el texto bíblico canon

Download El texto Bíblico Canon

Post on 14-Apr-2016

6 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Material de Clase.

TRANSCRIPT

LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA

SETECA Primer trimestre de 2008

406D1 BIBLIOLOGA Y TEOLOGA PROPIA Lic. C. A. LpezFORMACIN DEL TEXTO BBLICO: canon y canonicidadI. Asuntos introductorios:1. Debate general sobre esta doctrina: En el pasado el debate sobre el canon se ha concentrado en la discusin entre protestantes y catlicos sobre los libros que deben incluirse en la Biblia. Mientras los catlicos han optado por incluir los libros deuterocannicos (o apcrifos como popularmente se les llama), los protestantes han preferido su exclusin. En ese sentido, es comn escuchar discusiones acerca de las diferencias entre la Biblia catlica y la Biblia protestante. Es que, si la Palabra de Dios es la norma suprema en los asuntos de fe y prctica, entonces se dice que es importante tener seguro cules son los libros que determinan la doctrina y la prctica en la vida cristiana. Las discusiones, en trminos generales, estn centradas en dos propuestas de canon: el de la Iglesia Catlica y el que han aceptado las congregaciones protestantes.

2. Debate renovado sobre esta doctrina: A partir del descubrimiento de varios evangelios gnsticos en el ao 1945, se ha abierto un nuevo debate sobre el canon, en este caso su enfoque ha sido sobre el Nuevo Testamento. Ser que existen evangelios que deberan incluirse al canon del Nuevo Testamento? Hay quienes abogan porque estos evangelios se incorporen plenamente al canon del Nuevo Testamento y se agreguen a los cuatro evangelios cannicos que estn incluidos en la Biblia. De ser as, la lista de Evangelios podra extenderse al de Toms, el de Felipe y el de Mara Magdalena (estos dos fueron trados a la palestra teolgica por la novela El Cdigo Da Vinci), o el evangelio de Judas (la manera en que se trabaj la publicidad de ste ltimo produjo mucha expectacin, dudas y confusin entre cristianos y no cristianos).3. El Canon de las Escrituras es una doctrina que permanece viva: Por lo anteriormente expuesto, podemos decir que el debate en torno al canon de las Escrituras es tan antiguo como a su vez tan moderno. Sin embargo, para la mayora de cristianos esta doctrina es tan extraa y desconocida que no es de extraar que cualquier enseanza al respecto promueva sorpresas e incertidumbres entre el pueblo cristiano. Una vez ms, como en aos remotos, el canon de las Escrituras ha sido llevado a la arena de los crculos teolgicos como un asunto interesante y polmico. El devenir histrico-teolgico nos dice que estos asuntos no hayan una culminacin final, seguramente nuevos movimientos despertarn la atencin de los incrdulos hacia el canon de las Escrituras y nuevamente la Iglesia ser desafiada a prestar atencin a esta doctrina perenne. II. Definiciones:

1. Canon:

1.1. Etimologa: La palabra griega kavov (canon) procede probablemente de la palabra semtica que aparece en hebreo como qaneh: junco, caa. En el griego, el trmino se traduce simplemente como caa, especialmente en referencia a la caa recta que se utiliza como regla, de ah que tambin puede significar vara de medir o regla. 1.2. El uso general o figurado que se le ha atribuido al trmino kavov (canon) es el de norma, patrn de conducta, una regla o un precepto (cp. 2 Co. 10:13, 15-16; Gl. 6:16). 1.3. El uso tcnico kavov (canon) restringido a la teologa es el que identifica al conjunto de libros sagrados que se aceptaron por su apego a las reglas divinas de inspiracin, autoridad y autenticidad. As como una caa recta utilizada como regla puede ser dividida en unidades de longitud (como una regla moderna en pulgadas o centmetros), de esta costumbre se deriva que la palabra griega kavov pase a utilizada como una serie de estas marcas y despus con el sentido general de serie o lista. Es este ltimo uso el que se aplica al trmino el canon de la Escritura.

2. Canonicidad:

Es la rama de la Bibliologa que estudia la integracin de los libros sagrados que pasaron la prueba de autoridad y autenticidad. Tambin se refiere a la cualidad que tienen los libros sagrados de ser considerados como norma o regla de nuestra vida. El concepto de canonicidad est asociado con el de inspiracin divina. Solamente los libros cannicos son inspirados y slo los inspirados son cannicos.

III. Origen de la doctrina:

En su sentido estricto de lista de libros sagrados oficialmente reconocidos como normativos para los creyentes, el trmino canon es de origen cristiano. Los primeros siglos del cristianismo fueron ms bien de expansin y de defensa. Es a partir del siglo IV que empieza la preocupacin por definir claramente cules deben ser considerados autoritativos y cules no. En este sentido Atanasio (367) fue el primero en referirse a los libros de la Biblia con el trmino canon. Tambin el Concilio de Laodicea (363) se haba referido a libros cannicos. Prisciliano (380) es un escritor latino que us la palabra canon casi como un sinnimo de Biblia. Sin embargo no es sino hasta el Concilio de Cartago (397) donde se reconoce oficialmente la lista cannica de los libros del Nuevo Testamento. Los libros del Antiguo Testamento ya haban sido reconocidos por los judos y por los primeros cristianos como autoritativos aunque no se les haba aplicado el trmino de canon o canonicidad.1. Libros aceptados en el perodo apostlico:

1.1. En cuanto al Antiguo Testamento, en trminos generales la iglesia del perodo apostlico recibi y acept las Escrituras del Antiguo Testamento como suyas. El erudito John Kelly le llama natural al hecho de que la iglesia cristiana se apropiara de los libros sagrados que haban estado en circulacin entre los judos. Aunque la lista oficial fue aprobada recin en el Snodo de Jamnia (90-100 A.D.), es obvio que Jess y los primeros cristianos hicieron uso en forma autoritativa de estos escritos.1.2. Por otra parte, parece que la iglesia del primer siglo no se preocup mucho por una lista autorizada de libros sagrados. Aunque es cierto que los escritores del Nuevo Testamento no citaron los llamados libros apcrifos que se incluyen en las versiones catlicas, s es evidente que los libros novotestamentarios incluyen citas de autores paganos (Pablo cita a los poetas griegos Epimnides y Arato en Hechos 17:26-28), tradiciones judas (2 Ti. 3:8, Janes y Jambres) y aun libros pseudoepigrficos (Jud. 9, la Asuncin de Moiss y Jud. 14, El Libro de Enoc).

1.3. En cuanto al Nuevo Testamento, existen algunos indicios de que las enseanzas y escritos de los apstoles ya se comenzaban a usar como fuente de autoridad en las iglesias locales. Ya en tiempos del apstol Pablo, en la carta a los Efesios, se reconoca que la iglesia haba sido edificada sobre el fundamento de los apstoles y profetas (Ef. 2:20), lo cual habla de la importancia de las doctrinas (y posteriormente escritos) apostlicas. Pedro se refiere a los escritos de Pablo con el nombre de escrituras (2 P. 3:15), aunque es improbable que l haya pensado en clasificarlos dentro de cierta lista de libros inspirados. Lo que muestra esto solamente es que hay seales de que los escritos apostlicos eran ya muy respetados. Aunque el concepto de canon no lleg a ser desarrollado en este perodo.

2. Libros aceptados por los padres apostlicos:

2.1. Los discpulos de los apstoles continuaron aceptando los libros del Antiguo Testamento como autoridad. En trminos generales, cuando ellos hablaban de las escrituras o apoyaban sus argumentos con un escrito est, se refera casi siempre a los escritos del Antiguo Testamento. Clemente de Roma usa las siguientes frases: Porque la santa escritura dice en cierto lugar, Porque est escrito, y porque as dice la Escritura. La epstola de Bernab habla as: Porque la escritura dice mientras que Policarpo apoya sus enseanzas diciendo segn dicen estas escrituras. Estos son algunos ejemplos del uso del Antiguo Testamento en los padres apostlicos como autoridad escrita.2.2. Sin embargo, parece que el concepto de estos autores acerca de las escrituras es un poco ms amplio. Ellos ya mencionan algunas palabras de Jess y de los apstoles como autoridad. En la cita de Policarpo a los filipenses que ya fue mencionada, el pasaje completo dice as: Slo que segn dicen estas escrituras: Enojaos y no pequis, y que el sol no se ponga sobre vuestro enojo. Lo sorprendente en este pasaje es que cita el Salmo 4 y Efesios 4 y les llama a ambos escrituras, al parecer, colocndolos al mismo nivel de autoridad. En la misma carta, Policarpo reconoce la autoridad del apstol Pablo al decir: Porque ni yo, ni hombre alguno, puede seguir la sabidura del bienaventurado y glorioso Pablo, el cual, cuando estuvo entre vosotros, ense cara a cara a los hombres de aquel da la palabra de verdad con cuidado y certeza; y cuando estuvo ausente, os escribi una carta, en la cual, si la escudriis con diligencia, podis ser edificados en la fe que se os ha dado.

Puede verse, entonces, que los escritos apostlicos posean un alto nivel de autoridad. Sin embargo, las condiciones histricas no estaban dadas para que hubiese el inters o la aspiracin de componer algo semejante a un canon. Solamente se puede concluir que estos escritos gozaban de alta estima entre los padres, quienes los reconocan como libros autoritativos.

2.3. As mismo, parece que algunos padres reconocen escritos de su propia poca y an los propios como autoridad. Este es el caso, sobre todo, de El Pastor de Hermas quien dice que sus visiones son revelacin que debe ser enviada a las ciudades extranjeras, porque ste (sic) es su deber. Al parecer, el Pastor y la Didach (Didaqu) fueron dos de los libros ms aceptados y venerados en la poca, encontrando, incluso, un lugar en la liturgia de las iglesias, aunque, por supuesto, al final fueron desechados como cannicos.3. Las herejas y los apologistas:

Recommended

View more >