boletin nº6

of 28 /28

Upload: asamblea-pro-sindicato-de-bibliotecarios

Post on 08-Mar-2016

239 views

Category:

Documents


0 download

DESCRIPTION

Boletín de la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios

TRANSCRIPT

Page 1: Boletin Nº6
Page 2: Boletin Nº6

ÍNDICEAño 2, nº 6. Agosto de 2012

- Editorial....................................................pág. 03Los bibliotecarios populares, trabajo y voluntarismo

- Presentaciones en el Foro.........................pág. 04 Expusieron: Marcelo Cosnard, Gustavo Rosas, Raúl Frutos, Edgardo Feder, Edgardo Martínez

- Relevamiento de datos.............................pág.15Bibliotecarios populares – N. Cancino, M. Francopor Comisión de Legales

- Situación laboral en las bibliotecas populares de nuestro país..........................................pág. 16La situación laboral en Neuquénpor Lucio Mansilla

La situación laboral en Córdobapor Abel Díaz

- Por más y mejor capacitación colectiva...pág. 20 Cursos y talleres 2012 por la Comisión de Talleres

- Haciendo memoria..................................pág. 21Compañeros bibliotecarios desaparecidos: ¡Presente!

La Vigil, una recuperación histórica

- Opinión....................................................pág. 23Sindicalizarse, ¿una opción que desprestigia?

- Normativas laborales................................pág. 26Hoy: Legislación básica para bibliotecarios populares

- Correo de lectores....................................pág. 27

- ¿Querés ser nuestro corresponsal?........pág. 27

El Boletín Sindicalizándonos es una publicación de distribución gratuita.

Edición a cargo de la Comisión Directiva de la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios.

Staff:Comisiones: Prensa y Publicaciones; Legales; Talleres

Colaboraron en este número:Lucía Torres, Marcelo Cosnard, Edgardo Feder y Edgardo Martínez desde Buenos AiresRaúl Frutos, de Santa FeLucio Mansilla, desde NeuquénAbel Díaz, desde Córdoba

¡Sumate al trabajo colectivo!¡Sumate a la asamblea!¡Participá en la conformación de la organización!

Comunicate con nosotros:

[email protected]

http://sindicalizandonos.blogspot.com

Sindicalizándonos (Grupos)

Sindicalizándonos

Suscribite a nuestra lista de discusión:[email protected]ín Sindicalizándonosde Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios.Está publicado bajo una licencia Reconocimiento- No Comercial- Sin Obras Derivadas (CC BY-NC-ND) http://creativecommons.org/licences/by-nc-nd/2.5/ar/Usted tiene:El derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar copias literales de la obra y no tiene el derecho de producir obras derivadas.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 02

Page 3: Boletin Nº6

EDITORIAL LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES, TRABAJO Y VOLUNTARISMOpor la Comisión Directiva de la Asamblea Pro-Sindicatocontacto: [email protected] mayoría de las personas que tiene acceso a la educación media conoce y reconoce el valor de una biblioteca en el barrio. Muchos admiten la importancia de su misión y proclaman la necesidad de que su espíritu no se apague. Los integrantes de sus comisiones directivas son reconocidos y honrados en las comunidades, muchas veces por el reconocimiento a su entrega y trabajo ad honorem. Aunque también existen otros casos menos honrosos, donde las mezquindades y la malversación de fondos también existe. Que las bibliotecas populares son únicas en el mundo por sus características, casi no se dice. Y que son un “invento argentino” poco se sabe. De la misma manera, pocos saben del funcionamiento, la dinámica y el costo del mantenimiento de una Biblioteca Popular. De los bibliotecas que trabajan en este tipo de bibliotecas se habla y se sabe poco. O se sabe cada vez más pero se dice poco, porque no se habla de lo que incomoda. Bibliotecarios que gestionan, organizan y sostienen ese lugar de pertenencia, de encuentro y de refugio, inclusive, para algunos. Son trabajadores en total desamparo, ante una realidad laboral cada vez más precaria, sin salarios fijos y sin marco legal reconocido. Es esta inestabilidad la que propicia que profesionales y comisiones directivas estén enfrentadas. Las bibliotecas populares dependen de subsidios, muchas casi exclusivamente, y de la decisión de los funcionarios de turno. Los bibliotecarios padecieron, y padecen, los vaivenes de las decisiones políticas, pero también de la ausencia de éstas.Muchos bibliotecarios y bibliotecarias trabajan y aman a las bibliotecas populares. Pero, frente a la falta de pago de sus salarios -espera desesperante y arbitraria de la que nadie se hace responsable, y que se repite en todo el país-, muchos de estos compañeros deben optar por abandonar sus trabajos en busca de otros que les aseguren cobrar a fin de mes de manera regular. ¿Por qué el trabajo en una biblioteca popular no puede ser una opción de trabajo digno, seguro y respetable como cualquier otra que se les presenta a los profesionales y futuros egresados? Es hora, como actores protagónicos, de echar mano de la información y participar para modificar esta realidad. Como bibliotecarios, conocemos, podemos y debemos defender nuestra tarea. No abandonar la lucha contra la representación de las Bibliotecas como meros centros de información y de los bibliotecarios como simples técnicos, ayudando a entender y demostrar que somos mucho más que eso.Eduardo Galeano utiliza para introducirnos en el texto Las Venas Abiertas de América Latina, una frase de la proclama insurreccional (de 1809) de la Junta Tuitiva en la ciudad de La Paz: “...Hemos guardado un silencio bastante parecido a la estupidez...”Creemos que ya es tiempo de levantar la voz. Entre tod@s!!

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) – agosto 2012 pág. 03

Page 4: Boletin Nº6

FORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARESFORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARESAquí compartimos el desarrollo del foro y las ponencias presentadas. Las ponencias completas y la discusión posterior del público y el panel se pueden escuchar desde la pestaña Bibliotecarios populares de nuestro blog.

El sábado 9 de junio en la sala Juan L. Ortiz de la Biblioteca Nacional, la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios llevó a cabo el Foro Situación Laboral de los Bibliotecarios Populares, un hecho inédito en tanto se abordó el tema desde los mismos bibliotecarios y bibliotecarias como trabajadores. Un hecho sindical. Porque deben ser los propios damnificados los que se ocupen de reclamar y buscar soluciones a una problemática a todas luces injusta, pero que ninguna entidad intermedia se ocupará de resolver en tanto no nos organicemos y reclamemos el reconocimiento que merecemos. El espacio de encuentro pretendió escuchar a los protagonistas y dar visibilidad a una problemática que aparentemente no tiene responsables claros. La falta de pago de los sueldos, la demora en las partidas confluyen afectando al trabajador bibliotecario que pasa meses sin cobrar su salario pero está sujeto a cumplir con sus obligaciones tributarias, laborales y de existencia propia y familiares. Frente a esa situación que se sostiene en el tiempo sin resolver se invitó a participar del panel a bibliotecarios populares y miembros de Comisiones Directivas para encontrarnos, compartir experiencias y proponer entre todos acciones a futuro que reviertan la situación planteada. Para poder continuar trabajando conjuntamente, pero también para que los bibliotecarios sean respetados en su dignidad de trabajadores.Contó con la participación de compañeros llegados desde La Plata, Lanús, Bella Vista, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Matanza, San Martín, Los Polvorines, Rosario y Ezeiza. El Panel contó con la participación de bibliotecarios populares y dirigentes: Marcelo Cosnard, Gustavo Rosas, Raúl Frutos, Edgardo Feder y Edgardo Martinez. Además, estuvo presente Paula Streger, asesora de la Presidencia de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados. Se contó con la adhesión de Bibgra Zona Sur (Bibliotecarios Graduados de Buenos Aires), GESBI (Grupo de Estudios Sociales en Bibliotecología y Documentación) y la Biblioteca Popular Esteban Echeverría de Juncal (Santa Fe).Abre el foro, con palabras de bienvenida José Kuschevatzky quien realiza una introducción sobre el tema a debatir, trae como ejemplificación un correo electrónico (publicado en una lista de interés) de un bibliotecario que comentaba que su sueldo no había sido abonado a causa de que el subsidio que recibe su biblioteca no fue depositado en tiempo y forma. Sintetiza en este caso, todo lo que vendrá en el transcurso del debate. Además hace hincapié en lo importante que es la colaboración y el apoyo de todos para que los aspectos antes mencionados se solucio-nen. Cede el micrófono al media-dor Adrián Michateck quien expone en cifras la cuestión Bibliotecas Populares, los traba-jadores bibliotecarios y la situa-ción laboral. Realiza las presen-taciones de los panelistas parti-cipantes haciendo una breve presentación de cada uno y le cede la palabra al primer exponente, el señor Marcelo Cosnard, bibliotecario egresado, ex bibliotecario popular, quien relata su experiencia como estudiante y su temprana relación con las bibliotecas populares.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) – agosto 2012 pág. 04

Page 5: Boletin Nº6

FORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)Intervención de Marcelo Cosnardex bibliotecario popularintegrante de BIBGRA (Bibliotecarios Graduados de Buenos Aires)contacto: [email protected]

Mi nombre es Marcelo, empecé trabajando en bibliotecas populares y por esas cosas de la vida, fui teniendo la suerte de conocer también otros ámbitos de trabajo como son bibliotecas públicas, universi-tarias. Un poco a modo de introducción, siempre tengo una frase de cuando era estudiante de Biblio-tecología y que, de alguna manera, me marcó por-que en ese momento no tenía ninguna experiencia laboral. Pero después, con el tiempo, de alguna manera, la pude empezar a entender y también a refutar. Si bien, en-tiendo que, lamen-tablemente, sigue siendo la realidad que atraviesa a los trabajadores de bi-bliotecas popula-res, también veo que hay una cosa muy positiva cuan-do uno está traba-jando dentro de ellas. Yo, como bi-bliotecario de po-pular, estuve pri-mero como pasan-te cuando era a-lumno. Hice una experiencia muy buena porque era una biblioteca bastante grande, donde tenía varios compañeros. No se daba la lógica que, lamentablemente, se da en muchas de las bibliotecas a lo largo y ancho del país donde hay una sola persona que tiene que hacer todo. En este lugar éramos varios compañeros, in-cluso había un bibliotecario graduado en un universo de siete personas más o menos, que es también un dato de la realidad. Y después sí, tuve la posibilidad, ya como profesional graduado, de hacer mi propia experiencia y de organizar una biblioteca popular. Ahí sí era el famoso hombre orquesta que es lo que predomina normalmente en este tipo de espacios, ¿no? Pero bueno, volviendo un poco al principio y para cerrar un poquito esta presentación, la frase yo la escuché siendo alumno, de una profesora que meha marcado mucho y a la cual valoro un montón

-pero que después, bueno, como les decía, pude no estar de acuerdo con eso, al menos en una parte de la definición-. En una clase x, alguien plantea sus dificultades trabajando en una biblioteca popular, y la profesora interviene y dice algo así como: ¿Pero a vos te parece que tu futuro va a estar únicamente en la biblioteca popular, te pensás morir ahí? Y bueno, yo desde el desconocimiento, y creo que la mayoría de mis compañeros desde la misma perspectiva, no fuimos capaces de entender, de hecho nadie retrucó

ni planteó dudas, nada. Y claro, yo me quedé con esa idea. Humilde, desde la ignorancia, de decir: Cla-ro, tiene razón, después habrá otras instancias me-jores. Es un poco, creo, el motivo de esta reunión, ¿no? Lo dura de esa sentencia que, desgraciada-mente, se sigue padeciendo, que produce que mu-cha gente utilice la biblioteca popular como profesión inicial y después, desde ahí, usarla de trampolín para pasar a otro tipo de instituciones donde pueda estar un poco más seguro. Pero bueno, así como digo lo malo también digo lo bueno. En una biblioteca po-pular uno puede desarrollar infinidad de tareas desde el simple conocimiento de la colección, como uno hace en cualquier biblioteca como profesional, pero también creo que es la mejor oportunidad que uno tiene de acercarse al barrio y de cumplir una tarea para la cual ha sido formado.

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) – agosto 2012 pág. 05

Panel: Marcelo, Gustavo, Raúl y los Eduardo. Presentando, José.

Page 6: Boletin Nº6

FORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)Al finalizar su exposición, el moderador cede la palabra a Gustavo Rosas, director de la Biblioteca Popular Domingo Sarmiento de Tristán Suárez, quien opta por compartir un escrito de su autoría (cuyo texto presentamos a continuación). En éste destaca la oportunidad que se presenta actualmente para defender la situación laboral del bibliotecario, para defender a la entidad biblioteca popular. Así también, destaca que las bibliotecas no se manejan solas, requieren de personas capacitadas para proveer, gestionar y/o administrar insumos, materiales y servicios que las entidades ofrecen desde una biblioteca popular implantada en medio de una urbe y en los lugares más remotos.Intervención de Gustavo Rosasdirector de la Biblioteca Popular “Domingo F. Sarmiento” de Tristán Suárez, provincia de Buenos Airesintegrante de la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios (argentinos)colabora en BIBGRA (Bibliotecarios Graduados de Buenos Aires)sitio web: http://bibliotecasarmientotristansuarez.blogspot.com.ar/ contacto: [email protected]

Buenas días/tardes/noches, amigos y amigas del mundo de las bibliotecas populares: Creo que éste es un momento oportuno para preguntarnos algunas cosas sobre la situación laboral de los bibliotecarios de bibliotecas populares del país. No cualquier cosa. Cosas que nos permitan plasmar la superación de este prolongado estado de las cosas. Y si no es un momento oportuno, los invito a crear, a empujar y sostener una oportunidad. Por el bien de la familias bibliotecarias, por el bien de los millones de usuarios que recurren y asisten a las bibliotecas populares de toda la geografía argentina. Y claro, como siempre, por el bien de las bibliotecas: esas instituciones “taaaaan prestigiosas y prestigiantes” que parecen funcionar solas... sin bibliotecarios de carne y hueso.

Pero no, amigos: para que estas bibliotecas presten servicios de calidad, servicios pensados para las necesidades de usuarios concretos, es preciso que sean bibliotecarios graduados quienes las dirijan, quienes las gestionen. Especialistas en lectura, en libros, en el trata-miento de la información, en acceso demo-crático a la cultura y la información, sea a través de los fascinantes y tradicionales libros en soporte de papel o con los libros electrónicos o dando acceso a la información a través de redes de computadoras. Especialistas en gestionar instituciones populares, bibliotecas creadas por vecinos ante las necesidades de una comunidad. Porque, ¿acaso “lo popular” no merece ser gestionado con eficiencia, con conocimiento, con el merecido respeto que se merece cualquier vecino? Digo más: acaso, las

bibliotecas populares ¿no DEBEN ser gestionadas por especialistas, por personal con formación y expe-riencia en unidades de información situadas en barrios, villas, pueblos pequeños, en el conurbano bonae-rense, en los diferentes conurbanos de cada provincia, en pueblos aislados, en concentraciones urbanas, en ciudades con muchos inmigrantes, en pueblos donde los pueblos originarios no tienen tanta posibilidad de re-conocerse en los libros? En cada uno de estos espacios el bibliotecario de la biblioteca popular hace un enorme y multiplicador aprendizaje. No es valorado ni aprovechado. Claro que un voluntario, un idóneo voluntario puede hacer de bibliotecario. De hecho, muchos integrantes de Comisiones Directivas, lo son sobre todo en los primeros años, cerca de la creación. Y esto es así porque no hay recursos para pagarle a un bibliotecario graduado. Paralelamente a esto, HOY los bibliotecarios ya no quieren trabajar en las bibliotecas populares porque prefieren la seguridad de trabajar de bibliotecarios docentes. Del Estado o privados. Dejan,Boletín Sindicalizándonos – 2(6) – agosto 2012 pág. 06

Biblioteca Popular Tristán Suárez

Page 7: Boletin Nº6

FORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)dejamos las bibliotecas. Y yo soy uno de los que lo he pensado tres veces. Pero amo las bibliotecas populares. Aunque no me valoren, aunque no me aprovechen. Y no me refiero a mis Jefes, la Comisión Directiva. Me refiero a 15 años transitando el mundo de estas instituciones, en este estado de situación que estamos desenmarañando. Las cosas no son lineales, son complejas. Hace falta comprender la totalidad. Entonces..., ¿cuál es el estado de la situación? Mientras los bibliotecarios nos vamos uniendo, reconociéndonos, construyendo el mapa laboral de nuestra situación, los dolorosos detalles de nuestras realidades, concientizándonos de la diversidad de nuestras tareas, las bibliotecas populares son hoy ámbitos laborales donde puede suceder literalmente cualquier cosa en materia de situación laboral.

Desde hace años, quizás desde siempre, las bibliotecas populares viven (y muy mal) el menguar, la fluctuación o sencillamente la lisa y llana DESAPARICIÓN de los subsidios de diferentes estamentos del Estado originalmente destinados a sostener a estas, POR AHORA, irreemplazables instituciones que de primera mano, a un palmo de la casa del vecino, ofrecen el glorioso mundo que nos puede brindar la lectura en sus diferentes y cada vez más numerosos soportes... Esta situación, esta inestabilidad, -deterioro más, quiebra menos-, ha provocado variadísimos problemas en el normal funcionamiento y el cumplimiento de los objetivos y misión de las bibliotecas populares. Pero UNO DE LOS PROBLEMAS MÁS SERIOS Y AC-TUALES ES EL DE LOS SALARIOS DE LOS BIBLIO-TECARIOS. Los salarios y las cargas sociales, son, EN ESTE TIPO DE ORGANIZACIONES y EN ESTAS CONDICIONES, parte muy significativa de la masa de dinero que pasa por nuestras bibliotecas.

Pero, amig@s, seamos sinceros: no es por ser salarios extraordinariamente altos... Más bien, todo lo contrario: la fragilidad y el desamparo es la regla. Si hay salarios, se nos encuadra como trabajadores de entidades civiles sin fines de lucro, empleados de comercio, empleada doméstica, docente privado entre otros más creativos. Todos estos sindicatos DESCO-NOCEN y HAN DEMOSTRADO NO QUERER CONO-CER NI PODER DEFENDER la especificidad de nuestras tareas... si es que “aparecen”... Esto, por otro lado, corre para TODO tipo de bibliotecarios... No pocas veces, los salarios son parte o todo, en negro, ofrecen monotributo cuando se trata de relaciones laborales, no pago de cargas sociales, obra social inexistente, ART inexistente, abuso en la carga horaria, tareas que no son las de un bibliotecario... Estas irregularidades con los subsidios ha provocado últimamente el crac del bolsillo de los bibliotecarios que, como es el caso de la provincia de Buenos Aires, no han podido pagar tres meses de alquiler, no han tenido nada parecido a aguinaldo y dramas por el estilo.

Sin embargo, SÍ se le exige al profesional ser solidario con la biblioteca... y limpiar baños, y hasta cortar el pasto... y detalles por el estilo que no tienen mucho que ver con estudiar en instituciones de nivel terciario o universitario. Por limpiar el baño, amigos, nadie es menos humano. Pero...¿para qué estudiamos, entonces? Y éste es un tema no menor: ¿por qué el Estado en sus distintos estamentos –nacional y provinciales– concreta estrategias de formación de bibliotecarios graduados terciarios y universitarios en instituciones del Estado y privadas si después tolera que personas sin título adecuado “gestionen” bibliotecas populares? ¿no serían nuestras más de 2000 bibliotecas populares en todo el país –REPITO: MÁS DE 2000- las verdaderas bibliotecas públicas que tienen los países de todo el mundo? ¿no llevan adelante la política pública del Estado respecto a la lectura y el acceso a la información las maravillosas Bibliotecas Populares a cambio de la frágil política de subsidios? ….entonces ¿por qué se las maltrata? ¿por qué el Estado no asume de una buena vez la responsabilidad que le compete? ¿solamente reivindicaremos el trabajo de los voluntarios? ¿Y LOS BIBLIOTECARIOS? ¿No ha llegado la hora de profundizar, jerarquizar a estas heroicas instituciones que abren sus puertas dando servicio GRATUITO de acceso a tooooodos sus libros 5 horas por Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 07

Gustavo en la Biblioteca

Page 8: Boletin Nº6

FORO SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)día COMO MÍNIMO por ley? Ni los Bomberos Voluntarios, paradigma de solidaridad, tiene este servicio gratuito. No pocas tienen más de 100 años abriendo gratis...

No creo que nadie se pueda oponer a esta idea: siempre es deseable que salarios y cargas sociales sean un rubro que tenga su importancia en sí mismo, una importancia que no ahogue o deje al borde del ahogo la economía de las bibliotecas... pero la verdad es que las bibliotecas populares son organizaciones civiles sin fines de lucro, y de un modo tal lo son, que a veces no se comprende que CON LAS PRÁCTICAS ADMINISTRATIVAS QUE DOMINAN EL PANORAMA no son viables económicamente. La verdad es que muchas, muchas viven y sobreviven casi exclusivamente de los subsidios.

Al respecto, cabe hacerse algunas preguntas... ¿esto es bueno? ¿es justo? ¿debería ser así? ¿es legal? ¿no se desvirtúa la idea de una organización sin fines de lucro? ¿es que una organización sin fines de lucro no puede gestionar más virtuosamente sus cuentas? ¿tienen la culpa los asalariados de "ahogar" sus cuentas? ¿es que los subsidios deberían ser más generosos? ¿las bibliotecas populares no vendrían a ser "bibliotecas públicas" con roles y responsabilidades que el Estado no asume y/o no ha querido asumir en sucesivos y muy diferentes gobiernos? ¿los subsidios no deberían ser redefinidos? ¿no se podría reformular el funcionamiento de estas instituciones para premiar la participación y rotación de los vecinos en sus comisiones? ¿no es tiempo de darle YA una solución definitiva a los salarios de los bibliotecarios a través del Estado cual si fueran docentes o empleados estatales como bien lo ha resuelto la provincia de Chaco? ¿no sería esta solución una medida que -PREVIA ESTABILIDAD DE LOS SUBSIDIOS- desaho-garía a las Comisiones Directivas, dirigentes de las bibliotecas populares en sus responsa-bilidades para con los empleados, para con ANSES, AFIP, etc...? ¿no sería un VERDA-DERO AVANCE, un VERDADERO PRO-GRESO que TODOS los bibliotecarios tuvieran una obra social, ART, cobraran en blanco, en tiempo y forma... en tanto bibliotecarios y no con encuadramientos “agarrados de los pelos”? ¿no sería eso un auténtico reconocimiento? ¿no sería sinérgico para las bibliotecas populares este DESAHOGO por un lado, y comenzar a discutir y llegar a PRACTICAR modelos nuevos de gestión de los recursos, modelos más virtuosos, más solidarios pero más eficientes en la economía de las bibliotecas? ¿no es YA HORA -luego de casi 30 años de democracia- de que TODOS LOS PARTIDOS POLITICOS -tengan legisladores o no- pongan a las bibliotecas populares en sus agendas políticas? ¿no va siendo hora de dejar de lado mezquindades y usar la política para lo que sirve: RESOLVER LOS PROBLEMAS DE LOS CIUDADANOS?

Los dejo con estas preguntas. Gracias.Toma la palabra nuevamente, Adrián, el moderador y presenta a la señora Paula Strejem, asesora de la presidencia de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, única presencia de todas las invitaciones realizadas a diputados y diputadas. El mediador realiza una crítica hacia las personas que tendrían que prestar atención a nuestra problemática, interviene Norma Cancino, quien aclara que no es algo personal con Paula Strejem, ésta última explica que la ausencia del invitado (el diputado Roy Cortina) se debe a problemas de salud. Señala además, que su presencia se debe al interés que el tema de las bibliotecas populares tiene para el diputado ya que lo está tratando en el marco de la Ley Nacional de Cultura.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 08

Sala infantil Biblioteca Sarmiento

Page 9: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)Se anuncia al siguiente expositor, el señor Raúl Frutos: bibliotecario, ex integrante de la Comisión Directiva de la Biblioteca Vigil de Rosario, actual colaborador de otras comisiones directivas. El mencionado hace referencia de su labor como bibliotecario en distintas dependencias, hasta su jubilación y su incursión en las comisiones. Hace hincapié en la importancia de las bibliotecas populares y su aporte a la bibliotecología que además, sostiene, es el más importante que brindó la Argentina. Intervención de Raúl Frutosbibliotecario y ex integrante de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular “C.C. Vigil”, Rosario (Santa Fe)

Yo puedo hablar desde los dos lugares por-que he sido, durante mucho tiempo hasta que me jubilé, bibliotecario profesional, trabajando en biblio-tecas populares y en bibliotecas universitarias, pero también del otro lado porque he sido durante mucho tiempo integrante de Comisión Directiva de biblio-tecas populares. Y en primer lugar me gustaría esta-blecer un punto de partida general sobre las biblio-tecas populares que quizás nos permita desarrollar luego, el temario que estamos tratando. Yo, aunque parezca raro pienso particularmente que la biblioteca popular es el aporte de mayor importancia que la Argentina ha hecho a la Bibliotecología. En todo el mundo hay bibliotecas públicas, muchas llamadas también populares, que cumplen similares servicios que las nuestras, pero todas dependen de algún estamento del Estado, municipal, provincial o nacional. O como, en Es-tados Unidos que se eri-gen por el público o por cuerpos de consejeros de biblioteca, encar-gados de administrar los impuestos destinados a las mismas. Hablando de nuestras bibliotecas po-pulares que yo llamo genuinas, aquellas for-madas por grupos de vecinos que se juntan y eligen una Comisión Directiva que comienza a tra-bajar, dictaminando estatutos, dictaminando formas de trabajo. Estas bibliotecas tienen la enorme ventaja de establecer, dirigir, y manejar sus políticas biblio-tecarias y culturales. No hay un organismo superior a ellas que les marque su manera de trabajar y hacia dónde dirigirse. Ellas manejan sus políticas culturales y bibliotecarias. La CONABIP cumple solamente una misión protectora, como lo decía su anterior nombre,

con subsidios, envío de libros, alguna asistencia técnica. Esto permite, esta libertad de acción, que es lo que pienso que las bibliotecas populares no deben perder nunca, bajo cualquier circunstancia o bajo cualquier subsidio que reciban. Esto permite que cada comunidad que ha creado su biblioteca popular elija su rumbo, qué actividades satisfarán a esa comunidad en su trabajo directo en la población. Todos conocemos la diversidad con que trabajan muchas bibliotecas populares dedicadas más o menos a aspectos que van más allá de la conser-vación y provisión de libros para su lectura. Algunas se han dedicado más a la música, a las conferencias. Hay una biblioteca en Venado Tuerto que se dedicó durante bastante tiempo a mantener un equipo de fútbol que fue campeón de torneos regionales du-

rante varios años. Pero la dirección no era el fútbol, ese era un simple medio para atraer gente y fundamentar otras cosas. En Rosario, hay una biblio-teca que, durante bastante tiempo, fue dirigida por un campeón rosarino de ajedrez. Una biblioteca que se dedicó mucho al ajedrez haciendo torneos infantiles, torneos de mayores, concentrando gente en ese sentido. Eso es lo que pienso que las distingue, fundamentalmente, de cualquier otra biblioteca popu-

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 09

Raúl Frutos, Edgardo Feder y Edgardo Martinez

Page 10: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)lar que así se denomine en el mundo. No conozco bibliotecas populares o públicas que tengan ese tipo de dirección que se manejen a sí mismas. Y yo les llamo genuinas a esas bibliotecas porque fíjense: en una pequeña compulsa que yo hice hace algún tiempo en la provincia de Santa Fe verifiqué que de las 200, cerca de 300 bibliotecas existentes en ese momento, el 35% solamente eran de este tipo de bibliotecas genuinas, el 42% eran bibliotecas de escuelas primarias y secundarias reconocidas como bibliotecas populares, y después, un 23% eran biblio-tecas reconocidas de-pendientes de clubes, cooperativas, socieda-des de fomento, otro tipo de instituciones. Ustedes se dan cuenta que las bibliotecas de escuelas primarias y secundarias reco-nocidas como biblio-tecas populares de ninguna manera pue-den llenar los pre-ceptos que yo men-cioné anteriormente. Porque hay Ministerios de Educación que dirigen su manera de actuar, hay horarios determinados que deben respetarse y que quizás no coincidan con los horarios en que generalmente deben funcionar las bibliotecas populares. Hay Secretarías de Cultura municipales que dirigen su accionar. O sea, no son bibliotecas libres de manejar lo que quieren hacer con esa biblioteca, lo que su gente, sus comisiones directivas, sus socios, sus usuarios quieren hacer con esas bibliotecas. Eso está claro, para mí por lo menos. Por razones políticas, por lo menos en la provincia de Santa Fe, creo que ha pasado en todo el país algo similar, se han reconocido como populares muchas que no eran bibliotecas populares genuinas. En los últimos tiempos, la CONABIP ha tomado medidas más restrictivas para el reconocimiento. Es posible que estas cifras que yo he dicho para la provincia de Santa Fe hayan variado en alguna medida. Pero por eso, yo quiero marcar con todo detenimiento que hay bibliotecas populares y biblio-tecas populares. En Rosario, la Biblioteca Argentina, que es la biblioteca más grande de la ciudad, con más de 200.000 volúmenes y que tiene una dirección municipal está reconocida como biblioteca popular.

Tiene 70 empleados pagados por la Municipalidad. Yo eso, no termino de entenderlo nunca, porque lo que se ha derivado en subsidios para ese tipo de bibliotecas podría haber sido derivado con mucha más eficacia a las bibliotecas populares genuinas. Mi opinión es que, verdaderamente, deberían arbitrarse los medios para que sea la CONABIP a quien le corresponda hacerse cargo al menos del sueldo de una bibliotecaria en cada una de las bibliotecas populares genuinas. Reconozco que por ahí hay lí-mites que son difíciles de definir. Yo he trabajado

mucho, colaborado mucho, con una biblioteca popular de Rosario que se llama Biblioteca Popular Cachilo que depende de la FM Aire Libre, que es una FM comu-nitaria. Yo no me a-trevería a sacar a esa biblioteca del grupo de bibliotecas popu-lares genuinas por-que realmente hace un trabajo comuni-

tario, se manejan con absoluta independencia y [hacen] un trabajo muy importante sobre todo con el barrio y los chicos. Supongo que habrá otras biblio-tecas populares de instituciones como ésta que también habrá que ver sus casos detenidamente. O sea, mi opinión es que la CONABIP, o quien corresponda, quien se establezca, quien se luche para que sea, debiera hacerse cargo de por lo menos el sueldo de una bibliotecaria en cada una de estas bibliotecas populares, bajo el régimen en que están las bibliotecarias escolares, que tienen un régimen determinado que será discutible, que no será satisfactorio, pero ya tienen un régimen que los Ministerios de Educación de cada provincia las incluye, les paga leyes sociales, etc. etc. Habrá que ver la manera técnica de llevar esto a cabo. Habría que ver la manera técnica y presupuestaria que podría hacerse, quizás por etapas. Pero pienso que ésta es la lucha que se debe plantear, bajo estos conceptos, si yo no estoy equivocado. El Estado que colabore en esto, no que se haga dueño de las instituciones, no que maneje la política de funcio-namiento de la institución que es lo mejor que tienen las bibliotecas populares.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 10

Page 11: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.) Pero hay un problema que no quiero dejar de mencionar, en muchas localidades quedan, por ejem-plo... -les hablo de la provincia de Santa Fe para ejemplificar porque es la que mejor conozco-, hay dos escuelas de bibliotecarios: una en Santa Fe y la otra en Rosario. Cuando un bibliotecario tiene que ir a trabajar a Berabevú, Cañada Rosquín, Pujato, Za-valla, se hace muy difícil, así se le pague correc-tamente, que desde el centro donde se producen los bibliotecarios pueda trasladarse, si no es que ese bibliotecario ya ha estudiado en Rosario o en Santa Fe, se hace muy difícil conseguir bibliotecarios profe-sionales. En Santa Fe, en algún momento hemos trabajado muy bien, la Asociación de Bibliotecarios Profesionales con la Federación de Bibliotecas Popu-

lares de la provincia haciendo cursos semipresen-ciales para gente que trabaja en bibliotecas pero que no es bibliotecario recibido. Al último que hicimos asistieron 75 personas de las distintas bibliotecas de la provincia. Pero ahí con qué chocamos, con el bibliotecario profesional que dice: esta gente, que es idónea, que se la forma en un curso semipresencial está ocupando puestos de bibliotecarios. A mí, particularmente, no me importa. Mientras se pueda elevar el nivel de los bibliotecarios que están traba-jando en bibliotecas populares, aunque no sean bi-bliotecarios recibidos me parece que es algo que corresponde y que se debe y se puede hacer. Son los problemitas, a grosso modo, que yo puedo presentarles, saldrán otros que podremos discutir.El mediador Adrián, anuncia las palabras del siguiente exponente: el señor Edgardo Feder, miembro de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Diego Pombo de San Andrés quien se muestra sorprendido de estar de este lado del panel. Desde la aparición de las bibliotecas populares hasta nuestros días realza la labor del voluntario en este tipo de bibliotecas y agrega que ya no es posible que se manejen con voluntarios solamente, sino con bibliotecarios populares, lo que suma la problemática del salario. ¿Quién se hace cargo de ese salario? Comenta las dificultades que tienen las comisiones para afrontar sus obligaciones.

Intervención de Edgardo Federmiembro de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular “Diego Pombo” de San Andrés (Buenos Aires)sitio web: http://www.bibliopombo.blogspot.com.ar/ contacto: [email protected]

La verdad que yo no pensaba estar de este lado sino traer fundamentalmente más interrogantes que exposición, desde este lugar que uno ocupa durante muchos años que tiene que ver con las bi-bliotecas populares. De cualquier manera, debiéra-mos poder poner en común todo esto que siguen siendo interrogantes para poder llevar a cabo una actividad. Como cosa principal me gustaría aclarar algo, el título éste “Situación laboral de los biblio-tecarios populares” es un título no acorde con la realidad, uno debería decir la situación laboral de los bibliotecarios en las bibliotecas populares como una de las tantas diferencias en bibliotecas que existen.

Tomando parte de lo que habló el compañero anterior él plantea algo que, sin comprender eso es casi imposible que nosotros entremos en debate. Creo que, incluso, es algo que hasta se debe la carrera de Bibliotecología -en el hecho de la forma-ción de sus profesionales- aclarar qué es una biblio-teca popular. La biblioteca popular, es algo que, co-mo el dulce de leche, el colectivo, la birome, es un invento argentino. Tomado por Sarmiento en 1870 de lugares donde él ve la importancia de la biblioteca, fundamentalmente en Nueva York. Las bibliotecas

están organizadas privadamente o por el Estado pero éstas, que son administradas por los vecinos, son totalmente únicas. Y entonces, él va a decir en ese momento que el Estado va a acudir a aquellos vecinos con buena voluntad que quieran agruparse para formar estas instituciones y el Estado va a contribuir con un subsidio. Bueno, ciento cuarenta y pico de años que CONABIP -con distinto tipo de suerte que ha tenido que ver con la suerte política con que hemos vivido los argentinos- ha podido mantener en distintos momentos. Los últimos años se mantiene con un grado bastante importante de regularidad.

La otra cosa a entender es qué significa mantener una biblioteca popular. Una biblioteca po-pular está mantenida por voluntarios, personas que es muy difícil ver hoy en estos tiempos, en una sociedad donde el eje es el consumo, donde los tiempos disponibles son pocos. Poder encontrar personas solidarias, que disponen de un tiempo para mantener una institución que brinda servicios del orden fundamental de la educación permanente como eje. Son instituciones donde las personas, desde la más tierna edad hasta el último momento de Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 11

Page 12: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)la vida, son acogidas en estos lugares. La cosa importante es poder entender lo que nos mueve a quienes estamos al frente de estas instituciones y es el hecho de una enorme contradicción y que es concreta-mente por lo que lo que yo me acerco. Poder compre-nder qué nos une en esto que nosotros somos volun-tarios que sostenemos la institución. Durante muchos años no tuvimos bibliotecarios titularizados, lo que signi-ficaba, a su vez, que fundamentalmente este biblio-tecario participaba con el resto de las comisiones y lo que fundamentalmente lo movía era lo que movía al conjunto institucional: el objetivo que se tenía. Cuando llega un momento en que se ve, que por esto mismo de las complejidades, esto mismo de asegurar la posi-bilidad de un mejor conocimiento, ya no es posible que solamente con la voluntad uno pueda manejar el mundo diverso del conocimiento. Y entonces todos estamos de acuerdo en que un bibliotecario titulado es necesario, pero la contradicción que tenemos, y es lo que hace que hoy estemos acá, es establecer cómo se paga ese bibliotecario. El eje de estas instituciones, que son variadas es cierto, 2000 bibliotecas populares en el

país, alrededor de 500 solamente en la provincia de Buenos Aires nos encontramos con esta misma situación. Una situación donde los que estamos encargados de sostener estas instituciones trabajamos totalmente ad honorem pero, a su vez, tenemos personal con cargo, y por otro lado, con la misma obligación que si fuéramos una empresa. Porque lo otro que hay que tener en cuenta es que somos responsables ante la AFIP porque los años '90 barrieron lo que estas instituciones sin fines de lucro tenían como un reconocimiento. Tenemos que pagar los servicios y un montón de veces, incluso, como si fuéramos empresa, ni siquiera usuarios domiciliarios. Y, a su vez, de la misma CONABIP, de la misma provincia de Buenos Aires a través de la Dirección de Bibliotecas, tenemos una serie de obligaciones burocráticas que nos ponen ante una situación totalmente violenta y que nos lleva, no a estar enfrentados con el bibliotecario que tenemos, porque generalmente este bibliotecario que llega -digo general-mente, porque no todos- llegan a una institución a la cual al poco tiempo de estar conocen la realidad, y eso significa que según la versatilidad de cada uno de la

Comisión se trabaje mejor o peor con ese bibliotecario. Pero lo que sí sigue siendo preocupante, es esto -con lo que uno está de acuerdo- de que periódicamente poda-mos discutir salarios. Esto nos lleva a nosotros a no poder seguir esta actualización permanente salarial. A esto que es un derecho de aquel que trabaja, estas ins-tituciones, no pueden darle respuesta por esa contra-dicción de sus orígenes. Alguien dijo, y muy bien, que hay bibliotecarios que se quejan porque les llega con atraso lo que consideran que es su salario y que es el subsidio que llega del Instituto cultural de la provincia de Buenos Aires. Todos los meses, la provincia de Buenos Aires debe-ría enviar $2664.-, esto es ley. En un primer momento este subsidio que se fue ajustando y que ya hace prácticamente un año que no tiene ajuste no iba solo para el bibliotecario: una parte iba al bibliotecario y con la otra era obligación comprar libros. La realidad impuso que rindiéramos con ese subsidio. Ahora, ése no es el salario del bibliotecario pero esa sí es la realidad de las bibliotecas. Lo que sí considero que es central es que aquel que se forma como bibliotecario debe tener una idea clara de qué es una

biblioteca popular. Comprender que está manejada por un voluntariado y este voluntariado no tiene ningún

tipo de remune-ración y trabaja en su comuni-dad. Y por eso, cuanto más aporte-mos a una discu-sión más fácil será poder encon-trar, en el tiem-po, una

respuesta, Lo que sigue siendo siempre difícil es cuál es el espacio que la cultura tiene para los estamentos políticos en general, y eso creo que es lo central. Lo otro sigue siendo una realidad prácticamente difícil de superar donde, por otro lado, algo que al bibliotecario le puede parecer algo odioso, pero, desde este lugar, habilitar a las personas sin título para poder manejar la biblioteca forma parte de poder mantener abierta la institución. Esto es lo que, desde este lugar, uno puede traer para poder comprender la complejidad y diver-sidad de esta temática.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 12

Page 13: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)Se presenta al último exponente antes de comenzar el debate: el señor Edgardo Martinez, miembro de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular de Los Polvorines. Comienza diciendo que es la primera vez que asiste a una reunión de este tipo, en vías de formación de un sindicato de bibliotecarios. Habla de las constantes quejas contra el sistema que aparecían en las reuniones donde participaba y que conformaban una actitud refleja, no activa. Plantea un necesario cambio de visión.Intervención de Edgardo Martinezmiembro de la Comisión Directiva de la “Biblioteca Popular de Los Polvorines” (Buenos Aires)sitio web: http://www.bibliopolvorines.com.ar contacto: [email protected]

Como quedé para el final, me quedé sin argumentos. Intentaremos no ser repetitivos. A veces uno cuando frecuenta estas reuniones... obviamente no una reunión tendiente a constituir un sindicato de biblio-tecarios, es la primera vez que asisto… pero sí nosotros, como miembros de bibliotecas populares, antigua-mente teníamos la tradición de reunirnos periódicamente para tratar [ciertos] temas. Y una de las problemá-ticas que se daba, generalmente, era esa constante queja hacia el sistema, era una actitud refleja y no una actitud activa. La situación que soportan las bibliotecas populares son extensivas a los bibliotecarios porque hay una relación inescindible entre uno y otro, no? Hasta podríamos decir que en muchas bibliotecas popu-lares el bibliotecario hace las veces de identidad de esa biblioteca, lo cual es mucho decir. (...) Yo creo que hay que trabajar efectivamente sobre un cambio de visión, yo creo que todos nosotros tenemos que tratar de hacer un cambio de mentalidad en aquellos dirigentes que tienen la capacidad de transformar la situación que se nos da en los hechos. Y ese cambio de visión es determinar qué lugar ocupa la cultura dentro del contexto y dentro de toda sociedad. Normalmente cuando uno tiene la oportunidad de conversar con alguna

gente de la Municipalidad u otro organismo que tiene la capacidad económica de ayudar, siempre se presenta la misma situación, sobre todo cuando proviene de funcio-narios públicos. Las prioridades son otras, porque primero está la salud, el tema de los comedores comuni-tarios, como si existiera una relación entre la cultura y las necesidades primarias. Es como si fuera un visión del hombre, [donde] la obsesión es que coma y trabaje, como si las otras necesidades como son las necesidades culturales, la de expre-sarnos, la de demostrar la huma-nidad de todos nosotros que soste-nemos con nuestra esencia no tu-viera significado ni peso en la

consideración del funcionario. Yo creo que hay que trabajar sobre eso y hay que separar, tiene que haber un presupuesto para todas esas necesidades primarias que forman parte del ser humano también tiene que trabajarse para determinar un presupuesto que corresponda al desarrollo de la otra parte de la humanidad. Entonces no habría esa falsa opción que normalmente se repite y se sostiene y que nos impide a nosotros tener un mejor presupuesto o una mejor consideración en los estamentos públicos.

Por el otro lado,otro de los aspectos que hay que trabajar respecto de los funcionarios es un tema de velocidad. El funcionario está permanentemente, se supone, “sobre los hechos”. O sea, cuando uno va y trata de reunirse y trata de reflexionar al respecto, siempre está sosteniendo o resolviendo algún problema inmediato. Pareciera que su tiempo se ocupa, en modo absoluto, con el momento, con la actualidad. Y yo a veces reflexiono y por eso hablo de velocidad, porque a veces uno tiene que insistir en que no es necesario estar constantemente corriendo detrás de los acontecimientos. Llega el momento en que diría yo, hay que Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 13

Biblioteca Popular Los Polvorines

Page 14: Boletin Nº6

FORO SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARES (cont.)parar la pelota y ver cómo se tiene que reorganizar la estructura del juego, o sea, los tiempos. Hay que darle más tiempo a las cosas, yo solamente les doy un ejemplo: tenemos 30 años de democracia, si el poder político, fuere quien fuere, se hubiera tomado el tiempo de resolver un problema esencial cada 5 años, nosotros en este momento tendríamos 6 problemas resueltos, podríamos decir, salud, alimentación, etc. La realidad es que a pesar de 30 años de esfuerzo y de estar siempre sobre el problema los mismos problemas subsisten y van a subsistir permanentemente. Hay que cambiar el enfoque para encontrar respuestas diferentes. Yo propicio como un modo de encarar una relación tendiente a conformar una asociación de profe-sionales. La problemática que nosotros tenemos, las bibliotecas populares, es una problemática que es propia de todas las políticas pendulares. Tuvimos una etapa donde se nos reclamó presencia en todos los ámbitos del país, entonces, de la noche a la mañana, con el mismo presupuesto nacieron 2300 bibliotecas que están distribuidas en todo el país. Pero solamente nos marcaron, nos dieron el diploma y nos determinaron el ámbito territorial sobre el cual teníamos que trabajar. Se dieron media vuelta y nos de-jaron con el problema. Es decir, después nosotros nos tuvimos que arreglar como pudimos. Por supuesto que las bibliotecas populares tienen, [como dijo el colega anteriormente], diferentes dimensiones y también tienen realidades diferentes de acuerdo a los lugares donde se encuentran. O sea, este es otro de los aspectos sobre los cuales hay que trabajar: la importancia de las bibliotecas dada por la cantidad de libros, por la cantidad de metros cuadrados, o lo que sea. Pero la importancia está en el lugar en donde están asignadas, en el trabajo que les toca, en la dificultad.Los bibliotecarios plantearon sus problemas laborales puntuales, los beneficios y limitaciones de trabajar en una biblioteca popular y la necesidad de contar con la seguridad de un salario mensual. Los dirigentes, por su parte, plantearon las dificultades de gestionar una entidad sin fines de lucro, pero con exigencias –en la rendición de subsidios, etc.- de una empresa y de la necesidad de resguardar la independencia de las bibliotecas populares, así como la impronta de las mismas, que reclama de sus bibliotecarios diversas tareas. Ambas partes acordaron en el derecho inalienable de los bibliotecarios a reclamar mejores condiciones laborales a través de un sindicato así como también el derecho a cobrar en tiempo y forma. Luego de un corte, comenzó un interesante cambio de opiniones entre los presentes que sirvió para aclarar aun más el panorama, con la intervención de otros dirigentes que se encontraban entre el público, así como el intercambio de experiencias entre quienes recién comienzan a trabajar en bibliotecas populares y quienes llevan años haciéndolo. Se concluyó que la actual situación de los bibliotecarios en las bibliotecas populares llevaba a la necesidad de un reclamo formal así como también la cristalización de dicho reclamo en una ley o la modificación de las existentes que permita el cobro en tiempo y forma de los salarios de éstos bibliotecarios. En este aspecto, la asesora de la Presidencia de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados remarcó el interés del diputado Roy Cortina en el tema y la posibilidad de una reunión con el diputado a cargo de la Comisión de Cultura en un tiempo aproximado de quince días. El encuentro culminó con la propuesta de una asamblea, que se realizó el 23 de junio, para seguir tratando la problemática y el punteo de los ítems a presentar. Agradecemos a todos y todas la participación. Agradecemos el respeto con el que se escucharon las dife-rentes exposiciones, aun en el disenso, lo que permitió a los presentes expresar sus ideas, experiencias e impre-siones en un marco de tolerancia. Que no es otro, que el que contribuye al sostenimiento de éstas bibliotecas.

Relato: Susana Vidal, Norma V. Cancino / Desgrabación: Miriam FrancoBoletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 14

Page 15: Boletin Nº6

RELEVAMIENTOS DE DATOSSITUACIÓN LABORAL DE LOS BIBLIOTECARIOS POPULARESpor Comisión LegalesNorma V. Cancino y Miriam Francocontacto: [email protected]

Para este boletín especial presentamos los datos primarios obtenidos en el relevamiento realizado durante el 2010 sobre las condiciones laborales de los bibliotecarios populares que respondieron la encuesta. Para más información consulte nuestro blog. En los distintos ámbitos de discusión e intercambio se evidencia que los bibliotecarios po-pulares se encuentran desprotegidos en sus rela-ciones laborales, expresado esto en bajos sueldos, tareas no acordes al cargo, poco reconocimiento de las Comisiones Directivas de las que dependen, etc. Sin embargo, debemos destacar que nos llamó la atención la baja representación obtenida en el rele-vamiento. De las 443 respuestas recibidas solo un 7% del total (33 casos) fue atinente a los trabajado-res en bibliotecas populares.De la población de bibliotecarios populares que respondió la encuesta, nos encontramos que cubren distintos cargos como puede verse en el gráfico 1. Una amplia mayoría de los que respondieron (18 casos) son tra-bajadores multitarea, algunos de ellos directores (6 casos) y

personal único (5 casos). Solo 3 bibliotecarios respondieron tener asignada una única tarea, mientras que un número muy bajo de auxiliares bibliotecarios contestó el rele-vamiento. Cada una de estas categorías presentaba, al año 2010, el siguiente sueldo promedio por hora trabajada (tabla 1): un director $18,30, un empleado con una única tarea asignada $21,08, un trabajador bibliotecario con más de una tarea asignada y un personal único para todas las ta-reas de la biblioteca cobraban $14,04 y $14,48 respectiva-mente la hora de trabajo, mientras que un auxiliar biblio-tecario percibía $11,90 como valor máximo para su hora trabajada. Cabe recordar que al momento de este releva-miento el salario mínimo, vital y móvil era de $1740.-, teniendo un valor de $9,06 la hora de trabajo.La muestra obtenida arrojó que mientras el 49% está contratado con plazo indeterminado, el 42% lo está de manera irregular, presentando contratos de temporada y otros. Esta última categoría integra a monotributistas (69%) y a los que no tienen ningún tipo de contrato firmado (31%). El 9% restante no pudo ser sumado a ningún grupo anterior (regulares e irregulares) ya que las categorías pasantía educativa y contrato a plazo fijo suelen enmascarar contratos precarios y los datos brindados no precisaban la información.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 15

Tabla 1

Gráfico 2

49%

6%6%3%

36%

Tipo de contrato firmado

Plazo indeterminado

Plazo fijo

Trabajo de temporada

Pasantía educativa

Otro

Gráfico 1

02468

101214161820

Director/a Jefe/a de sección

Tarea única Multitarea Personal único

Auxiliar bibliotecario

Categorías laborales

Page 16: Boletin Nº6

SITUACIÓN LABORAL EN BIBLIOTECAS POPULARES DE NUESTRO PAÍSLOS TRABAJADORES Y LAS BIBLIOTECAS POPULARESLas Bibliotecas Populares cumplen una función cultural, social y educativa indiscutible. Reciben subsidios para su mantenimiento, beneficios para la adquisición de material bibliográfico, que las Comisiones Directivas (CD gestionan para lograr que rindan lo suficiente. Sin embargo, los trabajadores bibliotecarios a cargo de los servicios que brindan las bibliotecas populares no cuentan con condiciones dignas de trabajo, siendo muchas veces monotributistas, tampoco perciben sus salarios en tiempo y forma. Los bibliotecarios y bibliotecarias, en su condición de trabajadores, se diferencian de los voluntarios, integren o no una comisión directiva. La Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios cree en el aporte de cada uno de nosotros para conocernos mejor, y de esa manera, acercar los lazos geográficos que nos distancian solo físicamente. Por eso, les solicitamos a colegas de distintas provincias que nos contaran la situación laboral en las bibliotecas populares de su zona para así ampliar el panorama presentado en el Foro (CABA, Buenos Aires y Santa Fe). A todos y cada uno de los compañeros que colaboraron con su testimonio: Muchas Gracias!!!

NEUQUÉN: LOS TRABAJADORES Y LAS BIBLIOTECAS POPULARES.Colaboración de Lucio Mansilla desde Neuquén (Neuquén) para Boletín Sindicalizándonossecretario de la Federación de Bibliotecas Populares de la Provincia de Neuquéncontacto: [email protected]

Las bibliotecas populares existentes en la provincia de Neuquén son aproximadamente unas 90, digo aproximadamente dado que el número es fluctuante debido a que muchas pierden su regularidad a la vez que otras la recuperan de manera casi constante. Con regularidad me refiero a la documentación necesaria para contar con la certificación que otorga la Dirección General de Personas Jurídicas, órgano de contralor de estas asocia-ciones sin fines de lucro. El no contar con tal certificación les impide a las bibliotecas recibir las ayudas del Estado, tanto nacional, provincial o la ayuda municipal en las localidades en que esto está estipulado. Perder las ayudas del Estado para la gran mayoría hace la diferencia entre abrir sus puertas o tener que mantenerlas cerradas ya que los ingresos propios no sostienen los gastos corrientes y mucho menos el salario de la persona que desempeña tareas en la biblioteca. Creo que la situación laboral de los bibliotecarios de las BP en Neuquén está atravesada por un problema común a todo el país, con algunas particularidades que comparte con la región patagónica.

La UNCo (Universidad Nacional del Comahue) dictó la carrera “a término” de bibliotecario en dos sedes: en la ciudad capital y en la ciudad de Zapala, centro geográfico de la provincia. El cursado fue semipre-sencial lo que hizo que su matrícula llegara a un total de 2000 inscriptos de los que finalmente egresaron unos 400. Antes de esto no había muchos biblio-tecarios titulados en la provincia por lo que las bibliotecas populares no contaban con la posibilidad de evaluar la incorporación de un profesional y salvaban esta necesidad con “personal idóneo” en el mejor de los casos, y con personal muy dispuesto, comprometido y solidario pero generalmente escasamente capacitado.

La provincia de Neuquén tiene la característica de contar en su territorio con grandes espacios sin poblar que separan una localidad de otra haciendo a las distancias más distantes de alguna manera. Teniendo en cuenta esta situación podemos dividir el universo de bibliotecas populares de la provincia en BP de zona urbana y BP de zona rural o de zonas escasamente pobladas o parajes del interior. Esta división no es arbitraria ya que las BPs de una subdivisión y otra cuentan con características claramente diferenciables. Las bibliotecas alejadas de los centros urbanos no cuentan con la posibilidad de seleccionar personal y generalmente son atendidas por sus fundadores, familiares o vecinos relacionados directamente con la asociación civil. No hay bibliotecari@s con estudios terciarios o universitarios sumado a que por complicaciones administrativas (balances, comisiones con Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 16

Page 17: Boletin Nº6

SITUACIÓN LABORAL EN BIBLIOTECAS POPULARES DE NUESTRO PAÍS (cont.)mandato vencido, malas rendiciones…) no suelen mantener su regularidad en el tiempo y permanentemente caen en faltas que las dejan fuera de la posibilidad de recibir los subsidios y ayudas del Estado lo que complica la posibi-lidad que pudiera existir de contar con personal rentado por la biblioteca. En los centros urbanos la situación es distinta. Las bibliotecas suelen contar con bibliotecarios profesionales. La ciudad de Neuquén por ejemplo cuenta con una ordenanza de apoyo y fomento, la 10824, que estipula una ayuda económica valuada en módulos y cate-gorías que establece que tales dineros se deben utilizar en la contratación de un profesional de las Ciencias. de la información… pero claro, no todo es color de rosa ya que se trata de un profesional que facture a la biblioteca inscribiéndose como monotributista, ya que tal importe no cubre un sueldo digno y sus correspondientes aportes jubilatorios y obra social. Hay otras ciudades importantes como Villa La Angostura o San Martín de los Andes que poseen acuerdos firmados para que mediante un “redondeo” o un aporte voluntario de los vecinos que al momento de abonar las tasas municipales pueden colaborar económicamente con las bibliotecas de la ciudad lo que les brinda, sumado a los aportes nacionales y provinciales, algo de solvencia para contar con un profesional, generalmente bajo la modalidad de monotributo también.

Las bibliotecas populares que de alguna manera se relacionan laboralmente con un biblio-tecario, siempre bajo estas modalidades devenidas del liberalismo y su flexibilización laboral, general-mente cuentan con UN bibliotecario o bibliotecaria y si cuentan con más personal se trata de docentes en cambio de funciones o adecuación de tareas que piden se los destine a la biblioteca, lo mismo que empleados del Estado provincial o municipal. Un caso paradigmático de la situación es la Biblio-teca Popular Juan Bautista Alberdi de la ciudad de Neuquén, biblioteca señera de la provincia, que cuenta con 5 personas (una bibliotecaria) en blanco y que ha atravesado juicios, cierres, pedidos urgen-tes de salvataje… debido a la acumulación de deu-das por aportes provisionales o patronales. Esto la tiene en constante riesgo de quiebra al no contar

con ingresos que sostengan los gastos corrientes/fijos que demanda cumplir con la ley. Podemos decir que es regla general entonces que las BPs de la provincia escasamente cuentan con personal capacitado en bibliotecología. Los puestos de trabajo en bibliotecas populares son ocupados por personas “derivadas” del Estado por diversas modalidades, planes de trabajo (en su momento Jefes y Jefas de hogar, Ley 2128…) o directamente voluntarios ad honorem. No tenemos muchos registros de problemas con los pagos, de grandes atrasos o falta de pago directamente. Las tareas de los bibliotecarios en la BP de la provincia se diversifican y recorren todo lo que hace a la gestión de la institución muchas veces alejándose de la tarea bibliotecológica exclusiva. El profesional procesa el material, cobra las cuotas, ayuda en la búsquedas, reclama deudores, limpia, proyecta y realiza tareas de extensión, en oportunidades participa de tareas interinstitucionales o brinda apoyo escolar.

Verán que la situación no es para nada la ideal, pese a lo cual no hay organizaciones o comunicaciones que reúna a los bibliotecarios de bibliotecas populares. Compartimos una “lista de mails” en Yahoo! pero que es de bibliotecarios en general (escolares, especializados, populares) por lo que los temas de debate e intercambio se diluyen. No se dan instancias de encuentro o reunión ya que sumada a la inacción de los directamente perjudicados está la total ausencia del Estado provincial que debiera gestarlos desde la Dirección de Bibliotecas Populares y por mandato de las leyes provinciales que así lo estipulan.

Entrando en el tema del análisis de las causas de esta situación y un camino posible a su solución creo que en gran parte se debe a la falta de comunión u organización de los bibliotecarios y bibliotecarias. La tarea es valorada o reconocida pero en muchos aspectos está abriendo caminos en donde hasta no hace mucho no los había por lo que falta mucho debate, mucho crecimiento como profesionales, mucha concientización del propio colectivo de la posición que se ocupa en la sociedad. Es el protagonista el que se debe valorar y hacer la diferencia entre su presencia y su ausencia en cada uno y todos los lugares que le toca ocupar; lejos de esperar el reconocimiento unilateral de la sociedad y sus conductores debe reconocerse como profesional él y ocupar el lugar Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 17

Bibliotecarios populares reclamando en el centro de Neuquén - 2011

Page 18: Boletin Nº6

SITUACIÓN LABORAL EN BIBLIOTECAS POPULARES DE NUESTRO PAÍS (cont.) que le pertenece organizándose, capacitándose permanentemente, discutiendo con los pares, teorizando y desarrollando un corpus del área del saber en la que se mueve, dejando en segundo plano la tarea meramente técnica. La solución debiera salir producto de ese crecimiento y visibilización del bibliotecario y bibliotecaria, de sus saberes y competencia. Al posicionar la profesión articulándola con las demás sin la necesidad a veces confrontativa de “pedir reconocimiento”, el recurso económico deviene, creo, de la situación que se desprende de este posicionamiento e identificación del bibliotecario y de la bibliotecaria como indispensable frente a tales o cuales actividades o funciones dentro de la sociedad actual. No es una cuestión que tenga resuelta pero entiendo que el Estado, responsable de la cultura y la educación tiene gran parte de la responsabilidad en esto. Sin absorber a estas instituciones independientes debería arbitrar los medios que le posibiliten no solo su sostenimiento desde el punto de vista del salario digno de los profesionales sino también de los medios que permitan proyectar y desarrollar acciones a futuro.

CÓRDOBA: LOS TRABAJADORES Y LAS BIBLIOTECAS POPULARES.colaboración de Abel Díaz desde Córdoba (Córdoba) para Boletín Sindicalizándonosbibliotecario profesional, presidente de la Biblioteca Popular “Libertad, por la Integración Latinoame-ricana”, y presidente de la Federación de Bibliotecas Populares de Córdoba.contacto: [email protected]

Estimados amigos:Informo la situación laboral de las [bibliotecas] populares de acuerdo a vuestro pedido y al “avisoramiento”

de las mismas desde mi lugar de Bibliotecario Profesional, Presidente de la Biblioteca Popular ”Libertad, por la Integración Latinoamericana” y Presidente de la Federación de Bibliotecas Populares de Córdoba. No es el informe de un trabajo de investigación sino una descripción de algunos elementos que, a mi opinión, hacen a la vida de las bibliotecas populares en relación al “lugar” del bibliotecario que ustedes me solicitan. En cuanto a lo laboral, establecería esta clasificación:

• relación de dependencia con la Municipalidad a través de cargo o subsidio para tal fin (en algunos municipios del interior provincial)

• pago de salario convenio UTEDyC o COMERCIO (Patrón: la Comisión Directiva de la biblioteca popular)

• el subsidio provincial de la Ley 8016 solo permite “hasta un 20% de cargas sociales” (por cada $1.000, sólo reconoce $200.-)

• retribución con recursos genuinos de la biblioteca (cuotas sociales, donaciones, rifas, ferias, etc.)

• trabajo voluntario desarrollando, estas personas, actividades de Procesos Técnicos, atención al público, animación a la lectura, función administrativa de la Comisión Directiva, Tesorería (y sigue la lista con las más diversas actividades que son necesarias para que una institución funcione, hasta limpiar el baño). Pocos monotributistas, mucho trabajo en negro. Y mucha buena voluntad. Que no es voluntarismo, sino trabajo voluntario.Y aquí es donde radica un aspecto fundacional de los

bibliotecarios en una biblioteca popular (BP). Como la BP es el resul-tado de una Asociación Civil sin Fines de Lucro creada a los fines de llegar a su comunidad con oportunidades culturales y educativas donde el Estado no llega, se colabora, no se trabaja tanto por el salario. La biblioteca popular no produce capital financiero, el dinero que administra no pertenece al círculo especulativo ni productor de capital, casi no da para “lucrar” con un salario. En general, los recursos no alcanzan para pagar salarios y cargas sociales. Cuesta recaudar para financiar la existencia de la institución Biblioteca Popular (hay que pagar honorarios Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 18

Biblioteca Popular Libertad, por la integración latinoamericana

Page 19: Boletin Nº6

SITUACIÓN LABORAL EN BIBLIOTECAS POPULARES DE NUESTRO PAÍS (cont.)de un Contador para los Balances Anuales, alquiler, luz, agua, gas, teléfono, servicio de Internet, papelería, movili-dad y… sigue la lista) y esto el bibliotecario lo sabe.

Respecto del trabajo bibliotecario rentado, en general, que crea la figura del trabajador bibliotecario, no se cumple estrictamente en el ámbito de las populares. Existe un gran respeto hacia las tareas profesionales y por ello los voluntarios o los que trabajan de oficio, se capacitan en procesos técnicos, informatización de la colección, animación a la lectura, encuadernación y restauración. Y muchos descubren su vocación de servicio. Se sacrifican, renunciando a su calidad de trabajador y hacen la tarea con responsabilidad colectiva. La representación social acerca de la figura del bibliotecario hace que muchas personas elijan este trabajo como modo de vida y algunas construyen su carrera profesional en base a las oportunidades, que las busca, que las promueve. Pero la carrera profesional tiene sus lugares de circulación y construcción. Sobre todo en el ámbito estatal, provincial o nacional. Los bibliotecarios de bibliotecas universitarias y los de bibliotecas escolares son el ejemplo más claro. El patrón es el Estado, que paga el salario y cumple con la legislación laboral en los más diversos derechos del trabajador. Las populares no están en este circuito. No existe en la provincia una carrera profesional o laboral que lleve al podio de las populares. Aunque se pueda ser subdirector de bibliotecas populares o vocal de la CONABIP. Cargos que sí existen y no como trabajador bibliotecario (excepto la representación de ABGRA). Sin embargo, quienes trabajan en las populares participan activamente de cuanta oportunidad exista para comunicarse, “perfeccionarse”, mostrar lo que hacen en “su Biblioteca” sin importar el medio aguinaldo o las horas extras.

¿Cuál es el futuro de un bibliotecario profesional en una biblioteca popular? La legislación actual propone que los servicios bibliotecarios estén al frente de un profesional, pero no dice si el Estado tiene la obligación de pagar su costo. Una Asociación Civil no posee capacidad económica para sostener, en el tiempo, un trabajo que establece compromisos civiles-comerciales de una Comisión Directiva con un trabajador o empleado. ¿Quién pagaría una indemnización por despido? ¿Un accidente de trabajo? La relación laboral tiene sus derechos y hay que cumplirlos y hacerlos cumplir. La alternativa de cargos rentados significa la creación de un presupuesto más generoso y una relación laboral que el Estado no está dispuesto a conceder, hasta el momento. Claro, hay provincias que sí lo hacen y hay provincias que estudian la legislación para trabajar al respecto y garantizar este derecho de las bibliotecas populares. ----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----.----

La Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios saluda con entusiasmo la recuperación de la Biblioteca Popular Vigil por sus socios, por

estar enraizada en la memoria de los bibliotecarios que luchamos junto a nuestras comunidades, por los ideales de libertad y

progreso para todos y todas.

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 19Nueva CD de la Vigil, con muchos de sus "históricos"

foto diario La Capital 02/08/12

Page 20: Boletin Nº6

POR MÁS Y MEJOR CAPACITACIÓN COLECTIVACURSOS Y TALLERES 2012 Para mejorar nuestro trabajo muchas veces necesitamos herramientas, consejos, compartir conocimientos dentro y fuera del área de la bibliotecología. Los cursos y talleres 2012 organizados por la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios se mantienen con ese fin. Más información en nuestro Blog: www.sindicalizandonos.blogspot.com

contacto: [email protected] CURSOS PRESENCIALESAGOSTO – 25/08/2012 – 14 HS.TALLER DE WINISIS – SOFTWARE DE GESTIÓN EN BIBLIOTECAS ESCOLARES

Bibliotecaria a cargo: Lic. Verónica CavalleriTemas: Winisis es uno de los software de gestión que nos podemos encontrar en las bibliotecas escolares,. Por eso en este taller trabajaremos sobre su instalación, las hojas de carga y las dudas frecuentas sobre esta herramienta.Requisitos: traer computadora portátil para poder ejercitarDuración: 4 hs. (de 14 hs a 18 hs.); Costo: $ 50.-Traer: mate y galletitas para compartir.Lugar: Bartolomé Mitre 1984, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Sede UTE)Inscripción: enviar nombre y apellido completo, DNI y lugar de trabajo o estudio al correo electrónico de contacto SEPTIEMBRE INFORMACIÓN EN INTERNET: CÓMO NO PERDERSE, NI PERDERLA.

Bibliotecaria a cargo: Lic. Ana Martinez (referencista de la Facultad de Ingeniería del a UBA)Temas: Buscadores en Internet: generales y especializados, cómo funcionan, cuál elegir. Relevancia de los sitios, cómo determinar su origen y la calidad de la información. Generación de un Directorio de Recursos. Fuentes de Información Generales y Especializadas: portales de información, bibliotecas virtuales, catálogos colectivos, repositorios institucionales, directorios de revistas de acceso abierto, etc.Fecha y lugar: A confirmarOCTUBRE CAPACITACÓN EN HERRAMIENTAS DE LA WEB 2.0: GLOGSTER

Bibliotecaria a cargo: Lic. Marta RubinoFecha y lugar: A confirmarTALLER DE AGUAPEY – SOFTWARE DE GESTIÓN EN BIBLIOTECAS ESCOLARES

Bibliotecaria a cargo: Bibl. Norma V. CancinoFecha y lugar: A confirmarPRÓXIMAMENTE – PIZZARA DIGITAL INTERACTIVA y LIBRO ÁLBUMBoletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 20

Page 21: Boletin Nº6

HACIENDO MEMORIACompañeros bibliotecarios desaparecidos: ¡Presentes!Bibliotecarios y/o trabajadores en bibliotecas populares que fueron secuestrados y desaparecidos o asesinados en Argentina.

EXPERIENCIA DE VIDA DE UN BIBLIOTECARIO POPULAR ROSARINO

Raúl A. Frutos, es bibliotecario y sobreviviente del proceso militar genocida de nuestro país. Hoy, siendo un referente con su accionar continuo nos ofrece este testimonio de su lucha:

El 25 de febrero de 1977 fue intervenida la Biblioteca Popular “C.C. Vigil” de Rosario e inmediatamente se decreta su liquidación judicial sin quiebra. La Vigil fue quizás la biblioteca popular más grande y extendida en sus servicios y actividades desde que las creara Sarmiento en 1870.

El 10 de mayo de 1977 yo y otros 7 (siete) miembros de su Comisión Directiva fuimos buscados en nuestros domicilios por personal uniformado y de civil del Servicio de Informaciones (SI) del II Cuerpo de Ejército, que había conformado en la Jefatura de Política de Rosario el mayor centro de detención, tortura y exterminio de la ciudad. Yo ejercía los cargos de Director de todos los servicios bibliotecarios y de Vice-Presidente de su Comisión Directiva. En la Jefatura estuvimos detenidos casi dos meses por izquierda, sin figurar como tales en ningún lado, (...) Luego de un tiempo fuimos puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN). El 24 de diciembre de 1977 fuimos liberados del PEN y nos dieron la libertad. (…) Así como nos llevaron nos largaron, claro que con una carga personal de injusticia y castigo inmerecido. Entre tanto, y en los años siguientes, la entidad fue desguazada, esquilmada y malvendida.

La Biblioteca Vigil con sus 20000 empleados, 3000 alumnos por año en sus distintas áreas educacionales y sus más de 600 empleados, desarrollando siempre sus actividades dentro del plano del laicisimo, la co-educación, la libertad de expresión, la educación no confesional, la disponibilidad de una amplia y abierta biblioteca de 55000 volúmenes (...), sumando a todo esto una cantidad de acciones mutuales

y sociales de diversa índole, no podía ser aceptado su funcionamiento por el gobierno militar de facto. Desde el punto de vista estrictamente bibliotecario siempre tratamos de atender a una realidad nacional, social, política y tecnológica que es insoslayable, enten-diendo a la bibliotecología en su aspecto dual e inseparable como disciplina y como práctica social. Pensamos que si bien los bibliotecarios deben manejar al máximo las tecnologías (...) que pueden

potenciar los servicios, éstas no son más que los medios para llegar a otros objetivos: las políticas bibliotecarias, culturales, educacionales e institucionales. Ellas son las que marcan adecuadamente los “paraBoletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 21

Page 22: Boletin Nº6

HACIENDO MEMORIA (cont.)qué” hacemos funcionar las bibliotecas, las tecnologías son parte de los medios, los “cómo”. Sin aquellas éstas no tendrían razón de ser. Defendimos antes y ahora a un bibliotecario jugado por sus ideas, nunca en una imposible neutralidad, peleando profesionalmente por ellas desde las instituciones públicas, tratando de no pasar aquellas márgenes que restrinjan el disenso, la libertad de lectura y la discusión.

Texto extraído de: Cancino, N.V.; Franco, M.; Kuschevatzky, J. y Solari. T. Bibliotecarios detenidos-desaparecidos: ¡Presentes! [en prensa].

LA BIBLIOTECA VIGIL, UNA RECUPERACIÓN HISTÓRICA.

Mural Homenaje a Docentes, Alumnos y Socios de LA VIGIL.

El 25 de febrero de este año, a 35 años de la usurpación de la Biblioteca Vigil, se pintó el mural en conjunto con organizaciones populares, miembros de la Comisión Directiva de la Biblioteca y el Colectivo de ex presos políticos y sobrevivientes de Rosario

Video del muralVideo de la pintada realizada el 27/02/2012. Producido en 2012 por Matias Ibáñez.Duración: 9:55 minPara ver el video haga clic aquí.La Vigil ¿una Utopía?La Vigil, primera parte. Entrevista a A. Duri.Documental inconcluso producido en 2003 por Matias Ibáñez, Jorge Miranda y Matias Vidal.Duración: 9:36 minPara ver el documental haga clic aquí.“Es una deuda con nuestra democracia” - Rosario/12, 23 de julio de 2012.

El lunes 30 de julio se “impulsará el dictamen para iniciar formalmente la investigación de los delitos económicos cometidos en la ex Biblioteca Popular, que revisten la categoría de delitos de lesa humanidad por su conexión con los hechos de los que fueran víctimas los directivos de la mutual, sobrevivientes del Servicio de Informaciones, enmarcados todos ellos en el plan sistemático de represión ilegal desplegado durante el terrorismo de Estado, que incluyó numerosos delitos contra la propiedad que aún no fueron investigados.”leer la nota completa.

Sala de lectura infantil de la Biblioteca Popular “C.C. Vigil”

Más información: Blog: http://sociosactivosvigil.blogspot.com.ar/ Facebook: Socios Biblioteca VigilBoletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 22

Page 23: Boletin Nº6

OPINIÓNSINDICALIZARSE, ¿UNA OPCIÓN QUE DESPRESTIGIA? Al difundir la invitación al Foro sobre la situación laboral de los Bibliotecarios Populares por las distintas listas de discusión, se publicó la siguiente nota en la lista col-biblio-pba del Colegio de Bibliotecarios de la provincia de Buenos Aires. Posteriormente a presentar su opinión sobre los salarios de los bibliotecarios populares opina también sobre nuestra institución, la Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios. Ante esto, y porque sostenemos que es un debate de fondo sobrepasando a las instituciones particulares es que intentamos, con la publicación de la nota y nuestra respuesta como Asamblea Pro-Sindicato de Bibliotecarios continuar con el intercambio de ideas y posiciones.

Dirección CBM – Complejo Bibliotecario Municipal – Palacio López Merino.La Plata, 8 de junio 2012

A quienes Organizan: Asamblea Pro Sindicato de BibliotecariosA quienes Adhirieren: Bibgra Zona Sur (Asociación de Bibliotecarios Graduados de Buenos Aires), GESBI (Grupo de Estudios Sociales en Bibliotecología y Documentación).

PresenteDe mi consideración:

En primer lugar les agradezco la invitación a la vez que les pido disculpas y les comento que siento mucho, que no puedo concurrir a esa reunión que me interesa sobremanera. Del mismo modo felicito la iniciativa de encontrarnos para atender las cuestiones de las Bibliotecas y de los Bibliotecarios.

Por medio de estas líneas pretendo estar presente con mi opinión, les pido, acudo a su amabilidad y agradezco que las den a conocer en la reunión Foro sobre la situación laboral de los bibliotecarios populares del día 9 de junio de 2012.

En la Municipalidad de La Plata se creó la Subvención Municipal Mensual para apoyo al desarrollo y evolución de las Bibliotecas Populares por:

Ordenanza 8959 del año 1998 y su modificatoria 9669 del año 2003 y Decreto Municipal 366 del año 2004 que las regla-menta y crea el Registro Municipal de Bibliotecas que será llevado por la Dirección de Bibliotecas de la Municipalidad de La Plata. Hoy Dirección Complejo Bibliotecario Municipal.

Voy pronto al tema para no entorpecer vuestro trabajo. En lo que a mí respecta hago referencia a lo que conozco, es decir a las Bibliotecas Populares ubicadas en el partido de La Plata. Se lo que están pasando con respecto a los sueldos, es muy triste lo que se ha generado a partir de ello, esto es extensivo a las de la provincia de Buenos Aires.

Las Bibliotecas Populares Platenses tienen la posibilidad de inscribirse/registrarse, en CONABIP, Orga-nismo Gubernamental Nacional; en Dirección de Bibliotecas y Promoción de la Lectura, Organismo Provincial y en Municipalidad de La Plata. Las que han logrado ingresar al registro de los tres organismos públicos, obviamente están en mejores condiciones. Ahora bien… Si el subsidio lo otorga en todos los casos el Estado por qué no trans-formarlo en SUELDO/SALARIO, como el de los empleados, si de todos modos dichos subsidios son debidamente controlados mediante: requisitos, aprobaciones, erogación de dinero y rendición de cuentas. Quiero decir, hay que ocuparse también de estas cuestiones (agrego hoy) no pretendo que nadie tenga que trabajar de más. Esto daría más oportunidades a los profesionales más y mejor capacitados, lo que redundaría sin dudas en más beneficios para las bibliotecas y el fin principal El Usuario.Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 23

Postal de Rep para el 140 Aniv. de CONABIP

Page 24: Boletin Nº6

OPINIÓN (cont.)Con los otros subsidios se seguiría beneficiando a la biblioteca como hasta ahora: “Para su desarrollo y

evolución”. Repito pretendo opinar, tal como se hará en esta reunión:1- Si el SUELDO surgiera de CONABIP, desdoblando lo que ya hace por las bibliotecas, toda la extensa y mara-villosa acción que lleva a cabo tal cual los objetivos propuestos y como su nombre lo indica Comisión Nacional Protectora de las Bibliotecas Populares. Sería lo mismo que realiza, pero repartido en otro ítem.2- Si el SUELDO surgiera de PROVINCIA, sería como lo fue antes cuando dependía de la Dirección de Escuelas.3- El Subsidio que otorga la Municipalidad de La Plata equivale a un sueldo básico de un docente municipal, hasta ahora $1.330.- (en breve aumenta) no alcanza al sueldo del Bibliotecario. En cambio estamos trabajando en la actualización de la Ordenanza, pensando en aquellas Bibliotecas que por algún motivo han quedado fuera del registro de CONABIP y de PROVINCIA y para aquellos Bibliotecarios o alumnos avanzados de la carrera que dig-namente se acercan a las Bibliotecas a trabajar ad-honorem.4- En cuanto a las Instituciones: Clubes, Asociaciones, Sociedades y/o Comisiones que contienen a las Bibliotecas Populares, bien podríamos pedirles que contemplen una ayudita mensual fija para éstas.

Por último más allá del Objeto de la convocatoria, paso a opinar sobre el Sujeto convocante y a propósito de la valoración y descalificación del Profesional Bibliotecario; no comparto la idea de sindicalización, es contra-dictorio, es desjerarquizar la profesión, es seguir siendo empleados.

Los invito a pensar since-ramente en el Colegio de Biblio-tecarios de la Provincia de Buenos Aires, que está “poco visible”, uná-monos a él, a revalorizar a los pro-fesionales desde allí como corres-ponde. ¿Saben cuánto cuesta formar y que aprueben un Colegio Profe-sional? Y nosotros que lo tenemos no le damos valor!! Trabajemos en forma conjunta con el resto de las provincias, si ya tienen Colegio de Bibliotecarios, comparemos para crecer juntos y si no lo tienen pon-gamos el hombro para que así sea.

No nos achiquemos más, nive-lemos para arriba. ¡Colegas BI-BLIOTECARIOS! Pagando Mono-tributo, somos trabajadores inde-pendientes. Saben que existimos para la AFIP, que existe el rubro servicios de biblioteca, si trabaja-

mos para ello nos van a considerar mejor. Todo será mejor a partir de nosotros. Acaso cuántos de nosotros no están haciendo ya trabajos de tercerización: transcripción de monografías, ingresos en base de datos, organización de bibliotecas particulares y/o personales. Cada vez más a menudo se consulta por correo cuánto se debería cobrar tal o cual trabajo. Esto nos da la pauta de que estamos trabajando en forma independiente!!!

Unámonos, tenemos un Colegio de Bibliotecarios vigente.Creo que he respondido varias de las preguntas, o por lo menos lo intenté.Les pido disculpas por la efusividad y la pasión. Sigamos reuniéndonos. Le dejo mis saludos cordiales y mi

ubicación personal: [email protected]

Saludos cordiales

Liliana María PérezBibliotecaria DocumentalistaDirectora

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 24

¡Seguí las publicaciones de SINDICALIZÁNDONOS! Desde nuestro blog o en issuu.

Page 25: Boletin Nº6

OPINIÓN (cont.)RESPUESTA DESDE LA ASAMBLEA PRO-SINDICATO DE BIBLIOTECARIOS Estimada Liliana Maria Perez,

Agradecemos su comunicación y el reconocimiento al espacio de encuentro entre bibliotecarios que intentamos generar con el Foro. Valoramos mucho su opinión y la claridad con la que la expresó pero no compartimos muchos de sus conceptos.

Nuestra mayor discrepancia es con su concepto de sindicalización. Respetamos que no lo comparta pero para nada desjerarquiza la profesión. Por el contrario, la definición de sindicato, según la RAE es una “asociación de trabajadores constituida para la defensa y promoción de intereses profesionales, económicos y sociales de sus miembros”. La ley 23.551 de asociaciones sindicales hace referencia a esto. Un Colegio no es antagónico a un Sindicato. Son soluciones diferentes a problemáticas diferentes. Por ejemplo, el Colegio de traductores no puede impedir, en la práctica, que alguien que domine un idioma realice la traducción de un texto. El tipo de trabajador requerido dependerá del contratante, de su valoración sobre la diferencia entre un traductor titulado (matriculado o no) y uno de hecho. Tampoco puede, la sola existencia de este colegio, garantizar el pago justo por el trabajo realizado de manera independiente. La existencia de un Colegio de médicos no impide que estos profesionales se agrupen en distintos sindicatos (ATE y UTEDyC por solo nombrar algunos) para defender, entre otras cosas, sus condiciones laborales.

Los ejemplos mencionados de estos profesionales (traductores y médicos) son casos que también comparten otra característica presente en nuestro mercado laboral: profesionales autónomos y profesionales en relación de dependencia. En nuestro país, por algunos sondeos realizados desde nuestra agrupación, podemos decir que la mayor parte de bibliotecarios titulados trabaja en relación de dependencia. Y el hecho de trabajar en relación de dependencia no es una característica que, a priori, desjerarquice una profesión, cualquiera sea. Como tampoco, el ser un profesional autónomo, la jerarquiza sin más.

Por otro lado, que un trabajador esté inscripto como monotributista no supone que sea un trabajador autónomo. Esto debería ocurrir de esa manera pero conocemos una enorme cantidad de casos de trabajadores en relación de dependencia que cobran un salario debiendo facturar como monotributistas. Cuando un trabajador realiza tareas profesionales, cumple un horario, asiste a un mismo lugar asiduamente, y cobra a cambio, mensualmente, una suma de dinero por estas tareas, la “prestación de servicio”, de un supuesto profesional independiente, encubre una relación de dependencia no declarada (puede ampliar sobre esto en nuestro Boletín no. 1).

Insistimos, la existencia del Colegio de Bibliotecarios en la provincia de Buenos Aires no es incompatible con la existencia de un sindicato de bibliotecarios a nivel nacional. El Colegio de Bibliotecarios de la provincia de Buenos Aires nos ha recibido varias veces y hasta realizamos tareas conjuntas (véase Cuando los bibliotecarios dijeron No en el Boletín no. 1). Nos han tratado con mucho afecto y muy bien, pero como Ud. señala “está poco visible”. El declive del Colegio, viene de hace muchos años y de arrastre. Nunca hubo ningún responsable de los desfalcos que lo llevaron a casi la quiebra, aunque los nombres son por todos conocidos y reconocidos. Hoy por hoy, se desconoce quién lo dirige, tras la renuncia de la querida colega Gabriela F. Courdin, cuya gestión -fuimos testigos- se preocupó y ocupó por generar espacios de encuentro, de capacitación y actualización genuinos.

Es más, sostenemos firmemente que las asiduas consultas sobre cuánto se debe cobrar por algunos trabajos, la ausencia del requisito de nuestro título (de cualquier nivel académico) para cubrir un cargo de bibliotecario marcan claramente la ausencia de un escalafón o de una categorización de las actividades y funciones que cumple un bibliotecario, cualquier sea su tipo de contratación. Esto da cuenta también del escaso o nulo interés, por parte de nuestras asociaciones profesionales (incluido el Colegio), en abordar los aspectos del bibliotecario profesional en tanto trabajador. Hecho, para nosotros, indispensable para lograr una profesión reconocida, respetada y valorada.

Para terminar, celebramos su efusividad y apasionamiento en este debate. Es similar al que, con objetivos claramente diferentes, nos convoca a nosotros.

Un saludo cordial,Norma V. Cancino y Miriam Francop/ Asamblea Pro-Sindicato de BibliotecariosBoletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 25

Page 26: Boletin Nº6

NORMATIVAS LABORALESLEGISLACIÓN BÁSICA PARA BIBLIOTECARIOS POPULARES En la página web de CONABIP se presenta un listado de leyes nacionales,

provinciales y municipales relacionadas a las bibliotecas populares. En este número especial te acercamos las de alcance nacional que te incumben como trabajador/a.

Ley de Bibliotecas Populares. Nº 23.351 – Año 1986 – texto completoArt. 5 – Las Bibliotecas Populares reconocidas gozarán, sin perjuicio de otros que obtengan o que sean otorgados, de los siguientes beneficios:e) Subvención para el mantenimiento de las instalaciones, aumento del caudal bibliográfico, remuneración y perfeccionamiento del personal bibliotecario -profesional, auxiliar y de maestranza-, modernización del equipamiento y actualización del procesamiento técnico de materiales.

Reglamentación de la Ley Nº 23.351 – Decreto Nº 1078/1989Anexo I – TÍTULO I DE LAS BIBLIOTECAS POPULARESArt. 21 – e) Contar con los requisitos mínimos que la Comisión Nacional determine periódicamente para la presentación de los Servicios y, entre ellos, constituir una Comisión Directiva de vecinos que promueva acciones de desarrollo de la biblioteca popular y de sus actividades culturales locales, como asimismo, tener sus servicios bibliotecarios a cargo de un profesional con título reconocido. Cuando esto último no fuere posible, la Comisión Nacional estimulará la capacidad del personal estableciendo políticas, criterios, requisitos básicos y acciones de apoyo.

Voluntariado social. Ley Nº 25.855 – texto completo Establece los derechos y las obligaciones de los voluntarios en las bibliotecas populares.

Sancionada: Diciembre 4 de 2003. Promulgada Parcialmente: Enero 7 de 2004. Art. 4. - La prestación de servicios por parte del voluntariado no podrá reemplazar al trabajo remunerado y se presume ajena al ámbito de la relación laboral y de la previsión social. Debe tener, carácter gratuito, sinperjuicio del derecho al reembolso previsto en el artículo 6º, inciso e) de la presente ley.Reglamentación de Ley de Voluntariado Social – Decreto Nº 750/2010 – texto completo

Pasantías Educativas. Nº 26.427 – Año 2008 – texto completoReglamentación de Ley de Pasantías Educativas (Resolución Conjunta Nº 825/2009 y Nº 338/2009) – texto completo

Fuente: CONABIP. Legislación. Buenos Aires. http://www.conabip.gob.ar/panel/legislacion Infoleg. Información legislativa. http://www.infoleg.gov.ar/

Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 26

Page 27: Boletin Nº6

CORREO DE LECTORESCOMPAÑEROS Y COMPAÑERAS QUE SE COMUNICARON contacto: [email protected]

Hola, mi nombre es María Inés Septier y fui a esa reunión [el Foro]. Pertenezco a San Isidro. Gracias por mantenerme informada.

María Inés Septier

Mariana: Todo el apoyo para el sábado 9 desde Villa General Belgrano, Córdoba. Como bibliotecaria y por lo tanto, trabajadora de la cultura y la educación.

Biblioteca Dr. M. Belgrano (Villa General Belgrano, Córdoba)

Me parece bárbara la idea de reunirnos, hay muchas cosas muy injustas en nuestra profesión, hace 22 años que trabajo en Bibliotecas Populares. Lamento no poder estar ahí. Ojalá salgan cosas positivas, seguramente que sí, solo el hecho de juntarnos ya es una señal. Les pediría que luego informen cómo fue la reunión y sus conclusiones. Cordialmente

Virginia González Ramella / Bibliotecaria de Bibliotecas Populares (Gonnet y City Bell, Buenos Aires)

No puedo concurrir, pero estoy de acuerdo con ustedes. Gracias por pensar en nosotros.Ana María Bloga

Les quiero decir que yo hace rato me cansé de este manoseo con respecto a nuestro salario. Y renuncié a la biblioteca que armé con todo mi amor. Pero me solidarizo con ustedes y les envío toda la fuerza para que sigan hasta las últimas consecuencias. ¡Fuerza! Yo tengo otro trabajo pero es terrible esperar a que se dignen pagarnos.

Elsa Poveda

Hola, vi su sitio y me suscribí (…) Me confraternizo con ustedes y con la Biblioteca 20 de diciembre que si es amiga de sectores como los que le adjudicaron (independientemente de qué partido) me indica intelectualmente que son mejor persona que un bastante gran abanico de una sociedad, no sé si es un insulto de escribir: MODERNA! Hasta luego y gracias.

Diego Dagatti

¡Que buen programa! lamento mañana estar abocada a la Noche de los Museos en La Plata. No podré asistir pero les mando un abrazo enorme, muchos éxitos, muchas ideas, muchos debates.Saludos,

Florencia Bossié, Salas Museo Biblioteca Pública UNLP

¿Nos podrían comunicar a qué posible solución llegaron? Gracias.Albina Cañete, Presidenta de la Biblioteca Popular “Dr. Tirso Peña” (Clorinda, Santa Fe)

CORRESPONSALÍAS¿QUERÉS SER NUESTRO CORRESPONSAL? contacto: [email protected]

Nos podés mandar una nota de actualidad relacionada a las bibliotecas de tu zona, una historia breve de tu bi-blioteca, o algún acontecimiento importante para destacar. El texto se difundirá a través de nuestro BOLETÍN SINDICA-LIZÁNDONOS y de nuestro programa de radio TRAFICANTES DEL SABER.

Requisitos para las contribuciones:Indicar: Título / Nombre y apellido del corresponsal / Lugar desde donde envía la colaboración / Email de

contacto (opcional). Boletín Sindicalizándonos – 2(6) - agosto 2012 pág. 27

Page 28: Boletin Nº6