3. historia del snte. snte 32

36

Upload: yaxkin-zack

Post on 07-Feb-2016

116 views

Category:

Documents


6 download

DESCRIPTION

Cuaderno de trabajo "Historia del SNTE.

TRANSCRIPT

Page 1: 3. Historia del SNTE. SNTE 32
Page 2: 3. Historia del SNTE. SNTE 32
Page 3: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

Mtro. Juan Díaz de la TorrePRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL SINDICAL DEL SNTE

La transformación del sistema educativo mexicano nos presenta retos importantes y extraordinarios desafíos, escenario que se perfi la como un momento histórico para la vida del Sindicato, porque nos coloca frente a la oportunidad de asumirnos como actores privilegiados en este nuevo curso que toman los constantes cambios, a los que siempre hemos respondido de manera comprometida.

Desde siempre y hace más de 70 años hemos acompañado a la sociedad en el interés de servir a México, asumiendo con ello, el reto de nuestra evolución como individuos y la renovación constante de la organización.

Con profunda convicción, vamos en busca de que nuestro gremio, ratifi que su capacidad y pasión para construir los cimientos del futuro, y despliegue su inteligencia para mantener viva la acción política, puesta la meta siempre, en ser los actores que demanda la realidad.

Nos une y nos identifi ca una historia compartida en la que hemos mudado las adversidades a retos, las amenazas a oportunidades y las propuestas a realidades. Somos —y nuestro pasado lo demuestra—, mucho más grandes que cualquier destino manifi esto. Hemos sido nosotros, los constructores del futuro.

Conocernos y reconocernos. Poner en común visiones y motivaciones. Hacerlo bajo un ejercicio permanente de enriquecimiento refl exivo que garantice el triunfo de las ideas, es parte de decisiones colectivas que hemos hecho mandato estatutario.

Para cumplirlo, damos forma a una propuesta cuyos materiales integran el presente volumen y constituyen elementos de apoyo que la práctica cotidiana, tu práctica diaria, habrá de moldear y otorgarles consistencia.

Se trata de estar cerca de los trabajadores de la educación con estudios y refl exiones que aporten más ser, más certidumbre y fortaleza a su quehacer cotidiano.

La defensa de la escuela pública y del Artículo 3º Constitucional con su contenido fi losófi co, la vigencia y promoción de nuestros derechos, la gobernanza como nuevo paradigma para un nuevo Sindicato, las pistas de los escenarios nacionales e internacionales, nuestra profesionalización, la cercanía como compromiso, la oferta de servicios y la atención a las necesidades cotidianas de nuestras compañeras y compañeros, la gestión como esfuerzo permanente, constituyen realidades y temas que demandan de nuestra atención y compromiso.

Enriquecernos desde la formación sindical, es sobre todo una manera de construir el futuro. Una apuesta a la unidad de hoy y de mañana, es sin duda, la sangre que corre por la venas de una organización comprometida con sus miembros, con las madres y padres de familia, con los niños y jóvenes, con México.

La vocación que orgullosamente compartimos se realiza por naturaleza en la formación misma. Su contenido gremial y solidario tiene en la formación sindical a su mejor aliado.

Page 4: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

CONSEJO GENERAL SINDICAL DEL SNTE

Mtro. Juan Díaz de la TorrePresidente

Profa. María Esmeralda MartínezConsejera

Prof. Noé Rodríguez GarcíaConsejero

Comité Ejecutivo NacionalMtro. Juan Díaz de la TorreSecretario General

Colegiado Nacional de OrganizaciónCoordinador: Prof. Carlos Ariel Moreira ValdésProf. José Mendívil ZazuetaProf. Aquiles Cortés LópezProf. Job Bernache Guzmán

Colegiado Nacional de Desarrollo Educativo,Cultural y Superación ProfesionalCoordinador: Prof. Leopoldo Felipe Rodríguez GutiérrezProf. Juan Campechano CovarrubiasProfa. Natividad Roussel NúñezProfa. Lorena Margarita Zacarías ContrerasProf. Agustín Avilés Noguera

Colegiado Nacional de Formación SindicalCoordinador: Prof. Emigdio Isaac Coronado BússaniProfa. Karime Iyari Sevilla ÁlvarezProf. René Fujiwara ApodacaProfa. Leticia Gutiérrez Corona

Colegiado Nacional de Seguridad y Derechos SocialesCoordinador: Prof. Jorge Alberto Salcido PortilloProf. Rogelio Rodríguez RangelProf. Julio César Chamé MartínezProf. Gerardo Montenegro Ibarra

Colegiado Nacional de Administración y FinanzasCoordinadora: Profa. Evelia Sandoval UrbánProf. Moisés Armenta VegaProfa. Yolanda Martínez Mendoza

Colegiado Nacional de ComunicaciónCoordinadora: Profa. Luz Mireya Franco HernándezProfa. María Bertha Solórzano LujanoProf. José Luis Pérez Márquez

Colegiado Nacional de AsuntosLaborales y NegociaciónCoordinador: Prof. José García MoraProf. Eric Lara MartínezProf. Juan Espinosa AnguianoProf. Carlos Arturo Méndez ChaparroProf. Arturo Ibarra VillegasProf. Óscar Manuel Madero Valencia

Colegiado Nacional de Educación IndígenaCoordinador: Prof. Ángel Paulino Canul PacabProf. Maglorio Moreno DíazProf. Julio López Martínez

Colegiado Nacional de Asuntos JurídicosCoordinadora: Profa. Soralla Bañuelos de la TorreProfa. Rocío Rojas PérezProf. Óscar Martín Ramos Salinas

Comité Nacional de Vinculación SocialPresidenta: Profa. Silvia Luna RodríguezProfa. Emma Rubio RamírezProfa. Ma. Isabel Jacinto Rocha

Comité Nacional de Vigilancia; Transparencia yRendición de ResultadosPresidenta: Profa. Mirna Isabel Saldívar PazProf. Lucrecio Leines MedécigoProf. Abel Espinoza Suárez

Comité Nacional ElectoralPresidente: Prof. José Nieves García CaroProf. Juan Manuel Armendáriz RangelProf. Luis Manuel Hernández LeónProf. Alfonso Cepeda Salas

Comité Nacional de Acción Política del SNTEPresidenta: Lucila Garfias Gutiérrez

Consejo de Relaciones InternacionalesConsejera: Lic. Ma. Antonieta García Lascuráin Vargas

Page 5: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

ÍNDICE

Introducción

Resumen del libro “Visión colectiva de una profesión: SNTE”prof. josé guadalupe montaño villalobos

I. Antecedentes históricos del sindicalismo magisterial (1917-1943)II. La constitución del SNTE y sus primeros años (1943-1949)III. Estabilidad, consolidación y desarrollo del SNTE (1949-1972)IV. Nueva estrategia salarial y participación política del SNTE (1972-1989)V. Reforma estatutaria y fundamento normativo de la pluralidad política y sindical (1989-2000)VI. Compromiso del SNTE con su materia de trabajo (2000-2012)

Historia del SNTE. Síntesis cronológica prof. jesús javier ceballos corral

Pág.

5

6

8101415

1720

26

Page 6: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

DIRECTOR GENERALMtro. Juan Díaz de la TorreCOORDINACIÓN DEL PROYECTOProf. Emigdio Isaac Coronado BússaniCOLABORADORESProf. Óscar Martín Ramos SalinasProf. José Luis Pérez MárquezProf. José Guadalupe Montaño VillalobosProf. Jesús Javier Ceballos CorralFORMACIÓN Y DISEÑOColegiado Nacional de ComunicaciónCORRECCIÓN DE ESTILOEditorial del Magisterio “Benito Juárez”

Los Cuadernos de Formación Sindical, son una publicación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, editado por el Colegiado Nacional de Formación SindicalMéxico, octubre 2014.Teléfono: 5704 7000 Ext.: 405E-mail: [email protected]

PROCESO DE IMPRESIÓN Y DISTRIBUCIÓNEditorial del Magisterio “Benito Juárez”. Los artículos publicadosson responsabilidad de los autores y no expresan necesariamentela posición de la dirección general o dirección editorial.

Page 7: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

Las organizaciones sindicales surgen como respuesta a los problemas plan-teados por la mecanización. Representaban a los trabajadores desposeídos de iniciativa y creatividad en el proceso productivo. La total desprotec-ción de éstos frente a los abusos de los capitalistas (prolongadas jornadas de trabajo, empleo infantil, mujeres mal remuneradas, fábricas insalubres, hacinamiento, despidos sin indemnización, miseria, etc.), los empujó a or-ganizarse en asociaciones para protegerse en caso de enfermedad, paro o inactividad huelguística. Los gremios y sindicatos respondían, por tanto, a circunstancias económicas y sociales distintas.

Nuestra organización se destaca por luchar para alcanzar el bienestar de sus miembros, es decir, asegurar condiciones dignas de seguridad e hi-giene laboral y generar mediante la unidad, la suficiente capacidad de nego-ciación como para establecer una dinámica de diálogo social con la autoridad.

Ciertos sectores consideran la actividad sindical contraria a la regu-lación de la esfera económica, considerando que otorga ciertos privilegios a los trabajadores en detrimento de los beneficios patronales o del creci-miento de la economía. Con este argumento, algunos empleadores llegan a coartar la libertad de asociación de los trabajadores exigiendo la no sindi-calización como condición para el empleo.

La historia de nuestra organización va mucho más allá de la defensa de los derechos laborales. También apunta a sostener a la escuela pública como motor de desarrollo y puente hacia la movilidad social. Ha sido un actor fundamental en las propuestas educativas y la perspectiva de mejora continua de la educación en nuestro país.

En este cuaderno de trabajo, ofrecemos un resumen del libro Visión Colectiva de una Profesión: SNTE (Díaz, J.; Montaño, J., Cepeda, A., Cal-villo, V., 2013), elaborada por el Prof. José Guadalupe Montaño Villalobos. En el mismo se destacan los principales logros de la organización y muestra la evolución del magisterio y de su estructura organizativa sindical, desde su surgimiento hasta su transformación en una “profesión de Estado”.

En este documento de revisión histórica, el centro de análisis, es un ente social con capacidad para lograr transformaciones y generar un trayec-to de logros y conquistas: El magisterio mexicano.

El segundo documento incluido en el cuadernillo, es Historia del SNTE, elaborado por el Prof. Jesús Javier Ceballos Corral, muestra una re-lación cronológica de los principales sucesos de la vida sindical del magis-terio que en su lucha por defender de los derechos de los trabajadores de la educación, se constituyó en el interlocutor válido frente a las autoridades educativas a niveles estatal y nacional. El documento analiza la forma en que la organización privilegió la estabilidad y continuidad generando ins-trumentos de concertación para canalizar demandas, moderando disiden-cias y equilibrando presiones.

INTRODUCCIÓN

Page 8: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

VISIÓN COLECTIVA DE UNA PROFESIÓN: SNTE

OBJETIVOS DEL LIBRO

1. ESTABLECER LAS BASES DE UN PROCESO PERMA-NENTE DE INVESTIGACIÓN EN MICROHISTORIA. SER UN PUNTO DE PARTIDA, QUE SIRVA DE BASE PARA ESTUDIOS POSTERIORES.

Este objetivo tiene su razón de ser en el hecho indiscutible de que el objeto, el ámbito, el campo de estudio son muy amplios.

Aún con los límites temporales que se precisaron, era imposible agotar el tema. Por ello, se acordó que este trabajo sirviera de punto de partida para otros

trabajos de investigación.

2. OFRECER A LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN UNA VISIÓN HISTÓRICA INTEGRAL E INCLUYENTE.

Este segundo objetivo tiene su fundamento en el hecho de que no existe en el país ningún libro sobre la historia del SNTE, que ofrezca a los trabaja-dores de la educación una visión integral e incluyente.

Ni desde el punto de vista institucional ni desde el punto de vista de los adversarios del SNTE.

3. DOCUMENTAR LAS LUCHAS REIVINDICADORAS DEL SNTE.

Porque no han sido estudiadas de manera sistemática las luchas reivindi-cadoras del SNTE, derivadas de sus pliegos de demandas.

Sólo hay estudios fragmentarios, que abarcan determinadas etapas. Por ello, este objetivo, que si bien no documenta todo, si hace una importante

aproximación a las luchas principales.

Page 9: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

VISIÓN COLECTIVA DE UNA PROFESIÓN: SNTE

Page 10: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

ANTECEDENTES HISTÓRICOSDEL SINDICALISMO MAGISTERIAL (1917-1943)

I.

En el capítulo I se abordan los antecedentes históricos del sindicalismo magisterial, con base en un resumen de los acontecimientos previos a la fundación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que incluye una breve reseña de cada una de las organizaciones que se formaron antes del nacimiento del SNTE, además de una síntesis de la evolución de los derechos laborales y sindicales de los trabajadores al servicio del Estado.

1. resumen de los acontecimientos previos a la fundación del sindicato nacional de trabajadores de la educación

El marco legal, derivado de la promulgación de la Constitución Federal de 1917, fue muy importante en el aspecto laboral, pues el Artículo 123 aprobado con el título: “Del trabajo y de la previsión social”, dio funda-mento a la creación de los sindicatos, las federaciones y las confederaciones en la República Mexicana.

2. la obra educativa de josé vasconcelos

La obra de Vasconcelos al frente de la SEP, fue sin duda trascendente. Reorganizó la Secretaría, continuó la campaña contra el analfabetismo, la cual se integró como una política oficial de la institución guberna-mental, con mayores apoyos que los que se les asignaba cuando se inició desde la rectoría de la Universidad; im-pulsó la educación rural y las misiones culturales; creó la escuela técnica, promovió la educación estética y el reparto de los desayunos escolares, y varias acciones

más de subrayada importancia, como por ejemplo, la tarea de editar y divulgar profusamente a los escritores clásicos, tales como Platón, Esquilo, Dante, Shakespeare, Lope de Vega, Cervantes, Goethe, Tolstói y Tagore, en-tre muchos otros. La federalización de la enseñanza fue el medio legal que impulsó Vasconcelos para difundir la ense-ñanza primaria por todos los ámbitos del país, incluso hasta los más remotos poblados, en donde no alcanzara a llegar la influencia educativa de los estados.

José Vasconcelos

Page 11: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

9Historia del SNTE

3. la escuela rural mexicana y las misiones culturales

Los datos sobre el impulso en la década de los 20’s a la educación rural son muy elocuentes pues, según Ma. Eugenia Espinosa Carbajal, de 1922 a 1932, las escue-las rurales aumentaron de 309 a 6,796; y los maestros rurales de 400 a 8,442, los cuales pasaron de atender 17,925 a 593,183 alumnos; y José Manuel Puig Casau-ranc, secretario de Educación Pública en el gobierno del presidente Plutarco Elías Calles, afirmó que en los cuatro años de esa administración, fue “casi una constante la fundación de mil escuelas rurales por año”, por lo que al concluir 1928, dejó “5,000 escuelas de este orden establecidas en toda la extensión de la República.”

4. sindicalismo magisterial

Por todo lo anterior, es una realidad que “ahí se encon-traba, en esa masa de profesores de aldea y ejido, así como en las misiones culturales organizadas en 1923, el verdadero germen de la sindicalización del magiste-rio mexicano”, tal como lo afirma Enrique W. Sánchez (1969, 8), con el cual coinciden Ávila Carrillo y Mar-tínez Brizuela (1990, 16), cuando señalan que “pron-to, esa gran cantidad de trabajadores de la educación, dispersos por todo el país, inició luchas gremiales, aisladas algunas y otras en unión de sus comunida-des”, y de que las misiones culturales, “se convirtieron en la semilla del sindicalismo magisterial, surgiendo gran cantidad de ligas, grupos o pequeños sindicatos de profesores en la gran mayoría de los estados de la República”.

Organizaciones que existieron antes de que se fundara el SNTE:

La Federación Nacional de Maestros (FNM), fundada en 1927 por Vicente Lombardo Toledano.

La Confederación Mexicana de Maestros (CMM), que nació en 1932.

El Frente Único Nacional de Trabajadores de la Ense-ñanza (FUNTE), que se formó en 1934.

La Confederación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (CNTE), que se fundó en 1935.

La Federación Mexicana de Trabajadores de la Ense-ñanza (FMTE), que se constituyó en 1937.

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana (STERM), que se formó en 1938.

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (SUNTE), que se fundó en 1941.

El Sindicato Mexicano de Maestros y Trabajadores de la Educación (SMMTE), que se formó en 1941.

5. síntesis de la evolución de los derechos laborales y sindicales de los trabajadores al servicio del estado

En el área de seguridad social fueron de especial impor-tancia: La Ley General de Pensiones Civiles de Retiro, pro-mulgada el 12 de agosto de 1925 y, el decreto que se publi-có en el Diario Oficial de la Federación el 12 de diciembre de 1928, por medio del cual se constituyó una Sociedad Mutualista que, desde entonces y con sus reformas poste-riores, lleva el nombre de “El Seguro del Maestro”. Asimismo, para los maestros fueron rele-vantes: La Ley de Escalafón del Magisterio de las

Miembros del CMM

Page 12: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

10 Programa Nacional de Formación Sindical

Escuelas Primarias y de los Jardines de Niños, de-pendientes de la Secretaría de Educación Pública, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 31 de enero de 1930 y la Ley de Inamovilidad del Pro-fesorado, dependiente de la Secretaría de Educación Pública, expedida el 16 de enero de 1930. Ambas leyes fueron promulgadas por el presidente Emilio Portes Gil.

De la misma forma, fue positivo en su momento, el “Acuerdo sobre la Organización y Funcionamiento del Servicio Civil”, que se expidió 12 de abril de 1934, durante el periodo del presidente general Abelardo L. Rodríguez porque limitaba, en parte, las amplias facul-tades constitucionales de los altos funcionarios de la Federación para nombrar y remover libremente a los empleados. Ese Acuerdo Presidencial establecía que los empleados del Poder Ejecutivo no podían ser removidos

LA CONSTITUCIÓN DEL SNTEY SUS PRIMEROS AÑOS (1943-1949)

II. En el capítulo II se sintetizan los sucesos relati-vos al Congreso Constituyente

del SNTE; las condiciones que pre-valecían en el país en aquel tiem-po; las circunstancias en las que se desarrolló el trabajo sindical en los primeros años de vida de la agru-pación; particularmente los proble-mas que enfrentaron los integrantes del primero y del segundo Comités Ejecutivos Nacionales y la forma en que las pugnas, existentes entonces, afectaban la unidad interna de la or-ganización gremial.

1. síntesis de los sucesos relativos al congreso constituyente del snte

En 1942, el régimen del presidente Manuel Ávila Camacho cumplía dos años. Sus avances en el aspecto educativo no eran muy satisfactorios. El secretario de Educación Pública, Octavio Véjar Vázquez, no las traía todas consigo, ya que incurrió en varios errores, entre ellos, trató de imponer, en contra de la voluntad de los maestros, la doctrina educa-tiva que se sintetizó en la llamada “Escuela del Amor”. A esas alturas, la educación socialista establecida en el Artículo 3º Constitucional era letra muerta. Estaba vigente la Ley

Orgánica de la Educación Pública, que entró en vigor el 24 de enero de 1942. Se preparaba ya una nueva orientación educativa.

El magisterio del país estaba dividido en varios sindicatos que pretendían tener un carácter nacio-nal. Los tres más importantes eran el Sindicato Único Nacional de Tra-bajadores de la Enseñanza (SUN-TE), el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana (STERM), y el Sindicato Mexicano de Maestros y Trabaja-dores de la Educación (SMMTE). Existían además, el Sindicato Na-cional Autónomo de Trabajadores de la Educación (SNATE), y otros organismos de escasa significación.

de su cargo sino por causa justa, entre otras disposicio-nes complementarias.

Con todo, sólo era un simple acuerdo que podía desaparecer por otro diferente, razón por la cual la lucha continuó y el 5 de diciembre de 1938, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Estatuto Jurídico de los Trabajadores al Servicio de los Poderes de la Unión.

El ordenamiento anterior se abrogó mediante un decreto de un nuevo Estatuto Jurídico que envío el Congreso de la Unión al Ejecutivo Federal, que fue pro-mulgado por el presidente Manuel Ávila Camacho el 4 de abril de 1941 y publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 17 del mismo mes, en el cual se ampliaron los derechos y obligaciones del trabajador; se precisaron las facultades y obligaciones del Estado; y se suprimieron las Juntas de Arbitraje, entre otros aspectos que fueron considerados.

Page 13: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

11Historia del SNTE

Con estas agrupaciones, se fueron generando las condi-ciones para la unificación del magisterio nacional.

El 28 de abril de 1942, se firmó un pacto de uni-dad entre el STERM, SUNTE y SMMTE, del cual surgió el Comité Coligado de Unificación Magisterial, que te-nía facultades para tratar con la SEP los problemas de los maestros, aprobar las bases para lograr la unidad y convocar a un congreso para tal fin, y estaba integrado por cinco representantes de cada sindicato.

El Comité Colegiado de Unificación Magisterial emitió la convocatoria para el Congreso Constituyente del SNTE, que se realizó del 24 al 30 de diciembre de 1943, en el Palacio de Bellas Artes de la ciudad de Méxi-co. Por la tarde del 24, inauguró los trabajos el presiden-te Manuel Ávila Camacho. Participaron, según Valente Lozano Ceniceros (1966, 92), 1,300 delegados, aunque en el acta de la segunda sesión del evento, se registró quórum con 1,023 delegados.

En la ceremonia de inauguración ya no estuvo presente Octavio Véjar Vázquez, como titular de la SEP, pues por la mañana de ese día fue sustituido por Jaime Torres Bodet. El Congreso Nacional de unificación acordó que el nuevo organismo gremial se llamara “Sindica-to Nacional de Trabajadores de la Educación” y que su lema fuera: “Por la Educación al Servicio del Pueblo”.

El Congreso culminó sus trabajos el jueves 30 de diciembre en la tarde. Resultaron electos once integran-tes del primer Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, en la siguiente forma: Luis Chávez Orozco, como Se-cretario General; pero a los otros diez no se les asignó el cargo, lo cual estuvo sujeto a que ello se realizara en una reunión posterior del propio órgano de gobierno sindical. El SUNTE, el STERM, el SMMTE, el SNATE y otros organismos más pequeños quedaron incluidos en el nuevo sindicato que unificó a los trabajadores de la educación en México (Lozano, 92). También se eligió al Comité Nacional de Vigilancia.

El 16 de febrero de 1944, el Tribunal de Arbitraje concedió registro provisional al SNTE y el 15 de julio de 1944, se aprobó su registro definitivo, con lo cual se regularizó la relación laboral de la SEP con los trabaja-dores de la educación y con su representación sindical.

2. condiciones que prevalecían en el país en aquel tiempo

Los primeros años de la década de los 40’s fueron de particular importancia para el desarrollo económico del

país pues, en efecto, “entre los economistas y los histo-riadores existe el acuerdo de considerar a la Segunda Guerra Mundial como el factor que hizo posible que México acelerara su política de industrialización” (Lo-yola, 1996, 55), para lo cual fue necesario que se pro-piciara un ambiente de unidad y concertación entre los organismos sindicales y los empresarios, con base en los llamados a la concordia y conciliación formulados por el presidente Manuel Ávila Camacho, que permitió que durante ese periodo disminuyera la efervescencia labo-ral (Ibíd.). Pero al dominar esta política, en lugar de mejo-rar, se vieron deterioradas las condiciones de vida de los trabajadores, toda vez que la llamada unidad nacional tenía, entre otros significados, el de posponer la solu-ción de las demandas obreras con el fin de crear un cli-ma propicio para las inversiones nacional y extranjera. Ése fue el objetivo de los pactos que firmaron las orga-nizaciones gremiales en 1942 y 1945. Con estos pactos los trabajadores prácticamente estaban impedidos para luchar por mejoras salariales y prestacionales.

3. circunstancias en las que se desarrolló el trabajo sindical en los primeros años de vida de la agrupación En ese tiempo, los sueldos de los profesores federales eran muy bajos y sus condiciones laborales muy difíciles. Los que tenían mejores sueldos eran los titulados, pero de acuerdo con los datos consignados en el informe presidencial del 1º de septiembre de 1943, existían en-tonces 31 mil 962 maestros federales de primaria en el país, sin embargo, la mayoría de ellos no tenía título de maestros. Con la llegada de Jaime Torres Bodet a la Secre-taría de Educación Pública, se emprendió una política educativa, cuyos aspectos medulares eran la Campaña Nacional contra el Analfabetismo, el Programa Federal de Construcción de Escuelas y la capacitación de los maestros no titulados.

Page 14: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

12 Programa Nacional de Formación Sindical

A la Campaña Nacional contra el Analfabetismo se incorporaron todos los maestros del país, sin im-portar divergencias ideológicas, políticas o sindicales. Asimismo, los dirigentes del magisterio también apo-yaron ese importante programa gubernamental, actitud participativa que ha caracterizado al Sindicato en toda su historia, pues siempre ha tenido una preocupación permanente para coadyuvar en todas las iniciativas de beneficio colectivo, sobre todo cuando éstas se refieran a su materia de trabajo. Por Decreto Presidencial del 23 de marzo de 1944, se creó el Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas (CAPFCE). Inició oficialmente su labor el 1º de abril del mismo año, lo cual fue de gran significación para iniciar un proceso destinado a enfrentar el problema de la escasez de escuelas. Pero lo que más reforzó la estabilidad laboral en el ámbito educativo, fue la fundación del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio (IFCM), el 30 de diciembre de 1944. Su principal objetivo, una vez inau-gurado el 19 de marzo de 1945, fue regularizar a 18 mil maestros para que obtuvieran el título correspondiente.

4. problemas que enfrentaron los integrantes del primero y del se-gundo comités ejecutivos nacionales

Primer Secretario General, Luis Chávez Orozco

En el seno del primer Comité Ejecutivo Nacional la situación no se normalizó de inmediato, ya que según Valente Lozano Ceniceros (1966, 93), desde el principio “pudo verse el propósito deliberado de la tendencia de la Universidad Obrera de tener predominio y dirigir la acción del SNTE con personas de su ideología”, que era encabezada por Luis Álvarez Barret, secretario de Tra-bajo y Conflictos del CEN, lo cual originó la división interna ya que pues, según Lozano Ceniceros, se llegó “al grado de que se organizó una especie de buró político en el que se encontraban gentes ajenas al magisterio, que pretendió obligar” al Secretario General “a sujetarse a sus determinaciones”.

No obstante esos problemas internos, el trabajo no se detuvo, ya que se puede documentar que entre las principales acciones realizadas por el primer Comité Ejecutivo Nacional se encuentra la celebración de con-gresos en todos los estados, a fin de unificar a los maestros que pertenecieron a las centrales disueltas. De acuerdo con Valente Lozano Ceniceros (1966, 94), en el ámbito interno, además del registro ante el Tribunal y la constitución de las Secciones en las entidades, el CEN encabezado por Luis Chávez Orozco, atendió también las siguientes cuestiones: Organización y funcionamiento de las dependencias del Sindicato; el acatamiento por los funcionarios correspondientes de los laudos emitidos por el Tribunal de Arbitraje; el des-cuento de las cuotas sindicales a través de las Pagadu-rías de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y la donación de un terreno por el gobierno federal para la Casa del Maestro, que comprendía oficinas para el Co-mité Ejecutivo Nacional, y el acuerdo para que se entre-gara al SNTE un subsidio de 200 mil pesos para su cons-trucción (posteriormente, en este inmueble, ubicado en Naranjo 174 de la ciudad de México, una vez edificado, estuvo el domicilio social del SNTE). En lo referente a las secuelas que dejó la admi-nistración del secretario de Educación Pública, Octa-vio Véjar Vázquez, se procedió también a demandar la reposición de cientos de elementos cesados; la rectifi-cación de infinidad de violaciones escalafonarias, y de miles de cambios de adscripción; así como la reforma de diversas disposiciones dictadas por las autoridades de la SEP, todas ellas lesivas a la dignidad del magisterio o a las instituciones educativas (Ibíd.).

Campaña Nacional contra el Analfabetismo

Luis Álvarez Barret, Secretario de Trabajo y Conflictos del CEN

Page 15: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

13Historia del SNTE

En lo que hace al aspecto económico, se demandó aumento de salarios para los maestros federales y para los que dependían de los go-biernos de los estados de Coahuila, Durango, Chihuahua, Veracruz, Hidalgo, Sinaloa, Chiapas, Tamau-lipas y otras entidades; y se pidió que los sobresueldos de emergencia, creados con motivo de la Segunda Guerra Mundial, se incorporaran al sueldo ordinario y que se aumentara la partida destinada a los sobresuel-dos diferenciales (ahora de vida cara), en beneficio de los maestros que no los percibían (Ibíd.). En el II Consejo Nacional Ordinario del SNTE, que se realizó del 18 al 27 de julio de 1945 en la ciudad de México, fue muy evidente que la tendencia que representaba el Secretario General Luis Chávez Orozco y el grupo de secretarios del CEN que lo apoyaban, estaba en franca minoría, pues perdía todas las votaciones (Ibíd., 54). Ganaban los simpatizantes de Vicente Lom-bardo Toledano que fueron derrota-dos nueve meses antes, en una reu-nión similar. En virtud de lo anterior, Luis Chávez Orozco presentó en este Consejo su renuncia irrevoca-ble al cargo de Secretario General del CEN del SNTE; pero su des-acuerdo con Vicente Lombardo To-ledano no fue la única causa de esta determinación ya que, según Valente Lozano Ceniceros (1966, 95), influyó también para que el líder magisterial dejara su cargo, su oposición al proyec-to de reforma al Artículo 3º Constitu-cional, que posteriormente se aprobó. De igual manera, renunciaron todos los demás secretarios del CEN. Para terminar el ejercicio sindical de Chávez Orozco, se realizó la elección de un nuevo Comité Ejecutivo Nacional, para lo cual se propuso una planilla, en la que aparecía como Secretario Gene-ral, Gaudencio Peraza Esquiliano.

5. el segundo comité ejecutivo nacional

Pero los problemas no terminaron pues, a los pocos meses de que ini-ció actividades el CEN encabezado por Gaudencio Peraza Esquilia-no, surgieron pugnas internas que “afectaron en grado máximo la unidad de la organización magiste-rial”, ya que varios Comités Ejecuti-vos Seccionales “se encontraron de pronto divididos o disputándose el derecho de ser reconocidos como los representantes auténticos de los maestros”, tal fue el caso de Hidalgo, Nuevo León, Nayarit, Michoacán, Tlaxcala, Veracruz y San Luis Potosí (Ibíd., 96-97). Pero finalmente, todos los problemas fueron superados en el II Consejo Nacional Extraordina-rio que se llevó a cabo en la ciudad de México, del 13 al 15 de octubre de 1948, pues en esta reunión, de acuerdo con Valente Lozano Ceni-ceros (1966, 98), se “evitó que las pasiones se desbordaran y que se rompiera nuevamente la unidad”. En este Consejo también se aprobó la convocatoria relativa a la verificación del II Congreso Nacio-nal Ordinario del SNTE, que se rea-lizó en 1949. En esta etapa, el SNTE organizó la primera Conferencia Pedagógica de la cual surgieron aportes valiosos para la Reforma al Artículo 3º Constitucional, que en-tró en vigor en 1946, en la que se su-primió la educación socialista. El exsecretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, reco-noce en sus Memorias, la probidad y el patriotismo de Luis Chávez Orozco, primer Secretario General del SNTE, pues era:

Marxista probo. Le caracterizaba un escrupuloso sentido de responsabilidad.

En las negociaciones las formas de cortesía se respetaban entre unos y otros.

Sin traicionarlos a sus represen-tados, con inteligencia y con tacto, buscaba el modo de realizar los propósitos sindicales dentro de los cauces que sabía posibles para el gobierno. Inflexible, cuando sentía que la razón estaba en verdad de su parte, no insistía sobre los puntos en que tenía motivos para dudar del derecho de sus re-presentados.

A la vez, del segundo Secretario Ge-neral del SNTE, Gaudencio Peraza Esquiliano, afirma:

“Cambio de estilo, pero no un cambio de clima en las re-laciones establecidas entre la Secretaría y el Sindicato.

Exsecretario de Educación Pública,Jaime Torres Bodet

Page 16: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

14 Programa Nacional de Formación Sindical

El profesor Gaudencio Peraza —que sustituyó a Chávez Orozco— tuvo el talento de comprender, según lo había comprendido su antecesor, que no podía presentarse ante sus mandantes como opositor sis-temático de las decisiones to-madas por un gobierno deseoso de ayudar realmente a todos los miembros del magisterio.

Más directo, más frío, —y, en ocasiones, más inci-sivo que Chávez Orozco—, el profesor Peraza no perdía el tiempo en dialécticas di-gresiones. Iba al punto, con rápida precisión. Y no acer-taba yo a discernir, cuando concluían nuestras pláticas, si el brillo —que atenuaban discretamente los cristales

oscuros de sus anteojos— era un fulgor de satisfacción, una luz de ironía, o un relámpago de protesta[…]. Sin embargo, nunca surgieron entre nosotros obstáculos insalvables. Fue atento y cortés conmigo. Y la cordialidad entre el gobierno y el SNTE no se enturbió”.

ESTABILIDAD, CONSOLIDACIÓNY DESARROLLO DEL SNTE (1949-1972)

III. En el capítulo III se analizan las circunstancias que po-sibilitaron la estabilidad, consolidación y desarrollo del SNTE a partir de que se regularizó su vida interna de conformidad con su Estatuto, y con ello se establecie-ron bases sólidas para cumplir mejor con los propósitos fundamentales del Sindicato, en favor de la educación pública y de su propia lucha reivindicativa por la vía institucional, orientada a generar mejores condiciones de vida para los trabajadores de la educación.

Se inicia con el periodo de Jesús Robles Martínez, (1949-1952). Al año de empezada la gestión, se realiza en Veracruz un Consejo Nacional, en el que se acuerda:

Sellar la unidad. Superar las discrepancias y encauzar al Sindicato ha-cia su consolidación.

Se liquidó la práctica de las destituciones de los pues-tos de dirección.

Se aprobó la revisión de los casos de los elementos expulsados del Sindicato.

Rechazar agitaciones facciosas. Absoluto respeto al régimen jurídico que garantiza las instituciones del país.

En su informe, el Secretario General del SNTE, expresa: “En la actualidad el magisterio sabe que ningún movimiento anárquico conduce a resultados positivos y que sólo mediante una consciente y meditada organización de lucha se logran las conquistas. El espíritu combativo de algunas agrupaciones se desborda en propósitos de permanente contienda, mas la vida sindical requiere tal cuidado que es necesario no esca-timar esfuerzo alguno para velar por ella, re-cordando siempre que en todo movimiento es im-portante asegurar la victoria de la mejor manera”.

En este lapso, se normaliza la realización periódica de congresos y consejos nacionales. En las Secciones del país se regulan también los congresos, plenos, y asambleas delegacionales, confor-me a lo establecido en el Estatuto. En esta etapa además, se impulsaron las acciones para incrementar el patrimonio sindical: Se constituyó la Editorial del Magisterio; se construyeron, la Casa del Maestro, el edificio sindical de Belisario Domínguez No. 32,

Page 17: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

15Historia del SNTE

el edificio sindical de Venezuela 38, en la ciudad de Mé-xico, y muchos edificios de las Secciones sindicales. Se funda el Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM), en 1957, que era una corriente sin-dical de oposición al CEN del SNTE. En el ámbito educativo, el SNTE tuvo una parti-cipación muy importante en esta etapa, pues promovió las acciones que se describen a continuación:

Apoyó al Gobierno Federal en el programa de cons-trucción de escuelas.

Fue actor principal en el desarrollo de la educación rural, y en la expansión del sistema educativo.

Continuó con sus acciones en favor de la capacitación y titulación de los maestros en servicio, que llevaba a cabo el IFCM.

Asimismo, impulsó en forma permanente la con-tinuación del programa de la Campaña contra el Analfabetismo.

Las acciones para que se respetaran los postulados del Artículo 3º Constitucional.

El Plan de Once Años. La publicación y distribución de los libros de texto y cuadernos de trabajo gratuitos.

El Sindicato organizó la Segunda Conferencia Nacional de Educación en 1970, en la que expuso la necesidad de “llevar a cabo una reforma democrática del Sistema Edu-cativo Nacional, a fin de elevarlo a la altura de las exigen-cias económicas, sociales y culturales de la época”.

NUEVA ESTRATEGIA SALARIALY PARTICIPACIÓN POLÍTICA DEL SNTE (1972-1989)

IV.

En este capítulo se examina la nueva estrategia salarial del Sindicato y la proyección política que logró el SNTE con su participación, la cual propició que cuadros sindi-cales, no únicamente del ámbito nacional, sino también de las entidades federativas, pudieran acceder a puestos de elección popular, y a la vez se registran las acciones que se efectuaron para lograr una mayor identidad profesional.

La nueva estrategia salarial del Sindicato consis-tía en no demandar un porcentaje determinado en los pliegos de peticiones, como ocurría antes, sino que se pedían aumentos sustanciales y permanentes conforme al incremento en el costo de la vida. Asimismo, aumen-tos indirectos, como quinquenios, licenciatura, pasajes, material didáctico y otros.

Jesús Robles Martínez, Secretario General del SNTE (1949-1952)

Page 18: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

16 Programa Nacional de Formación Sindical

En ese lapso, la situación de los maestros me-joró sensiblemente, pues entre 1973 y 1976 se incre-mentaron sus sueldos en un 30 por ciento en términos reales, si bien en los dos primeros años del gobierno del presidente Luis Echeverría, las percepciones reales del magisterio, permanecieron prácticamente congeladas. En la misma forma que los salarios, “a partir de 1973 crecen aceleradamente las escuelas y la matrícula de en-señanza normal”. Se crearon los “programas de licencia-tura, maestría y doctorado en pedagogía a cargo de la Dirección General de Capacitación del Magisterio”, que reemplazó al IFCM (Arnaut, 1998a: 130).

En la SEP se introdujeron cambios muy impor-tantes, pues se inició un proceso orientado a la descon-centración administrativa, con la creación en abril de 1973, de nueve Unidades de Servicios Descentralizados, a fin de atender los trámites en todos los estados, en 30 Subunidades de Servicios Descentralizados. Lo anterior es un antecedente inmediato de la descentralización educativa que se promovió en años posteriores (Pesca-dor y Torres, 48-49).

Un documento de notable trascendencia fue el convenio que se firmó el 1º de enero de 1975 entre la SEP y el SNTE, que formalizó los acuerdos anteriores sobre la doble plaza, pero además, precisó requisitos, condiciones y lugares en las que se otorgaría ese beneficio. El convenio referido, señalaba en sus cláusulas:

1ª. Se crea la doble plaza para los maestros de enseñanza primaria y preescolar.

2ª. A fin de hacer posible el doble turno, cada plaza se estimará para efectos de compatibilidad con 20 horas de trabajo a la semana.

3ª. Para aplicar el 20 por ciento de las plazas de nueva creación anualmente, tanto en el Distrito Federal como en los estados de la República, se crearán comisiones mix-tas integradas en los estados, por el director de educación federal o su representante y por el Secretario General de la Sección federal o su representante […].

9ª. El movimiento de plazas que se presente durante el año escolar, de planta, ilimitadas o limitadas, deberán ser aprovechadas para adjudicarlas al doble turno, sujetando su aplicación a las presentes bases y requisitos.

Lo que precede fue una de las bases importantes para que, en la Sección 16 de Jalisco, se elaborara y aprobara con la autoridad educativa local, un reglamento de pro-mociones. Ese fue el primer ordenamiento de ese tipo que se hizo en el país. El segundo fue Sonora, ya que en

la Sección 28 también se acordó una reglamentación si-milar. Con el paso del tiempo, esa iniciativa despertó el interés de la dirigencia sindical en algunas otras entidades.

Desde su creación en 1954, la compensación anual denominada aguinaldo, que se otorgaba en forma discrecional por el Ejecutivo Federal, procedió a ser una demanda reiterada del SNTE en sus congresos y con-sejos, así como de los demás sindicatos federados, para que se estableciera en forma definitiva en la legislación, lo cual se logró en este periodo, con una reforma a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el 31 de diciembre de 1975, para la creación del Artículo 42 bis, que a la letra decía:

“Los trabajadores tendrán derecho a un agui-naldo anual que estará comprendido en el pre-supuesto de egresos, que podrá pagarse antes del día 15 de diciembre y que será el equiva-lente a un mes de salario, cuando menos, sin deducción alguna. El Ejecutivo Federal dicta-rá las normas conducentes para fijar las pro-porciones y el procedimiento para los pagos, en caso de que el trabajador hubiere prestado sus servicios menos de un año.”

El patrimonio sindical se incrementa, pues en la ciudad de México se construye el edificio de Venezuela 44, y la Editorial del Magisterio donde actualmente se ubica, en la calle Héroe de Nacozari. En este periodo, surgió en el seno del Sindicato la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), como producto de un foro nacio-nal realizado por los grupos disidentes, en Tuxtla Gutié-rrez, Chiapas, del 17 al 18 de diciembre de 1979. Impor-ta subrayar, que este organismo, pese a que sus medios de acción sindical rebasan muchas veces el marco insti-tucional y legal, siempre ha reconocido su pertenencia al Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación. Con el objeto de revisar el tema de los sobre-sueldos, se integró una Comisión Tripartita formada por la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP), y el Sindicato

Page 19: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

17Historia del SNTE

Nacional de Trabajadores de la Educación, que realizó un exhaustivo trabajo y formuló una propuesta que fue aceptada por el presidente de la República, con base en la cual, se autorizó incrementar los porcentajes infe-riores de los sobresueldos, por lo que en virtud de que en ese rango se agrupaba el número más significativo, el acuerdo beneficiaría al 91 por ciento de los trabajadores de la educación. La descongelación de sobresueldos, en-tró en vigor el 1º de enero de 1981. El 2 de enero de 1981 fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación reformas a la Ley del ISSSTE, entre las que sobresale la modificación al ar-tículo 136, para establecer que las cuantías de las jubi-laciones y pensiones se incrementen al mismo tiempo y en la misma proporción que los salarios de los traba-jadores en activo. Se le hizo a este numeral una adición también, para que los jubilados y pensionados tuvieran derecho a un aguinaldo anual. En el área social, se aprobó el acuerdo del pre-sidente de la República de otorgar el Seguro de Retiro, a partir del 1º de enero de 1981. Se inició con 100 mil pesos y se contrató con la Aseguradora Hidalgo, S.A.

A partir del 1º de julio de 1983, se actualizaron los porcentajes de vida cara, para aproximarlos a la can-tidad inmediata superior de 40, 60, 80 y 100 por ciento. Con lo anterior se redujeron a cuatro los 13 porcentajes de sobresueldo que existían hasta entonces.

En el terreno educativo, el SNTE en este lapso realizó, entre otras, las siguientes acciones:

Apoyó la revisión de planes y programas de estudio, materiales, métodos y libros de texto gratuitos, para impulsar una transformación de la educación prima-ria.

Elaboró un anteproyecto sobre el sistema para la for-mación de maestros, como el primer gran paso en el camino hacia la verdadera profesionalización del magisterio.

Planteó y logró la creación de la Universidad Pedagó-gica Nacional (UPN).

Impulsó la realización de los Congresos Populares Nacionales de Educación.

Promovió y apoyó el acuerdo para que a partir de 1984, se elevara a nivel de licenciatura la educación normal.

Participó en el diseño y aplicación del Esquema de Educación Básica, que se formalizó entre la SEP y el SNTE, el 13 de mayo de 1987.

En el informe presidencial del 1º de septiembre de 1987, el presidente Miguel de la Madrid, dijo: “El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha participa-do decididamente en la renovación del Sistema Educa-tivo Nacional.” En lo que hace a la proyección política del SNTE, en esta etapa, se incrementan diputaciones fede-rales, locales y regidurías, en las que se consideraba no únicamente a los dirigentes nacionales, sino también de las entidades.

En el capítulo V se describen los acontecimientos que originaron la necesidad de impulsar una reglamenta-ción interna que permitiera fortalecer la vida democrá-tica del organismo, con el fin de lograr, entre otros ob-jetivos: La recuperación salarial de los agremiados y el de preservar la estructura nacional y unitaria del SNTE.

REFORMA ESTATUTARIA Y FUNDAMENTO NORMATIVODE LA PLURALIDAD POLÍTICA Y SINDICAL (1989-2000)

V.

En el marco de los retos que se tuvieron que enfrentar a partir de 1989, la organización gremial del magisterio, impulsó una lucha para preservar la estruc-tura nacional y unitaria del SNTE, contexto en el cual se promovió la importante reforma estatutaria en 1992, que dio origen a la pluralidad sindical con la aplicación

Page 20: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

18 Programa Nacional de Formación Sindical

del principio de representación pro-porcional en los procesos de elec-ción interna, y a la pluralidad políti-ca con la creación y funcionamiento del Comité Nacional de Acción Política.

En lo que hace a la participa-ción del profesorado en la movili-zación de 1989, que “tenía entre sus causas más relevantes la caída verti-cal de los salarios” y existía además “un reclamo generalizado de dig-nificación social, profesional y de condiciones de vida del magisterio” (González-Rubio, 137), era sin nin-guna duda una demanda más que justificada, dada la urgencia de que el maestro recuperara su poder ad-quisitivo, tal como se reconoció en el propio Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Bá-sica, al establecer lo referente al sala-rio profesional, en el que se expresa que “el salario de la plaza inicial, que es el más bajo del escalafón docente […], en diciembre de 1988 equivalía a 1.5 salarios mínimos” (18 de mayo de 1992). Por ello, el Sindicato inicia acciones para la recuperación sala-rial de los agremiados.

Ese desplome salarial del ma-gisterio no se debió a que la dirigen-cia del SNTE hubiera abandonado su lucha reivindicativa, sino que tuvo su origen en las dificultades de la severa crisis que vivió el país en la década de los 80’s, que afectó a la mayoría de la población, por los pactos y grandes recortes pre-supuestales, entre otras acciones gubernamentales para aplicar un modelo económico que buscaba la estabilidad macroeconómica y el crecimiento, con los grandes costos sociales de todos conocidos, que no estaban en condiciones de impedir las organizaciones de trabajadores, con absolutamente ninguna estra-tegia gremial, así se promovieran marchas, paros y plantones, ya que la política es una relación de fuer-zas, lo cual no es una justificación sino una explicación de lo ocurrido.

A propuesta del SNTE, el Gobierno Federal autorizó la im-plantación del “Fondo de Retiro de los Trabajadores de la Educación” (FORTE). (Respuesta de la SEP, 14 de mayo de 1990: 8-10), que se constituyó formalmente, el 16 de diciembre de 1990, con recursos del Gobierno Federal, la Secretaría de Educación Pública, el Sindica-to Nacional de Trabajadores de la Educación y de los trabajadores que en él participan. El objetivo era y es, otorgar una prestación más a quie-nes se retiren del servicio activo, por jubilación, renuncia, invalidez, o también en el caso de defunción, circunstancia en la que el pago de retiro se otorga a los beneficiarios del trabajador, junto con el importe de un seguro de vida.

Cabe referir, que el SNTE aporta mensualmente para el FOR-TE, el 10 por ciento del total de sus cuotas sindicales, cantidad que se divide entre la totalidad de los tra-bajadores inscritos, con el objeto de que se otorgue a cada quien una cantidad igual.

Importa destacar también, la transparencia con la que maneja los recursos esta institución, por medio de un Comité Técnico del Fideico-miso del FORTE, que se integra con un presidente, que propone la SEP, que generalmente es el oficial ma-yor; un vicepresidente, del SNTE; un secretario, de la autoridad edu-cativa; un secretario adjunto, del Sindicato, y vocales de ambas instancias.

En el II Congreso Nacional Extraordinario que se llevó a cabo en la ciudad de México, del 22 al 26 de febrero de 1992 se concretó una reforma estatutaria, la cual abrogó el Reglamento General de Asam-bleas, ya que sus disposiciones que-daron comprendidas en el nuevo ordenamiento; y se derogó además como órgano de gobierno sindical, el Congreso Nacional de Trabajo, que se establecía en la normatividad

anterior. Asimismo, se actualizó la Declaración de Principios del SNTE y se suprimieron las referencias so-bre el Movimiento del 22 de Sep-tiembre de 1972 contenidas en ese documento. Entre los cambios más notables que contenía el Estatuto aprobado en este Congreso Nacio-nal, estaban, entre otros, la creación de los siguientes nuevos órganos de gobierno sindical: Congreso Nacio-nal de Educación; Comité Nacional Electoral; Comité Nacional de Ac-ción Política; y pleno seccional. El 14 de mayo de 1992, el secretario de Educación Pública en-tregó al CEN una respuesta a las pe-ticiones formuladas por el SNTE, en la que, entre otros puntos, se acor-daba establecer Carrera Magisterial; que se iniciaría en el ciclo escolar 1992-1993; y que los factores a con-siderar para poder incursionar en este sistema, eran: La preparación académica, la atención a los cursos de actualización, los conocimientos del maestro, el desempeño en la do-cencia, y la antigüedad en el servicio y en los niveles de la propia Carrera. Asimismo, se disponía que al personal que contara con catego-rías del Esquema de Educación Bá-sica, se incorporara a los niveles de Carrera Magisterial correspondien-tes, con una remuneración igual o mayor a la que resultara de aplicar el incremento general a las percep-ciones que en esa fecha recibiera. Por ese motivo, el Esquema de Edu-cación Básica se fusionaba a la Ca-rrera Magisterial por lo que se refe-ría a los maestros con plaza inicial (maestros de ¾ de tiempo, tiempo completo con fortalecimiento curri-cular y tiempo completo mixto).

Page 21: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

19Historia del SNTE

El 18 de mayo de 1992, el SNTE firmó con la SEP y los gober-nadores de los estados, el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, porque era congruente con los principios del Artículo 3º Constitucional de lai-cismo, nacionalismo educativo y gratuidad, y porque recogía las pro-puestas más importantes del SNTE en materia educativa: La moder-nización de la educación básica; la superación profesional; la actualiza-ción y formación de los maestros y la reorganización educativa. El 12 de mayo de 1993, con la participación del SNTE y de la Confederación de Educadores Americanos (CEA), se creó la en-tidad que ahora es el Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IESSA), que tuvo una importante participación en los ta-lleres y seminarios que se realizaron en este lapso en diversas partes del país, cuyos contenidos estaban rela-cionados con la propuesta educativa del SNTE, liderazgo y negociación co-lectiva, elementos básicos para el análi-sis político y de coyuntura, entre otros. En este periodo, el SNTE y la representación magisterial en el Congreso de la Unión, tuvieron una destacada participación en el proceso legislativo que culminó con la aprobación de la Ley Gene-ral de Educación publicada en el Diario Oficial de la Federación el 13 de julio de 1993, y con las refor-mas que se le hicieron en el mismo año al Artículo 3º Constitucional, para precisar el carácter laico de la educación impartida por el Estado y establecer la obligatoriedad de la educación secundaria. En el marco del proceso electoral de 1994, el SNTE, a tra-vés del Comité Nacional de Acción Política, instrumentó acuerdos que derivaron en la presencia en el ple-no de la asamblea del CNAP, de los candidatos a la Presidencia de la Re-

pública de todos los partidos, para conocer sus propuestas políticas y sobre todo las de carácter educativo, lo que dio como resultado un diálo-go plural sobre la visión que tenían sobre la materia de trabajo del ma-gisterio, y en general acerca de di-versos temas de la agenda nacional. En tal contexto, el CNAP acordó crear la Organización Na-cional de Observación Electoral del Magisterio (ONOEM), que tuvo una importante participación en la observación de los comicios de 1994, a través de grupos plurales, con el ob-jeto de contribuir a la legalidad, trans-parencia y credibilidad de las eleccio-nes constitucionales de ese año. En esta etapa, el Sindica-to creó la Fundación SNTE para la Cultura del Maestro Mexicano, es-tablecida en el artículo 93 del Esta-tuto como asociación solidaria del Sindicato. Esta institución asesoró el desarrollo de los trabajos del Primer Congreso Nacional de Educación del SNTE, que se llevó a cabo del 7 al 10 de noviembre de 1994, en el Auditorio Nacional, de la ciudad de México, del cual surgió el documen-to: “Diez Propuestas para Asegurar la Calidad de la Educación Pública” y la propuesta educativa que se en-tregó al Gobierno Federal, para que fuera tomada en cuenta en el Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000. El 30 de octubre de 1995, el CEN del SNTE dio inicio formal al programa Rescate de la Escuela Rural Mexicana, en la comunidad Estación Zamora, del municipio de Hermosillo, Sonora, en un acto en el que participaron aproximadamen-te 3,500 personas, entre maestros, alumnos, padres de familia, autori-dades educativas, estatales, munici-pales, ejidales y dirigencia sindical.

El 13 de diciembre de 1995, se realizó la inauguración de la Bi-blioteca Nacional de Educación, Centro Cultural del SNTE, ubicada en el centro histórico de la ciudad

de México, por el presidente Ernes-to Zedillo Ponce de León.

El 28 de septiembre de 1996, el CEN declaró el ciclo lectivo 1996-1997, “Año Escolar del For-talecimiento de la Escuela Rural Mexicana”, en un acto realizado en la Escuela Primaria Rural “Tierra y Libertad”, ubicada en la comunidad de Carrera de Tancama, municipio de Jalpan, Querétaro, en el que estu-vieron presentes, el gobernador de la entidad, Enrique Burgos García; los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE; los Secretarios Generales de las Secciones del país; autoridades educativas, legislativas y ejidales; así como maestros, alum-nos, padres de familia y comunidad en general (ABC del SNTE, 1, octu-bre de 1996: 1).

Con base en las disposicio-nes estatutarias respectivas, el CEN convocó al Segundo Congreso Na-cional de Educación del SNTE, con el lema: “Educar en la democracia y el respeto a la diversidad: Compro-miso del SNTE”, que se llevó a cabo, en la ciudad de Veracruz, del 24 al 28 de noviembre de 1997. En este Congreso, se ana-lizaron y debatieron las intensas transformaciones que tenían lugar en la educación a partir de la inte-gración de un mundo globalizado. El documento resultante fue: “Lí-neas Generales para una Política Educativa de Estado”.

En cumplimiento a la nor-ma estatutaria, el SNTE convocó al Tercer Congreso Nacional de Edu-cación, que tuvo lugar en la ciudad de México, del 8 al 10 de abril de 2000. La reunión estuvo precedida de los trabajos desarrollados en las escuelas, en los centros de trabajo y en las asambleas delegacionales, cu-yas propuestas fueron revisadas en congresos seccionales de educación, a fin de que en estos eventos surgie-ran los acuerdos correspondientes, a partir de los temas considerados

Page 22: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

20 Programa Nacional de Formación Sindical

en la convocatoria respectiva, entre otros, educación e identidad nacio-nal; la educación frente a la Glo-balización; educación, democracia y desarrollo humano; los desafíos: Equidad y calidad; educación y co-rresponsabilidad social; estrategias para mejorar la calidad de la educa-ción básica; formación, desempeño y revaloración de los docentes; em-pleo, tecnología y educación; edu-cación media superior y superior y ciencia y tecnología.

Entre otras actividades se realizaron también, diez paneles na-cionales con sedes regionales, en los que fueron presentadas ponencias por maestros, panelistas y partici-pantes de distintos sectores. Tanto las propuestas emanadas de estas reuniones, como las provenientes

de las asambleas de la estructura sindical, fueron recopiladas y con-centradas por eje temático y conte-nido específico, en un documento que sirvió de apoyo a los delegados al Tercer Congreso Nacional de Educación (Tercer Congreso, 5-6).

En las elecciones consti-tucionales del 2 de julio de 2000, los maestros participaron como observadores, para coadyuvar en la transparencia y legalidad del proceso referido, a través de la Organización Nacional de Obser-vación Electoral del Magisterio (ONOEM). En forma previa, el Co-mité Nacional de Acción Política del SNTE, publicó un documento en el que propuso un acuerdo so-cial plural, pues afirmó que “sólo mediante la convivencia y cohesión

de lo diverso, podremos encontrar —todos— la imaginación y la for-taleza que en esta hora nos reclama la nación” (Ibíd., 9).

El 27 de septiembre de 2000, el CEN del SNTE promovió tres re-uniones con diputados federales del PRI, PRD y PAN, para demandar, más allá de las diferencias partidis-tas, la asignación de un monto de recursos presupuestales suficientes para la educación, en el Presupues-to de Egresos de la Federación de 2001. En estas reuniones, además de los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, participaron los secreta-rios generales de las Secciones sin-dicales del país.

En el capítulo VI se documentan las aportaciones del SNTE destinadas a mejorar su materia de trabajo, además de su permanente preocupación por la educación públi-ca, la cual pasa por una verdadera crisis, como un refle-jo de los enormes problemas que existen en el panora-ma general, pues lo que acontece en el sector educativo obedece a una gran diversidad de factores y actores que inciden en su propio desarrollo.

Los días 19 y 20 de septiembre de 2000, se veri-ficó en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la XIII Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional. Entre los temas abordados en la reunión, sobresale el amplio análisis que llevaron a cabo los consejales, sobre el compro-miso que tenía el SNTE de impulsar la idea de que la

COMPROMISO DEL SNTECON SU MATERIA DE TRABAJO (2000-2012)

VI.

educación pública de calidad, como proyecto educativo para la nación mexicana, debía seguir teniendo plena vigencia, lo cual era necesario promover en las nuevas condiciones que presentaba el cambio de Gobierno Fe-deral. De lo anterior, emergió un documento final que se denominó Declaración de Guadalajara, Un proyecto educativo, en un proyecto de nación. En 2002, se firmó el Compromiso Social por la Calidad de la Educación. Cabe subrayar, que entre los resultados de este acto, y de la participación activa del SNTE, se encuentran los siguientes: Se estableció en el Artículo 3º Constitucional la obligatoriedad de la educa-ción preescolar; se creó en 2002 el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación; y se promovió la refor-

Page 23: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

21Historia del SNTE

ma al artículo 25 de la Ley General de Educación, para quedar como sigue: “El Ejecutivo Federal y el gobierno de cada entidad federativa, con sujeción a las disposi-ciones de ingresos y gasto público correspondientes que resulten aplicables, concurrirán al financiamiento de la educación pública y de los servicios educativos. El monto anual que el Estado-Federación, –entidades federativas y municipios–, destine al gasto en educación pública y en los servicios educativos, no podrá ser menor a ocho por ciento del Producto Interno Bruto del país, destinado de este monto, al menos el 1% del Producto Interno Bruto a la investigación científica y al desarrollo tecnológico en las instituciones de educación superior públicas. En la asignación del presupuesto a cada uno de los niveles de educación, se deberá dar la continuidad y la concate-nación entre los mismos, con el fin de que la población alcance el máximo nivel de estudios posible”. En el marco del cumplimiento de los acuerdos suscritos por el Sindicato en el Compromiso Social por la Calidad de la Educación, el SNTE promovió el Pri-mer Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maes-tros, que se realizó en febrero de 2003, en el Auditorio Nacional de la ciudad de México. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, participó activamente en la formación de la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (FEDESSP), que se constituyó formalmente el 27 en febrero de 2004, con un grupo de sindicatos na-cionales que pertenecían a la FSTSE y que buscaron un liderazgo más apropiado a sus legítimos intereses, para lo cual adoptaron una presidencia colegiada, tanto en la dirigencia nacional como en las que correspondían a las instancias locales. Se sumaron a esta organización, además del SNTE, los sindicatos que agrupan a los trabajadores del Metro, de la Secretaría de Desarrollo Social, de SAGARPA, y de Comunicaciones y Transportes, entre otros. En Tonatico, Estado de México, del 15 al 17 de marzo de 2004, se llevaron a cabo los trabajos del V Congreso Nacional Extraordinario que fue convocado para realizar una reforma estatutaria, razón por la cual se hizo una revisión general de la normatividad interna, con base en los siguientes temas: Declaración de Princi-pios; Programa y medios de acción; Estructura sindical; Gobierno sindical; Consolidación de la democracia; Pa-trimonio y cuotas sindicales; Transparencia y rendición de cuentas; Nueva cultura sindical y el SNTE y su mate-ria de trabajo, la educación. En el sexenio del presidente Vicente Fox, el suel-do en la plaza inicial del personal docente en el Tabulador II, tuvo la siguiente evolución: En 2000 correspondía a 3.12 salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal, y en 2006, pasó a ser de 3.76 salarios mínimos (Ibíd.).

En lo que hace a la asignación de recursos que se obtuvieron para incorporaciones y promociones a Ca-rrera Magisterial: En 2005, la cantidad fue de 350 millo-nes de pesos; y en 2006, el monto fue de 300 millones de pesos (Ibíd.).

En el campo político, en 2005, se constituyó el Partido Nueva Alianza, en el que, al igual que en otros partidos existentes en México, participan miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que se identifican con sus principios y programa de ac-ción, pero con la particularidad de que en este caso, las dirigencias nacional y estatales de esa formación polí-tica, están integradas por un considerable número de maestros y trabajadores de la educación.

El 31 de marzo de 2007, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Nueva Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Esta reforma fue apoyada y promovi-da por el SNTE, ya que en su momento consideró, que por la grave crisis del ISSSTE, la situación era insoste-nible, por lo que haber mantenido esas condiciones sin hacer nada, era poner en juego el futuro de la institu-ción, y arriesgar seriamente los derechos, prestaciones y servicios de los trabajadores y sus familias.

En esta etapa, el SNTE convocó a la realización del IV Congreso Nacional de Educación y el Segundo Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros, los cuales fueron declarados formalmente inaugurados, el 21 de mayo de 2007, por el presidente Felipe Calde-rón Hinojosa.

Los trabajos de ambas reuniones, se llevaron a cabo en Tonatico, Estado de México, con base en la premisa de que la educación es tarea de todos: Padres de familia, maestros, alumnos, autoridades, medios de comunicación, y demás sectores de la sociedad.

El 15 de mayo de 2008, se puso en marcha la Alianza por la Calidad de la Educación, entre el Gobier-no Federal y los maestros representados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En 2008, en el marco de la Alianza por la Calidad de la Educación, el SNTE cedió la parte que por ley le correspondía de otorgar el 50 por ciento de las plazas, a fin de garantizar que los futuros docentes tuvieran el

Page 24: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

22 Programa Nacional de Formación Sindical

perfil más adecuado, para lo cual formuló la propuesta al Gobierno Federal, para que las plazas de nuevo ingre-so al servicio educativo estuvieran sujetas a un examen de oposición. En esa tesitura, se llevó a cabo el 16 de agosto de 2009, el Examen Nacional de Conocimientos y Habilidades Docentes, en el que participaron 123 mil aspirantes a ocupar una de las 23 mil 976 plazas que se asignarían en el ciclo escolar que se iniciaba en ese año. El 65 por ciento de los solicitantes no eran maestros en servicio, sino egresados de las normales. El 25 de mayo de 2011, en la ciudad de Cho-lula, Puebla, la Secretaría de Educación Pública y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, con la presencia del presidente de la República, firma-ron el Acuerdo para la Reforma de Carrera Magisterial. En ese contexto, la Comisión Nacional SEP-SNTE, en ejercicio de sus atribuciones, expidió el 9 de agosto de 2011, los nuevos Lineamientos Generales del Programa Nacional de Carrera Magisterial, que entraron en vigor a partir del inicio de la Vigésima Primera Etapa, ciclo escolar 2011-2012. Los nuevos factores de evaluación, consideraron: a. El logro académico de los alumnos (50 por ciento), evaluado a través de la Prueba ENLACE o de instrumentos estandarizados y/o de las estrategias que correspondieran. El puntaje aumentó significativa-mente con relación al anterior que era de 20 puntos; b. Cursos de actualización. La formación continua de los docentes (20 por ciento), que tomó en consideración los cursos que orientan sus trayectos formativos; c. Desem-peño Profesional (30 por ciento). De acuerdo con la SEP y el SNTE, la Reforma a los Lineamientos Generales de Carrera Magisterial representó un cambio estructural, que sumado a otros ya emprendidos, como eran: Los Consejos Escolares de Participación Social, el concurso de plazas docentes, la entrega de estímulos a los maestros con base en el resul-tado del logro académico de sus alumnos en ENLACE, apuntalaban al sistema educativo mexicano y lo enca-minaban adecuadamente hacia la calidad educativa. El 31 de mayo de 2011, la SEP y el SNTE suscri-bieron un documento que se denominó Acuerdo para la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Ser-vicio de Educación Básica, en un acto en el que se contó con la presencia como testigo de honor, del presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa. El acuerdo establecía la evaluación universal obligatoria para do-centes y directivos en todas las escuelas públicas y pri-vadas del país. La periodicidad de su aplicación sería de tres años, a saber: En 2012, primaria; 2013, secundaria; y 2014, preescolar y educación especial. Del 14 al 16 de junio de 2012, se realizaron en Puerto Nuevo, Baja California, los trabajos de la Eta-

pa Nacional del V Congreso Nacional de Educación y del Tercer Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros, organizados por el Sindicato Nacional de Tra-bajadores de la Educación. En el aspecto económico, como producto de las negociaciones del SNTE con la autoridad educativa, en el sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa, se obtuvieron, entre otros, los siguientes incrementos en favor del el personal docente y directivo en educación básica:

a. En 2007, aumento del 0.7 por ciento en el Sueldo Ta-bular, a partir del 1º de mayo, y 4.8 por ciento en el mis-mo Concepto 07, y 1.5 por ciento en prestaciones, con efectos del 16 de mayo. b. En 2008, incremento de 0.3 por ciento en el Concepto 07, y 4.5 por ciento en el mismo Sueldo Tabular, así como 1 por ciento en prestaciones, a partir del 1º de abril. c. En 2009, aumento de 0. 4 por ciento en el Concepto 07, y 4.9 por ciento en el referido Sueldo Tabular, así como 1. 5 por ciento en prestaciones, a partir del 1º de marzo. d. En 2010, incremento de 4.9 por ciento en el Sueldo Tabular, y 1.5 por ciento en prestaciones, a partir del 1º de febrero.e. En 2011, aumento de 4.75 por ciento en el Sueldo Ta-bular, y 1.3 por ciento en prestaciones, a partir del 1º de enero. f. En 2012, incremento de 4.25 por ciento en el Sueldo Tabular, y 1.5 por ciento en prestaciones, a partir del 1º de enero (Fuente: Colegiado de Asuntos Laborales y Negociación del CEN del SNTE).

En este sexenio, el sueldo en la plaza inicial del personal docente en el Tabulador II, tuvo la siguiente evolución: En 2006 equivalía a 3.76 salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal, y en 2012, pasó a ser de 4.44 salarios mínimos (Ibíd.). En lo que concierne a la asignación de recursos que se obtuvieron para incorporaciones y promociones a Carrera Magisterial: En 2007, la cantidad fue de 400 millones de pesos. En 2008, la suma fue de 550 millones de pesos. En 2009, el monto fue de 650 millones de pe-sos. En 2010, el importe fue de 350 millones de pesos. En 2011, la cantidad fue de 400 millones de pesos. En 2012, la suma fue de 500 millones de pesos (Ibíd.).

En el plano de su organización interna, el libro Visión Colectiva de una Profesión: SNTE registra la realización de las siguientes reuniones nacionales de carácter esta-tutario:

Page 25: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

23Historia del SNTE

a. El Congreso Constituyente del SNTE, en 1943.b. 16 Congresos Nacionales Ordinarios, y 6 Congresos Nacionales Extraordinarios.c. Asimismo, hasta 1989, 19 Consejos Nacionales Ordi-narios y 17 Consejos Extraordinarios.d. De igual forma, en el periodo que comprende este libro, se documentan 34 sesiones extraordinarias del Consejo Nacional, ya que éste, a partir de la reforma es-tatutaria de 1992, se convirtió en órgano permanente de gobierno sindical que funciona en sesiones ordinarias y extraordinarias.

En el nuevo tiempo mexicano, las expectativas de cada familia por mejorar su calidad de vida, y la urgente ne-cesidad de avanzar en el desarrollo del país, reclaman hoy un nuevo esfuerzo de todos, pero particularmente

RESUMEN DE CONGRESOS Y CONSEJOS NACIONALES

VALORACIÓN FINAL

del magisterio nacional y de su Sindicato, para concre-tar ya una Reforma Educativa que eleve la calidad de la educación y que ésta sea otra vez la plataforma de progreso y equidad en México.

Más allá de la responsabilidad con su propia ma-teria de trabajo, el SNTE tiene además todas las con-diciones para acompañar la reconstrucción de las ca-pacidades del Estado en todos sus ámbitos, ya que sus miembros, como trabajadores de la educación y ciuda-danos, al igual que muchos otros mexicanos, saben de la importancia que tiene dar su aportación para que el país alcance un desarrollo económico con bienestar para to-das las familias, y logre también el fortalecimiento de su régimen democrático, en el que se puedan ejercer cabal-mente todos los derechos sociales y políticos, con la ple-na consolidación de un verdadero Estado de derecho, que sea garante real de legalidad, justicia, seguridad y convivencia armónica.

El aporte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tiene gran significación, por su com-promiso, su responsabilidad y, particularmente, por su fortaleza institucional.

La fuerza del SNTE está:

En sus principios. En su indestructible unidad. En que es una organización protegida y amparada en la legislación laboral que existe en México.

La pujanza del SNTE está:

En que agrupa a la fuerza cultural más grande del país, con casi dos millones de trabajadores de la edu-cación, entre activos y jubilados.

En que esos miembros de la organización gremial se encuentran distribuidos de manera privilegiada en todo el territorio nacional, pues en la comunidad ru-ral más apartada, labora, cuando menos, un maestro.

Su fortaleza está en la preparación de sus in-tegrantes, pues:

Entre los docentes y directivos, hay miles con licen-

Page 26: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

24 Programa Nacional de Formación Sindical

ciaturas, maestrías y doctorados. Y los trabajadores de apoyo a la educación cuentan, en promedio, con estudios de secundaria terminada, preparatoria e incluso más elevados.

La trascendencia del SNTE está:

En la comprensión de la función social que desarro-llan sus miembros en favor de la niñez y de la juven-tud del país.

En su identificación con las aspiraciones de madres y padres de familia.

En su compromiso con México y con la educación al servicio del pueblo.

¿qué nos enseña la historia del snte?

Que el SNTE siempre ha luchado por mejorar las con-diciones económicas, laborales, sociales y profesionales

de los trabajadores de la educación. Que el SNTE siempre ha reconocido la importancia

de respetar el régimen jurídico que da fundamento a las ins-tituciones del país, es decir, de respetar el Estado de Derecho.

Que el SNTE siempre ha orientado sus métodos de lucha por los cauces legales e institucionales.

Que sin descartar los otros medios de acción sindical, el SNTE siempre ha privilegiado la negociación laboral, lo cual le ha permitido obtener importantes avances, sin necesidad de suspender clases en las escuelas.

Que la lucha sindical es un proceso permanente. No es asunto de un día. Que lo que hoy no se pudo lograr, más adelante se puede obtener, pues se avanza por eta-pas. Ninguna organización logra el ciento por ciento de sus demandas de la noche a la mañana, utilice los méto-dos de lucha que utilice.

Que debemos estudiar en forma integral, las luchas reivindicadoras del SNTE, derivadas de sus pliegos de demandas, y sus resultados en favor de las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores de la educación, porque hay estudios fragmentarios, que abarcan sólo determinadas etapas.

En ese sentido, carecen de objetividad los libros y es-critos de los estudiosos comprometidos con la CNTE o de otras visiones que se manifiestan adversarias a noso-tros, porque ponen el acento en los métodos de lucha promovidos por los grupos minoritarios del Sindicato, pero no le otorgan ningún valor a la lucha permanente que ha llevado a cabo el SNTE desde que nació.

Pero donde han sucedido, suceden y seguirán suce-diendo las cosas, donde están los hechos principales del accionar del Sindicato, es en sus congresos nacionales y seccionales, y consejos nacionales, así como en el ám-bito de la representación legal, es decir, en los órganos de gobierno del SNTE electos en asambleas estatutarias, tanto nacionales, como seccionales, delegacionales, de centro de trabajo y de escuela.

La huelga, los paros, y las movilizaciones, son medios de acción sindical, pero no son los únicos. En todos los países, los gobiernos, los partidos, las organizaciones y las personas, diariamente están resolviendo millones de problemas, por medio de la lucha política, la acción legislativa, la adecuada utilización de los medios de co-municación social y medularmente por la negociación, el diálogo, la concertación y los acuerdos, que son instru-mentos consagrados de la democracia en el mundo entero.

OBJETIVO GENERALOfrecer a los trabajadores de la educación una visión

Page 27: 3. Historia del SNTE. SNTE 32
Page 28: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

HISTORIA DEL SNTEhistórica integral e incluyente, documentando las lu-chas reivindicadoras de la organización, así como la aportación extraordinaria de multitud de personajes y dirigentes a la evolución del SNTE, hasta arribar a los estadios de representación gremial en que se ubica ac-tualmente.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS Conocer los esfuerzos de los trabajadores de la educación,

previos a la fundación del SNTE. Contextualizar las condiciones políticas y sociales en

que se crea el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y qué procesos se dieron para que tuviera viabilidad después de sus primeros años de existencia.

Estudiar la fase de estabilidad, consolidación y desa-rrollo del SNTE.

Revisar la evolución de las estrategias de demandas salarial, social, prestacional y profesional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Determinar las aportaciones históricas del SNTE a la educación de México.

1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL SINDICALISMO MAGISTERIAL

El 17 de noviembre de 1917, fue aprobada una ley

con dos artículos relativos a la educación pública, pre-sentada por los diputados Benito Ramírez y Enrique Viesca Lobatón, representantes de Veracruz y Coahuila, respectivamente, en donde se abordaban los temas de la educación que imparta el Estado y el derecho de los trabajadores al servicio de la educación.

En 1920, nació la Liga de Profesores del Distrito Fe-deral, que es considerada la primera agrupación de maestros de carácter sindical, pero que sólo agrupaba a trabajadores de la educación del Distrito Federal.

El 14 de febrero de 1922, se fundó en el Distrito Fede-ral, la Liga Nacional de Maestros Racionalistas, bajo la base de la Liga de Profesores del Distrito Federal.

La primera gran huelga de trabajadores de la educa-ción, apoyada por otras ligas de la federación fue la que realizaron los maestros de Veracruz del 24 de septiem-bre al 16 de octubre de 1927.

El 3 de octubre de 1921, siendo Presidente de la Re-pública Álvaro Obregón, se publicó el Decreto de Crea-ción de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el Diario Oficial de la Federación (DOF). José Vasconce-los fue designado primer titular de la misma, promo-viéndose así la creación artística, se editaron libros en grandes tirajes, se impulsó la enseñanza popular y la labor de los maestros rurales, hostilizados e inclusive asesinados por grupos derechistas.

De 1926 a 1929, durante la Guerra Cristera, los cristeros (grupos religiosos radicales), quemaron escuelas, atacaron a los maestros y trataron de boi-cotear la educación oficial, según ellos por motivos religiosos.

La Confederación Mexicana de Maestros (CMM), se constituyó en la Primera Convención Nacional de Tra-bajadores de la Educación, efectuada en Guadalajara, Jalisco, del 21 al 25 de marzo de 1932.

Page 29: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

27Historia del SNTE

En 1934 se formó la Liga de Trabajadores de la Ense-ñanza, con representación en gran parte del país, y por primera vez con vínculos internacionales ya que estaba afiliada a la Internacional de Trabajadores de la Ense-ñanza (ITE), con sede en París.

El 20 y 21 de abril de 1935, se dio origen al Frente Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FUN-TE), que fue el primer intento de organizar en forma nacional y unitaria a los trabajadores de la educación, en el que participaron la Confederación de Organiza-ciones Magisteriales, la Federación de Maestros Socia-listas, la Liga de Trabajadores de la Enseñanza, y hasta la Confederación Mexicana de Maestros (CMM); pero posteriormente esta última se retiró, con la pérdida de una parte de sus adherentes que siguió militando en el FUNTE.

Del 8 al 15 de diciembre de 1935, se llevó a cabo el Primer Congreso Nacional de Unificación Magisterial, que tuvo lugar en la Ciudad de México, del cual surgió la Confederación Nacional de Trabajadores de la Ense-ñanza (CNTE), como antecedente directo de lo que hoy es nuestra organización sindical.

Un acontecimiento que influyó señaladamente en el magisterio fue la constitución de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), en el Congreso de Uni-ficación Proletaria, celebrado en la ciudad de México, del 21 al 24 de febrero de 1936, ya que en esa reunión participó un gran número de maestros, quienes se afi-liaron a la citada agrupación.

Del 6 al 9 de febrero de 1937, se realizó en la ciudad de Querétaro un Congreso de Unidad, en el que la CNTE y la CMM se declararon disueltas para construir la Federación Mexicana de Trabajadores de la Enseñanza (FMTE).

Aun perteneciendo a la CTM, previa convocatoria de la misma, se llevó a cabo el Congreso Constituyentes del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la Repú-blica Mexicana (STERM), en la ciudad de México, del 17 al 20 de febrero de 1938.

El Congreso del STERM continuó sus trabajos con el apoyo de la CTM, pues incluso las credenciales de delegados efectivos eran firmadas por Vicente Lombar-do Toledano y Fidel Velázquez, Secretario General y de Organización y Propaganda de la organización obrera, respectivamente.

En diciembre de 1941, se fundó en Querétaro, el Sin-

dicato Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (SUNTE), que a pesar de que no tenía registro legal lo-gró convertirse en el “organismo que controlaba el ma-yor número de maestros”.

La representación del SUNTE, la tuvo en el proceso de formación del SNTE, el profesor Valente Lozano Cenice-ros, quien no era el Secretario General, sino el Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional.

En lo relativo al régimen jurídico de los trabajadores al servicio del Estado, dentro de los cuales se encuen-tran los trabajadores de la educación, en 1931 se aprobó la Ley Federal del Trabajo, que no resolvía su naturaleza jurídica y por tanto se encontraban en esa indefinición que los llevaba a pertenecer a la CTM.

El 8 de julio de 1935 se integró la Alianza de Orga-nizaciones de Trabajadores del Estado (AOTE), que en septiembre del año siguiente, tomó el nombre de Federa-ción Nacional de Trabajadores del Estado (FNTE), como antecesora de la Federación de Sindicatos de Trabajado-res al Servicio del Estado (FSTSE), que se constituyó de manera formal, el 29 de octubre de 1938.

A partir de ello, y ya resuelto el ámbito de competen-cia de los trabajadores al servicio del Estado, se integró un Comité Coligado de Unificación Magisterial que fue aprobado por el presidente de la República como la úni-ca representación de los maestros para todos los efectos laborales y sindicales, con lo cual se abrió la posibilidad de integrar un Congreso Constituyente para una Orga-nización Nacional y Unitaria.2. CONSTITUCIÓN DEL SNTE Y SUS PRIMEROS AÑOS

Para la realización del Congreso Constituyente del SNTE, previamente se realizaron congresos en los es-

Page 30: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

28 Programa Nacional de Formación Sindical

tados y territorios, con base en la Convocatoria que el 23 de septiem-bre de 1943, dio a conocer el Comité Coligado de Unificación Magiste-rial.

Aunque a la clausura del Con-greso Nacional de Unificación no asistió el presidente de la República, sí acudió el secretario de Goberna-ción, Miguel Alemán, con lo cual se demostraba públicamente el valor de la reunión. También se contó con la presencia del licenciado Vicente Lombardo Toledano, quien pro-nunció un discurso muy aplaudido y muy eficaz, en el que se refirió en términos amistosos al nombra-miento del nuevo titular de la SEP.

Con la llegada de Jaime Torres Bodet a la Secretaría de Educación Pública, se emprendió una política educativa, cuyos aspectos medula-res eran la Campaña Nacional con-tra el Analfabetismo, el Programa Federal de Construcción de Escue-las y la capacitación de los maestros no titulados.

Por Decreto Presidencial del 23 de marzo de 1944, se creó el Comité Administrador del Programa Fe-deral de Construcción de Escuelas (CAPFCE), organismo encargado de coordinar y unificar el esfuerzo de los diferentes órdenes de gobier-no en la construcción y equipa-miento de escuelas.

Con la Fundación del Instituto Federal de Capacitación del Magis-terio (IFCM), el 30 de diciembre de 1944 se reforzó más la estabilidad laboral en el ámbito educativo.

El CEN del SNTE envió 1,180 adhesiones de trabajadores de la Secretaría de Educación Pública, que correspondían a los delegados al Congreso Constituyente, y la de-más documentación requerida, por lo que mediante acuerdo del 15 de

julio de 1944, se aprobó el registro definitivo. Con ello se regularizó la relación laboral de la SEP con los trabajadores de la educación y con su presentación sindical.

Uno de los acuerdos del I Con-sejo Nacional Ordinario del SNTE, fueron el homenaje que se le hizo a Vicente Lombardo Toledano y su incorporación como miembro de la Sección X; el apoyo a la lucha del Sindicato de Trabajadores de Irriga-ción y a los Ixtleros del Norte; y que la participación política se realizara por medio del Partido de la Revolu-ción Mexicana (PRM).

Luis Chávez Orozco, primer Se-cretario General del SNTE presentó en el II Consejo Nacional Ordina-rio su renuncia irrevocable al cargo de Secretario General del CEN del SNTE.

En 1946 entró en vigor un instru-mento legal que, con todas sus limi-taciones, contribuyó a dar estabili-dad laboral al magisterio del país. Éste fue el Reglamento de las Con-diciones de Trabajo del Personal de la Secretaría de Educación Pública.

3. ESTABILIDAD, CON-SOLIDACIÓN Y DESA-RROLLO DEL SNTE

En 1949 se llevó a cabo la reunión del II Congreso Nacional Ordinario del SNTE donde se pusieron de ma-

nifiesto los problemas que existían con la FSTSE, ya que se acordó lu-char por la democratización y la au-tonomía de esa organización.

En el II Congreso Nacional Ordi-nario del SNTE se eligió al Comité Ejecutivo Nacional, encabezado por el ingeniero Jesús Robles Mar-tínez, originario de Colima, como Secretario General, para el periodo 1949-1952, aunque su liderazgo, que ejerció primero, a través de la Fracción Nacional Revolucionaria de los Trabajadores de la Educación, perduraría hasta el 22 de septiembre de 1972.

En los primeros meses de 1950 el magisterio recibió una buena noti-cia: El Sanatorio Fajer fue adquirido por el Gobierno Federal y se anun-ció que se acondicionaría con un costo aproximado de 23 millones de pesos para ponerlo al servicio de los maestros mexicanos.

El Sanatorio Fajer, hoy Centro Médico Nacional “20 de Noviem-bre”, del ISSSTE, se encuentra ubi-cado en la ciudad de México.

En lo que hace al secretario ge-neral, se reconoce que Jesús Robles Martínez contribuye en mucho a la consolidación del Sindicato, lo cual si bien es cierto, no se deben me-nospreciar las grandes aportaciones que en ese sentido hizo también Gaudencio Peraza Esquiliano.

En 1953 se llevó a cabo el III Con-greso Nacional Ordinario del SNTE y se nombró al nuevo Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, en el que resul-tó electo como Secretario General el profesor hidalguense, Manuel Sán-chez Vite, quien era Secretario de Prensa y Propaganda en el órgano de gobierno que terminaba su res-ponsabilidad sindical y, anterior-mente, de 1947 a 1949, fue Secreta-

Page 31: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

29Historia del SNTE

rio General de la Sección IX del Distrito Federal.

La gratificación anual denominada aguinaldo para los servidores públicos, entre los cuales se encuentran los trabajadores de la educación, se entregó por primera vez en diciembre de 1954.

Para crear las bases de la “Editorial del Magisterio”, se fundó un taller de imprenta modesto, pero que ha llenado las finalidades para las que fue planeado y se tiene el propósito de mejorarlo para que se cumpla su objetivo con mayor amplitud. Este es el antecedente de lo que hoy son los talleres gráficos de la Editorial del Magisterio “Benito Juárez.

En el ámbito de la vida interna, en el III Consejo Na-cional Ordinario se abrogo el Estatuto vigente y se apro-bó un nuevo Estatuto; entre los cambios más notables, estaba el Artículo 44 que señalaba que los Comités de Sección durarán en su cargo tres años y serán electos en Con-greso Seccional, por el voto directo y secreto de la mayoría de los delegados acreditados ante el Congreso.

Continuó la inconformidad de muchos maestros del D.F. con la solución a que se había llegado, por lo que se inició un movimiento encabezado por el profesor Othón Salazar Ramírez, por medio del cual se cons-tituyó un Comité de Lucha Pro Pliego Petitorio y De-mocratización de la Sección IX del SNTE, y luego al Movimiento Magisterial, del cual surgió el Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM), en 1957.

En el marco de las labores del X Consejo Nacional Or-dinario se llevó a cabo la inauguración de la unidad de servicio social “Casa del Maestro”, ubicada en el Distri-to Federal, y la cual se utiliza para que los trabajadores de la Educación que son de provincia puedan habitarla cuando se tengan cargos de representación nacional, y por ese motivo tengan que cambiar de residencia al Dis-trito Federal.

En el plano material el CEN encabezado por Enrique W. Sánchez, adquirió el predio de Venezuela No. 36 de la ciudad de México, a fin de ampliar la Editorial del Magisterio, que puso en marcha el propio Comité Ejecu-tivo Nacional. El valor del inmueble fue $405,467 pesos.

Jaime Torres Bodet fue nombrado, por segunda vez, secretario de Educación Pública. Se puso en práctica el Plan de Once Años, que tuvo como principal objetivo ampliar la cobertura de la educación primaria; el Ins-tituto Federal de Capacitación del Magisterio se des-

concentró, aumentó los servicios y expandió sus acti-vidades en forma más acentuada, y se creó la Comisión Nacional de los Libros de Textos Gratuitos, dependiente de la propia Secretaría de Educación Pública.

Se abrogó la Ley de Pensiones Civiles de Retiro y en-tró en vigor la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En 1959 destacó la demanda permanente de nivela-ción de sueldos de los maestros estatales y municipales, con relación al magisterio federal.

El 31 de octubre de 1961, el ingeniero Jesús Robles Martínez tomó posesión en el cargo de Secretario Ge-neral de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).

EL CEN decidió promulgar la Declaración de Guada-lajara, en defensa del Artículo 3° Constitucional, del libro de texto gratuito, y de la obra educativa de la Revolución.

En la Segunda Conferencia Nacional de Educación se encuentra el antecedente de la Universidad Pedagógica Nacional, pues se propuso la creación de una institu-ción de estudios superiores para lograr la profesionali-zación del magisterio.

El 30 de julio de 1971, Carlos Olmos Sánchez tomó posesión como presidente del Congreso del Trabajo, en un acto encabezado por el presidente Luis Echeverría.

4. NUEVA ESTRATEGIA SALARIAL Y PARTICIPACIÓN POLÍTICA DEL SNTE

El 28 de diciembre de 1972, se creó el Fondo de la Vi-vienda ISSSTE (FOVISSSTE), con la aportación de los organismos y entidades del sector público, del cinco por ciento sobre el salario básico del trabajador.

El 14 de diciembre de 1973, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, El Nuevo Reglamento de Es-calafón de los Trabajadores al Servicio de la Secretaría de Educación Pública, que abrogó el que estaba vigente desde el 22 de diciembre de 1947.

En el plano sindical en este lapso se realizaron además los Primeros Juegos Deportivos y Eventos Culturales del Magisterio Convocados por el CEN del SNTE.

El 4 de febrero de 1974, el X Congreso Nacional Or-

Page 32: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

30 Programa Nacional de Formación Sindical

dinario culminó con la elección del nuevo Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, teniendo como Secreta-rio General a Carlos Jonguitud Ba-rrios.

El 15 de mayo de 1976, el propio presidente de la República inauguró la Editorial del Magisterio “Benito Juárez”, ubicada en la calle Héroe de Nacozari No. 23, de la ciudad de México.

El 25 de agosto de 1978, nació la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Una obra material de gran impor-tancia en este periodo fue la cons-trucción, con un costo que rebaso los 130 millones de pesos, del edifi-cio del SNTE, ubicado en Venezue-la No. 44, de la ciudad de México, inaugurando por el presidente José López Portillo, el 15 de mayo de 1978.

Surge en el seno del Sindicato la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), como producto de un foro nacional realizado por los grupos disidentes, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, del 17 al 18 de diciembre de 1979. Se debe subrayar, que este organismo pese a que sus medios de acción sindical rebasan muchas veces el marco institucional y legal, siempre ha reconocido su pertenen-cia al Sindicato Nacional de Traba-jadores de la Educación.

El 2 de enero de 1981, fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación reformas a la Ley del ISSSTE, entre las que sobresale la modificación al artículo 136, para establecer que las cuantías de las ju-bilaciones y pensiones se incremen-ten al mismo tiempo y en la misma proporción que los salarios de los trabajadores en activo. Se le hizo a

este numeral una edición también, para que los jubilados y pensiona-dos tuvieran derecho a un aguinal-do anual.

El 13 de mayo de 1987, nace el Es-quema de Educación Básica, mode-lo técnico-pedagógico y laboral que se implantó en este nivel, a partir del 1° de noviembre de 1987.

5. PLURALIDAD POLÍTICA Y SINDICAL

El CEN convocó al XIV Conse-jo Nacional Extraordinario, que tuvo lugar en la ciudad de México, los días 30 y 31 de marzo de 1989. En esta reunión, el titular de la SEP anunció que por disposición pre-sidencial se establecería el salario profesional para los maestros, así como el Sistema de Carrera Magis-terial.

La propia CNTE afirma que el 22 de febrero de este año, participaron 100 mil profesores y profesoras que “cimbraron al Distrito Federal con una impresionante manifestación, y que en el paro del 17 de abril al 15 de mayo se involucraron más de 750 mil trabajadores de la edu-cación en casi todos los estados del país, pero en realidad es que esos cálculos resultan poco objetivos.

El primer resolutivo en el tema de Programas de Desarrollo Social, fue la creación del Fideicomiso de Vivienda del Sector Magisterial, la creación del Fondo de Ayuda para el Retiro, el Sistema Nacional de Abasto del Magisterio y el Sistema Nacional de Becas del SNTE.

Ante el impulso e iniciativa del SNTE, el Gobierno Federal auto-rizaba la implantación del Fondo de Retiro de los Trabajadores de la

Educación.

El II Congreso Nacional Extraor-dinario se llevó a cabo en la ciudad de México, del 22 al 26 de febrero de 1992. Los trabajos fueron inaugura-dos por el presidente, Carlos Salinas de Gortari, resultando electa Elba Esther Gordillo como Secretaria General del CEN del SNTE.

El 18 de mayo de 1992, el titular de la SEP, la secretaria general del CEN del SNTE y los gobernadores de los estados, firmaron el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB).

El ANMEB asumía el compromi-so de preservar tres asuntos funda-mentales: El carácter nacional de la educación, el financiamiento edu-cativo y todos los derechos de los trabajadores.

El Gobierno Federal acorda-ba establecer Carrera Magisterial; que se iniciaría en el Ciclo Esco-lar 1992-1993; y que los factores a considerar para poder incursionar en el sistema, eran: La preparación académica, la atención a los cursos de actualización, los conocimien-tos del maestro, el desempeño en la docencia y la antigüedad en el ser-vicio y en los niveles de la propia Carrera.

El SNTE se hizo cargo del in-mueble ubicado en Leandro Valle No. 20 de la ciudad de México, que albergó a la Biblioteca Nacional de Educación, y que ahora es el Cen-tro Cultural del México Contem-poráneo.

El 12 de mayo de 1933, con la partici-pación del SNTE y de la Confederación de Educadores Americanos (CEA), se creó la entidad que ahora es el Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IESSA).

Page 33: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

31Historia del SNTE

El SNTE y la representación magisterial en el Con-greso de la Unión, tuvieron una destacada participación en el proceso legislativo que culminó con la aprobación de la Ley General de Educación publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 13 de julio de 1993.

El Sindicato creó la Fundación SNTE para la Cultura del Maestro Mexicano, establecida en el artículo 93 del Estatuto como asociación solidaria del Sindicato.

En el tema 4 del XVI Congreso Nacional Ordinario, la asamblea resolvió pugnar por la formación de una comisión SEP-SNTE, que formulara un diagnóstico so-bre la articulación, integración y estructura del Sistema Nacional de Formación, Actualización, Capacitación y Superación Profesional del Magisterio.

El 2 de julio de 2000 obtuvo el triunfo el candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Vicen-te Fox Quesada, con lo que se da la primera gran alter-nancia política en el país.

En septiembre de 2000, el SNTE promulgó la Decla-ración de Guadalajara, un Proyecto educativo, en un proyecto de la nación, que avizoraba una organización Sindical en la nueva realidad de país.

Entre los resultados del Compromiso Social por la Cali-dad de la Educación firmado en 2002, y de la participación activa del SNTE, se encuentran los siguientes: Se estable-ció en el Artículo 3° Constitucional la obligatoriedad de la educación preescolar; se creó en 2002 el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y se promovió la refor-ma al artículo 25 de la Ley General de la Educación.

En el marco del cumplimiento de los acuerdos sus-critos por el Sindicato en el Compromiso Social por la Calidad de la Educación, el SNTE promovió el Primer Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros, que se realizó en febrero de 2003, en el Auditorio Nacio-nal de la ciudad de México.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educa-ción, participó activamente en la formación de la Fede-ración Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (FEDESSP), que se constituyó formalmente el 27 de fe-brero de 2004.

El 31 de marzo de 2007, se publicó en el Diario Ofi-cial de la Federación, la Nueva Ley del Instituto de Se-guridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El 15 de mayo de 2008, se puso en marcha la Alianza por la Calidad de la Educación, acuerdo signado entre el Gobierno Federal y los maestros representados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En 2008, en el marco de la Alianza por la Calidad de la Educación, el SNTE cedió la parte que por ley le co-rrespondía de otorgar el 50 por ciento de las plazas, a fin de garantizar que los futuros docentes tuvieran el perfil más adecuado, para lo cual formuló la propuesta al Gobierno Federal, para que las plazas de nuevo ingreso al servicio educativo estuvieran sujetas a un examen de opo-sición.

El 31 de mayo de 2011, la SEP y el SNTE suscribieron un documento que se denominó Acuerdo para la Evaluación Básica, en un acto en el que se contó con la presencia del presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

En la XXXI Sesión Extraordinaria del Consejo Na-cional del SNTE, que se llevó acabo en la ciudad de Mé-xico; los días 7 y 8 de junio de 2011, el Maestro Juan Díaz de la Torre, fue electo para el cargo de Secretario General Ejecutivo del CEN del SNTE.

1000 Becas Bicentenario surgió de la propuesta del SNTE, para celebrar el Bicentenario de la Independen-cia y el Centenario de la Revolución de la forma más constructiva: con acciones para estimular, impulsar y apoyar una educación de calidad.

Del 14 al 16 de junio de 2012 se realizaron en Puerto Nuevo, Baja California, los trabajos de la Etapa Nacio-nal del V Congreso Nacional de Educación y del Tercer Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros organizados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En el Consejo Nacional celebrado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, los días 27 y 28 de febrero de 2013 se eligió como Presidente del Consejo General Sindical del SNTE, al Mtro. Juan Díaz de la Torre.

Page 34: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

NOTA FINAL:

Ambos textos son resumen del libro “Visión colectiva de una profesión: SNTE” de Juan Díaz de la Torre,

José Guadalupe Montaño Villalobos, Alfonso Cepeda Salas y Víctor Hugo Calvillo Mendoza.

Page 35: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

EJES ESTRATÉGICOS

Comunicación

Defensa del Artículo 3º Constitucional Calidad de la

educación

Corresponsabilidad social

Certeza laboral

Cercanía entre dirigentes yagremiados

Transparencia y rendición de resultados

Sindicalismo de servicios

Page 36: 3. Historia del SNTE. SNTE 32

MisiónRepresentar, defender y reivindicar los derechos y conquistas de los trabajadores de la educación.

Impulsar desde nuestro ámbito, con liderazgo, pasión e inspiración, una educación pública de

del Artículo 3° Constitucional.

VisiónSer un Sindicato moderno, innovador y

agremiados, que concentra su atención en fortalecer la dignidad, el orgullo de ser maestro y el reconocimiento social en la tarea de la educación.

Valores•Unidad •Honestidad •Vocación

•Lealtad •Disciplina