la revolucion india fausto reinaga

Download La Revolucion India Fausto Reinaga

Post on 01-Jun-2018

469 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    1/258

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    2/258

    Es propiedad del autor:

    Derechos reservados de acuerdo

    al D.L.L.P. No. 442/69

    Primera Edicin enero 1970Segunda Edicin noviembre de 2001

    Tercera Edicin marzo de 2007Cuarta Edicin noviembre de 2010

    D.L. 4-1-402-07Cuidado del libro: Hilda Reinaga

    Calle Cnl. Valdez 1439 Casilla No. 1206 Tel.: 2286733E-mail: [email protected]: www.faustoreinaga.org

    E-mail: [email protected]: www.minka.tk

    Diseo Tapa: Sergio Julio Caro Miranda

    Diseo e impresin:

    WA-GUI Tel./Fax: 2204517E-mail: [email protected]

    La Paz - Bolivia

    LA REVOLUCION INDIA

    Homenaje a Fausto Reinaga

    mailto:[email protected]://www.faustoreinaga.org/mailto:[email protected]://www.minka.tk/mailto:[email protected]:[email protected]://www.minka.tk/mailto:[email protected]://www.faustoreinaga.org/mailto:[email protected]
  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    3/258

    LA CUARTA EDICIN

    Hacia los cincuenta aos del indianismo, "La Revolucin India" ha brindado eldelineamiento ideolgico poltico del tiempo en que fue concebida y ms que nuncaen la a ctualidad.

    La tesis histrica descrita y la prosa insondable de su potencia india hanfulgurado varias mentes, dejando espacio a la crisis de existencia, crisis desu ser, el ser falseado colonial.

    Le fluye, de manera casi natural, aquello que el indio no haba podidoencontrar antes en ningn libro. ste le habla de l y le habla a l, a suhermandad de raza y cultura. A cada palabra ms identidad, ms Tawantinsuyu, ms Amerindia.

    Desde su lectura en adelante el interpelado ya no es el mismo, sabe suverdad y tiene un propsito: el poder indio. Ha levantado la voz para gri tarsu libertad, el proceso de descolonizacin se ha iniciado.

    El temporal reciente, muestra que la inspiracin no ha quedado en uto pa,hemos vivido los preludios de la Revolucin India en el 2000 y 2003, lacontingencia no es ms, sino necesidad del Pachakuti.

    La Bolivia india est tomando su lugar, tan slo falta restituir su formacompleta, en soberana y poder de los dueos legtimos de este territorio. Laideologa trnase historia.

    En este devenir, la 4ta Edicin de esta obra se representa por laresponsabilidad pendiente, pues hay propuestas que constituir y otrasdadas que continuar.

    Deber de todo indio(a) es leer y releer este libro, retomarlo, cuestionarlo, criticarlo.

    Develar al indigenismo contemporneo de izquierda, quitarle posibilidad alguna de asimilacin para motivos neocoloniales.

    Las cosas de contextos quedan para la historia y conocimiento, mas parala juventud, llamada inmediata a la accin para hacer su historia india, leresta pronta toma del poder indio.

    Kollasuyu, 14 de noviembre de 2010

    Pablo A. Velsquez Mamani1 M.IN.KA.

    Movimiento Indianista Katarista

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    4/258

    NOTA A LA SEGUNDA EDICION

    Fausto Reinaga, dedic su vida ntegra a la investigacin y alestudio de la situacin del indio como Pueblo y como raza. Unvisionario que se adelant a su poca, siendo el primero y el nicoque grit desafiante a los cuatro vientos que los llamados indiosson de la Cultura ms avanzada y ms grandiosa que laHumanidad ha conocido. Cultura silenciada, ocultada y destruida

    por los a pologistas de la "c ivilizacin" occide ntal.La produccin intelectual de Fausto, tiene tres etapas muy marcadas: la

    primera marxis ta-indianista que obedece a su euforia sociali sta, pensandoque el comunismo liberara a su raza, porque era "un escritor comprometidocon el destino del hombre autctono"; la segunda, asumiendo una actitudcrtica al marxismo inicia su rumbo hacia un indianismo radical, con la fuer-za de ser la "carne y la conciencia misma de la causa del indio. Habla direc-tamente a su raza. El cholaje blanco-mestizo no le interesa. Habla de l, perono le habla a l. Le habla al indio de frente, cara a cara. Su palabra es la vozapostlica del "indio puro" clamando la reconquista del Tawantinsuyu"; y latercera etapa es la universalizacin del pensamiento amutico indio comonica opcin para salvar a Bolivia y a la Humanida d del desastre total.

    Despus de 32 aos de la primera edicin de La Revolucin India,los ltimos acontecimientos sociales de abril, septiembre, octubre de2000 y junio-julio del 2001 han puesto sobre el reluciente escritorio de

    los gobernantes, la existencia aplastante de esa mayora segregada yagredida durante ms de 500 aos. Ahora, ya no es posible ignorarla.Las pginas incandescentes de este libro, han sido el alimento que hanutrido el cerebro y el corazn de los que hoy claman por unaRevolucin India. Una Revolucin que cambie totalmente esta sociedadcaduca, estructurada al gusto y sabor de la cultura occidental.

    La Revolucin India es considerada la "Biblia India" porque a pesarde abordar situaciones muy "Bolivianas", hace el anlisis social ypoltico de la segregacin, que es la misma aqu y en otras latitudes.Ah tenemos a los negros y a los asiticos, que se nutren de la ener-ga del pensamiento indio de Fausto, para impulsar sus movimientoslibertarios.

    La segunda edicin de La Revolucin India, es un imperativo delas circunstancias actuales, porque esta obra a pesar de los aos

    transcurridos, sigue siendo la luz para todos los pueblos y culturas,vctimas de la discriminacin. La fuerza de su pensamiento traspaslas fronteras y tanto indios como negros, amarillos y rojos encuentranen sus pginas la respuesta, la luz y la fuerza para enfrentar cadaexpresin de racismo directo o encubierto.

    La Paz, 12 de octubre, 2001.

    Hilda Reinaga G.

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    5/258

    NOTA A LA TERCERA EDICION

    "No soy escritor ni literato mestizo. Yo soy indio. Un indioque piensa; que hace ideas; que crea ideas... Mi ambicines forjar una ideologa india: una ideologa de mi raza.

    Era solo, ahora ser millones. Vivo o muerto, lcida con-ciencia vital o hecho polvo, ser millones. Y har pedazosa la infame muralla de "silencio organizado" con que meha puesto cerco la Bolivia del cholaje...Y llegar el da enque esta sodoma-gomrrica sociedad, aulle de dolor y lloresangre por causa de mi palabra..."

    Fausto Reinaga

    Fausto Reinaga fue tratado de "loco", "resentido social", "renegado", yactualmente de "fundamentalista irracional", por esa elite intelectualcolonizada que vio en la obra de Fausto un arma muy peligrosa para susintereses, por eso fue denigrado, perseguido y e ncarcelado, y su obraprosc rita; y como la luz del So l, la ve rdad n unca fue op acada, as , hoyen cada una de las pginas de sus obras, muy especialmente en "LaRevolucin India", est el cuadro dibujado y pintado del escenario polti-co que vive Bolivia.

    Ahora, el reto est lanzado, la "intelligentsia" del cholaje de hoy, tieneque demostrar que Fausto Reinaga est equivocado y que su pensamien-to, sus escritos, no son el fuego que est levantando a este mar de indiosque comienzan a romper sus cadenas; que sus palabras no son la ener-ga viva de los pueblos que han sido discriminados y segregados en elContinente y ms all... '

    El identificarse con su pensamiento y el seguir la ruta trazada por l,es una tarea que no tiene comparacin alguna, porque significa rompercon todo lo establecido por esta brutal cultura occidental, porque paraser revolucionario indio hay que ser evolucionarlo amutico indio.

    Somos conscientes que lo que estamos viviendo hoy, no es la meta,sino el comienzo del camino sealado por Fausto Reinaga, para la libe-racin de su pueblo indio.

    Y tal como lo predijo l mismo, la Voz de Fausto, ya no es solitaria, se hahecho eco en las multitudes que pusieron el Gran Cerco a la ciudadde La Paz a comienzos de este siglo XXI.

    Mantenemos vivo el pensamiento y la obra de nuestro Amauta. l noest muerto vive en cada indio que lucha por su liberacin; y en elCentenario de su Nacimiento gritamos a los cuatro Suyus:

    iKausachum Fausto ReinagaliJallalla Fausto Reinagal

    Marzo, 2007.Hilda Reinaga G.

    PAGINAS LIMINARES

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    6/258

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    7/258

    intentaron vanamente segar las fuentes de nuestro porve-nir. El indio de hoy, el comunero no infectado por la "Ci-vilizacin", conserva el tesoro de sus virtudes y es capazde retomar el camino de su legtimo desarrollo.

    No son blancos, criollos o mestizos quienes puedenemprender la Gran Hazaa. Es, como ya lo dijimos hacecincuenta aos, el propio indio quien puede hacerlo. Es ly slo l.

    En esta conviccin me acompaa, como no poda serde otra manera, Fausto Reinaga. En todos sus libros y eneste volcn muy en particular, sostiene que no hay otrocamino que la Revolucin India. Slo ella salvar a Bolivia, aBolivia con sus millones de indios, con su mayora de in-dios. Un pueblo orgullosamente indio.

    La particin del Per fue un desastre para el Per ypara Bolivia. Ser irremediable? Qu sorpresas nos pue-de ofrecer el futuro!

    Como lo vislumbrramos tanto tiempo atrs y se ha

    venido confirmando en los ltimos veinte aos, los viejospueblos, las antiguas razas, se sacuden de sus opresores,vuelve a ellos la virilidad adormecida y un nuevo ciclo seabre, un nuevo ciclo que recomienza la floracin interrum-pida. Ese Renacimiento arranca de la voluntad de ser. Deser lo que se fue antes de la alienacin. De rebrotar delmismo tronco. De surgir de la misma raz milenaria.

    Nunca pensamos en resurecciones formales, en cam-bios secundarios, en engaosas repeticiones. FaustoReinaga y con l hombres como los que l citaexcepcionalmente piensan en una presencia real, concre-

    tada en doctrina, instituciones, actitudes y acciones, del serautntico del Hombre Andino.

    Yo dedico estos ltimos aos de mi vida a desentraarla filosofa de los amautas, a travs de un estudio cuida-doso de las lenguas nativas, no en su empleo ordinariosino en su sentido esotrico, como cuando se descubre quela palabra PACHA significa Tiempo y Espacio (como si se

    _ 10

    anticiparan aquellos antiguos sabios a Einstein), cuandose comprueba que MALLKI no slo es la momia sino tam-bin el almcigo (crculo vida-muerte-vida). En fin, cuan-do la investigacin comprueba que las races queswas yaymaras son la clave de los ms profundos conceptos queconfiguran una sorprendente cosmovisin.

    La ignorancia y la miopa de muchos "cientficos" rele-garon a los pueblos no europeos a la condicin d "primi-

    tivos", inventando una "mentalidad primitiva", creando elanimismo y el animatsmo, sin comprender un pice delgran sentido de co munidad qu e tuvo el "pream ericano",que fue ensanchando el crculo de la familia hasta com-prender el universo entero.

    Tenemos que crear una nueva semntica que nos per-mita dar su verdadero nombre a las creaciones humanas:reemplazar el "Imperio", por ejemplo, con la "Gran Co-

    munidad" o la behetra con nuestro AYLLU, etc. Es im-prescindible una revisin total de nuestros libros de his-toria. No solamente aquellos que tratan de la poca delDominio Espaol, en los que se ha escamoteado toda re-ferencia a la vida del pueblo indio, sino tambin cuantosse ocupan de la Independencia y la Repblica, comenzan-do por suprimir la palabra "Emancipacin" que puede serinterpretada en su sentido jurdico de "concesin de li-bertad", es decir, que Espaa, como buena madre, nosemancip. Se est escribiendo muchas obras para demos-trar que nunca los peruanos o andinos aceptamos pasiva-mente la dominacin extranjera, porque fueron muchsi-mos los levantamientos indios desde Manco II hastaTupac Amaru, Ka tari, Pumakawa, Willka, Atusparia...

    Todas estas enseanzas consolidarn la concienciaindia en sus derechos reivindicatoros y en el supremoideal de erigir, sobre los cimientos granticos de la CulturaAndina la sociedad justa por la que todos luchamos.

    Se difunde por el Tercer Mundo, la fundada esperan-za en el esfuerzo y sacrificio de sus autnticos lderes que

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    8/258

    se van liberando de todo nuevo colonialismo ideolgico,para ser capaces de conducir a sus pueblos por la mismaruta que siguieron sus ms lejanos antepasados: aquelloshroes, nimbados por el mito, que iluminan con su solonombre la inteligencia y la voluntad de quienes pertene-cen a su estirpe por la sangre y el espritu. Los smbolos

    del Wari o el Achachila no pierden su sentido a lo largo delos siglos.

    Las montaas tutelares, en su majestad y tremendapotencia que parece desafiar los cielos, son las constantesincitaciones a la superacin y el mximo esfuerzo (no lamnima resistencia) con que los andinos supieron respon-der al reto de la naturaleza: ah estn como vivo testimo-nio sus gigantescas terrazas agrcolas que dejan minscu-los a los jardines de Babilonia, y sus prodigiosas obras deirrigacin muchsimo mayon 5 a las de Mesopotamia, y su

    agricultura, la ms antigua del mundo segn recientsi-mos descubrimientos, y su ganadera de auqunidos anti-qusima y nica en Amrica y sus plantas alimenticiasdomesticadas, como la papa que ha hecho la grandeza deAlemania y ha salvado a Siberia de su mortal esterilidad,y sus tcnicas y sus artes que asombran hoy al mundocontemplando sus obras en los museos ms famosos detodos los continentes, superando nuestros tejidos a los dePersia. La arqueologa va completando el cuadro de la noimaginada grandeza de la Cultura Andina. Quienes les

    negaban valor por carecer de escritura, pronto sesorprendern al comprobarse lo contrario, cuando lo reve-len los sabios alemanes que la estn descifrando.

    Cmo no enorgullecerse el pueblo indio de su glo-rioso pasado? Cmo no reconocer todo lo que al indiodebemos hoy, gracias a su trabajo incansable, por el cuallos campos nos ofrecen sus frutos, se levantan las ciuda-des, los caminos, las carreteras, las irrigaciones, los tem-

    plos y los palacios, en fin, cuanto aqu se produce parabien del hombre?

    1 2

    "indio", el peor calificativo: esa es la recompensa.

    Yo anunci la "tempestad en los Andes" para el Per.Los antiindios se burlaron; pero ahora, en Lima, conster-nados, sienten el tremendo aluvin de ms de quinientos

    mil indios. . . Lloran inconsolables la indianizacin de suArcadia.

    La Revolucin India est en marcha.

    Luis E. Valcrcel

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    9/258

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    10/258

    nal, tico y csmico. El auxilio de la tcnica y de la ciencia alcanzada por larevolucin capitalista nos ser necesario para ahorrar caminos, perono para sujetar al hombre, sino para darle armas para su vuelo creador.Tal como lo hicieron los preamericanos al perfeccionar su comunismoprimitivo y llevarlo hasta el socialism o cientfi co sin pasar por las violen -tas etapas del feudalismo y de la burguesa.

    El antimperlalismo nuestro es la ltima etapa de nuestroinquebrantable anticolonialismo. En el imperialismo yanqui nosotrosvemos el mismo rostro de Espaa, Francia, Inglaterra y Portugal, aun

    cuando ese rostro sea rubio y masque chicle, tenga rascacielos y esosluminosos lunares: Tom Paine, Lincoln, Roosevelt y Kennedy desento-nen en su rostro por ajenos y antagnicos a su sistema. En los EstadosUnidos no en su pueblo nosotros vemos al caballo, la espada, losarcabuces y la horrible enajenacin que cambi en mala hora el cursoarmonioso de nuestra historia preamericana. As nuestro antimperialis-mo no es slo antiyanqui, sino es dinmica revolucionaria contra todaforma de penetracin extracontinental. Volver a las formas comunalesla comu nidad c on el auxi lio de la tecno loga y la ciberntic a, eso eslo que llamamos el camino del reencuentro, porque eso fue lo que plas-maron nuestros abuelos nativos tras miles de aos de experiencias, tro-piezos, fracasos y virtudes.

    Si en el futuro de la humanidad ---como lo sealan los ms grandespensadores , poltic os y filso fos nos aguarda la comun a (es la comu-nidad indgena!) y sus formas morales de gobierno, necio es buscarla enese futuro, aun desconocido, si la tenemos como experiencia agotada ennuestro pasado preamericano. Como el de ber de todo revoluc ionariodesenajenado es acortar caminos de dolor y tristeza, en reciprocidad aldolor que atormenta nuestros pueblos, ese camino se acorta con la tareade reencuentro. Lo que sucede en la URSS y en la China Popular, o den-tro del llamado mundo socialista, nos sirve de experiencia y orientacin;pero ms nos sirve la experien cia y o rientac in de un sociali smo con msde ocho mil aos de vigencia en nuestro pasado. Esto es ahorrar cami-nos, es aseverar categricamente que es cierto: el futuro de la hu-manidad ser comunitario, comunal, idealmente idntico al de

    nuestras antiguas comunidades indgenas. Socialism o muy nuestropor ser prod ucto y elaborac in paciente de nuestra terca y ador ablerealidad continental. Socialismo que fue una luminosa realidad concre-ta, miles de aos antes de que Marx, Engeis y Lenin hubieran nacido olo hubieran siquiera soado. Qu es mejor, verlo en la realidad o seguirbuscndolo en los sueos de los marx- lenln stas? Vaya mos, pues, haciael reencuentro con nuestra verdadera historia!

    Eso es lo que para nosotros significa ser anticolonialista. Exactamen-te para barrer con todos los vestigios malos que nos dej Europa la usur-

    16

    pado ra. Es ir aco modndonos en nuestro propio esp ritu , encajando en

    nuestro propio cuerpo. Es romper definitivamente con el larvamiento

    espiritual en que vivimos. Es empezar a volar con nuestras propias

    alas..."1

    17

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    11/258

    A LA JUVENTUD"La juventud, sobre todo la universitaria, cuya re-

    belda se dirige, en todos sus aspectos sexu ales, inte-lectuales y polticos contra el sistema entero del Oc-cidente, porque tiene asco de la "sociedad de la abun-dancia", se siente en la necesidad vital de infringir lasreglas de un juego hipcrita y cruel, y de no volver apresta rle su colaboracin ...

    Vietnam est poniendo al descubierto la esenciadel sistema democrtico, que es, en realidad imperia-lista.

    Lo que realmente importa, no es encontrar un lugaren la sociedad, sino estructurar a sta de manera quetambin sea posible lograr un puesto en ella. Lo quehace falta, entonces, es cam biarla".

    HERBERT MARCUSE.

    "Lo primero que e n c u e n t r a la j u v e n t u d de n u e s t r otiempo es la Guerra de Vietnam, y en segundo lugar, larebelda del "tercer mundo". Toda la injusticia, la explo-tacin que quieren denunciar se muestra claramenteen esas dos situaciones.

    Las calles de las grandes metrpolis comienzan aser el escenario de crecientes manifestaciones de pro-testa. Y sus gritos van despertando a otros de suspesadillas.

    En las mismas calles comienza el movimiento del"tercer mundo", que encontrar un campo frtil en elmedio estudiantil".

    RUBN G. PRIETO

    19

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    12/258

    F A U S T O R EI N A G A

    Estas opiniones se refieren al movimiento juvenil delos pueblos de Europa y Norteamrica; a las juventudesque se agitan en el seno de las naciones imperialistas.Puesto que otra, muy otra es la violencia juvenil desatada enlas colonias y semi-colonias oprimidas y explotadas por elimperialismo de las "fieras rubias".

    Las juventudes del Asia, frica y Latinoamrica, con lapesada carga de desdichas en la espalda y la concienciasangrante de toda la tragedia de sus pueblos, se enfrentan alimperialismo. Su lucha es una lucha sin cuartel. Su re-belda tiene un faro: la liberacin nacional.

    Por su parte la juventud india de Bolivia y deIndoamrica, asoma a esta lucha; y como la ms aplasta-da y humillada, toma la posicin ms radical; fulge inscri-ta en su frente y en sus puos este "imperativo categri-co": morir o vencer. La juventud india, vanguardia delTawantinsuyu del siglo XX, insurge junto a su raza y a su

    pueblo en con mocin universa l, haciendo sangre de susangre y conciencia de su conciencia la divisa de laRevolucin india:

    "El poder o la muerte"!!

    El destino de las juventudes del Asia, frica y Latino-amrica es el destino de sus pueblos, condenados a la ex-plo tacin y a la dro ga ant iconce ptiva, conden ado s a lamuerte por la metralla y el hambre!

    La juventud debe escupir su asco y su desprecio atodo aquello que se importa de las naciones imperialistaso socialistas. Porque todo lo que llega del Occidente esveneno y explotacin para Latinoamrica. El opio de la re-ligin blanca, el opio del "comunismo" y los abaloriosindustriales, slo ha n servido para que Amrica L atina,por ende Bolivia, giman en su actual tragedia: paraso delcapital financiero, de los tecncratas gringos, de los"comunistas" de todos los "pros" (*); y a la otra orilla, "vallede lgrimas" y "crujir de dientes" para los nativos mestizose indios...

    El Occidente que ha asaltado el saber y la riqueza, lacultura y el trabajo de todos los pueblos de la tierra; que

    (*) En Bolivia y en Latinoamrica p u lu la n c o m u n i s t a s "pro" soviticos,"pro" chinos, "pro" cubanos.

    20

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    ha robado el pensamiento y el oro del Asia, frica e Indo-amrica; este Occidente, hoy como Can ante Abel seha plantado con su Bomba Atmica frente a la humanidad.

    Juventud! Juventud! Qu te ofrece el Occidente?Nihilismo en el pensamiento; abstraccin jeroglfica

    en el arte: un "dios rubio" asesino en religin. Porque enlos hechos. Cristo no lleva a los hombres de las Coloniaso semicolonias al "camino de Dios", sino al camino de la"fiera rubia".

    Como Ideal el Occidente para la juventud no tiene otracosa que "la desintegracin atmica y la desin tegracinespiritual".

    El comunismo?El comunismo es un negocio de las potencias que tie-

    nen la Bomba Atmica, La ideologa y la tcnica del im-perialismo y del comunismo han devenido en un asquero-so concubinato para dominar a los pueblos de la tierra.

    Probanzas?Ah estn, adems del Vietnam, Checoslovaquia,

    Israel y el mundo rabe.

    El sacro templo de los valores universales se ha de-rrumbado. El paganismo con su Scrates, Platn y Aris-tteles ... como la Europa cristiana con su Santo Tomsde Aquino, Kant, Rousseau, Comte, Spencer, hasta su ra-cista esotrico Unamuno; vale decir, el pensamiento delOccidente se ha convertido en una atmsfera intoxicadapor la radioactividad; sutil e impalpable polvo nuclear, quefulmnea o lentamente carboniza la vida del hombre, losanimales y los vegetales.

    Qu es lo que halla la juventud digno de defensa, desacrificio en la civilizacin occidental? El Occidente noofrece a la humanidad otra cosa que la guerra nuclear y elnihilismo que roe las entraas del hombre desesperado de

    nuestro tiempo.Y en Bolivia? qu hay; qu halla la juventud?Un manojito del cholaje mestizo montado sobre cua-

    tro millones de indios esclavos. Cholaje en funcin de la-cayo sirviendo de rodillas a Europa y a Norteamrica. Yvendiendo a precio vil la Patria.

    La Universidad? Es un Ideal la Universidad?

    21

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    13/258

    FAUSTO REINA G vL A R E V O L U C I O N I N D I A

    La Universidad es una fbrica de profesionales quedesembocan en los organismos de sustentacin del siste-ma social "opresor y represivo", creado por el Occidente.La Universidad es la fbrica de donde salen los "doctores" ylos "generales". Los presidentes, los Ministros de Estado, losEmbajadores, los "tcnicos" del "desarrollo" industrial ymilitar; en una palabra, toda la planta burocrtica conque cuenta el Estado ruin.

    De la escuela a la Universidad, la juventud est some-tida a un sistema de hierro. Tiene la nuca ahuecada porel yugo de la dictadura: la "dictadura pedaggica"; orga-nizada, impuesta y ejecutada desde las metrpolis de Eu-ropa y Estados Unidos.

    "Acta Norteamrica sobre Bolivia con factores poderosos dedisgregacin... y procede bajo la concepcin de que falta una "litegobernante" y que eso genera "inestabilidad poltica, econmica y so-cial" ... y con este fin nos da a la iglesia catlica de los Estados Uni-dos y a la que se mueve en torno a la Universidad de Lovaina enBlgica, que se ajustan a las nuevas corrientes de la Iglesia con re-ferencia a los problemas sociales y econmicos y que centran s u

    accin en un supuesto desarrollo de las comunidades a travs de so-luciones mnimas de necesidades inmediatas, tales como la provisinde agua potable, mejoramiento del alcantarillado, la construccin deun puentecillo...

    La Universidad Privada es parte, igualmente, de esta teora de"creacin de lites" llevada al terreno de la prctica real".1

    La Universidad (del Estado, Autnoma o la PrivadaCatlica) es la mquina de domesticacin, para que la ju-ventud mansamente acepte el yugo de su explotacin. Lospadres desesperan porque sus hijos tengan cuanto antesun ttulo profesional; para qu? para que ganen plata.Para que "pap tenga una explotacin ms". El Estadodesespera por un mayor nmero de tcnicos; para qu?para afianzar el rgimen de opresin y masacre. La juven-tud es el proletariado ms infeliz de nuestro tiempo, por-que a diferencia de la clase obrera, tiene plena concienciade su situacin y destino.

    Mientras la juventud no escupa su asco al Occidente,reduzca a escombros la Repblica cipaya y tome el Go-

    122

    bierno de su Casa de Estudios, no sentir el beso de lalibertad! Seguir qu trgica paradoja! luchando endefensa de sus cadenas de esclavo!

    Pruebas? Hlas aqu y, perentorias!Hace medio siglo y doce meses (1918), la juventud de

    Crdoba lanz la clarinada de la rebelin juvenil.

    "...Se nos acusa deca de Insurrectos en nombre de un or-den que nada tiene que hacer con nosotros. En nombre del orden senos quiere seguir burlando y embruteciendo, proclamamos bien alto'el derecho sagrado a la insurreccin. Entonces la nica puerta quenos queda abierta a la esperanza es el destino heroico d e la Ju-ventud. El sacrificio es nuestro mejor estmulo; la redencin de lasJuventudes americanas nuestra mejor recompensa, pues sabemosque nuestras verdades lo son de todo un continente... La juventuduniversitaria de Crdoba saluda a los compaeros de la Amricatoda, y les insta a seguir en la obra de libertad que inicia..."

    Maestros y discpulos de la "juventud revolucionaria"de la Amrica de 1918, han sido doblados por el cuello yhan terminado sirviendo de hinojos a las viejas oligarquasamancebadas con el imperialismo ora britnico, ora yan-qui. Es ms. Muchos.revolucionarios de 1918, han llegadoinclusive a ocupar la misma Presidencia de la Repblicade ste o aqul pas; y desde su sitial, sin ningn remor-dimiento, han apagado a garrote y bala los movimientosde la juventud coetneos a sus perodos de gobierno.

    Aqu los clsicos ejemplos: el Partido RevolucionarioInstitucional (PRI) de Mxico, la Alianza Popular Revo-lucionaria Americana (APRA) del Per, el Movimiento Na-cionalista Revolucionario (MNR) de Bolivia; Partidos for-mados por las juventudes revolucionarias de 1918, tuvie-ron gran arraigo popular. Pero llegados al Poder, todos ycada uno de ellos, traicionaron sus principios; traiciona-ron su trayectoria; y sirvieron, precisamente, a las fuerzasopresoras anti-nacionales.

    La "famosa" Autonoma Universitaria, la ms grandeconquista de aquella juventud de 1918, convertida en unavil prostituta, fue destinada a la corrupcin y domestica-cin de catedrticos y alumnos "autonomistas". En suma,

    23

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    14/258

    F A U S T O REI NAGA

    la Autonoma Universitaria fue encajada como una piezams en el sistema colonial de Indoamrica.

    Hctor Ormachea Zalles, Gran Maestre de la Logia Ma-snica, indiscutido Jefe de las fuerzas econmicas y pol-ticas ms reaccionarias y tenebrosas del pas, OrmacheaZalles, transformado en Rector de la UMSA, se aduea de la"Autonoma Universitaria", moviliza al estudiantado deBolivia, en particular al de La Paz; p lanifica la conspiracin ydirige el golpe rosco-gamonal-pirista del 21 de julio de1946; vivando la "autonoma universitaria", baila en redor delcadver de Villarroel, "colgado" de un farol...

    El Partido de la Izquierda Revolucionaria (PIR), for-mado por el grito de la Revolucin Universitaria de Cr-doba, en su etapa inicial era el Partido Comunista de Bo-livia: lo que no le impidi, abrazarse amorosamente con laRosca Minera y los Gamonales-latifundistas, y "colgar" aVillarroel. Es ms. Desde el Poder este "partido marxista",consuma una horrorosa masacre de trabajadores minerosen Potos (2711947). Abelardo Villalpando, Prefecto, yGualberto Pedrazas, Jefe de Polica, piristas; balearon per-

    sonalmente a los obreros de las minas y dejaron en lascalles y las plazas de Potos montones de cadveres. HoyVillalpando y Pedrazas son miembros prominentes delPartido Comunista (moscovita) de Bolivia. Es ms. ComoRector y catedrtico se han adueado vitaliciamente de laUniversidad de Po tos. Tal q ue ao tras ao eg resan deesta "autnoma universidad comunista" (sic) profesiona-les al gusto y paladar del sistema de explotacin colonia-lista que impera en el pas.

    Con la juventud del MNR ocurre otro tanto. Cuandoestall la Guerra Civil de 1949 la juventud de la Universi-dad de La P az, debidamen te uniformada y militarizad a,

    bajo el Comando de Mario Guzm n Galarza, se moviliz endefensa del rgimen de Urriolagoitia. La juventud delMNR, d a n d o la espalda a su partido, se p u s o al servicio delgobierno de la Rosca y de los latifundistas. Y cuando esteMNR lleg al Poder, Mario Guzmn Galarza, Alfredo FrancoGuachalla y dems universitarios, llegaron a sertranquilamente Ministros de Estado.

    Al sobrevenir la "revolucin restauradora" de 1964, lajuventud de izquierda nacionalista y la comunista, del

    20

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    brazo del General Barrientos, abati al rgimen movimien-tista; en el cual bajo la mirada complaciente de Paz Es-tenssoro, usufructu de las granjerias del Poder. La ju-ventud "restauradora" ebria de "victoria" se apoder de laimprenta de "La Nacin", rgano oficial del MNR; dondeedit ese baldn de servilismo denominado 'TribunaUniversitaria".

    Estos hechos amargos demuestran una sola cosa: quela juventud siempre ha sido domesticada por las fuerzasms reaccionarias del pas, y ha servido como instrumen-to de "represin y opresin" contra el pueblo de Bolivia.

    El PRI de Mxico ha degollado la brava Revolucin deVilla y Zapata, y se ha entregado a las "fieras rubias" de

    Norteamrica en cuerpo y alma. El APRA del Per , ne-gando su radical anti-imperialismo de su primera etapa delucha, en contubernio con los Generales ms retrgrados,se ha pasado a la trinchera de la reaccin ms brutal; yha terminado masacrando a estudiantes, obreros e indiosen nomb re del "orden establecido". El MNR de Bolivia,cuyo derrotero abarca desde el nazifascismo hasta los

    umbrales del comunismo, en sus 12 aos y medio dePoder omnmodo, ha terminado consumando la traicinms criminal a la Patria. El MNR que recibi a manos lim-

    pias: treinta ao s de lucha ideolgica, con hitos de ho-rrorosas masacres de obreros, indios y estudiantes, msel ocenico caudal de la ms gloriosa Revolucin Social deAmrica (la Revolucin del 9 de abril de 1952); qu hahecho el MNR de este grandioso fasto histrico? Un cri-men sin perdn! Dando rienda suelta al apetito de cerdo,ha matado el Ideal!

    El MNR, furioso ant-imperialista antes del 9 de abril,1952, termin lamiendo los pies del gringo norteamericano!

    En este ayllu troglodita, Bolivia, los "hombres precla-ros", como Olaeta, S errano, Bustillo (R.), Baptista, Mo-reno, Tamayo, Arguedas, Mendoza, Medinaceli, Prudencio(R.), etc... q u e a p e n a s son polvo excremental de E u r o p a ,

    papagayos amaestrados, eco de ecos; adormecen y en-venenan la "conciencia nacional"; trabaja este cipayismoaltoperuano en contra de su pas, con la dedicacin de unlacayo envilecido hasta los huesos.

    25

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    15/258

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    16/258

    FAUSTO REI NAGA

    La Paz para gringos"; en consecuencia prohibe el ingreso delos indios a la ciudad.

    Villarroel, borra con el codo lo que hizo con la mano afavor del indio; la masacre de Las Canchas y la intilmatanza de Chuspipata, le cubren de baldn.

    Ballivin (Hugo), recibe la Presidencia, robada por unbandolero asesino de Villa Victona.

    Y llegamos en esta lista de los Generales que han go-bernado Bdivia a Barrientes; y lo menos que se puededecir de ste, es que ha sido un masacrador de estudian-tesv mineros; vulgar asesino del Che Guevara; y un irre-fren^We megalmano cantinflas; gracias al "melgarejitohoy retozan en Bolivia, como Pedro en su casa, los gongoscuras los gringos protestantes y los gringos tcnicos.

    Vamos ahora con ese otro ejrcito de la "caverna doc-toral".

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    nalla del cholaje "vende-patria". Puesto que concedi au-torizacin en 20 de julio de 1858 al chileno Jos SantosOssa "para trabajar en los depsitos o cobaderas dehuano descubiertas o que se descubrieren en adelante en lascostas de Bolivia".

    Fras, patrn terrateniente de Tarapaya y patrn mi-nero dueo de las bocaminas del Cerro de Potos; en lasveces que estuvo de Presidente de la Repblica, enarbo-lando la Constitucin Poltica del Estado, no hizo otracosa que mantener inalterable el sistema de la mita en lamina y el pongueaje esclavista en el agro. Su legalismo no esms que una pose hipcrita.

    Pacheco, fatuo y silvestre, lleg segn su declara-cin a la Presidencia de Bolivia, "por la fruicin de lucirel uniforme de Capitn General, y desfilar jinete en sucaballo blanco, frente a las tropas alineadas". De la ex-

    Y como introito, debemos referirnos a dos personajes.Tamavo v Arguedas. Porque ambos se aduearon y

    manejaron a su gusto y paladar el cerebro y la conciencia

    de Bolivia. ,Tamayo, ese "olimpito payaso", que Payaseando con laHlade vivi toda su vida, para morir en su cama, eserimiendo con bravura y herosmo su pluma de terriblepanfletario, en defensa de sus latifundios y de sus siervos-esclavos indios.

    Qu queda de Tamayo? Nada!Arguedas, esa rstica mediocridad, que quiso ser no-

    v e ^ historiador, socilogo; pero que apenas llego a es-oriHir trivialidades en la perrera, como un lacayo ae iusintelectuales de 6^. case de Europa. Su obra no tiene unaeote de verdad perdurable. Toda ella es un odre de fan-femo aberracin^ mendacidad canalla. Arguedas, como

    noKtco Ueg a ser diputado. Ministro de Estado y jefe delnartidoliberal. Como diputado fue mudez y estupidez-..Co-moMinistro hizo "rogativas" pidiendo agua al cielo contra rSeq, Como jefe del partido liberal, recibi una patea-dura" del "camba" Busch.

    Entrando en materia, comencemos la lista doctoralcon Linares.

    Linares latifundista de Ticala, ponguero esclavizadordel indio este "primer Presidente civil", es el primer ca-

    20

    trema pobreza dio un salto a la cspide del millonarioacaudalado, gracias al sudor y la sangre de los indios sier-

    vos y de los indios mit'ayus. Pacheco inaugur aquellacompraventa de conciencias implantando el cohecho des-cocado del "billete contra el billete" y del "cheque contra elcheque".

    Arce, el "yokalla kara chaqui" (kara cayu) que pastabacabras en los cerros de Charaja, se convierte en dueo deHuanchaca, el ms poderoso minero de la plata. Miles deindios sacrifican sus vidas para labrar la fortuna que Arce,derrocha a manos llenas en Pars. Como Presidente, se dala mano con el vencedor de la Guerra del Pacfico, y cons-truye el primer ferrocarril de Bolivia, ferrocarril que debepasar por sus minas de Huanchaca; con qu objeto? conobjeto de relevar a las llamas (auqunidos) que traslada-

    ban el metal hasta el puerto de Antofagasta. Quin haganado con el ferrocarril, Bolivia o la Rosca minera? LaRosca, naturalmente, porque antes la plata y ahora elestao, han sido trasladados por este ferrocarril y embar-cados luego para las metrpolis. En Bolivia han quedadoslo socavones vacos en las minas y en los pulmonesde los indios mineros. Arce, no slo que fuedueo de Huanchaca, sino tambin de los latifundios: LaFlorida, La Barca, Tirispaya, La Lava, Santa Rosa de

    29

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    17/258

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    F A U S T O R E I N A G vmujer, que le redujo a la indefensin, impidiendo el bom-

    Suipacha, La Oroya. Miles de siervos-pongos y cientos deesclavos negros servan en los Alczares del millonarioArce.

    Arce, que fij su residencia en Pars, donde se dio allujo y al derroche, no dej nada para Bolivia; como no sea lamaldicin de la raza india.

    Baptista, el orador, es el ms grande rufin de los Pre-

    sidentes de Bolivia. Baptista es el verdadero creador de la"poca de la plata"; gobern a los que gobernaron desdeCampero a Alonso. Como el principal responsable delTratado con Chile, antes de que Daza lo acusara acribillaal "Chochol n" a balazos en U yuni. Baptista, fue q uienentroniz a la sotana en el Poder. Gracias al "orador", elcatolicismo es en Bolivia un Partido Poltico Militante in-vencido. Baptista fue el cerebro donde se incuba aquellaclebre Ley de la "Radicatoria de la Capitala de la Rep-blica", que desencadena la Guerra Civil de 1898. El odioque Baptista profesa al indio aymara es sencillamente tro-glodtico. Su "Lugentes Campi" es el testimonio de su es-pritu mestizo, de cholo traidor a su raza madre, a su san-gre. Porque el "orador", no hay que perder de vista, por sucondicin de indio, hijo de mitani, ni apellido tena.Como sirviente que era, tom el apellido de su patrn. Es-te cuarteto que se cantaba, es la pintura y radiografa del"gran tribuno":

    "Baptistaj yokallan, (El llocalla de Baptista,

    leche chauador; ordeador de leche;

    kark'a siqui uya, fiero cara y culo,

    sumaj orador..." es buen orador...).

    De Baptista queda la demagogia criminal, que el cho-laje ha cultivado para hundir a Bolivia en el escarnio, lamiseria y el baldn.

    Alonso, es la hechura ms acabada del "fiero" Bap-tista. Y como su pupilo, desencaden la Guerra de razas.La "culta y opulenta Charcas" gracias a Alonso, qued enla ignorancia y la mendicidad. Alonso, con la capacidadblica de todo el ejrcito de Bolivia, fue destrozado por laraza aymara; ms la abierta complicidad de su propia

    122

    bardeo a la ciudad del Choqueyapu, de donde ella eraoriunda y duea de una casa. ..

    Saavedra, socilogo, catedrtico de Universidad, autorde "El Ayllu". Saavedra, mezcla de indio, negro y cholo, esel tpico artesano bravucn paceo. Saavedra, con fama

    cantonal de hombre culto, no tena nocin del pensa-miento de su poca, ni norte ideolgico como jefe de Par-tido Poltico. As se explica su derrotero oportunista y cni-co. De liberal se hace republicano; de republicano sehace socialista. Mas de ninguna de estas doctrinas asimi-la ni la letra ni el espritu3. Su gobierno es anti-liberal, an-ti-republicano y anti-socialista. Saavedra es un caciqueautcrata- Para l nada vale; como no sea la sumisin. Elliberal, no permite ni el sufragio libre, ni la libertad delpensamiento, ni la separacin de la iglesia y del Estado.El republicano, reduce a la Repblica, a los intereses delregionalismo ms descocado. Saavedra gobierna para LaPaz, con el pie puesto sobre la nuca de la Nacin. En nin-guna poca fue ms real que en la poca del "Bauti" aquelgrito: "Bolivia es La Paz; La Paz y nada ms". El repblico,

    anula una eleccin presidencial; se orina en la Cons-titucin; y nombra como "su" Mayordomo a HernandoSiles; su sucesor. El socialista, consuma la masacre deUnca, la primera masacre minera de este siglo; y arrasacon los indios de Jess de Machaca, porque haban soa-do con el Imperio de los Inkas.

    Siles, el redivivo Oidor de la Audiencia de Charcas,Audiencia que en 1781 ahorca en la Plaza de Armas deChuquisaca con saa de chacal a los hermanos Ka tari.Siles en 1927 repite la hazaa, ahorcando a 10.000 indiosa lo largo y a lo ancho del territorio nacional. Importa elfascismo con que impregna a su Partido Nacionalista, fun-

    dado desde la silla presidencial de la Repblica.Salamanca, que lleva un espritu tenebroso embutido

    en cuero seco de mestizo esmirriado, es un tpico liberalaltoperuano. Mutila la heredad nacional; expone a Boliviaa una nueva derrota, derrota que descansa sobre la mon-taa de 50.000 cadveres insepultos yacentes en los tus-cales del Chaco.

    30

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    18/258

    FAUSTO REINA G

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    19/258

    FAUSTO REINA G v

    Las plazas de la ciudad de La Paz, en rgida lgica co-lonizadora, llevan los nombres de las estatuas. As tene-mos: 1.Plaza Sucre, 2.Isabel la Catlica, 3.San Mar-tn,

    4.Humboidt, 5.Cervantes (o Espaa), 6.Bolvar(o Venezuela), 7.Powell, 8.Jones, etc. Adems existenlas Plazas: 9.Coln, 10.Lbano, 11.Israel, etc.

    Una sola Plaza lleva el nombre de un mestizo, la PlazaMurillo. Pero esta misma tiene otro denominativo hist-

    rico: Plaza de Armas. . . En conclusin, ni una Plaza ten-dra nombre nacional.Volviendo a las estatus, a las 16 citadas, hay que

    aadir las 8 de la Plaza Murillo, 8 del Palacio Legislativo,estatuas marmreas de hetairas griegas, 3 estatuas mti-cas que rodean el pedestal de Murillo y una de la PlazaAntofagasta.

    Son 36 estatuas de gringos, 36 monumentos de genteextranjera, contra 3 (TRES) estatuas nativas: Murillo,Avaroa y Busch. Tenemos 36 estatuas de gente extranjeracontra TRES estatuas de gente mestiza nacional.

    No existe una estatua de los grandes hroes indios,

    como Toms Katari, Tupaj Katari, Bartolina Sisa, ManuelCceres, Juan Huallparrimachi, Zarate Willka. . . y, algopeor, no hay una estatua de los verdaderos foijadores dela nacionalidad boliviana; vale decir, de los grandes mes-tizos Guerrilleros de ]a Independencia, como Juana Azur-duy de Padilla, Manuel Ascencio Padilla, Lanza, Muecas,Warnes, Mndez, etc., etc.

    De los 102 Guerrilleros que ofrendaron su vida paraforjar Bolivia, no hay una estatua...

    Los bolivianos no slo que erigen estatuas a los grin-gos, sino que escriben libros y editan revistas, al gusto ysabor de los gringos. La intelligentsia mestizasagradamente cumple su funcin de peonaje cipayizadohasta la mdula. Escribe libros sobre los "Idolos deBacon", "Rilke", "Sociologa marxista"; y edita revistas:"Nova", "Espartaco". "Praxis", "Signo", '"Ssifo"...

    Puede haber mejor prueba de la colonizacin delpas?

    Generales y Doctores! llevan dentro del cerebro, comoun tumor maligno, a Europa. Doctores y Generales, re-

    122

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    medan grotescamente a Europa. Simios domesticados, deespaldas a su Patria, sirven de rodillas a Europa. .. Yesms. En esta servidumbre, felices de su yugo de lacayosviles, felices de su paradisaco cipayismo criminal, Gene-rales y Doctores, con placer de dioses, se devoran entre sunos a otros, como alacranes.

    Luego, est justificado el asco de la juventud para es-

    tos hroes de barro y baldn!Los gobiernos de Bolivia de 1825 a 1970 se hallan alservicio del Occidente racista. Un "manojito de blancos"remedan grotescamente a Europa. Cacique y clan, hroe ygrupo "leen, escriben, piensan, gobiernan contra su pas".Se olvidan de Bolivia y defienden la cultura occidental, sin"compartir los atributos temporales de eso que se llamacivilizacin de Occidente". Desde Casimiro Olaeta hastanuestros das es una cadena ininterrumpida demalhechores. Han subastado la Patria pedazo por pedazo.Bolivia mutilada por los cuatro costados, encuevada sinesperanza, tirita en los Andes desnuda y sola. Bolivia es un

    pueblo sin futuro. Una "Repb lica de opereta". UnaNacinabstracta. Un Estado "sin poder".

    Juventud! t no tienes por qu cargar con las conse-cuencias de la obra de este clan emputecido. Es una in-justicia que quieran hacerte responsable de culpas ajenas.Tu rebelda es santa, Y justicia tu castigo, para estasociedad de asaltantes y asesinos!

    Bolivia, con su hambre a cuestas y su conciencia colo-nizada es un pueblo aniquilado!

    Ah tenemos la Bolivia del cholaje blanco-mestizo; unaBolivia putrefacta!

    Queda la Bolivia india! Queda la Bolivia del indio!

    "...los cholistas, andinistas e indigenistas valindose delmodernismo y del hispanismo, exportaron caricaturescas tapetaspostale s "de indios que fornican con llamas blancas", "de emperado-res Inkaicos con peplum de alas de Prusia en los hombros, y otrosexotismos que contribuyeron a una mentira literaria en cadena...

    Los escritores peruanos descubrieron al indio cuatro siglosdespus que los conquistadores espaoles y su comportamiento conl no ue menos, criminal que el de Pizarro..."

    35

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    20/258

    F A U S T O REI NAGA

    Lo que Vargas Llosa dice es una realidad de piedra detoque en la vida del indio de nuestro tiempo.

    As como despus de Coln la Europa del siglo XVI selanz sobre Amrica a disputarse del indio, as como Es-paa, Francia, Inglaterra, Portugal, Holanda, Rusia.. . lle-garon en carrera de maratn al Nuevo Mundo, y se apode-raron de todo cuanto ola su apetito de perros ham-brientos; en igual forma, en nuestros das, gringos y mes-tizos en desesperada carrera se lanzan sobre el indio paraapoderarse fsica y espiritualmente.

    El Occidente en su conquista de los pueblos del mun-do ha seguido una norma: e] despojo de las riquezas ma-teriales y espirituales y la destruccin de los dioses de laraza conquistada. Exactamente esto es lo que va aconte-ciendo con el indio en Bolivia (e Indoamrica ). Europa,Norteamrica y el cipayaje blanco-mestizo, han puesto enmarcha una enorme maquinaria de una nueva conquistadel indio.

    Desde luego el cholaje blanco-mestizo, ha entregado ala "fiera rubia" toda la riqueza del suelo y subsuelo. Y

    antes de que el indio forme su Partido Poltico y capture elPoder, con mil espejuelos y abalorios "campesinistas", seempea en seducir y absorber en sus mltiples mini-par-tidos o taxi-partidos, para que de este modo atomizado, elindio no suee ni en su unidad racial ni en su unidad

    poltica.Acaso no veis que Presidentes de la Repblica, Co-

    mandantes de las FF.AA., Embajadores yanquis, curas ymonjas gringos, se encajan el Iluchu indio? El lluchu es elsmbolo de la maskapaicha colorada inka. Sera por elloque hasta Neil Armstrong, el primer hombre que ha pisa-do la Luna, lleg a Bolivia para ponerse el lluchu indio.

    El lluchu () indio en la testa del cholaje blanco-mes-tizo, no es un simbolismo intrascendente o simple folklorepintoresco. Cuando los Paz Estenssoro, Siles Zuazo, Ba-rr en tos, Siles Salinas, Ovando, etc., al aproximarse a lasmasas indias, se ponen el gorro inka, llevan un propsito:arrastrar al indio al campo poltico propio y genuino del

    (") Chullu, en keswa.

    20

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    cholaje; para qu?, para liberarlo? No. Para convertirlo en"pongo" poltico.

    Cuando el cholaje blanco-mestizo se cala el lluchu in-dio, y al indio le encaja: sombrero, cuello, corbata y zapa-to del Occidente; cuando el cholaje se disfraza de indio, yel indio de blanco-mestizo, hay engao y mala fe de partedel cholaje; el doble disfrazamiento le aporta ventajas s-lo al mestizo bribn. Puesto que el ocupante de turno del

    Palacio de Gobierno aprovecha al indio: a) como masaelectoral; b) bandera de demagogia; y c) rebao armado defusiles que se masacra a s mismo, y con el que amenazaa los que se atreven a turbarle la posesin del Poder.

    Que hablen los hechos.Paz Estenssoro con el lluchu indio organiza los "Regi-

    mientos Campesinos", se reelige Presidente de Bolivia pordos veces consecutivas, anula a sus rivales correligiona-rios y aplasta la Huelga General minera de 1963. HernnSiles Zuazo, gracias al lluchu indio se enfrenta a la pode-rosa Central Obrera Boliviana, ocupa la ciudad de SantaCruz, aplasta la Revolucin de Falange SocialistaBoliviana y arroja al cementerio a Unzaga de la Vega. ElGeneral Barrientos, gracias al lluchu indio pasa por enci-ma de la decisin del Congreso del MNR, que haba pro-clamado candidato a la Vicepresidencia de la Repblica aFortn Sanjins; se convierte en el 2o Mandatario deBolivia, expulsa del Palacio de Gobierno al Presidente Paz,y luego se encarama en el Poder y se hace un tiranuelomitad Melgarejo y mitad Mussolini. Muerto Barrientos,otro General con el lluchu indio puesto en la testa, el bas-tn de cacique en el puo, asedia y amenaza con lasFF.AA. al Presidente Siles Salinas;... pero ste ni tonto niperezoso se cala tambin el lluchu y se defiende con losindios de Achacachi.

    Los polticos bolivianos de nuestro tiempo, cualAprendiz de Brujo, estn desatando los poderes csmicosque se hallan concentrados en el indio; y cuando exploteel huracn de odio, odio contenido por cuatro siglos deesclavitud, el cholaje blanco-mestizo que con el lluchuembauca al indio, ser barrido como basura por la furiadel viento.

    En esta empresa de neo-conquista, el cholaje y el grin-guero rapaces, han saltado del lluchu a los filones ms ri-

    37

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    21/258

    FAUSTO REINA G vgringo y el cholaje, en esta neo-conquista del indio, han

    eos de la superestructura india. Se han adueado sin ru-bor de legendarios nombres de Instituciones del Imperioinka. As la Embajada del imperialismo yanqui y la Radio-emisora "La Cruz del Sur" han clavado el nombre deCHASKI a sus respectivos rganos de propaganda. El Mi-nisterio de Educacin a su revista ha puesto el nombre deMINK'A. El Partido Com unista Boliviano, a su peridico hadenominado KIPU. Y el nazi-comunismo burcrata, mesti-zo trepador, asimismo le ha prendido a su revista el ape-lativo de WIPHALA.

    Si el lluchu es el smbolo del Poder, el CHASKI, MIN-K'A, KIPU y WIPHALA son los legendarios n o m b r e s de laestructura y la hermenutica de la sociedad india.

    La poltica en este paisito no slo que es "economaconcentrada", sino es una apacheta de asaltantes. La elo-cuencia de los sucesos en la primera quincena de junio(1969), en el asalto del indio por el cholaje poltico hademostrado cosas y hechos que sorprenden: dos Con-gresos "Campesinos". El organizado por el "Partido mili-tar" del General Ovando, y el organizado por el contuber-nio de los "partidos polticos" Demcrata cristiano, MNR,PRIN y los tres Partidos comunistas. Y no slo los Con-gresos, y s tambin la sangrienta masacre india deUcurea-Cliza del 29 de junio (1969).

    Norteamric a y Europ a y el cholaje occ identa liza do,temerosos de que el indio vuelva los ojos violentamente alos dioses de su raza, han largado verdaderas mangas delangostas cristianas. Miles y miles de curas gringos, mon-jas gringas, pastores gringos, como la araa a la moscatratan de atrapar al alma rebelde y sabesta del indio.

    Exportan manadas de indios aymaras y keswas deBolivia a Estados Unidos, para que enseen su maravi-llosa lengua a los Cuerpos de Paz, que luego se trasladanal Kollasuy u, trayendo la pildora anticon ceptiva para lamatriz de la mujer india. . . Igual que los romanos a losgriegos, los yanquis toman a los indios para aprender lalengua de la raza a la que han de conquistar y esclavizar.

    De la lengua a la msica (y al canto) apenas si hayuna lnea de separacin imperceptible. Especiamos en elarte indio una tragedia de proporciones esquilianas. El

    122

    descubierto la msica india, y cual aves de rapia se hanlanzado sobre ella. La msica india, msica milenaria,brotada de la "naturaleza humana" andina a travs demiles de siglos, con nombrecitos de baratija (Los jairas,Los laikas, Los Luceros, Los Brillantes, etc., etc.), da trasda y noche tras noche, en Coliseos, "Peas folklricas".Teatros, Radioemisoras. .., est siendo despedazada y

    prostituida por grin gos y mestizos. Gringo s y mestizos,

    disfrazados de indios, reproducen en tonalidad, fondo ycolorido la msica autctona,.. La convierten en msicade lumpen; digna slo de los famosos "dirigentes campe-sinos" barrientistas, ovandistas, nacionalistas o comunis-tas. Y no se crea que este asalto es por el amor al arteindio. No. Es un asalto de piratas vndalos; puro judais-mo fenicio.

    Los gringos y los "Conjuntos" del cholismo han en-contrado un 'Tapado"; vale decir, una mina de oro. Ex-plotan y se enriquecen. Pero repetimos lo imperdona-blemente criminal, desracializan, acholan y amestizan; ti-fien de gringo y de cholo; degeneran y emputecen la pure-

    za sublime y la grandiosidad genial de la msica india.El indio no es el "campesino" de "pezua hediondaenzapatada"; no es una clase social integrante de una so-ciedad burguesa abstracta, inexistente en Bolivia. El indioes una raza: una raza milenaria y una cultura milenaria.Una raza fuerte, fortsima que ha resistido la arremetidasanguinaria del occidente. El indio es una cultura inven-cida e invencible.

    Testimonios?Su religin y su lengua.El "Cristo blanco" no ha conquistado el alma india. Es

    apenas un colorete que roza la epidermis de su "na-

    turaleza". En el corazn del indio persisten entronizadosel Inti y la Pachamama. El indio no es cristiano; es tel-rico-sabesta.

    Su lengua aymaro-keswa es sencillamente una mara-villa. Ninguna otra lengua humana tiene su fuerza expre-siva. Por eso la sorpresa corta en seco la respiracin delos fillogos. Ya que tanto el aymara como el keswa, ra-

    39

    F A U S T O R E I N A G v

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    22/258

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    mas de la lengua maya y quich, no recibieron influencia deninguna lengua de la cultura occidental. A diferenciade las lenguas latinas, sajonas o eslavas, que en su for-macin y evolucin se conjugaron y se influyeron mutua-mente, el aymara y el keswa alcanzaron tal grado de ri-queza onomatopyica, que parece que fuera en sus infi-nitos matices la voz de la naturaleza misma que salierapor la garganta del indio.

    Es ms. El indio blanco del oriente boliviano y el indiobroncneo del altiplano son una misma raza (o clase si sequiere) oprimida y explotada; discriminada y esclavizada.El color de la piel no es el patrn absoluto para medir elvalor de la raza; puesto que tambin est ah la cultura.

    "Las cifras de la composicin tnica, nos advierte JacquesLambert, varan de doble a sencilla segn el origen de la fuente,que unos eligen como criterio la apariencia fsica, mientras que otrosprefieren la cultura"8.

    Y, Stephen Clissold, ms contundente nos dice:

    "Es indio de hecho, quien, en el seno de una sociedad no india,se aferra a las costumbres y a los valores de sus antepasadosindios"7

    As como hay rubios negros, cual el tpico caso de Al-bert Schweitzer, hay tambin mestizos y blancos indios.As como hay blancos que tienen el alma del negro, tam-

    bin hay neg ros que llevan el alm a del blanco . Lgicamen-te existe, pues, gente de piel blanca con alma india. Enpiel blanca hay cultura india. El espritu indio fulge y re-fulge en la piel blanca.

    El kamba de Santa Cruz, Beni, Pando y el chapako deTarija que tienen la piel blanca; pero en su sangre, est lasangre nka, en su corazn el sentimiento inka, y en suespritu el alma de los Andes. En los terrgenas blancos orubios de Bolivia y de Amrica, bajo su piel blanca o rosa-da, se halla viva y virgen el ancestro csmico del in-marcesible Tawantinsuyu. Los kambas, los chapakos co-

    40

    mo los guaranes son hermanos de sangre, cultura ydestino de los aymaras y keswas de la altipampa. Unos yotros forman el legendario e invencible Kollasuyu.

    En Bolivia el indio es el 95 % de la poblacin nacional.Y es el nico que trabaja, si por trabajo entendemos lacreacin de la riqueza y la produ ccin de alim entos. Elindio es el que da "el pan nuestro de cada da", a este pas.El indio es el que ha hecho y hace las ciudades del mesti-

    zo-blanco; los caminos, el terrapln de los rieles, los puen-tes, los aeropuertos; tala bosques centenarios y trans-forma en madera industrial; saca el oro de Tipuani y ex-trae el estao de la entraa mortfera de la mina..,

    En el pasado el indio edifica el Imperio de los Inkas.Dnde, en qu poca el Occidente ha logrado una socie-dad como aquella del Tawantinsuyu, en que no se conoce nihambre ni fro; ni dolor ni desesperanza? Una sociedaddonde se practica como un rito religioso el principio deMarx: "De cada uno segn su capacidad y a cada unosegn su necesidad". O qu otra cosa manda sino eso el"ama Hulla, ama sa, ama khella" del Inkanato?

    El Occidente racista, la Espaa criminal, a esta ma-ravillosa so ciedad es a la que d estruye. Ahorca al Ink a,asalta el oro, se apropia de los templos, asesina a los dio-ses, incendia las gigantescas bibliotecas de kipus... Lahistoria no registra otro crimen ms monstruoso que laConquista. La humanidad no ha perdonado este crimen dela "fiera blanca". He ah la razn para que el Occidente nohaya filmado una pelcula hasta nuestros das sobre laVERDAD de la Conquista del Tawantinsuyu.

    Abundan en el mundo del Cine, pelculas sobre Egip-to, Grecia, Roma, etc.; pero no hay una sobre el Imperio delos Inkas y su destruccin!

    El indio precolombino construye Tiwanacu, Chan-chan, Sajsahuaman, Cuzco, Machupicchu... En la Coloniaedifica la Casa de la Moneda y el Puente de Yocalla. Conla plata del Cerro de Potos transforma la economa mun-dial. La Revolucin de Tupaj Amara y Tupaj Katari termi-na expulsando de Amrica a la Corona de Espaa. Elindio con su "fuerza de trabajo" y su sudor arranca la pla-ta que gasta la Guerra de la Independencia, y con su he-

    122

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    23/258

    F A U S T O REINA G vcapturar el Poder brazo a brazo con el indio; y sobre los

    roico brazo, su sangre y su vida sostiene los 16 aos quedura aquella lucha libertaria.

    El indio es quien determina la reunin del CongresoDeliberante de 1825. l indio es el verdadero creador de laRepblica. Razn porque el Congreso de Tucumn (1816) sepropone restaurar el Imperio de los Inkas con suCapital Cuzco, sanciona el Acta de la Independenciaredactada en aymara, keswa y castellano, y en la bandera dela Repblica de las Provincias Unidas del Plata coloca aldios Inti, el dios del indio.

    En la Repblica el indio es soldado del Mariscal deZepita Andrs de Santa Cruz; la multitud embravecida delTata" Belzu; el indio es quien vence a Melgarejo y al Ejr-cito Constitucional de Alonso y le alcanza la victoria alGral. Pando; el indio es el "Regimiento Colorados" del Altode la Alianza; el Corneta Mamani, el Centinela Maxi-miliano Paredes; indios son los 45.000 de los 50.000muertos que yacen en los tuscales del Chaco. . . Y al finalindios son los vencedores del Che Guevara, santo y mr-tir de su gran Ideal!8

    Despus de la Reforma Agraria, 4 millones de indiosingresan en la poltica del pas, y los mini-partidos delcholaje, reducidos a la impotencia, no pueden hacer otracosa que adulacin y alcahuetaje a esta fuerza con cuatrosiglos de odio concentrado, que hoy se pone de pie.

    En suma, ayer como hoy, el indio es vitalidad fsica yvitalidad mental. Y lo mejor, una vitalidad virgen!

    Sera un crimen de lesa Patria, de lesa humanidad,entregar, poner en las manos leprosas del cholaje a estafuerza salvadora de Bolivia. La juventud, por su propio

    bien, por el maana que le espera, por e] destino que lereserva la vida, debe, tiene que arrancar al indio de las

    garras del cholaje blanco-mestizo de la derecha como de laizquierda nacionalista o comunista.

    En Bolivia p ara la juventud slo existe un "esp aciovital" digno: el Partido indio de Bolivia (P1B); y slo exis-te una misin refulgente de honor y gloria: la Revolucinindia, que salvar a la Patria!

    En consecuencia, la juventud, tiene el sagrado deberde unirse al indio; consumar la Revolucin con el indio;

    122

    escombros de la emputecida Bolivia, hacer una Nueva Pa-tria, una Nueva Sociedad, digna, libre, justa!

    Si no lo hace as, entonces esta juventud ser castiga-da por los dioses de la raza, igual que Melgarejo y Barrien-tos, dos generalotes de Tarata!

    42

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    24/258

    F A U S T O R E I N A G v

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    25/258

    puro la verdad se mancilla. Y una verdad manchada ca-rece de autoridad.

    Yo tengo el derecho de decir la verdad en forma direc-ta, cruda; de frente, cara a cara; que esto es una proca-cidad? Que es procaz mi estilo?

    No escribo para los odos hipcritas del cholaje. Yoescribo para los indios.

    Y los indios necesitan una verdad de fuego.

    Hay que meter el dedo en la llaga de una dignidad he-rida por cuatro siglos de humillacin. Hay que barrenar,con hierro al rojo vivo, su corazn, hasta que partido endos, eche oleajes de sangre. Hay que golpear su cabeza y suconciencia hasta que se conviertan en un volcn vo-mitando ocanos de odio, odio de 400 aos. Hay que rugircomo un len hasta desatar la tempestad que har polvoa esta sociedad mentirosa y criminal.

    Porque slo as podemos sepultar la cavernaria "fobiaracial" del cholaje blanco-mestizo, y la superestructuracanalla, que como una nebulosa encubre, la explotacinesclavista de la raza india.

    El Occidente es un sistema social individualista depropiedad privada; el Tawantinsuyu, el Inkanato, es unsistema social colectivista de propiedad socialista. ElOccidente por antonomasia es propiedad individual, portanto, guerra; el Inkanato, en contraposicin es propiedadsocial, por tanto, paz. El Occidente ha hecho del hombre"lobo del hombre"; mientras que el Inkanato ha hecho alhombre hermano del hombre, en una sociedad de trabajoy amor. Y este Occidente es quien puso en tela de juicio lahumanidad de sus habitantes. Espaa neg la condicinde ser humano al "natural" de este Continente; crey ypens que el aborigen era una especie distinta de la espe-cie humana.

    Espaa que era en el siglo XVI la encarnacin delOccidente, reuni a sus ms grandes hombres en Valla-dolid (mayo 1550) para estudiar y resolver la cuestin de siel indio era hombre o bestia. Juan Gins de Seplveda fueel campen de la tesis de que "el indio no es hombre; esbestia, un mono peruano". Y Fray Bartolom de LasCasas, enfrentndose al feroz racista sostuvo, que: "elindio es hombre, hijo de Dios..."

    46

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    Los sabios que debatieron la cuestin, como la opi-nin pblica de toda Espaa y de toda Europa, en el fon-do de su conciencia, pensaban con Seplveda de que: elindio no era de la especie humana; por ello dejaron flo-tando una atmsfera de duda general.

    He ah la razn para que al indio le hayan dado untrato de bestia, y como al perro le hayan puesto la sarta

    de nombres, en estos cuatro siglos y fraccin de esclavi-zamiento de Amrica por Occidente. Esta es la razn, pa-ra que nos hayan bautizado con nombres de: monos, sal-vajes, brbaros, bestias, perros, caribes, indgenas, natu-rales, aborgenes, nativos, peruanos, atawallpas, longos,cucos, chiripas, kollas, janihuas, laramas, jak'es, t'aras,campesinos, etc., etc.

    En la bsqueda de un apelativo, de un nombre ge-nrico para los aborgenes de Amrica, Espaa en 1512,dicta la Ley Burgos, N 24, que dice:

    "... ordenamos que persona ni personas algunas no sean osa-das de dar palo ni azote ni llamen perro ni otro nombre a ningn in-dio sino el suyo p ropio"2.

    Cuando Espaa sale expulsada del Continente, losnuevos dueos de la esclavatura india, los repblicos,tambin en ms de una ocasin legislan. Por va de ejem-plo citamos tres casos, que corresponden a tres etapascruciales en que el blanco-mestizo tiene necesidad dejustificar la esclavitud del indio .

    El general San M artn, "Protector de la libertad delPer", en busca del apoyo indio para su causa, en Lima el27 de agosto de 1811, decreta:

    "... Art. 4' En adelante no se d e n o m in a r n los aborgenes in-dios o naturales: ellos son hijos y ciudadanos del Per y con el nom-

    bre de peruanos deben ser conoc idos' "'

    Luego tenemos el caso del Congreso de Bolivia de1826, que tiene que justificar el impuesto que debe pagarel indio al erario del Estado "blanco", que a la sazn sedenomina Repblica. Esta vez es el diputado Calvimontesque pide precisin en el nombre y sienta la diferencia

    122

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    26/258

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    FAUSTO REINA G vespanto de lo inverosmil? No hablan en sus bureos, gesticulan ape-

    radical que existe entre el blanco y el aborigen. El indio,dice, no puede ser:

    " ni indgena, ni natural ni originario, que no hallaba otra pa-labra que la de indio, que lejos de ser degradante es honra para ellos

    porque tiene n sangre ms pura que nosotros que som os cholos, y el

    que se acerque a ellos ser ms noble

    4

    Finalmente, tenemos el caso de 1968, en que el cho-laie blanco-mestizo le dice al indio que ya no es ' pongo ,sino "ciudadano libre. .." Que ya no es indio es campe-sino"- y como tal debe pagar el Impuesto Unico Agrope-cuario. Y dicta la "caverna doctoral" el Decreto Supremodel

    2 de agosto de 1968, que cambia el nombre de indiopor el apelativo "campesino".

    Hemos visto que al indio se lo bautiza y se lo disfraza deuna y otra cosa segn los tiempos y segn los reg-menes, con objeto: a) de que pague impuestos; y b) que semantenga en su condicin de bestia-esclava.

    De los hombres cimeros de la sociedad boliviana sale,esta "fobia racial" contra el indio:

    El publicista Jos Vicente Dorado, en 1864, escribe:

    "... el indio es un animal, un complejo simplemente animal",

    "un complejo biotcnico".

    Luis Paz Vice Presidente de Bolivia, Presidente de laCorte Suprema de Justicia, historiador, publicista, dice de"lugentes campi" de Mariano Baptista que es un cuadro

    trazado por mano maestra". Y el "lugentes camp. es esteladrido venenoso contra el indio aymara:

    " La cara de este indio, su mirada, sus facciones, son de pie-dra como el granito de sus montaas... No hay gesto en esa cara;no hay contracciones; pulverizar y engullir .nertemente De sugarganta no sale una nota del dialecto brbaro; y apenas omos sutimbre; cuando agazapado, en cuclillas a la puerta de sucasa^quees un tugurio, nos responde hoscamente: Janihua. lo que es nega-cin de todo.

    . Qu hay en el fondo tenebroso de esos seres? Qu genero desensaciones se remueven all...? Y cmo descubrirlas con nuestro

    122

    nas como imbciles..., a fuerza de tanto lquido infiltrado, su oio setorna atnito, vidrioso; cue lgan sus belfos secretadores, hmedosUuturan... Que dicen estos caribes... salvajes?"'.

    Bautista Saavedra, escritor, socilogo, catedrtico deUniversidad, Presidente de Bolivia y su cultsimo Ministro deEstado, Jos Quintn Mendoza, arrojan estas flores alrostro del indio y de su comunidad:

    "... La comunidad de los indgenas, en la explotacin y goce desus tierras, viene a ser un comunismo sin base, sin organizacin ytrunco: esto es un absurdo. Ese comunismo viene a ser en la socie-dad un chancro, una llaga, una pstula (tomando el sujeto humano

    por la com unidad, el indio es el chan cro, la llaga , la pstu la F R )que impide absolutamente el mejoramiento de la raza indgena por-que mantiene en statu quo ominoso que impide toda tentativa de re-forma y de progreso y mantiene latente el odio secular del indio con-tra la raza blanca a la que acusa de usurpacin y de opresin. Loshechos manifiestan bien que para los indios de Jess de Machaca lasituacin es la misma de 1542 cuando se sublevaron para restituir el

    Imperio inksico bajo la autoridad de Manco Inka. Esa disposicin haestallado intempestiva y sorpresivamente en Jess de Machaca a lamadrugada del 12 de marzo de 1921 y estall con las formas de cos-

    tumbre. es decir, con asesinatos a mansalva de gente pacfica y des-prev enida, salpica ndo sus crm enes no sola men te con la sangre delas victimas, sino con escenas de horrible antropofagia. La descrip-cin de esos sucesos es de sobra, no solamente para causar horrorsino tambin para humillarnos profundamente. La Repblica encerca de un siglo de existencia, ha sido impotente para modificar ycorregir ese abominable modo de ser. No han tenido motivo los indiosde Jess de Machaca para cometer esos crmenes sino es el de res-taurar el comunismo inksico con el cual suean sobre la base de ladestruccin de la raza blanca y con ella la destruccin de todo ordensocial.

    El socilogo Saavedra nos grita en nuestra cara:

    "... orangutanes sanguinarios..."'.

    Fernando Diez de Medina, escritor poltico, ensayista-indigenista, esteta, vate, cerebro pensante y pluma escul-

    49

    FAUSTO REINA G v

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    27/258

    L A R E V O L U C I O N I N D I Atora de los mil y uno Mensajes que lee el Presidente Gral.Barrientos, "lder del campesinado", tiene este silbido dereptil contra el indio:

    - El indio es un "hombre de tipo elemental -en el sentidospengleriano es la raza "fellah" que supervive extraa a la evolu-cin histrica. Pensar en su resurreccin poltica y cultural, es tan

    absurdo como pretender que renazcan el egipcio de la Era Farani-ca o el griego de la poca Socrtica. Sin ir tan lejos como de D. H.Lawrence que profetiza el destino de los indios de Amrica en unasola frase -norteamericanizarse o desa parecer- es lcito afirma rque si el indio no se despoja de la piel seca y estril del pasadoancestral, para revestirse con el indumento rpido y nervioso de lostiempos nuevos, est condenado a desaparecer. Fue. Ya no sera-Cada cual aislado en s mismo. Hay pasin y fuerza en cada uno;mas no energa. La inercia nativa desmiente a los profetas de unrenacimiento indgena. Se ha visto al indio labrar la tierra, cons-truir casas, comerciar sus productos, ejercer cualquier profesinmanual? El recelo, la pereza, el indiferentismo, la falta de res-ponsab ilidad socia l son bastan tes para just ificar su decadenc ia... Lasangre india, lenta y sorda, se estratifica en el mineraloide; resiste,

    subsiste; carece de fuerza creadora... El Indio vive al margen de lacivilizacin... El indio carece de fe. porque no cree ni espera n a d a -

    De fondo altaico y monglico, es prfido, maligno, feroz. Insacia-ble rechaza la ciudad y se encierra en su clan o "ayl lu". Agricultor po rnecesidad. No tiene iniciativa, amor al progreso, afectos ni tendenciasal bien Es venal, rencoroso, absolutamente egosta. Vigila su negocio:descuida el ajeno. Pondera el mal. Es hijo del inters y padre de laenvidia. Parece que regala y vende. Opuesto a la verdad miente con elsemblante. Se juzga inocente y es la malicia misma. Trata a la queri-da como seora y a la mujer como esclava. lascivo. AI ruego, se esti-ra- al mando se finge agotado. No quiere a nadie. Se trata mal a simismo Receloso, idlatra, analfabeto. Hace devocin a la embnaguezv se vale de ella para las atrocidades. Parece que reza y murmura.

    Come de lo suyo lo que basta para vivir y de lo ajeno hasta reventar.Vive por vivir y duerme sin cuidado. Cree en lo falso y repugna lo ver-dadero. Enferma como bruto y muere sin temor de Dios... El indio,como lo entiende Tamayo no existe..."7.

    Porfirio Daz Machicao, historiador, poeta, novelista,ensayista, miembro de la Real Academia de Historia y de

    122

    la Lengua, "exquisito cultor" de la "bella palabra", rebuznacontra el indio:

    "... Indio brbaro, indio canalla, vbora maldita, sierpe Inmun-da, indio cerdo, indio puerco.. ."".

    Jos Mara Salinas, Presidente de la Academia de laHistoria, catedrtico, grue:

    "... El indio es un sujeto perverso, sdico, tumultuario, falto devalor, bestia inmunda, vbora maldita, sierpe; bestia mala, fea...

    En ningn momento debe permitirse que en nuestra Casa deEstudios (Universidad) perdure el nombre de un sujeto analfabeto,cruel, concupiscente, y borrachn. La Universidad Tupaj Katari debe s erintegrada a la Universidad Mayor de San Andrs... Es una ig-nominia para el seoro de nuestra ciudad.. ."".

    "... El racismo ha adquirido en este pas proporcionesmonstruosas contra el indio. Podemos citar a continuacin expresio-

    nes de literatos y socilogos que reflejan esta fobia zoolgica quesatura el ambiente de Bolivia. pero creemos que no obstante su cru-deza daran solamente una idea muy plida de la realidad. Al apre-ciar en la realidad el odio racial de las clases gobernantes de este pascontra el indio, slo se puede sentir vergenza de que en la especiehumana subsistan todava estos sentimientos cavernarios.

    La idea que han acariciado y que todava quita el sueo a losracistas bolivianos es la desaparicin total de los indios...

    Esas oligarquas en este pas saturado de bestiales prejuiciosraciales, reaccionan violentamente y saltan a la arena gritando: "No,no somos mestizos. Tomen, miren: aqu estn nuestros certificadosde limpieza antropolgica. Los nicos mestizos son ustedes, cholos,desgraciados". El racismo es uno de los rasgos psicolgicos de lasclases gobernantes bolivianas... "Indio", tiene en nuestro pas una

    significacin insultante, empleada por los racistas bolivianos...La trayectoria hacia la Nacin boliviana no es fcil, debido prin-

    cipalmente a los prejuicios racistas"10.

    Si este es el trato que el cholaje blanco-mestizo da alindio, por qu de un momento a otro ha de ser el indio"su" HERMANO CAMPESINO? Por qu causa, por qumilagro de la noche a la maana esta "fobia racial" ha detransformarse en amor fraternal? Por qu este odio fer-

    51

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    F A U S T O REI NAGA

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    28/258

    F A U S T O REI NAGA

    mentado a lo largo de 400 aos en el corazn y la con-ciencia del blanco-mestizo se ha de convertir en un abra-zo de amor?

    Por qu puede transformarse el desprecio en respe-to; el odio en amor?

    Es sincero el "hermano campesino" en los labios delcholaje blanco mestizo?

    Presidentes de la Repblica, Ministros de Estado, Ar-zobispos, Curas, Monjas, Protestantes, periodistas,escritores, artistas, universitarios, ni que se diga de losjefes y militantes de los Partidos polticos... todos ahoranos dicen "hermano campesino".

    Hay sinceridad en ello?No. No hay sinceridad; no puede haber sinceridad.Nos dicen "hermano campesino" de dientes para afue-

    ra Porque en los hechos el indio, para los k'aras y las bir-lochas mistis, para el putrefacto cholaje blanco, siguesiendo: "indio larama", "jakhe larama", "indio t'ara". Parael cholaje hoy como ayer, no somos otra cosa que "indio

    bruto", "ind io cerdo", "ind io de mierda". Pero acaso novemos, no sufrimos en carne propia lo que hacen con nos-otros? Nos echan como a perros de sus escuelas, de suscolegios, de sus universidades; ni qu se diga de su Co-legio Militar de Irpavi y de todos sus Institutos Militares.En los Hospitales el indio est despus del perro. Sale de la

    boca de las sirvientas, las enfermeras, los practicantesy de los mdicos, este florido lenguaje: "indio burro", "in-dia perra".

    La santa religin cristiana (curas, monjas y evangelis-tas protestantes), que es una religin blanca y solo paralos blancos; la religin de Cristo a los indios nos trata co-mo a bestias. Mientras nos portamos como "humildespongos" nos dan la esperanza de salvacin despus de lamuerte; pero cuando queremos o reclamamos nuestroderecho a ser hombres, cuando reclamamos nuestra libe-racin, la santa religin cristiana, gritndonos: "indioscomunistas, herejes", nos arrojan al mismo infierno... Nosechan de sus Casas de Dios como a perros sarnosos..

    No hay una persona, una sola persona, en cuyo cora-zn, en cuya conciencia se haya hecho sinceridad el "her-

    52

    mano campesino". Y haya tendido la mano de hermano ahermano al indio...

    Dnde, cundo se ha visto que un k'ara misti uncholo blanco-mestizo o una birlocha (de traje o pollera) sehaya enamorado y amado, amado en el sentido sublime y sehaya casado y formado hogar con un indio? Cundo ydonde un Ballivin se ha casado con una Juana Apasa- oun Mamani con una Paz Estenssoro?

    Los indios slo servimos de "consoladores" a las bir-

    lochas; y las indias de carne de "pernada" a los k'aras delcholaje blanco-mestizo.

    Somos una raza discriminada. Servimos para trabajaren las minas y fbricas a racin de hambre y a racin debala. Llenamos los Cuarteles de las Fuerzas Armadas de laGuardia Na cional (Polica). El indio u niformado estparagarantizar el "orden social", para ir a la Guerra pa-ra pelear contra los guerrilleros del Che Guevara y paraentrar en las revoluciones como carne de can.

    Para estos nuestros opresores repblicos blanco-mestizos de hoy nos han bautizado y nos han disfrazadode campesino". Nuestra "obligacin" es cuidar el "ordensocial establecido por ellos, y trabajar como bestias para

    ellos; por eso y para eso nos dicen de dientes para afuerahermano campesino", .. y apenas se dan la vuelta o no sedan y con el menor motivo o sin motivo, a carcajadas nosvomitan en pleno rostro este sarcasmo:

    "Campesino!"... Bah! Ca mpesino... Tu, "h ermanocampesino'...

    "Qu ingenuo animal!"No te ves?

    tada?res un indio: indio de "hedionda pezua enzapa-

    "Campesino" de "pezua hedionda enzapatada".Indio cuchi lejhui! Indio burro ujtu!"La burla sangrienta, el sarcasmo criminal, nos arrojan

    como una masa de excremento en la cara,.. Nos hieren ennuestra dignidad; nos ofenden hasta el alma.

    El "hermano campesino" en boca del cholaje blanco-mestizo es desprecio al indio; no significa amor fraternalni cosa parecida; todo lo contrario, quiere decir sarcasmo

    53

    FAUSTO REI NAGA L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    29/258

    FAUSTO REI NAGA

    Somos una raza discriminada; somos esclavos,propiedad de nuestros amos, llamndonos, "hermanocampesino" los mestizos slo nos escarnecen.

    Y en verdad, en la suprema verdad ni somos "her-manos" del putrefacto cholaje blanco-mestizo ni somos"campesinos"; somos INDIOS.

    Somos INDIOS. Una gran raza; raza virgen; una gran

    'cultura, cultura .milenaria; un gran pueblo, una gran Na-cin. Tenemos derecho a la libertad!Burguesa, proletariado, campesinado, son las clsi-

    cas clases sociales de Occidente, de Europa; que en In-doamrica, concretamente en Bolivia, no son mas que unasuperestructura grosera y ridicula.

    El Occidente, aqu en Bolivia, es slo idea; no es he-cho Es literatura, no es realidad. Es palabra sin acto. Laburguesa indgena de Bolivia al lado de la burguesa in-glesa, pongamos por caso, es una sub-burguesia tiquismi-quis, un espantapjaros.

    El proletariado de las minas y las fbricas? Pura

    fraudulencia. Las masas que trabajan en los socavones delas minas y en las fbricas, no son sino un conglomerado deindios. Indios de carne y alma.

    Al autctono que habita adherido a la tierra, el abori-gen del agro, comunitario o ex-siervo de latifundio, es aquien en Bolivia se le ha dado el apelativo de "campesino .

    El "campesino" en Occidente es una clase social su-jeta a salario; clase explotada por una burguesa terri-torial.

    En Bolivia no existe la tal burguesa territorial o rural; elindio no es un asalariado; no vive del salario. El indiono es una clase social.

    Entonces qu es?El indio es una raza, un pueblo, una Nacin oprimida. El

    problema indio no es el problema "campesino".El campesino autntico lucha por el salario. Su meta

    es la justicia social.El indio no lucha por el salario, que nunca conoci; ni

    por la justicia social, que ni siquiera imagina. El indio

    54

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

    lucha por la justicia racial, por la libertad de su raza; ra-za esclavizada desde que el Occidente puso su pezua enlas tierras del Tawantinsuyu.

    El problema del indio no es asunto de asimilacin ointegracin a la sociedad "blanca, civilizada"; el problemadel indio es problema de LIBERACIN.

    El indio no puede, no tiene que ser "campesino" de lasociedad "blanca"; el indio tiene que ser un hombre libre, en"su" sociedad libre.

    La conversin del indio en "campesino" es una re-gresin, un retroceso; es ir contrapelo, contra la historia.Los pueblos colonizados (Asia, frica, Indoamrica) hoy selevantan contra Occidente, y aqu (en Bolivia) se quierehacer del indio un bastin de Occidente. El indio de nues-tro tiempo no cometer el error de Pumakahua, quedefiende a los espaoles para morir degollado por los es-

    paole s.

    El cholaje blanco-mestizo al bautizar y disfrazar al

    indio de "campesino" quiere que ste se integre en su so-ciedad putrefacta, para que as bautizado y disfrazado de"campesino", siga sirviendo de "pongo" a los seores ex-terratenientes que fundan cada da "Partidos polticoscampesinos".

    El indio es indio. Al llamarnos "campesino" nos ca-lumnian. Decir "campesino" es decir "pongo". Campesino essinnimo de "pongo". Los indios no queremos ser "pon-gos"; queremos ser hombres; hombres libres; hijos denuestra Patria, tambin libre!

    55

    L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    30/258

    INTRODUCCIN

    En el siglo XVI, Europa se apodera del mundo. Asia,frica y Amrica caen bajo el tacn del Occidente. La "fiera

    blanca" clava sus zarpas de asalto y genocidio en los cuatropuntos card inales del planeta Tierra,

    Espaa, Inglaterra y Francia1se reparten de Amrica. Enesta poca hay compraventa de esclavos, y hay compraventade territorios y pueblos. Francia vende los territoriosconquistados y colonizados por ella. En consecuencia,

    merced a los cambalaches quedan dueas delContinente Espaa e Inglaterra.

    Espaa, gracias al oro de Atawallpa y la plata de Potos,llega a su mayor esplendor y poder; a su "Edad de Oro"."En sus dominios no se pone el sol". Sin discusin asume elliderazgo del mundo.

    "...Espaa: la que descubre Amrica, la que tiene a raya alGran Turco, rige los Pases Bajos, sostiene la religin catlica, dirigela contrarreforma; es la aliada de la casa de Austria... Espaa es unanacin que ha llegado a altas funciones de la cultura universal, sirvede puente entre la civilizacin oriental y occidental: transplanta alcontinente americano la cultura del Occidente europeo, cuyas fron-

    teras ensancha ms all del ensueo; da su sangre, su energa y sutalento creador sin contar lo que daba, desprendida hasta en suserrores, y que contempla indiferente cmo le arrebatan el oro de suscolonias y el ms valioso de su reputacin, mientras ella crea una delas grandes literaturas europeas, una de las ms bellas escuelas depintura y una jurisp rudenc ia que aun hoy, cuatro siglos despus ,parece a muchos en exceso idealista ; nacin de altos y bajos, de glo-ria y pobreza: a siglos rectora de acontecimientos mundiales...

    -57

    F A U S T O R E I N A G vL A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    31/258

    Esta Espaa que dio a Hernn Corts y a Santa Teresa: esta Espaaque cre Don Quijote y a' Don Juan,,. Esta Espaa, cuyos reflejoscentellan en toda Europa y cuyos rasgos se admiran y veneran en loscinco mares y en los cinco continentes..

    Esta Espaa que acaba de pintarnos Salvador de Ma-dariaga, llega a ser tal, gracias a los millones de toneladas deplata que arranca del Cerro de Potos; arrancaempleando miles de millones de indios mit'ayus, de loscuales no quedan sino montaas de huesos.. . montaasde huesos indios, montaas ms grandes que la mismaMontaa de Plata.

    Inglaterra y Francia se levantan contra esta poderosaEspaa. Inglaterra mina los mares de piratas; inunda consu contrabando mercantil el continente; desembarca enson de conquista sus Armadas de Guerra en los puertosde Amrica espaola,

    Y Francia, la envidiosa, divide el trono espaol; armael brazo del Rey hijo contra el Rey padre. Invade con "su"Napolen y se apodera de Espaa. Jos Bonaparte, her-mano de Napolen, es coronado Rey. Espaa tiene un Reyfrancs.

    Sus colonias de Amrica, aprovechan la situacin; yse desprenden de la "Madre Patria" que se derrumba.

    Napolen, que haba paseado victoriosamente por Eu-ropa y fuera de ella, Napolen que haba conquistado rei-nos e imperios; Napolen que haba desplegado el estan-darte de sus legiones hasta el Nilo y el Moscowa; hasta elEgipto y la "Santa Rusia"; Napolen que era dueo deEuropa, cae vencido. Inglaterra, derrota a Napolen enWaterloo. (18VI1815).

    Francia, la invasora de Espaa, cae derrotada. Enconsecuencia, queda, pues, Inglaterra como la nica

    potencia. Desde Waterloo hasta la Primera Guerra

    Mundial retiene el cetro del dominio mundial. Su Armada esinvencible. Su libra esterlina: el patrn de la economa detodos los pueblos de la tierra. Inglaterra es duea delos mares. El Asia, el frica y las "republiquetas" deIndoamrica son sus colonias.

    Este podero britnico se con serva hasta la PrimeraGuerra Mu ndial; tras ella viene su desven cij amiento; y

    58

    despus de la segunda Gran Guerra, el poder del ImperioBritnico pasa a otra potencia,

    La Revolucin de Tupaj Amaru, es la causa profundade la derrota total y para siempre de Espaa. La causa delas causas, para que Espaa haya sido vencida por Fran-cia e Inglaterra, sus enemigas seculares, est en la Revo-lucin de Tupaj Amaru, Si Tupaj Amaru no hubiera dete-riorado aquel poder todopoderoso entronizado por tres si-

    glos en Amrica, Espaa jams hubiera sido derrotada porFrancia ni por Inglaterra ni por las dos juntas y unidas enAlianza.

    En puridad de verdad la Revolucin india de 1780 pu-so tan maltrecha y tan bajo a la pobre Espaa, y que siWellington no hubiera expulsado de Madrid a Jos Bona-

    par te (10 V III1812), es mu y posible que hasta nuestrosdas hubiera estado Espaa bajo el dominio y mando deFrancia...

    En suma, Espaa ha sido vencida; vencida por el in-dio del Tawantinsuyu.

    Gracias a la herencia ideolgica de la Revolucin india

    de Tupaj Amaru, Tupaj Katari, Toms Katari; gracias alsudor indio que extrajo la plata de Potos, con la que sesostuvo la lucha de tres lustros y 365 das; y gracias a lasangre india que corri a raudales a lo largo de la Guerrade la Independencia, pudo reunirse la AsambleaConstituyente de Chuquisaca y declarar la Independenciadel Alto Per; y fundar (1825) pomposamente la Repbli-ca de Bolivia.

    Gracias al indio los Olaeta, Serrano, Urcullu, hacen"su" Repblica.

    En 1898, despus de 70 aos de Repblica de traido-res y esclavistas, estalla la Revolucin Federal; que se con-

    vierte en guerra de razas. Tras la hecatombe de Ayo-Ayo yMohoza, gracias al indio, el cholaje paceo hace "su" Re-pblica liberal.

    Gracias a las masacres de indios mineros de Siglo XX, yde los indios fabriles de La Paz (1949-1950), llega la lla-marada de 1952; gracias a la gran gesta india del 9 deabril los nacionalistas hacen a su turno "su" Repblica de la"revolucin nacional".

    122

    FAUSTO REI NAGA L A R E V O L U C I O N I N D I A

  • 8/9/2019 La Revolucion India Fausto Reinaga

    32/258

    Los comunistas, tanto en la Guerrilla, como en lasminas y las fbricas, tambin gracias al indio soaban enhacer "su" revolucin y "su" Repblica comunista... Esesueo ahora se ha desvanecido...

    Cuatro millones de indios se han puesto de pie. El mo-vimiento indio ha comenzado; el impulso inicial del 9 deabril de 1952 y del 2 de agosto de 1953, no se ha apaga-do; va adelante. El hecho es que cuatro millones de indios de

    Bolivia, se han puesto en marcha y harn necesaria-mente, fatalmente, la Revolucin; pero esta vez no serpara ningn sector del cholaje blanco-mestizo. No. Estavez la Revolucin del indio sera para el indio.

    El indio, con este fin, har su Partido. Ningn choloblanco-mestizo har un Partido para el indio; har un Par-tido indio. El indio, slo el indio har su Partido. Nadiems que l tiene que fundar; tiene que crear el PARTIDOINDIO DE BOLIVIA (PIB).

    Los Partidos "campesinos" que funda el cholaje bo-liviano, son "Partidos" del cholaje blanco-mestizo; no son,no pueden ser Partidos del indio. All el indio es un con-

    vidado de piedra; all el indio se siente en casa ajena; encorral ajeno.

    El indio como fuerza econmica, como fuerza polticay como fuerza racial, no puede caber ni encajar en ningnPartido del cholaje blanco-mestizo. Su "naturaleza hu-mana" repele una simbiosis poltica de esta clase; su serformal y esencial no permite un contubernio de esta espe-cie. El indio no puede marchar del brazo de sus opresoresesclavistas. Esto es antinatural, antisocial, antiecon-mico, antipoltico, antiracial, antinacional y anticientfico.

    La R