Área de medio ambiente, ecologÍa y sostenibilidad

Download ÁREA DE MEDIO AMBIENTE, ECOLOGÍA Y SOSTENIBILIDAD

If you can't read please download the document

Post on 06-Jan-2017

213 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • REA DE MEDIO AMBIENTE,ECOLOGAY SOSTENIBILIDADBoletn N. 1

    #DaDeLaTierra

  • rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad

    Fernando Prieto. Doctor en Ecologa, director del Observatorio de Sostenibilidad y colaborador del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad

    Daniel Liceras. Experto en residuos y colaborador del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad

    Teresa Garca. Doctora Ingeniero Agrnomo y responsable de Medio Ambiente y Medio Rural del Consejo Ciudadano de Andaluca

    Beatriz Gonzlez. Doctora en Geologa y responsable de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Consejo Ciudadano de Asturias

    Ignacio Marinas. Ingeniero de Caminos

    Fernando Prieto. Doctor en Ecologa y miembro del Crculo 3E

    Manuel Carrero. Doctor en Arquitectura y miembro del Consejo Ciudadano de Asturias

    Esther Lpez. Responsable del rea de Medio Ambiente del Consejo Ciudadano de la Comunitat Valenciana

    M. del Carmen Romero. Responsable del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad del Consejo Ciudadano Estatal

    Estefana Torres. Eurodiputada de Podemos y miembro del ENVI (Comisin de Medio Ambiente, Salud Pblica y Seguridad Alimentaria)

    Ariel Jerez. Consejero estatal coordinador del Consejo del Mundo Rural y Marino de Podemos

    Fernando Fernndez. Miembro del Consejo Editorial de la revista Soberana Alimentaria y asesor del CMRM y el GP de Podemos en el Congreso

    Concha Salguero. Miembro de la Plataforma por la Ganadera Extensiva y el Pastoralismo

    Alejandro Moruno Danzi. Nutricionista colaborador en el Consejo del Mundo Rural y Marino de Podemos

    La tierra es mortal. Tuvo que emprender desgra-ciadamente un largo camino la Humanidad para ser consciente de esta dramtica revelacin. No, la tierra no es ese contenedor infinito donde se repro-duca una y otra vez la locura de una voluntad inca-paz de comprender sus lmites; no es ese sostn que siempre iba a dar calor y refugio en su seno protec-tor. Si una leccin crucial del siglo xx fue advertir que ese gran hogar necesitaba cuidado urgente, el gran reto del xxi pasa por aprender en y sobre la sos-tenibilidad. Cuidar de la tierra es cuidar de lo hu-mano, ni ms ni menos. En el plano ecolgico no nos ha sido regalada la gracia de asaltar los cielos.

    Este es el objetivo principal de nuestro boletn: ha-cernos y hacerte reflexionar acerca de los lmites que sobrepasamos en la explotacin de los recursos naturales, as como acerca de la gran voluntad y ac-cin poltica que nos queda por recorrer para man-tener su conservacin.

    Esperamos ser un espacio de reflexin y debate so-bre ello, de manera humilde y colectiva porque una cosa que tenemos bien presente es que es una cues-tin de todos y todas el conseguirlo.

    Germn Cano. Miembro del rea de Cultura del Consejo Ciudadano Estatal.

    M. del Carmen Romero. Responsable del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad del Consejo Ciudadano Estatal.

    COLABORADORES DEL BOLETN N. 1:

  • REA DE MEDIO AMBIENTE,ECOLOGAY SOSTENIBILIDADBoletn N. 1

    NDICE

    CAMBIO CLIMTICO, BOSQUES Y RESIDUOSArtculos de opinin 4

    1. Bosques del siglo xxi: por un futuro forestal sostenible 5

    2. La lucha contra el cambio climtico:por un futuro sostenible 6

    3. Residuos o materias primasenmascaradas? 7

    4. La gestin del agua, clave denuestro futuro 8

    5. Solidaridad territorial en Espaa: por una ordenacin ecolgica y territorial 10

    6. Por un cambio de modelo de ciudad 12

    7. Biodiversidad: declogo de los retos en su proteccin 13

    8. Principal reto de la educacinambiental 14

    MUNDO RURALArtculos de opinin 16

    1. Nuevos tiempos de salitre y olas 17

    2. La Ley de Desarrollo Sostenible para el mundo rural 18

    3. Tierra para la vida. Tierra para quien la trabaja 19

    4. Necesitamos establos, pero tambinpastores 20

    5. Cadena y calidad alimentaria 21

  • CAMBIO CLIMTICO, BOSQUES Y RESIDUOSArtculos de opinin

  • 5

    En este siglo los ecosistemas forestales apa-recen amenazados por nuevos factores mien-tras no se acaba de conjurar los del siglo pa-sado y aparece, de forma ntida y contundente, el cambio climtico como eje vertebrador del nuevo escenario que va a modificar sustan-cialmente la vida en nuestras altitudes, em-pezando por el agua. Desde la publicacin del ltimo informe IPCC y de la conferencia COP21 donde 195 pases abordaron el tema es eviden-te que tenemos que considerar el cambio cli-mtico. Adems la pennsula ibrica, debido a su posicin cercana al continente africano, y con un clima mediterrneo y rido en el 80 % de su superficie, es particularmente vulnerable al cambio climtico, por lo que deben acome-terse ya directamente acciones de adaptacin al nuevo escenario de cambio climtico. La gestin forestal sostenible basada en la mejor ciencia disponible es la pieza clave.

    Debido a la enorme inercia de los ecosistemas forestales, donde un bosque maduro puede tar-dar en crecer y formarse varios cientos de aos y en cambio su desaparicin por cortas o incendios ocurre en tan solo en unos minutos, el marco ge-neral debe ser el principio de precaucin o caute-la. La gestin debe ser multifuncional, e integral, considerando como pieza clave al hombre y sus usos tradicionales, especialmente en sistemas altamente intervenidos como dehesas, sotos o pinares pastoreados. Por otra parte debe basarse en la sostenibilidad, las extracciones de recur-sos forestales no deben ser superiores a las ta-sas de renovacin. Adems de la madera, la lea, la miel, la caza y otras producciones, se incluye el paisaje como recurso. Una tala a matarrasa no impedira la renovacin de la masa forestal pero imposibilitar disfrutar del mismo paisaje, en ocasiones cientos de aos. Un porcentaje de al menos el 15 %, de las superficies sometidas a

    aprovechamiento forestal debe mantenerse in-tacto como refugio de especies y sus hbitats. Conviene tomar medidas de conservacin y de gestin especficas para bosques maduros y vie-jos, masas con especies muy amenazadas, sis-temas de matorrales y pastos de especial valor ecolgico y rboles monumentales. Las especies exticas deben limitarse y controlarse, evitando que invadan o sustituyan ecosistemas de ms calidad. Hay que diferenciar claramente entre cultivos forestales y bosques. Las repoblaciones estn fuera de lugar si ocupan masas con mayor grado de madurez y biodiversidad. El agua debe ser uno de los ejes de la gestin forestal en un pas como el nuestro, con predominio de clima mediterrneo. Sin embargo este binomio no ha sido suficientemente tenido en cuenta. Aunque las competencias en estos dos recursos tan es-tratgicos estn repartidas entre las Administra-ciones central y autonmica, la gestin conjunta debe ser un objetivo poltico de primer orden. Es necesaria una gestin forestal sostenible basada en la mejor ciencia disponible para los ecosiste-mas forestales de este siglo xxi.

    Bosques del siglo xxi: por un futuro forestal sostenible

    Reflexin del equipo del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad de Podemos

  • Podemos: Boletn del rea de Medio Ambiente, Ecologa y Sostenibilidad

    6

    Las evidencias de cambio climtico se acumu-lan. 2015 ha sido el ao con las temperaturas ms altas desde que existen registros, segn la NASA. La Oficina Meteorolgica Mundial pro-nostica que 2016 ser un ao todava ms calu-roso y los meses que ya llevamos del ao as lo confirman.

    En Espaa tambin se acumulan las eviden-cias: inviernos clidos, incendios en el norte en diciembre, efectos sobre las estaciones de es-qu que han visto reducida su capacidad a casi la mitad, efectos graves sobre la agricultura, etc. Sabemos que Espaa es especialmente vulne-rable; y muchos sectores, desde la agricultura al turismo, los servicios en las ciudades, las costas o la biodiversidad estn especialmente expuestos.

    En Pars hace unos meses casi 200 pases establecieron los mnimos para avanzar en este grave problema que todos los pases calificaron como el gran reto de la humanidad del siglo xxi.

    Mientras, aqu no solo no se han hecho los deberes, sino que somos de los ltimos en Europa en cumplir nuestros compromisos, segn informes de la AEMA de 2014. Espaa ocupa el ltimo lugar de toda Europa en cuan-to a reduccin de emisiones totales y el pe-nltimo en porcentaje de reducciones. Todo

    esto contando con la grave crisis eco-nmica. Los par-tidos gobernantes nos han colocado en el ltimo lu-gar con el modelo productivo aplica-do y adems han puesto en marcha planes de asigna-cin que han be-

    neficiado a los que ms contaminaban, como petroleras, cementeras o energticas, en una nueva forma de aplicar la poltica ambiental. Los datos de 2015 indican un repunte en las emisiones de un 4 %.

    En este contexto, es imprescindible un gran pacto ambicioso contra el cambio cli-mtico basado en los conocimientos cient-ficos existentes. Y no solo los partidos, sino tambin las organizaciones empresariales, los sindicatos y la sociedad civil. La absur-da dicotoma o elevadas emisiones o cre-cimiento de la economa ya ha sido total-mente superada, todo el mundo entiende que menores emisiones implican mayor progreso y ms sostenibilidad. La propuesta de acuer-do que podra articularse en una ley contra el cambio climtico tendra que tener una serie de lneas mnimas: el compromiso de limi-tar las emisiones, planes adecuados y realis-tas de adaptacin al cambio climtico, apoyo a las renovables con retribuciones justas (ni las exorbitadas ofrecidas por el PSOE ni las inexistentes que han endeudado a las fami-lias y bancos, han destruido el sector empre-sarial y de I+D ofrecidas por el PP), permitir la energa distribuida y el autoabastecimiento (en las elecciones todos los partidos excepto el PP lo proponan), cierre paulatino de las minas de carbn ofreciendo alternativas a los trabaj

Recommended

View more >