradicin familiar.

    34 35

    Imagen 34: Chapete BBC, aparecen los short stops Hugo Hines A. y Bayardo Cordero Albertazzi, el pitcher Fernando Albertazzi Herrera y Yamil Senz A, ao 1955.Fotografa: cortesa Gabriela Echandi Albertazzi.

    Imagen 35: El Top, equipo del Ministerio de Obras Pblicas, la madrina es Virginia Herrera Albertazzi, ao 1938.Fotografa: cortesa de Gabriela Echandi Albertazzi.

    65

  • Otras familias tienen historias similares; por ejemplo, los Espinosa, don

    Rodrigo Espinosa hered a su hijo Mario la pasin por el bisbol. Con

    don Mario conversamos en el parque de La Sabana, donde cada

    mircoles se rene a entrenar con el grupo de veteranos La Polilla.91

    Don Rodrigo fue seleccionado nacional, y don Mario sigui sus pasos,

    inici con sus juegos de nio en la cochera de su casa, o cuando

    se enfrentaba a sus vecinos en los retos entre las huelgas, como los

    retos entre las huelgas de La Salud y El Turpial, o entre Barrio Lujn y

    Vasconia. Las pulperas y cantinas dieron nombre a las huelgas de

    los nios del barrio, explica don Mario: Nosotros le

    decamos la huelga de La Salud, la huelga de la

    Chilena, la Reforma, el Mar Azul y la del Turpial, y

    jugbamos en la plaza de la escuela de Chile.92

    Entre los aos 1956 y 1957 los grupos de muchachos

    de Barrio Lujn se trasladaban a jugar a La Sabana.

    En 1959 a don Mario lo invitan a jugar en el equipo

    Soto Lpez con el que asciende a primera en 1960.

    En 1973 pasa a jugar con la Universidad de Costa

    Rica, centro de estudios en el que obtiene su ttulo

    en la carrera de Qumica. En este espacio de tiempo

    tambin es seleccionado nacional: Yo fui a toda

    Centroamrica, Miami, a Venezuela, a Per con la

    seleccin.93

    Imagen 36: Don Mario Espinosa en uno de sus entrenamientos en La Sabana con el equipo de veteranos La Polilla.Fotografa: Rosa Elena Malavassi Aguilar.

    Imagen 37: Estadio Antonio Escarr, ao 1971.Fuente: Archivo Nacional de Costa Rica, fotografa n 69454.

    37

    36

    66

  • Otro campen nacional es don Manuel Mora, el sastre del barrio.

    Nos cuenta don Manuel que l fue campen cerca del ao 1967

    con el equipo de la Numar, jugaban en el Estadio Antonio Escarr.

    Explica don Manuel que en ese equipo estaban los Hernndez.

    Fueron muy conocidos en el mundo del bisbol. Fernando Hernndez

    y Mario Hernndez. Hijos del famoso don Fernando Hernndez.94

    Otro lugar importante para el desarrollo del bisbol en Barrio Lujn, y

    los barrios del sur en

    general, es el Estadio

    Antonio Escarr,

    cuenta don Mario

    que ya como en

    el 40 [1940] jugaban

    ah en Plaza Vquez

    y despus los mismos

    jugadores fueron los

    que construyeron

    la tapia del Parque

    Escarr y ya en el

    55 [1955] hicieron el

    estadio como est

    ahora.95 Por eso,

    aunque el estadio

    Imagen 38: Carn de jugador de la Asociacin Nacional de Bisbol Menor de David Dumanni Echandi, ao 1980.Fuente: cortesa Gabriela Echando Albertazzi.

    Imagen 39: El Gold Smith, equipo Barrio Lujn, la madrina es Mara de Los ngeles Esquivel.Fotografa: cortesa Mara de Los ngeles Esquivel.

    38

    39

    67

  • Antonio Escarr y La Sabana no estn dentro de los lmites de Barrio

    Lujn, forman parte de su historia.

    Otra familia que tiene relacin con el bisbol es la de doa Mara

    de Los ngeles Esquivel, quien fue madrina del equipo Gold Smith

    durante siete aos. El punto de encuentro para este equipo, tanto

    para reuniones de junta directiva como para entrenamientos, era la

    Plaza Gonzlez Vquez.

    Actualmente, la prctica del bisbol ha decado en Barrio Lujn, pero

    tenemos la certeza de que mientras La Polilla contine reunindose

    cada mircoles en La Sabana, seguir viva una parte de la historia

    del barrio.

    Imagen 40: Espacios para la prctica del bisbol: Parque La Sabana, Estadio Antonio Escarr y Plaza Gonzlez Vquez.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    Imagen 41: Huelgas de nios que jugaban bisbol.Fuente: reconstruccin a partir de relato de don Mario Espinosa.Dibujo: Arq. Yeimy Calvo Ramrez.

    4140

    68

  • iV. organizacin comunal para el bienestar del barrio

    Barrio Lujn se caracteriza por mantener hasta hoy su Junta

    Progresista. Las Juntas Progresistas tienen su origen en el ao 1920

    con la creacin de las Juntas Sanitarias Patriticas, hecho acaecido

    bajo la administracin de Julio Acosta y por recomendacin de

    tcnicos de la Fundacin Rockefeller. Su finalidad era encontrar

    apoyo a los programas gubernamentales de salud para combatir las

    enfermedades de la poca.96

    Con el tiempo las Juntas Sanitarias Patriticas se independizaron de la

    tutela estatal, y como una respuesta a los problemas enfrentados por

    los costarricenses en ese momento, por ejemplo, la mala distribucin

    de la tierra, los bajos salarios, la ausencia de fuentes de trabajo y

    la deficiencia en los programas de salud, algunas de estas juntas

    cambian su nombre por el de Juntas Patriticas Progresistas. Ser

    en el ao 1928 cuando el Gobierno emite un decreto que norma

    y establece funciones sobre las Juntas Patriticas Progresistas, as

    hacen su aparicin estas para convertirse en la primera etapa del

    movimiento de desarrollo comunal en Costa Rica.97

    La Junta Progresista de Barrio Lujn se funda en 1950 con 520 afiliados.98

    Entre sus luchas destaca la resolucin de problemas relacionados

    con servicios como agua, alcantarillado y cunetas; problemas como

    las inundaciones ocasionadas por el ro Ocloro, y en especial los

    problemas de vivienda que llevaron a desarrollar, en el ao 1988, un

    69

  • programa en Granadilla de Curridabat que permiti a 500 vecinos de

    la comunidad tener su casa propia.99 Sin embargo, este importante

    logro tambin signific una baja para la Junta ya que, como comenta

    doa Alba Lila Madrigal, lder comunal y ex integrante de la Junta

    Progresista de Barrio Lujn, muchas de las personas que obtuvieron su

    vivienda abandonaron la Junta: despus de que sali el programa,

    se fue la gente porque ya tenan casa, no les interesaba ir a la Junta

    porque no tenan necesidad.100

    Ante esta situacin, es importante reflexionar sobre la importancia

    que ha tenido y sigue teniendo la organizacin comunal. Doa Alba

    Lila men