erase una vez - hna. emperatriz

of 44/44

Post on 20-Jul-2015

66 views

Category:

Education

9 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Presentacin de PowerPoint

Erase una vez

de la Conferencia En los salonesde Religiosos de Colombia

Una accin de gracias rompe el infinito conun coro de suspiros que Surca el cielo de diez pases,

Una experiencia maravillosa a punto de serconcluida.

Es el llamado divino que nos invit a contribuir

Con el porvenir De nuestras Comunidades.

Es el Seor que hace resplandecer su rostro sobre nosotros

y pone en nuestras manos el tesoro escondido, la perla preciosa.

que desde su simplicidad y sencillez brindaron acogida y calidez humana

En manos llaneras

En manos paraguayas que al relacionarse con trasparencia Ofrecieron testimonio de amor a Dios y dejaron una estela de bondad.

En manos narienses que al mostrarse dignas trabajaron con esmero por el bien grupal.

En manos venezolanas que acompaaron el don Magnfico de una voz para alabar a Dios.

En manos panameas que con su diario compartir Aumentaron el sentido congregacional.

En manos costeasque cada maana Despertaban la voz del tambor, para en las Eucaristas, alabar al Jess.

En manos panameasQue al abrazar una guitarra se aunaron con la voz, para Orquestar una sinfona de alabanza a Dios, que no ser posible olvidar.

En manos antioqueas,Que se sienten identificadas con la tarea educadora del Maestro y que complementaron su alegra constante y su batalla contra la enfermedad.

En manos risaraldenses,Que consagradas para el ministerio sacerdotal, son habitadas por una sabidura admirable que al salir al exterior con mil destellos de reflexin, Cuestionan y animanaron a seguir a Jess.

En manos Kenianas, color de bano, que nos regalaron da a da la prueba de la fraternidad porque abiertas al afecto, nos dieron leccin de cultura y danza africana.

En manos chiquinquireas, Que con el fervor del amor primero y bajo el manto protector de Nuestra Seora, patrona de Colombia, nos regalaron su Sonrisa de acogida .

En manos mexicanasque con la huella indeleble, del amor mariano, guadalupano, repartieron con generosidad testimonio de acogida y generosidad.

En manos santandereanasque fieles a su santa patrona, derrocharon en la cotidianidad, dignidad, porte femenino y delicadeza.

En manos santandereanasQue fieles al espritu franciscano, siempre estuvieron prestas a un Servicio oportuno con finos modales.

En manos antioqueas,Que conscientes de la importancia de la formacin, solicitando capacitacin, nos dieron la oportunidad de compartir el gozo de la Consagracin.

Manos ManizalitasQue experimentaron La alegra del seguimiento y la acogida

En manos timbiqueasQue con el jbilo dela edadjuvenil, vuelvieron la vida poesa, y cada momento del dameloda y oracin.

En manos ecuatorianas,Comprometidas con su labor pastoral, donde la responsabilidad y el amor congregacional, animaron a hacer la travesa.

En manos bolivianasOrgullosas de su ancestro y de su cultura, decididas a Continuaren el seguimiento De Jess.

En manos espaolasFieles al don recibido, se mostraron siempre acogedoras y dispuestas a Generar vnculos.

En manos Nortesantandereanas que confiando en la Providencia divina Reparten caridad sin par en ciudad Bolvar y nos brindaron su testimonio de sencillez.

En manos nicaragenses,Sensibles a la situacin de su pueblo, abiertas al cuestionamiento Y se dejaron transformar Por esta experiencia

En ManosIpialeasQue con cario Forjaron con sonrisasLa dedicacin y elAmor porRecogerEsta experiencia para suCongregacin

ManosPaisasQue desde el silencio y la dedicacin Nos compartieron cada Puntada,El amor al nio Jess

En manos EcuatorianasCon criterios claros, frente a la tarea formadora y de acompaante

En manos bolivianascon una fuente inagotable de risas, nadafue tan serio que no se pudiera decir con una sonrisa y la meloda de una pandereta.

En manos caldensesManantial de ideas, del arte, de la creatividad para Evangelizar con el canto y la novedad.

En manos bogotanasDueas de una sencillez admirable, acuada Con experiencias de vida, donde la historia y el cuento, eran protagonistas

En manos caucanasCon una urgencia manifiesta de hacer el bien, especialmente a sus Hermanas

Por eso, al trmino de esta experiencia, donde se puede concluir:que despedirse es morir un poco.Con el leproso del camino nos detenemos, giramos hacia atrs y con voz grave y trmula decimos: gracias.

Gracias a estas manos InmaculadasTantas experiencias que tejieron un dechado de sabidura!

Manos que no solo administraron

sino que fueron puente para la integracin, para el sano esparcimiento, el bienestar, acogida, comodidad; la puerta abierta, la toalla limpia, la taza de caf, o de aromtica, el piso brillante, el ornamento Planchado, el cable conectado.

el correo enviado, la hoja Fotocopiada

El plato prestadoEl algo servidoEl cesto de la basuraLimpioY as como la Madre tierra abriga en su seno la semilla para que germine;

el silencio de nuestro barullo indicar, que estamos acunando esta linda experiencia en el corazn para que estallen los frutos que Dios espera ver..

Y As desde las Casas que hoy nos esperan, Recordaremos siempre que:la fiesta del encuentro, siempre empez en la puerta.

Your SmileDesconocido2. TIEMPO DE AMANECER, track 11New Age307927.53