edición impresa del 4 al 10 de marzo del 2011

Download Edición Impresa del 4 al 10 de Marzo del 2011

Post on 15-Mar-2016

220 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Edición Impresa del Semanario Primera Plana

TRANSCRIPT

  • PRIMERAPLANAPRIMERAPLANA

    2 DEL 4 AL 10 DE MARZO DE 2011

    DIRECTORIO

    No. 2054, Ao XXVII

    PUBLICADO POR Editorial El Autntico S.A. de C.V.

    NUESTRA MISIONSer un medio de comunicacin en lapermanente bsqueda de la verdad,para ofrecerla como un valorsupremo a la nica persona a quienprivilegiamos: el lector; apoyandosiempre las acciones nobles, perotambin denunciando las injusticias,irresponsabilidades y abuso delpoder

    PRESIDENTE Y

    DIRECTOR GENERAL

    Francisco Javier Ruiz Quirrn

    GERENTE GENERAL

    Gustavo Lpez Vsquez

    GERENTE DE ADMINISTRACION

    Cecilia Jimnez Gonzlez

    JEFE DE REDACCION

    Gabriel Rigo Gutirrez E.

    DISEO EDITORIAL

    Lzaro Romo Jimnez

    JEFE DE PRODUCCION

    COMERCIAL

    Juan Ruiz Montao

    CIRCULACION

    Omar Mendoza Enrquez

    Certificado de Licitud de Contenido

    No. 1590 de fecha 18de Diciembre de 1984

    OFICINAS Y TALLERESRevolucin 14 Norte, entre

    San Luis Potos y Zacatecas,Colonia Centro, CP 83000, Hermosillo, Sonora, Mxico

    Tel. (662) 109-27-00Miembro de la Asociacin

    Mexicana de Editores (AME)Oficinas en Mxico, D.F.

    Colonia Narvarte, CP 03020, Tel. (55) 56-82-59-81

    La opinin de nuestros colabo-radores no refleja necesaria-

    mente el criterio de estaempresa editorial.

    Editorial

    La Nueva Primavera

    Araz de las revoluciones en el norte de fricaque amenazan con extenderse a otros planosinternacionales, supuestamente provocadospor las redes sociales, algunos especialistas lehan dado en llamar a este fenmeno de co-municacin La Nueva Primavera de la Li-bertad de Expresin, dado que las olas deinformacin de los sectores inconformes contra gobiernos por logeneral autocrticos, es incontenible.

    De primera mano todos aplaudieron a los nuevos lderes so-ciales y polticos, como el caso de Wael Ghoim, un egipcio de 30aos y director de mercadeo de Google en Oriente Medio, que fueel verdadero impulsor de la revolucin ciberntica que terminpor encender la llama de la rebelin en Egipto y de ah saldranlos que convocaron a la movilizacin, como la joven que cita en laplaza Tahrir. O los que describieron la inmolacin de protesta deljoven Mohamed Muazizi en Tnez. El mundo occidental da porsentado que los nuevos padres de la patria rabes ahora seranTwitter, Facebook y You Tube. Pero despus han revisado todo msframente y hay muchas variantes de opinin sobre si son causa oefecto.

    Pero al igual que el grito de Dolores en 1810, con el que Mi-guel Hidalgo convoc a la rebelin, nada hubiera pasado si no sehubieran dado las condiciones necesarias para la rebelin surja,se propague y luego se vuelva incontenible. Cierto, como sealael especialista Rubn Castells: Las masivas protestas que derro-caron al dictador tunecino Ben Ali muestran nuevamente elpoder de los movimientos sociales espontneos en un entorno decomunicacin digital. El proceso, que en menos de un mes hun-di un rgimen slidamente asentado desde 1987, ha seguidouna pauta familiar: un hecho dramtico desborda la indignacincontenida por el temor, suscita manifestaciones que reprime lapolica y de inmediato las imgenes de represin y los mensajesde protesta se difunden en las redes sociales de internet, amplifi-cando el movimiento hasta que los medios de comunicacin nocontrolados por el Gobierno en este caso Al Yazira informany retransmiten las imgenes y mensajes que cuelgan los manifes-tantes en YouTube y otras webs. Conforme se difunde la protesta,se activan las redes mviles, los SMS, los twitts y las pginas enFacebook y otras redes, hasta construir un sistema de comunica-cin y organizacin sin centro y sin lderes, que funciona consuma eficacia, desbordando censura y represin.

    Estos movimientos siguen la misma pauta. Pero para que seprovoque este nuevo fenmeno de libertad de expresin tieneque haber otras condiciones, porque no en todas partes funcionaigual. As lo comenta Pablo Fonseca, periodista digital de la Na-cin, de Costa Rica, cuando recuerda como la Inteligencia Ameri-cana crey que Twitter facilitara una revolucin en Irn tras laselecciones del 2009, pero no pas a ms. S, todos los medios ha-blaron de ello, el Departamento de Estado se pronunci sobre eltema y la gran mayora de analistas compartan esa visin de

    mundo, pero lo cierto es que Twitter no logr ninguna revolu-cin. Por el contrario, lo acaecido en aquellos das llev al rgi-men iran a concluir que parte de Internet podra ser unaamenaza a su estabilidad y tom acciones en su contra.

    Entonces, para que las redes funcionen tiene que darse unaserie de combinaciones que no donde quiera estn presentes. Elmismo Castells sostiene que: Obviamente, no es la comunica-cin la que origina la revuelta. Esta tiene causas profundas en lamiseria y la exclusin social de buena parte de la poblacin, en lapantomima de democracia, en el oscurantismo informativo, en elencarcelamiento y tortura de miles de personas. La miseria y lafalta de oportunidades tambin son factores. Pero sobre todo, unelemento indispensable: los jvenes.

    Sin los jvenes no puede haber este tipo de revoluciones.Cuando menos, no para iniciarse y propagarse con tanta rapidez.Los canales de comunicacin pasan a un segundo trmino, comobien lo advierte Thimoty Garton, al recordar lo que pas con lacada del Muro de Berln en 1989, cuando todava no existan lasredes sociales y cmo miles de jvenes iniciaron movilizaciones yotros miles se plantaron en horas para aprovechar el permiso ofi-cial de pasar libremente a Alemania Occidental.

    Sin todos los elementos sociales y polticos, como son gobier-nos cerrados, miseria, falta de democracia, represiones, corrup-cin, falta de empleo, por mencionar unos cuantos, no puedehaber una causa para hacer la revolucin. Pero sin los jvenes, nopuede haber una chispa que la encienda, que logre el efecto. Losespecialistas sostienen que en Cuba nunca se dar una rebelinde este tipo, y no porque no estn dadas las condiciones de mise-ria y opresin, sino simplemente porque no hay suficientes jve-nes dispuestos a ello.

    Cierto, estamos ante una Nueva Primavera de la Libertad deExpresin, pero que al igual que en otras pocas es una flor quepuede marchitarse rpidamente, sobre todo si hay gobiernos queya estn considerando que el Internet es una amenaza y se estnpreparando para sofocar rebeliones provocadas por la Red.

    Sin duda que las redes sociales son una nueva y poderosaarma, que en manos de los jvenes se vuelve an ms temible.Sin embargo Pablo Fonseca sostiene que: Los cambios que seestn dando son no solo gracias a conexiones a Internet, sino a unconvencimiento de los pueblos de que una evolucin es necesa-ria. Las nuevas tecnologas son un factor, claro est, tal vez ms omenos importante que en otros contextos, pero no indispensableni, mucho menos, prodigioso.

    Pero volviendo a los viejos pecados de los polticos mexica-nos, es casi seguro que adviertan de la amenaza de la Revolucindel Jazmn, como llaman ahora a las rebeliones provocadas por laRed, pero de nuevo, su soberbia no los dejar medir ni el tamaoni la intensidad del peligro. Porque creen saberlo todo y poderlotodo. No se han fijado que el smbolo de las primaveras siemprees la juventud.

  • PRIMERAPLANAPRIMERAPLANA

    3DEL 4 AL 10 DE MARZO DE 2011

  • PRIMERAPLANAPRIMERAPLANA

    4 DEL 4 AL 10 DE MARZO DE 2011

  • PRIMERAPLANAPRIMERAPLANA

    5DEL 4 AL 10 DE MARZO DE 2011

    A fin de que los empresarioshermosillenses logren crear uncrculo de confianza y proyectoscomunes con los universitarios yfuturo profesionistas, la Canaco-Servytur Hermosillo imple-ment una dinmica de contactocon Instituciones de EducacinSuperior, que incluye una pro-puesta de reforma a la Ley deEducacin

    El presidente de Canaco,Gustavo Claussen, a invitacin

    de Rafael Castillo Esquer deljefe del departamento de Econo-ma y Finanzas de la Universi-dad de Sonora, sostuvo unencuentro con universitarios.

    Somos sensibles a la reali-dad laboral que enfrentan los j-venes al concluir sus estudios,consideramos que es urgente eli-minar la barrera de la inexpe-riencia como limitante para quepuedan acceder al mercado la-boral y obtengan una justa re-muneracin, expuso ClaussenIberri.

    Propuso que desde el iniciode su formacin profesional, elestudiante realice estancias endistintas empresas e institucio-nes pblicas y privadas relacio-nadas con su mbito laboral, quele permita desarrollar habilida-des y competencias que se tra-duzcan en un nuevo perfil delegresado de las licenciaturas,acorde a las exigencias de unsector productivo que demanda

    una rigurosa formacin terica,acompaada de competenciaslaborales que validen el conoci-miento adquirido en el aula.

    Bolsa de trabajoelectrnica

    Como una muestra de la se-riedad y el compromiso de vin-culacin entre empresarios yuniversitarios, Gustavo Claus-sen acord disear e implemen-tar en forma inmediata unabolsa de trabajo electrnica quepermita automatizar el recluta-miento, seleccin y contratacinde universitarios, para lo cual seinvit al estudiante de sexto se-mestre de la licenciatura en fi-nanzas de la Unison, FernandoGalvn para que se incorpore alequipo que disear y estructu-rar el proyecto en mencin.

    En esta ruta de contacto conla dinmica universitaria, el pre-sidente de Canaco, particip

    como validador de los conteni-dos del programa y el perfil deegresados de la licenciatura enFinanzas de la Universidad deSonora, ante el Comit Evalua-dor integrado por el Dr. JessArroyo Alejandre, Mtro. SergioJavier Camarena Delgado yMtro. Scott Graville, recono-ciendo que la asignatura incluyela formacin de un espritu em-presarial en dos vertientes: laformacin de cuadros directivosy el desarrolllo de una actitudemprendedora de los estudian-tes.

    Con estas actividades, Gus-tavo Clausen considera que seavanza con pasos certeros haciael objetivo de orientar, retroali-mentar y enriquecer las fu