cantos p eulogio.docx

Download Cantos P Eulogio.docx

Post on 19-Jul-2015

271 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Espaa GRANADA Agustn Lara

Granada, tierra soada por m, mi cantar se vuelve gitano cuando es para ti. Mi cantar, hecho de fantasa, mi cantar, flor de melancola, que yo te vengo a dar. Granada, tierra ensangrentada en tardes de toros, mujer que conserva el embrujo de los ojos moros. Te sueo rebelde y gitana cubierta de flores, y beso tu boca de grana jugosa manzana que me habla de amores. Granada, manola cantada en coplas preciosas, no tengo otra cosa que darte que un ramo de rosas. De rosas de suave fragancia que le dieran marco a la Virgen Morena. Granada, tu tierra esta llena de lindas mujeres de sangre y de sol.

Yucatn NUNCA Augusto Guty Crdenas Yo s que nunca besar tu boca, tu boca de prpura encendida; yo s que nunca llegar a la loca y apasionada fuente de tu vida. Yo s que intilmente te venero e intilmente el corazn te evoca; pero a pesar de todo yo te quiero, pero a pesar de todo yo te adoro aunque nunca besar pueda tu boca. Yo s que intilmente te venero GOLONDRINAS YUCATECAS Vinieron en tardes serenas de esto Cruzando los aires con vuelo veloz, y en tibios aleros formaron sus nidos, sus nidos formaron piando de amor. Qu blancos sus pechos, sus alas que inquietas, que inquietas y leves abrindose en cruz! Y cmo alegraban las tardes aqullas las tardes aqullas baadas de luz. As en la maana jovial de mi vida, vinieron en alas de la juventud, amores y ensueos como golondrinas, como golondrinas baadas de luz. Ms trajo el invierno sus nieblas sombras; la rubia maana llorosa se fue, se fueron los sueos, y las golondrinas, y las golondrinas se fueron tambin. As en la maana jovial

Zacatecas VALENTIN DE LA SIERRAParodia compuesta por Lidio Pacheco, Ordenada por el Gobierno.

Voy a cantar un corrido de un amigo de mi tierra, llambase Valentn y fue fusilado y colgado en la sierra. No me quisiera acordar, era una tarde de invierno cuando por su mala suerte cay Valentn en manos del gobierno. El capitn le pregunta --cul es la gente que mandas? --Son ochocientos soldados que tienen sitiada la hacienda de Holanda. El coronel le deca --yo te concedo el indulto, pero me vas a decir cul es el jurado y la causa que juzgo. Y Valentn le contesta: --yo no me quiero indultar porque yo guardo un agravio con ese Serrano y lo quiero vengar. Valentn como era hombre de nada le dio razn, --yo soy de los meros hombres, de los que inventaron la revolucin. Antes de llegar al cerro Valentn quiso llorar: --Madre ma de Guadalupe por tu religin me van a matar! Vuela, vuela palomita, prate en aquel fortn; estas son las maanitas de un hombre valiente que fue Valentn.

Veracruz

LA BAMBA Para bailar la bamba, para bailar la bamba se necesita un poco de gracia, un poco de gracia y otra cosita. Ay!, arriba y arriba, ay! arriba y arriba, y arriba ir, yo no soy marinero, yo no soy marinero por ti ser por ti ser, por ti ser. Para subir al cielo, para subir al cielo se necesita, una escalera grande, una escalera grande y otra chiquita. Una vez que te dije, una vez que te dije que eras bonita se te puso la cara, se te puso la cara coloradita. En mi casa me dicen, en mi casa me dicen el inocente porque tengo muchachas, porque tengo muchachas de quince y veinte. Aunque soy chiquito, aunque soy chiquito de inspiracin yo les canto la bamba, yo les canto la bamba de corazn. Ay! te pido, te pido, ay! te pido te pido de compasin, que se acabe La Bamba, que se acabe La Bamba y venga otro son.

Veracruz VERACRUZ Agustn Lara

Yo nac con la luna de plata y nac con alma de pirata; yo he nacido rumbero y jarocho, trovador deveras, y me fui lejos de Veracruz. Veracruz, Veracruz, rinconcito donde hacen sus nidos las olas del mar. Vibracin de cocuyos que con su luz bordan de lentejuelas la obscuridad. Veracruz, Veracruz, pedacito de patria que sabe sufrir y cantar. Veracruz, Veracruz, son tus noches diluvio de estrellas, palmera y mujer; Veracruz, Veracruz, vibra en mi ser, algn da hasta tus playas lejanas tendr que volver.

ROSITA ALVIREZ Ao de mil novecientos, presente lo tengo yo, En un baile de altillo Rosita Alvirez muri, Rosita Alvirez muri. Su mam se lo deca: hija, esta noche no sales mam no tengo la culpa que a m me gusten los bailes, que a m me gusten los bailes. Hiplito lleg al baile y a Rosa se dirigi, como era la ms bonita Rosita lo desair, Rosita lo desair. --Rosita no me desaires, la gente lo va a notar. --por que digan lo que quieran contigo no he de bailar, contigo no he de bailar. Echo mano a la cintura y una pistola sac, y a la pobre de Rosita nomas tres tiros le dio, nomas tres tiros le dio. La noche en que la mataron Rosita estaba de suerte, De tres tiros que le dieron nomas uno era de muerte, Nomas uno era de muerte. Rosita ya est en el cielo dndole cuenta al Creador, Hiplito est en la crcel dando su declaracin, dando su declaracin.

JUAN CHARRASQUEADO Vctor CorderoVoy a contarles un corrido muy mentado lo que ha pasado all en la Hacienda de la Flor, la triste historia de un ranchero enamorado que fue borracho, parrandero y jugador. Juan se llamaba y lo apodaban charrasqueado, era valiente y arriesgado en el amor, a las mujeres ms bonitas se llevaba, de aquellos campos no quedaba ni una flor. Un da domingo que se andaba emborrachando a la cantina le corrieron a avisar: --Cuidate Juan, que ya por ah te andan buscando son muchos hombres no te vayan a matar! No tuvo tiempo de montar en su caballo pistola en mano se le echaron de montn. --Estoy borracho, les gritaba- y soy buen gallo cuando una bala atraves su corazn. Creci la milpa con la lluvia en el potrero, y las palomas van volando al pedregal. Bonitos toros llevan hoy al matadero, qu buen caballo va montando el caporal! Ya las campanas del Santuario estn doblando, todos los fieles se dirigen a rezar, y por el cerro los rancheros van bajando a un hombre muerto que lo llevan a enterrar. En una choza muy humilde llora un nio, y las mujeres se aconsejan y se van, solo su madre lo consuela con cario mirando al cielo llora y reza por su Juan. Aqu termino de cantar este corrido de Juan ranchero, charrasqueado y burlador, que se crey de las mujeres consentido, y fue borracho, parrandero y jugador.

EL SIETE LEGUAS Graciela Olmos V. Siete leguas el caballo que Villa ms estimaba, cuando oa pitar los trenes se paraba y relinchaba. Siete leguas el caballo que Villa ms estimaba. En la estacin de Irapuato cantaban los horizontes, all combati formal la Brigada bracamontes. En la estacin de Irapuato cantaban los horizontes. --Oye t, Francisco Villa, qu dice tu corazn? Ya no te acuerdas valiente que atacaste paredn? Ya no te acuerdas valiente que tomaste a Torren. Como a las tres de la tarde silb la locomotora --arriba, arriba muchachos, pongan la ametralladora! Como a las tres de la tarde silb la locomotora. Adis torres de Chihuahua, adis torres de cantera, ya vino Francisco Villa a quitarles lo pantera, ya vino Francisco Villa a devolver la frontera. LA CUCARACHA Oscar Calvez La cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar, porque no tiene, porque le falta mariguana que fumar. (2) Un panadero fue a Misa, no teniendo que rezar, Le pido a la Virgen Pura dinero para gastar. (2) La cucaracha, la cucaracha etc. Para sarapes Saltillo, Chihuahua para soldados, para mujeres Jalisco, para amar toditos lados. (2) La cucaracha, la cucaracha etc.

EL VENADITO Oscar Chvez Soy un pobre venadito que habita en la serrana, soy un pobre venadito que habita en la serrana. Como no soy tan mansito no bajo al agua de da, de noche poco a poquito y a tus brazos vida ma. Ya tengo visto el nopal donde he de cortar la tuna. Ya tengo visto el nopal donde he de cortar la tuna. Como soy hombre formal no me gusta tener una, Me gusta tener de a dos por si se me antoja alguna! Quisiera ser perla fina de tus lucidos aretes. Quisiera ser perla fina de tus lucidos aretes. Para darte muchos besos y morderte los cachetes, quien te manda ser bonita si hasta a mi me comprometes. Voy a hacer una barata y una gran realizacin. Voy a hacer una barata y una gran realizacin. Las viejitas a centavo, las muchachas a tostn, los yernos a seis centavos y las suegras de piln. Le dije a una muy bonita que si me lavaba un pao. Le dije a una muy bonita que si me lavaba un pao. Me responde la maldita: -si quiere hasta a uste lo bao nomas vengase temprano porque tarde le hace dao. Ya con esta me despido pero pronto doy la vuelta. Ya con esta me despido pero pronto doy la vuelta. Nomas que me libre Dios de una nia mosca muerta, de esas que ay mam por Dios! Pero salen a la puerta.

CARTA A EUFEMIA Rubn Fuentes Cuando recibas esta carta sin razn, Uuufemia, ya sabrs que entre nosotros todo termin. Y no la des en recebida por traicin, Uuufemia, te devuelvo tu palabra, te la vuelvo sin usarla y que conste en esta carta que acabamos de un jaln. No me escrebites! y mis cartas anteriores no se si las recebites! Tu me olvidates. Y mataron mis amores el silencio que les dites! A ver si a esta si le das contestacin, Uuufemia, del amor pa que te escribo, y aqu queda como amigo tu afetisimo y atento y muy seguro servidor. Tan tan. CONTESTACIN DE EUFEMIA A ELEUTERIO Rubn Fuentes Tengo en mis manos la ltima carta que me escrebites, Luterio. Y hablando de ella y su contenido debo decirte lo que a rengln te digo! Debo decirte Luterio de mi vida que de tus anteriores ninguna recebi. Mira Luterio; te acuerdas de aquel Roque con quien tu te emborrachates? ahora es cartero, y dice que me quere desde que nos presentates. ya ves como andan en el correo, mejor tus cartas debas certificar! Y aqu termin, devulveme mis cosas, perdoname la letra y el papel. Ufemia. ELEUTERIO Y ROQUE SE MATAN POR EUFEMIA --Quiubole Roque! --Quiubo Luterio! --Aqu precisamente te quera encontrar! Tu me jugates muy a la mala saca tu daga que yo traigo mi pual! Pero Luterio ya no quiere discusiones y en el relmpago de las malas razones Se van buscando el despoblado pa pelear! Roque y Luterio se matan en las sombras de la noche, mientras que Ufemia desesperadamente toma un coche! los muchos hoyos que hay en la calle a la carcacha no la dejan caminar, y cuando Ufemia llega al sitio de aquel duelo se encuentra a Roque malherido, y en el suelo alcanza a ver a su Luterio agonizar.

EL BARZON Miguel Muiz Esas tierras del rincn las sembr con un buey pando, Se me revent el barzn y siempre la yunta andando. Cuando llegue a media tierra el arado iba enterrado, se enterr hasta la telera, el timn se deshojo, el barzn se iba trozando, el yugo se iba pandeando yo le dije al sembrador: no me hable cuando ando arando. Se me revent el barzn, y siempre la yunta andando. Cuando llegue a mi casita, me deca mi prenda amada: --onta el maz que te toco! Le respond muy triste: --el patrn se lo llev por lo que deba en la Hacienda, Pero me dijo el patrn que contar con la tierra. Ora voy a trabajar para seguirle abonando, veinte pesos, diez centavos, son los que salgo restando. Me deca mi prenda amada: no trabajes con ese hombre, nomas nos est robando. Djate ya de ejercicios, novenas y conflicciones, qu no ves a tu familia? Que ya no tiene calzones, ni yo tengo ya faldillas, ni t tienes pantalones, mejor metete de agrarista, anda con el comisario que te apunte en la lista, qu no ves a mi compadre, a su hermano y a su yerno, tan sembrando muy a gusto tierras que les dio el gobierno?. Se me revent el barzn y siempre la yunta andando. Me fui con el comit a pedirle una parcela, luego llegaron las aguas, me puse a sembrar mi tierra, con un cuaco y jumento, le deca a mi prenda amada: --ora si estoy muy contento para poder progresar, al cabo aqu no hay patrn, que nos la venga a quitar. Cuando ya estaba el elote, ay que mata de frijol! que bonito esta floreando! Llvate unos elotitos que coman los muchachitos. Me deca mi prenda amada: --mtase para adentrito, no se vaya uste a mojar no se vaya uste a resfriar, ni me vaya uste a dejar con el chiquito en los brazos, pobrecito est llorando, mrenlo que esta mamando. Se me revent el barzn y siempre la yunta andando.

Me deca mi prenda amada: --como estuviramos de hambre Si te has seguido creyendo de lo que te deca el padre, De las penas del infierno, que vaya el patrn al cuerno! viva la revolucin, viva el supremo gobierno! Se me revent el barzn, y siempre la yunta andando.

EL CABALLO BLANCO Jos Alfredo Jimnez Este es el corrido del caballo blanco que un da conmigo feliz arrancara iba con la mira de llegar al norte habiendo salido de Guadalajara. Su noble jinete le quito la rienda le quito la silla y se fue a puro pelo cruzo como rayo tierras nayaritas entre ceros verdes y lo azul del cielo. A paso ms lento llego hasta Escuinapa y por Culiacn ya se andaba quedando cuentan que en los Mochis se iba cayendo que llevaba todo el hocico sangrando. Pero lo miraron pasar por Sonora Y el Valle del Yaqui le dio su ternura Dicen que cojeaba de la pata izquierda Y a pesar de todo sigui su aventura. Lleg hasta Hermosillo y sigui pa Caborca y por Mexicali sinti que mora subio paso a paso por la Rumorosa llegando a Tijuana con la luz del da. Cumplida la hazaa se fue a Rosarito y no quiso echarse hasta ver Ensenada. Y este fue el corrido del caballo blanco que sali un domingo de Guadalajara.

CABALLO PRIETO AZABACHE Pepe Albarrn Caballo prieto azabache como olvidar que te debo la vida cuando iban a fusilarme las fuerzas reales de Pancho Villa. Aquella noche nublada, una avanzada me sorprendi, y tras de ser desarmado fui sentenciado al paredn. Cuando ya estaba en capilla, le dijo Villa a su asistente: --me apartas ese caballo por educado y por obediente. Saba que no me escapaba y solo pensaba en la salvacin; y tu, mi prieto azabache, tambin pensabas igual que yo. Recuerdo que me dijeron; pide un deseo pa ajusticiarte, --yo quiero ser fusilado en mi caballo prieto azabache. Y cuando en ti me montaron y prepararon la ejecucin mi voz de mando esperaste y te abalanzaste contra el pelotn. Con tres balazos de muser, corriste, azabache, salvando mi vida lo que tu hiciste conmigo, caballo amigo, no se me olvida. No pude salvar la tuya y la amargura me hace llorar, por eso prieto azabache no he de olvidarte nunca jams!

EL HIJO DESOBEDIENTE Edmundo Mirabal Un domingo estando herrando se encontraron dos mancebos Metiendo mano a sus fierros como queriendo pelear. Cuando se estaban peleando pues lleg su padre de uno --hijo de mi corazn ya no pelees con ninguno. --Qutese de aqu mi padre que estoy ms bravo que un len no vaya a sacar la espada y le traspase el corazn. --hijo de mi corazn por lo que acabas de hablar antes de que raye el sol la vida te han de quitar. --Lo que le encargo a mi padre que no me entierre en sagrado que me entierre en tierra bruta donde me trille el ganado. Con una mano de fuera y un papel sobredorado con un letrero que diga Felipe fue desgraciado. El caballo colorado hace un ao que naci ai se lo dejo a mi padre por la crianza que me dio. De tres caballos que tengo ai se los dejo a los pobres para que siquiera digan: Felipe, Dios te perdone. Bajaron al toro prieto que nunca lo haban bajado pero ahora si ya bajo revuelto con el ganado. Ya con esta me despido con la estrella del oriente esto le puede pasar a un hijo desobediente.

BODA DE VECINDAD Chava Flores Se cas Tacho con Tencha la del ocho del uno hasta el veintiocho pusieron un festn; Engalanaron la vecindad entera Pachita la portera cobr su comisin. El patio mugre ya no era basurero, quitaron tendederos y ropa de asolear; la pulquera Las glorias de Modesta cedi flamante orquesta pa que fuera a tocar. Tencha luci su vestido chillante que de charmes le merc a Don Abraham, mas con zapatos se m iba pa delante, pero iba re elegante del brazo de su apa. Al pobre Tacho le qued chico el traje y aunque hizo su coraje as fue a la funcin; en un fotingo del dueo del garaje parti la comitiva a lIglesia la Asuncin. En caRufino fue la fotografa Que por cuenta corra del padrino Don Chon, luego el fotingo sufri seria avera, volvieron en tranva, los novios en camin. Mole y pulmn nos dieron en caCuca, hubo danzn con la del veintids, de ah los novios partieron paToluca; feliz viaje de bodas deseamos a los dos.

LA

TERTULIA Chava Flores

Antenoche fui de fiesta en casa e Julia, se encontraba ya reunida la familia, Mari Pepa, Felicitas, Luz y Otilia y Camila que alegraba la tertulia. Mientras Lupe daba al nio su mamila, Doa Cleta pidi una botella a Celia, nos form a los de confianza, dos en fila y brindamos con charanda de Morelia. Despus Amalia puso la vitrola, y le tupimos a la danza ah hechos bola; haba un cadete que celaba a Chelo, ms la canija con Gaspar se daba vuelo. Despus nos dieron sanguichitos de jalea, a unos el ponche y a los tristes coca cola; como la gata paservir ni se menea yo me lleve hasta la cocina mi charola. Luego pidieron que cantara Lola y soportamos Ya te doy la despedida; despus Ta Cleta toc la pianola, pa que no hablara le dimos buena aplaudida. Yo me hice fuerte y les cante La carta a Eufemia, que echo un gallo y un changuito me vacila, que me le arranco pero me detuvo Ugenia, si no en el limbo ya estuviera haciendo fila. Pero ya estaba digerida la jalea, pos la mujer del General me hacia la bola; fue con el chisme la metiche de Carola y vino el viejo y que comienza la pelea. Se armo el relajo, saco la pistola, yo, precavido me escond tras la pianola; lleg la julia, pos la llam Lola, y pa la crcel nos llevaron hechos bola.

LA INTERESADA Chava Flores Si yo te bajara el sol, quemadota que te dabas, abas! si te bajara la luna, cmo diablos la cargabas! abas! si te bajara una estrella vida ma te deslumbrabas, abas! mejor no, no te bajo el sol, ni la luna, ni la estrella pa que no te pase nada. mejor no te bajo el sol, ni la luna, ni la estrella no seas tan interesada! Si a ti te ofreciera el mar, yo te apuesto que te ahogabas, abas! si te ofreciera un milln, la manota que estirabas, abas! si te llevo a Nueva York de seguro ah me dejabas, abas! mejor no, no te ofrezco el mar, ni el milln, ni Nueva York pa que no te pase nada. Mejor no te ofrezco el mar ni te llevo a Nueva York no seas tan interesada! Si yo te diera mi amor la armadota que te dabas, abas! si te hablara con pasin, que soba me acomodabas! abas! si te hicieras una cancin con el otro la canabas, abas! mejor no, no te doy mi amor, ni te ofrezco la cancin, pa que no te pase nada. Mejor no te doy mi amor y le sigo al vaciln tu eres muy interesada! abas! abas! abas!

EL GATO VIUDO Chava Flores Cuando la luna se pone re grandota como una pelotota y alumbra el callejn, se oye el maullido de un triste gato viudo y su lomo peludo se eriza con horror. Pero no falta quien mande un zapatazo que salga hecho balazo a quitarle lo chilln, y en el alero del mstico tejado el gato se ha quejado cantando esta cancin: Para curar mi mal de amores dijeron los doitores que no haba salvacin, ora me dicen gato viudo porque una gata pudo quitarme lo chiquin. Antes sacaba del mandado, me daba pa mi helado, mi cine y mi futbol, ora con lo que me ha pasado me tiene ms enfriado que un hielo de jaibol. Con esta triste y maullida serenata la noche es una lata, no duerme el ms galln; sale una vieja con cuetes, crema y bata y le pido a la gata que tenga compasin. Pero la indina se hace la remolona, pos dice la patrona que ya no de jaln, y el pobre gato est pagando el pato, all va otro zapato y all va otra cancin.

VAMONOS AL PARQUE CEFIRA Chava Flores Los domingos y los jueves en el parque principal ameniza las reuniones la banda municipal, y como a eso de las siete ya se miran desfilar las muchachas y muchachos que las vueltas van a dar. Vmonos al parque, Cefira, para ver si encuentras conyugue! Vmonos al parque, Cefira, yo te llevo y tu respndeme! Las muchachas por all, los muchachos por ac, y sentados en las bancas los paps y las mams. Las muchachas por all, los muchachos por ac, una vuelta, una mirada, ya se est cociendo el pan. -Seorita su pauelo! -ay, sior se me cayo! -me recibe una cartita? pos aceite aste esta flor. -me permite acompaarla? -no! nos mira mi mam! -por ella no se preocupe la entretiene mi pap. Vmonos al parque, Cefira, para ver si encuentras conyugue! Vmonos al parque, Cefira, yo te llevo y tu respndeme! Las muchachas por all, los muchachos por ac, y sentados en las bancas lica y lica los paps. Las muchachas por all, los muchachos por ac, y as est la nevera donde empieza el dejen ah. Cuando yo tena tus aos ya haba nacido piedad, Holocausto, Justiniano, Masiosare y Nicols; la menor de las Gutirrez con cien vueltas se caso y esta Cefira no sale por ms vueltas que le doy. Vmonos al parque, Cefira, para ver si encuentras conyugue! Vmonos al parque, Cefira, yo te llevo y tu respndeme! Las muchachas por all, los muchachos por ac, y sentados en las bancas los paps y las mams. Las muchachas por all, los muchachos por ac, y la banda de mi pueblo toca y toca a todo dar.

PESO SOBRE PESO Chava Flores Mira Bartola, ah te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el telfono y la luz; de lo que sobre coge de ah para tu gasto, gurdame el resto para echarme mi alipuz. El dinero que yo gano toditito te lo doy, te doy peso sobre peso siempre hasta llegar a dos. Gurdate algo pa maana que hay que ser conservador, ya veras como te ahorras pa un abrigo de visn. Si te alcanza pa la criada, pos le pagas de un jaln; tienes peso sobre peso aunque no pase de dos. Tu no aprecias mis centavos y los gastas que da horror; yo por eso no soy rico por ser despilfarrador. Mira, Bartola.

EL ADIOS DEL SOLDADO Oscar Glvez Adis, adis, lucero de mis noches, dijo el soldado al pie de una ventana, me voy, me voy, no llores ngel mo, que volver maana. Ya se asoma la estrella de la aurora, ya se divisa en el oriente el alba, y en el cuartel tambores y cornetas estn tocando diana. Horas despus, cuando la negra noche cubri de luto el campo de batalla, y a la luz del vivac, plida y triste, un joven expiraba. Se ve vagar la misteriosa sombra, que se detiene al pie de una ventana, y murmura: no llores ngel mo que volver maana. Ya se asoma la estrella de la aurora

EL CANTAR DEL REGIMIENTO Agustn Lara Una musa trgica hizo de una lagrima un cantar, el cantar del regimiento de los hombres que se van. Cantar del regimiento, envuelto en mi bandera estas, con ella vas al viento hablndole de libertad. Cantar del regimiento, mil vidas que se apartan. Que me cuide la Virgen Morena, que me cuide y me deje pelear; ya se va mi regimiento, va cantando, sabe Dios si volver. CORRIDO DEL NORTE Pepe Guizar Nac en la frontera de ac de este lado, de ac de este lado puro mexicano por mas que la gente me juzgue texano yo les aseguro que soy mexicano, de ac de este lado. Porque uso de lado el sombrero vaquero y fajo pistola y chamarra de cuero, y porque acostumbro el cigarro de hoja y anudo en el cuello mi mascada roja, se creen otra cosa. Yo fui uno de aquellos dorados de Villa, de los que no damos valor a la vida, de los que a la guerra llevamos nuestra hembra de los que morimos amando y cantando, yo soy de ese bando. Yo tuve por novia una joven bonita, la tropa le puso por nombre Adelita virtuosa y sumisa regaba las flores y nos alegraba cantando canciones, canciones de amores. Fue la Valentina mi fiel soldadera, que por decidida llego a coronela curo con sus manos mis rojas heridas me fue inseparable como carabina, mi fiel Valentina.

CON MI TREINTATREINTA Popular Carabina treinta treinta que los rebeldes usaban y decan los maderistas que con ellas nos mataban. Con mi treinta treinta me voy a marchar a engrosar las filas de la rebelin, si mi sangre piden mi sangre la doy por los habitantes de nuestra Nacin. Carabina treinta treinta que cargamos los rebeldes, que viva el seor Madero desde el veinte de Noviembre. Gritaba Francisco Villa Dnde te hallas Argumedo? nos veremos en Bachimba tu que nunca tienes miedo! Con mi treinta treinta me voy a luchar a engrosar las filas de la rebelin, para conquistar, conquistar libertad a los habitantes de nuestra Nacin.

L A

ADELITA Popular

En lo alto de la abrupta serrana acampado se encontraba un regimiento y una moza que valiente lo segua locamente enamorado de un sargento. Popular entre la tropa era Adelita la mujer que el sargento idolatraba porque a ms de ser valiente era bonita, que hasta el mismo Coronel la respetaba. y se oa que deca aquel que tanto la quera: Y si Adelita se fuera con otro la seguira por tierra y por mar, si por mar en un buque de guerra, si por tierra en un tren militar. Una noche en que la escolta regresaba conduciendo entre sus filas al Sargento, por la voz de una mujer que sollozaba la plegaria se escucho en el campamento. Al orla, el Sargento temeroso de perder para siempre a su adorada, ocultando su emocin bajo el embozo, a su amada le canto de esta manera: Que si Adelita fuera mi novia, que si Adelita fuera mi mujer, le comprara un vestido de seda para llevarla a bailar al cuartel.

SOLDADO RASO Felipe Valds Leal Me voy de soldado raso voy a ingresar a las filas, con los valientes muchachos que dejan madres queridas que dejan novias llorando, llorando su despedida. Voy a la guerra contento, ya tengo rifle y pistola, ya volver de sargento cuando se acabe la bola nomas una cosa siento; dejar a mi madre sola. Virgen Morena, mi madre te encomiendo, cudala que es muy buena, cudala mientras vuelvo. Virgen bendita, mndale su consuelo, nunca jams permitas que me la robe el cielo. Mi linda Guadalupana proteger mi bandera, y cuando me halle en campaa muy lejos ya de mi tierra les probare que mi raza sabe morir donde quiera. Maana salgo temprano al despuntar nuevo da, y aqu va otro mexicano que va a jugarse la vida y se despide cantando que viva la Patria ma! Virgen Morena, mi madre te encomiendo etc.

QUE LINDO ES MICHOACAN Ernesto Cortzar Palomas mensajeras detnganse en su vuelo, si van al paraso sobre el volando estn. Dios hace mucho tiempo que lo quito del cielo, y por cambiarle nombre le puso Michoacn. ay, Michoacn! Se trajo las estrellas m{as raras y lejanas las convirti en mujeres bonitas de verdad por eso son tan chulas las lindas michoacanas que cuando dan amores lo dan con dignidad. Ay pero que lindo, que lindo es Michoacn! tu si tienes que presumir, tus lagos azules tus llanos dorados y esa tierra linda donde yo nac. En Patzcuaro cantamos canciones de Morelia, y por all en Janitzio tenemos un amor con toda la fragancia que tiene la gardenia una hembra michoacana ms linda que una flor. ay, que una flor! En esta tierra linda de nobles corazones sus hombres sin alardes demuestran su valor, aqu no conocemos los tales valentones pero si es necesario nos sobra corazn. Ay, pero que lindo, que lindo es Michoacn! etc.

CORRIDO DE MONTERREY Severiano Briseo Tengo orgullo de ser del norte, del mero San Luisito porque de ah es Monterey de sus barrios el ms querido por ser el ms reinero si seor! Ciudad de Monterrey!. En sus huertos hay naranjales tupidos de maizales con sus espigas en flor. En sus valles los mezquitales curvean caminos reales, si seor! baados por el sol. Desde el cerro de la silla deviso el panorama cuando empieza a anochecer, de mi tierra linda y sultana, y que lleva por nombre, si seor! Ciudad de Monterrey! Es por eso que soy norteo de esa tierra de ensueo que se llama Nuevo Len, tierra linda que siempre sueo, que muy adentro llevo si seor! llevo en mi corazn. En mi canto ya me despido por ser este corrido que de puro Monterrey. Este suelo tan bendecido, por todos muy querido si seor! Ciudad de Monterrey!

CORRIDO DE CHIHUAHUA P. de Lile- F. Bemejo Yo soy del mero Chihuahua del Mineral de Parral, y escuchen este corrido que alegre voy a cantar. que bonito Chihuahua! eres mi tierra nortea india vestida de sol, brava como un len herido, dulce como una cancin. Que bonito Chihuahua! Lindas las noches de luna alegradas con sotol, de por all por la junta me paseaba con mi amor. Que bonito Chihuahua! Las fiestas de Santa Rita del noble y viejo real, que tienen sabor aejo y alegra tradicional. Que bonito Chihuahua! Las cascadas Basachiachi es como lluvia de plata donde me iba por las tardes a pasearme con mi chata. Que bonito Chihuahua! Para valientes mi tierra, para manzanas el valle, asaderos villa ahumada y de la sierra la carne. Que bonito Chihuahua! Esas liebres orejeras y los pinos de Majalpa, y el gran ganado llamado caras blancas de Chihuahua. Que bonito Chihuahua! Nativos visten con largo y plata y oro del Parral las grullas y los venados, esa es mi tierra natal. Que bonito Chihuahua! Ya me voy ya me despido, no se les vaya olvidar: pa gente buena Chihuahua, que es valiente noble y leal.

CAMINO DE GUANAJUATO Jos Alfredo Jimnez No vale nada la vida, la vida no vale nada. Comienza siempre llorando y as llorando se acaba por eso es que en este mundo la vida no vale nada. Bonito Len, Guanajuato, su feria con su jugada, donde se apuesta la vida y se respeta al que gana, all en mi Len, Guanajuato, la vida no vale nada. Camino de Guanajuato, que pasas por tanto pueblo, no pases por Salamanca, que ah me hiere el recuerdo, vete rodeando veredas, no pases por que me muero. El Cristo de tu montaa del cerro del Cubilete, consuelo de los que sufren, adoracin de la gente. El Cristo de tu montaa, del cerro del Cubilete. Camino de Santa Rosa, la sierra de Guanajuato, ah nomas tras lomita se ve Dolores Hidalgo, yo ah me quedo paisano, ah es mi pueblo adorado.

FLOR SILVESTRE Cuates Castilla Flor silvestre y campesina, flor sencilla y natural no te creen una flor fina por vivir junto al nopal. No eres rosa, no eres lirio, mucho menos flor de lis; tu perfume es mi martirio y con l me haces feliz. Como t, mi flor silvestre, hubo en la sierra un amor, nunca supo de la suerte y s mucho del dolor. Flor humilde, flor del campo, que engalanas el zarzal, yo te brindo a ti mi canto, florecita angelical. Mientras duermes en el suelo te proteje el matorral y el cardillo y cornizuelo forman tu valla nupcial. Siempre ha sido tu esperanza, linda flor espiritual, yo te he dado mi confianza, florecita del zarzal. Como t mi flor silvestre

LA ZANDUNGA Andrs Gutirrez Antenoche fui a tu casa, tres golpes le d al candado; t no sirves para amores, tienes el sueo pesado. Ay, Zandunga, Zandunga, mam, por Dios Zandunga, no seas ingrata, mam de mi corazn. Te ofrec acompaarte desde la iglesia a mi choza, pero como no llegaste tuve que venirme solo. Ay, Zandunga, Zandunga, mam por Dios Estaban dos tortolitas arrullndose en su nido y por ms seas que te hice te hiciste desentendida. Ay, Zandunga A orillas del Papaloapan me estaba baando ayer, pasaste por la otra orilla y no me quisiste ver. Ay, Zandunga Mosquito, no mortifiques con tus cantos mal sonantes, si me cantas no me piques, si me picas no me cantes. Ay, Zandunga

SERENATA HUASTECA Jos Alfredo Jimnez Canto al pie de tu ventana pa que sepas que te quiero, t a mi no me quieres nada pero yo por ti me muero. Dicen que ando muy errado, que despierte de mi sueo, pero se han equivocado porque yo he de ser tu dueo. Que voy a hacer si deberas te quiero, ya te ador y olvidarte no puedo. Dicen que paconseguirte necesito una fortuna, que debo bajar del cielo las estrellas y la luna. Yo no bajar la luna ni las estrellas tampoco, y aunque no tengo fortuna me querrs poquito a poco. Que voy a hacer Yo s que hay muchas mujeres y que sobra quien me quiera, pero ninguna me importa, solo pienso en t morena. Mi corazn te ha escogido y llorar no quiero verlo, ya el pobre mucho ha sufrido y ahora tienes que quererlo. Que voy a hacer

MEXICO LINDO Y QUERIDO Chucho Monje Voz de la guitarra ma al despertar la maana, quiero cantar la alegra de mi tierra mexicana. Yo le canto a tus volcanes, a sus praderas y flores que son como talismanes del amor de mis amores. Mxico lindo y querido, si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan aqu. Mxico lindo y querido si muero lejos de ti. Que me entierren en la sierra, al pie de los magueyales, y que me cubra esa tierra que es cuna de hombres cabales. Voz de la guitarra ma Mxico lindo y querido

Michoacn YUNUEN Popular Brisas que van cuchicheando sobre la espuma de tul, canto de los pescadores bajo un cielo siempre azul. Casitas acurrucadas entre el verdor del tular; parece que entre chinchorros se quieren adormilar. Gentil guarecita, la novia del lago es Yunuen, amores musitan las olas con suave vaivn. Y el viento se pone a cantar su rima sutil e infinita que tiene perfumes de azahar. Guare del grueso refajo que sobre el lago durmi, y en el espejo de plata su guare la retrato. Eres Yunuen la esmeralda que se forjo en el cristal, y gaviotas que se mecen sobre el tupido juncal. Gentil guarecita

Jalisco C H A P A L A Pepe Guizar S, redes que tienden los pescadores en la laguna; redes que son como encaje de noche de luna en la oscuridad en el manglar. Noches, noches de luna en Chapala cancin de los pescadores rumor de las olas que vienen y van. Chapala, son tus canoas como un cortejo de fantasa, cargadas todas las tardes de mangos verdes y de sandias. Chapala, eres paisaje para las almas enamoradas, enjambre, de charalitos pescados ahora de madrugada. Por Ocotln sale el sol, por Atizapn sale la luna, y poco a poco la marea va subiendo en la laguna. Chapala, rinconcito de amor, donde las almas pueden hablarse de tu con Dios. La luna ya se ocult y se durmi en la laguna.

Aguascalientes PELEA DE GALLOS Juan S. Garrido (Hablando) Silencio, seores ntrenle a la partida, llmenla corredores Zacatecas contra Moroleon!!! cien al giro parejo vengan los gallos (Cantando) A la feria de San Marcos del merito Aguascalientes van llegando los valientes con su gallo copetn.Y lo traen bajo del brazo al solar de la partida pa jugarse hasta la vida con la fe de un espoln. Linda la pelea de gallos con su publico bravero con sus chorros de dinero y los gritos del gritn. Retozandonos el gusto no se siente ni las horas con tequila y cantadoras que son puro corazn. Ay, fiesta bonita, que hasta el alma grita con todas sus fuerzas: viva Aguascalientes! que su feria es un primos. (hablando) Ya la chica se hizo grande y a ver quien quiere tronchado gallos y pastores hay pelea cierren las puertas, silencio Seores! (Cantando) Ya comienza la pelea las apuestas ya cazadas, las navajas amarradas centellando bajo el sol; cuando sueltan a los gallos temblorosos de coraje no hay ninguno que se raje para darse un agarrn! Con las plumas relucientes, repartiendo picotazos, quieren hacerse pedazos pues traen ganas de pelear. En el choque cae el giro sobre el suelo ensangrentado ha ganado el colorado que se pone ya a cantar. Ay, fiesta bonita

Huasteca L A M A L A G U E A P. Garrido E. Ramrez Que bonitos ojos tienes debajo de esas dos cejas debajo de esas dos cejas que bonitos ojos tienes. Ellos me quieren mirar, pero si tu no los dejas, pero si tu no los dejas ni siquiera parpadear. Malaguea salerosa, besar tus labios quisiera, besar tus labios quisiera malaguea salerosa. Y decirte nia hermosa que eres linda y hechicera, que eres linda y hechicera como el candor de una rosa. Si por pobre me desprecias yo te concedo razn, yo te concedo razn si por pobre me desprecias. Yo no te ofrezco riquezas, te ofrezco mi corazn, te ofrezco mi corazn a cambio de mi pobreza. Malaguea salerosa La malaguea me dijo que por cuanto le cantaba, que por cuanto le cantaba la malaguea me dijo. Yo le dije que por nada, que solo por un besito, que solo por un besito y una tierna mirada. Malaguea salerosa

SOBRE LAS OLAS Juventino Rosas En la inmensidad de las olas flotando te vi, y al irte a salvar por tu vida mi vida perd. Tu dulce visin en mi alma indeleble grabo, la tierna pasin que la dicha y la paz me robo. Si el eco de mi dolor tu refugio llegara a turbar te seguir con mi amor, no te niegues mi pena escuchar. Que el viento te llevar, los gemidos de mi corazn y siempre repetir los acentos de mi cancin. La tempestad es su furia del mar Y del relmpago el rudo fragor solo podrn dbilmente escuchar la tempestad que hay aqu por tu amor Por doquiera que voy, tu recuerdo es mi gua, en la noche es mi fe, es mi sol en el da. Mi suspiro es mi ideal o mi acerbo dolor, mi doliente quebranto es por ti por tu amor. Con mi gemido te envi el corazn y en sollozo te mando mi fe, mas no, no quiero de ti compasin, yo quiero amor o poder perecer. En la inmensidad etc.

DESVELO DE AMOR Rafael Hernndez Sufro mucho tu ausencia, no te lo niego yo no puedo vivir si a mi lado no ests. Dicen que soy cobarde, que tengo miedo de perder tu cario, de tus besos perder. Yo comprendo que es mucho lo que te quiero, no puedo remediarlo, qu voy hacer? te juro que dormir casi no puedo, mi vida es un martirio sin cesar. Mirando tu retrato me consuelo, vuelvo a dormir y vuelvo a despertar. Dejo el lecho y me asomo a la ventana, contemplo de la noche su esplendor, y me sorprende la luz de la maana ay! en mi loco desvelo por tu amor. QUINTO PATIO Luis Arcaraz Por vivir en quinto patio desprecias mis besos, un cario verdadero sin mentiras