infinitud, inmensidad y omnipresencia

Download Infinitud, Inmensidad y Omnipresencia

Post on 19-Jan-2016

35 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1/7

    SEMINARIO MAYOR SAN CARLOS Y SAN MARCELO

    ARQUIDICESIS DE TRUJILLO - PER

    INFINITUD, INMENSIDAD Y

    OMNIPRESENCIA DE DIOS

    Facultad de Teologa

    2 Ao de Filosofa

    CURSO: Teodicea

    ALUMNO: Roder L. Torres Lizano (CSsR)

    PROFESOR: Pbro. Segundo A. Daz Flores

    FECHA: 16.06.2014

    Trujillo Per

  • 2/7

    INFINITUD, INMENSIDAD Y ONMIPRESENCIA DE DIOS

    A) LA INFINITUD DE DIOS

    Nociones preliminares

    El concepto de infinito proviene no de la experiencia sino de la reflexin. En ese sentido, si bien los antiguos filsofos griegos (Parmnides, etc.), atribuyeron el infinito al primer principio; lo cual es razonable puesto que del primer principio emanan innumerables cosas; se equivocaron en su naturaleza, puesto que le atribuyeron materia, y en consecuencia le asignaron una infinitud material. Por eso decan que un cuerpo infinito era el primer principio de todas las cosas.

    Infinito significa carencia de lmites. Indefinido significa que los lmites se retiran continuamente, prescindindose de la existencia de los mismos.

    Podemos considerar el infinito desde dos puntos de vista: el material y el formal. En ese sentido podemos establecer la infinitud material y la infinitud formal. El infinito formal significa que la forma o el acto no se encuentra limitado por la materia en que se encuentre. El infinito material es aquel que no posee forma alguna. Su infinitud radica en el hecho de la potencialidad de la materia prima para recibir muchas formas.

    La sustancia es para Aristteles un compuesto de materia (hyle) y forma (morph). (De ah el trmino hilemorfismo con el que tradicionalmente se ha designado la teora de la sustancia aristotlica). En coherencia con la teora de las cuatro causas del ser no cabra otra interpretacin, pudiendo quedar subsumidas las otras dos causas, la eficiente y la final, en la causa forma. Ese compuesto de materia y forma es indisoluble, de modo que no es posible separar realmente una de la otra; slo en el entendimiento dicha separacin es posible, es decir, la materia y la forma slo pueden ser pensadas como realidades distintas.

    En efecto, si nos preguntamos por la materia de la que est hecha la casa, diremos que de ladrillos; pero los ladrillos a su vez, que son la materia de la casa, son una sustancia, es decir, un compuesto de materia y forma; si nos preguntamos por la materia de ladrillo nos encontraremos con otras sustancia, la arcilla o el barro; y si nos preguntamos por la materia de la arcilla nos volveremos a encontrar con otra sustancia, y as indefinidamente. Tan lejos como llevemos la investigacin seremos incapaces de dar con la materia prima de la que estn hechas las cosas, dado que la materia se presentar siempre indisolublemente unida a una forma; de ah que Aristteles nos hable de una materia prxima (eschte hyle) y de una materia remota o materia prima (prte hyle). La materia prxima es, en realidad, la sustancia de la que estn hechas las cosas, como decimos que el bronce es la materia de la estatua; la materia prima es, sin embargo, aquel sustrato ltimo de la realidad, absolutamente incognoscible para nosotros ya que est desprovisto de toda forma y, por lo tanto, de toda cualidad. En este sentido, la concepcin aristotlica de la materia recuerda el peiron de Anaximandro. Mientras que la forma representa la esencia del objeto, de la sustancia, lo que en ella hay de universal, la materia representa lo que hay de particular, de distinto en la sustancia. La materia es, pues, principio de individuacin: lo que distingue una sustancia de otra es la materia de la que est hecha (lo que diferencia esta mesa de aquella es la materia de la que est hecha cada una de ellas, no la forma, que es idntica en ambas).

  • 3/7

    Tomando como base lo antes dicho, podemos decir que en cierto modo la materia est delimitada por la forma, y la forma por la materia. Se dice que la materia est delimitada por la forma porque antes de recibir una sola forma que la determine, est en potencia para poder recibir muchas. Por otro lado, la forma est delimitada por la materia porque en cuanto forma puede adaptarse a muchas cosas; pero al ser recibida en la materia se convierte en la forma concreta de esta materia determinada. La materia se perfecciona con la forma que la delimita; por eso la infinitud material que se le atribuye es imperfecta, pues acaba siendo casi una materia sin forma. La forma, en cambio, no slo no se perfecciona por la materia, sino que sta, la materia, delimita ms bien su amplitud. As, la infinitud de una forma no determinada por la materia contiene razn de lo perfecto. Lo sumamente formal de todo es el mismo ser, y como quiera que el ser divino no es un ser contenido en algo, sino que subsiste en s mismo, resulta que el mismo Dios es infinito y perfecto.

    Por otra parte, la nocin de infinito presupone la de finito, es decir, se llega al conocimiento de lo infinito partiendo del concepto de finito. Adems ambos conceptos se contraponen. Mientras que lo finito expresa limitacin, es decir, negacin, lo infinito se opone a lo finito, es decir, expresa una negacin de una negacin, lo cual significa algo positivo en s, pues dos negaciones afirman.

    La filosofa clsica establece que la nocin de infinito no puede ser hallada ms que a partir de lo finito. Sin embargo, la filosofa moderna desarrollar los presupuestos contrarios de esa afirmacin e intentar llegar a lo finito a partir de la idea de lo infinito. Uno de los defensores de esta postura es Descartes, que en su obra Meditaciones Metafsicas estableci lo siguiente: En el concepto de Dios entiendo una sustancia infinita, eterna, inmutable, independiente, omnisciente, omnipotente, por la que todas las dems cosas que existen (si existen algunas) han sido creadas y producidas. Ahora bien: tan sublimes y eminentes son estas ventajas, que cuanto ms cuidadosamente las considero, menos me convenzo de que la idea que de ellas tengo pueda tomar su origen en m. Por consiguiente, es necesario deducir de esto que Dios existe; pues si bien hay en m la idea de la sustancia, siendo yo una, no podra haber en mi la idea de una sustancia infinita, siendo yo un ser finito, de no haber sido puesta en m por una sustancia que sea verdaderamente infinita.

    Establece adems: Y no me es posible imaginar que no concibo el infinito por medio de una verdadera idea y s slo solo por negacin de lo finito, como el reposo y la oscuridad y la oscuridad los comprendo porque niego el movimiento y la luz; no, pues veo manifiestamente, por el contrario, que hay ms realidad en la sustancia infinita que en la finita, y por tanto, que, de cierta manera, tengo en m mismo la nocin de infinito antes que la de finito, es decir, antes la nocin de Dios que la de m mismo; porque, sera posible que yo conociera que dudo y que deseo, es decir, que algo me falta y que deseo, es decir, que algo me falta y que no soy del todo perfecto, si no tuviera la idea de un ser ms perfecto que yo con el cual me comparo y de cuya comparacin resultan los defectos de mi naturaleza?.

    El carcter reduccionista teologizante caracteriza a la metafsica racionalista e idealista. Concuerda con la preponderancia que se da a la subjetividad.

  • 4/7

    La infinitud de Dios

    Como ya se mencion antes, Dios es lo sumamente formal, que no subsiste contenido en algo sino que subsiste en s mismo, es decir, es el mismo Ser Subsistente. De esto se concluye que Dios es infinito con infinitud actual absoluta. Dios es forma pura, acto puro que no admite ningn tipo de potencialidad, en consecuencia es absolutamente infinito.

    Se sabe que el acto no se limita por s mismo, sino que slo puede ser limitado por la potencia que lo recibe. Podemos poner como ejemplo un adolescente que est en potencia de ser adulto. El acto de ser adolescente culmina al llegar la adultez. Sin embargo, el acto puro no tiene potencia que lo limite, es realizacin plena y permanente, perfeccin continua. En ese sentido es infinitud absoluta.

    La infinitud de Dios entonces es un atributo que procede de su mismo Ipsum ese (Ser por si mismo). Por eso es preciso decir que Dios no es su mismo ser porque es infinito, sino que es infinito porque es su mismo ser. Contrario a lo anterior est lo que postul Duns Escoto; que la infinitud es el constitutivo real de Dios, y esta infinitud radical es la raz de todas las perfecciones divinas. Esto mismo afirmaba Nicols de Cusa.

    Doctrina de Nicols de Cusa

    Dios es infinito, por eso es inasequible para el entendimiento humano, incomprensible, inefable, absolutamente trascendente.

    Es vano el intento de contemplar la infinitud divina, puesto que slo se contempla la invisibilidad.

    El infinito es inconceptualizable, porque est ms all de todo concepto.

    El Absoluto est separado de todos los modos de entender que posee el hombre, desligado de todo lo que puede caer en el rea barrida por cualquier concepto de cualquier hombre. Nicols de Cusa, al respecto dice en su obra La Visin de Dios. Veo que t eres la infinitud, y por eso eres inaccesible, incomprensible, innombrable, inmultiplicable e invisible.

    El primer paso para que el intelecto intente ver al infinito es que sea consciente de su ignorancia. En ese sentido, la ignorancia de un intelecto ignorante sobre el infinito es una docta ignorancia. Con esta expresin Nicols de Cusa trata de significar la actitud prudente del sabio ante la magnitud de la infinitud de Dios y la limitacin de las facultades naturales del conocimiento. Es la conciencia de nuestra ignorancia, de lo que podemos saber y de lo que no podemos saber. En el fondo no difiere del punto de partida socrtico y es el principio de la verdadera ciencia. Buscar en la ignorancia es el punto de partida para intentar comprender lo que en s mismo es incomprensible.

    Nicols de Cu

Recommended

View more >